Conecte con nosotros

África

Argelia rompió relaciones diplomáticas con Marruecos y una guerra se avecina

Publicado

en

Argel acusó de “acciones hostiles” a Rabat, en medio del conflicto por la soberanía sobre la región del Sáhara Occidental. Estos países que ya fueron a la guerra en el pasado, podría estar al borde de otro estallido bélico.

Argelia anunció este martes que rompió definitivamente sus relaciones diplomáticas con Marruecos, una movida que intensifica el conflicto bélico entre ambas naciones.

Actualmente Argelia y Marruecos se encuentran en una guerra fría —y no tan fría— por la soberanía sobre la región del Sáhara Occidental. El gobierno marroquí con sede en Rabat reclama ese territorio como propio, mientras que Argel asegura que ese estrecho de desierto le corresponde al pueblo saharaui, quienes hace varias décadas impulsan una guerrilla contra Marruecos liderada por el Frente Polisario para reclamar por su independencia.

“Argelia decidió romper relaciones diplomáticas con el reino de Marruecos a partir de hoy”, declaró el ministro argelino de Relaciones Exteriores, Ramtane Lamamra, en una rueda de prensa. El ministro acusó a Rabat de llevar a cabo “acciones hostiles contra Argelia”.

“Los servicios de seguridad y la propaganda marroquíes libran una guerra vil contra Argelia, su pueblo y sus dirigentes, lanzando rumores y difundiendo informaciones maliciosas e incendiarias”, declaró el funcionario argelino, quien además lamentó el comportamiento de Marruecos, que conduce “al conflicto en lugar de a la integración en la región” del Magreb.

Horas más tarde, el ministerio marroquí de Relaciones Exteriores lamentó la ruptura anunciada por Argelia y rechazó “los pretextos falaces y absurdos que la sustentan”.

A fines de julio, el rey Mohamed VI de Marruecos se lamentó por las “tensiones” con Argelia, e invitó al presidente argelino Abdelmadjid Tebboune a “trabajar al unísono para el desarrollo de las relaciones” entre ambos países.

Pero el gobierno socialista argelino considera que las relaciones son irreparables, especialmente luego de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel, que fue impulsada por el ex presidente Trump a cambio del reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Esto atizó las tensiones con Argel, que denunció “maniobras extranjeras” para desestabilizarlo.

Históricamente fue España quien se encargó de mantener la paz entre estas dos naciones, pero en los últimos años la debilidad del gobierno español trajo nuevamente los conflictos geopolíticos en el norte africano.

Relaciones destruidas hace décadas

Estos dos países ya han ido a la guerra en el pasado, y su relación viene siendo uno de los focos de conflicto en el norte de África desde hace más de 50 años.

En la década del ’60, en el contexto de la Guerra Fría, Marruecos (respaldado por Estados Unidos y el bloque capitalista) fue a la guerra contra Argelia (respaldada por la Unión Soviética y el bloque comunista). El conflicto bélico conocido como la Guerra de las Arenas no dio un ganador claro y se llegó a un cese al fuego luego de 8 meses, pero las tensiones entre los países nunca se reacomodaron.

En 1976, el conflicto entre los dos países volvió a aparecer, y hubo una suspensión de las relaciones diplomáticas, cuando un 7 de marzo de ese año, Argelia reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), autoproclamada por los independentistas del Frente Polisario en la región del Sáhara Occidental.

Ya desde la semana pasada, Argelia había militarizado la frontera con Marruecos y puso nuevos controles de seguridad en las fronteras del oeste. La frontera entre ambos países está oficialmente cerrada desde el 16 de agosto de 1994, cuando hubo otro colapso diplomático entre las dos naciones.

Estos anuncios tuvieron lugar tras una reunión extraordinaria del Alto Consejo de Seguridad argelino centrado en los devastadores incendios que causaron al menos 90 muertos en el norte del país, acusando a Marruecos de estar implicado en los fuegos.

No sería una sorpresa que estos dos países terminen yendo a la guerra nuevamente y que una victoria finalmente defina la situación geopolítica del Sáhara Occidental.

África

Facebook censura la página de una ONG que aboga por detener el genocidio cristiano en África

Publicado

en

El grupo Meta, dueño de Facebook, Instagram y Whatsapp, le prohibió a una ONG católica del Reino Unido seguir haciendo publicidad en sus redes, además de bloquear sus cuentas de Instagram y Whatsapp.

Meta, el gigantesco grupo propiedad de Mark Zuckerberg, comenzó una brutal campaña de censura contra la ONG católica británica Ayuda a la Iglesia en Necesidad (ACN, por sus siglas en inglés), que se enfoca por recaudar fondos y enviar ayuda a los cristianos perseguidos en el continente africano y Oriente Medio.

A partir de ahora, la ACN tiene prohibido hacer publicidad en sus redes sociales y está bloqueada de Instagram y Whatsapp, tras difundir su campaña contra la violencia hacia las mujeres cristianas en África y los países islámicos.

La ONG había emitido un reporte llamado “Escucha sus Llantos” en el que detallaba con testimonios los actos de violencia, generalmente sexual, contra las mujeres cristianas en Egipto, Pakistán, Siria, Iraq y Nigeria, entre otros.

Este reporte, que expone la violencia de la religión musulmana, fue marcado por Facebook como “ofensivo, desinformativo y violento”. Según la red social, un importante número de usuarios denunciaron la campaña que se llevó a cabo en Facebook en base a este reporte, y “por las dudas” decidieron censurarlo.

Hasta el momento, Meta no ha logrado justificar cómo es que una campaña que expone la violencia contra las mujeres puede ser agresiva, y por ende no podría ser difundida en las mismas, a pesar de los pedidos de ACN de revisar la cuestión.

Además, tampoco ha podido justificar por qué si una campaña de difusión es censurada, toda la cuenta en la red social es suspendida, lo que implica que ACN no puede recolectar donaciones ni compartir otras campañas de difusión.

Facebook atravesó un escándalo similar en 2021 tras prohibir el hashtag #SaveTheChildren (“#Salva a los Niños”), que fue tendencia en Estados Unidos y pedía detener el tráfico y la prostitución de menores de edad en todo el mundo. Hasta la fecha, Meta no ha podido explicar por qué censuró ese trending topic.

Seguir Leyendo

Malí

La CEDEAO embarga a Mali y deja al gobierno golpista al borde del colapso

Publicado

en

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental anunció un embargo total a Mali tras la desviación anti-democrática presentada en una hoja de ruta y deja al gobierno golpista al borde del colapso económico y social.

Tras una presentación fallida de una hoja de ruta de la Junta Militar de Mali ante la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la organización multinacional anunció un embargo total al país miembro.

En la hoja de ruta, propuesta el 3 de enero, los militares malienses dirigidos por el coronel y líder del golpe de Estado Assimi Goita que lo llevó al liderazgo nacional el 27 de agosto de 2020 y a la presidencia de facto el 7 de junio de 2021, fijaron las siguientes fechas:

  • Diciembre 2023: Reforma constitucional.
  • Junio 2024: Elecciones regionales.
  • Mayo 2025: Elecciones parlamentarias.
  • Enero 2026: Elecciones presidenciales.

La hoja de ruta, discutida por los Estados miembros de la CEDEAO el 9 de enero, claramente no ha logrado satisfacer las expectativas de ninguna forma, ya que las fechas que se brindan en la misma son muy distantes. Mientras que los países democráticos de la organización esperaban elecciones en este mismo 2022, las presidenciales fijadas por los militares serían recién en 4 años.

Cumbre de la CEDEAO en Ghana. Enero 2022.

Por esto, el embargo total y bloqueo impuesto por el importante grupo regional de 15 países no se ha tardado e incluye:

  • Congelamiento de la asistencia financiera y suspensión del comercio (salvo bienes de primera necesidad): Fuerte golpe a la economía de Mali, muy dependiente de las ayudas externas. Esto perjudica a la Junta Militar, que tendrá que buscar soluciones desesperadas para evitar una crisis que provoque manifestaciones masivas.
  • Cierre de fronteras y expulsión de embajadores: Duro contragolpe al proceso diplomático y social, que deja al país aislado de sus socios y viene con un claro costo económico consigo.
  • Congelamiento de activos financieros malienses en socios de la CEDEAO: Los miembros de la alta esfera política y de la Junta Militar reciben un ataque personal, con el congelamiento de activos financieros individuales y empresas (apropiadas por burócratas en buena parte) en el exterior.

Como era de esperar, el gobierno “de transición” de Goita lanzó un comunicado condenando las medidas adoptadas por la CEDEAO, pero declarando su abierta disposición a continuar el diálogo mutuo.

Horas tras el anuncio de la CEDEAO, la Junta Militar de Guinea, liderada por el coronel golpista Mamady Doumbouya quién realizó un golpe de Estado el 5 de septiembre de 2021, declaró que no se adherirá a las nuevas medidas de la CEDEAO y que apoya a su aliado Mali. Sin embargo, esta acción estaba llamada a suceder, ya que Guinea, al igual que Mali, tiene su membresía de la organización suspendida desde su respectivo golpe de Estado.

El embargo a Mali llega en un contexto en el que se sustituye como principal aliado internacional a Francia por Rusia. A fines de 2021, el gobierno liderado por Emmanuel Macron retiró a sus tropas del norte del país (en condena por el golpe), provocando una suerte de vacío de poder diplomático aprovechado por Rusia, que posicionó en las antiguas bases francesas a instructores militares y soldados rusos.

Esta situación de influencia rusa hizo que ahora, tras las sanciones impuestas por la CEDEAO, Francia y la Unión Europea anuncien conjuntamente su apoyo a las duras políticas.

Seguir Leyendo

Líbia

Se cancelan las elecciones en Libia a días de su celebración y crece la tensión entre los Ejércitos de la guerra civil

Publicado

en

Las elecciones presidenciales en Libia, acordadas por los generales de ambos ejércitos en guerra civil, fueron canceladas. Preocupa que se podría poner fin al alto al fuego y los combates estarían cerca de estallar nuevamente.

Las elecciones presidenciales en Libia, programadas para este viernes 24 de diciembre, se cancelaron faltando menos de una semana para su celebración. La Comisión Electoral fijó como nueva fecha el 24 de enero de 2022, pero no hay certezas de que se vayan a llevar a cabo tampoco.

El proceso de paz logrado con el alto al fuego de agosto de 2020 puso fin a una histórica guerra civil comenzada tras el derrocamiento y linchamiento del dictador Muammar Gadafi, en 2011.

Diez años después de la “Primavera Árabe“, cuando el país se partió en dos y comenzó una brutal guerra civil entre los adeptos a las autoridades del Parlamento y los seguidores del Poder Ejecutivo, parecía que el país finalmente había llegado a la paz.

En esta importante corriente de cambios, las elecciones constituyen un punto clave y permitirían al extenso país africano decidir libre y democráticamente su nuevo jefe de Estado luego de décadas de autoritarismos y corrupción.

La Comisión Electoral de Libia se enmarca en el Foro de Diálogo Político Libio, que es la organización encargada del proceso de vuelta a la democracia en el país, constituido por ambas fuerzas beligerantes. Hasta el momento su objetivo se viene logrando con un buen ritmo, algo probado en febrero de este mismo año, cuando se formó un Gobierno de Unidad Nacional provisorio.

Sin embargo, el revés del aplazo por un mes de las elecciones pone en duda la continuidad de los avances, ya que vuelven a poner sobre el tablero político la fuerte inestabilidad que atraviesa hace tiempo el país, fomentada por la rivalidad y la polarización entre los diversos actores y sus respectivos aliados internacionales.

El ex Poder Legislativo, encabezado por el general Jalifa Haftar, tiene el respaldo de Rusia, mientras que el ex Poder Ejecutivo, comandado por el ex primer ministro Fayez al-Sarraj está respaldado por Turquía.

A fines de 2020, el entonces presidente Donald Trump negoció entre Putin y Erdogan un alto al fuego, pero desde su salida de la Casa Blanca, este proceso de pacificación ha quedado en manos de los diplomáticos rusos y turcos, y las negociaciones se han estancado.

La cancelación era previsible incluso desde antes del comienzo de la semana, cuando faltando tan poco tiempo para los comicios no había siquiera lista oficial de candidatos.

Reunión del Foro de Diálogo Político Libio. auspiciada por el gobierno de Túnez y la ONU.

Este escándalo, que disgustó fuertemente a la ciudadanía, provocó que Emad Sayed, presidente de la Alta Comisión Electoral Nacional (HNEC), haya decidido dimitir en bloque este miércoles 22 de diciembre junto a otros dirigentes de la institución.

A su vez, las preocupaciones sobre la seguridad en la capital, Trípoli, crecieron tras los reportes de movilizaciones de armamento militar y grupos de soldados en los suburbios y alrededor de la ciudad, marcando un posible indicio de quiebre del alto al fuego.

El principal candidato a las elecciones y que logró llamar la atención en todo el mundo tras su anuncio es Saif al-Islam Gaddafi, licenciado en Ciencias de la Ingeniería, graduado de MBA en Austria y PhD de la Escuela Económica de Londres.

Saif Gaddafi, de 49 años, es el hijo del ex-dictador Muammar Gaddafi y líder del Frente Popular de Liberación de Libia, partido reivindicativo de la gestión de su padre.

Busca ser presidente de Libia y continuar el legado Gaddafi, pero prometiendo un manejo democrático de las instituciones del Estado. De todos modos, Saif tiene un preocupante prontuario. Fue acusado en 2011 por parte de la Corte Criminal Internacional de crímenes contra la humanidad por el asesinato y la persecución de civiles libios, cargos que él mismo ha negado en múltiples ocasiones.

Libya | iLawyer
Saif Gaddafi, hijo del ex dictador, lidera las encuestas en Libia.

La situación política libia es fundamental para la geopolítica mundial, y en especial para Occidente, ya que Libia se convirtió desde la caída de Gaddafi como uno de los mayores puntos de tránsito de los migrantes árabes hacia Europa.

No solo de libios si no de otros migrantes del resto del continente, que aprovechan el éxodo del país africano para subirse a los botes que hacen el peligroso viaje al sur de Europa, y desde allí son aceptados como refugiados en países como Italia, España, Alemania o Francia, donde reciben asistencia estatal, ayuda humanitaria y vivienda.

Libia además es uno de los principales productores de petróleo del mundo, y en medio de la crisis de abastecimiento de hidrocarburos en todo el mundo, llevar estabilidad al país del norte de África es una de las prioridades para la comunidad internacional.

Seguir Leyendo

Trending