Seguinos en redes

África

La derecha triunfa en Malawi y promete tomar una postura más fuerte contra China

El presidente progresista y pro-China fue vencido por el conservador Lazarus Chakwera en una repetición de las elecciones de 2019, luego de que la Corte Suprema indicara que hubo fraude electoral. Chakwera prometió sacar a China del país.

Publicado

en

El pasado 23 de junio se convocaron y celebraron elecciones presidenciales en el pequeño país de Malawi, ubicado en el sur de África, que comparte frontera con grandes países de la zona como Mozambique o Tanzania. 

La jornada electoral fue muy tranquila, a pesar de estar en plena crisis del coronavirus con ya casi 1.000 casos activos en todo su territorio; un enorme número para su población de 18 millones y con la poca cantidad de tests que se han realizado. 

Los 2 principales candidatos fueron el presidente Peter Mutharika, un progresista de centro-izquierda que buscaba su reelección y gobernaba el país desde 2014, y el candidato opositor de marcada ideología conservadora y apodado el “Trump de África”, Lazarus Chakwera, del Partido del Congreso de Malawi.

Malawi, pintado en rojo.

Ad

Estas elecciones fueron cruciales para un país con corta historia democrática; el año pasado, 2019, se llevaron a cabo elecciones presidenciales entre estos mismos dos candidatos, saliendo el presidente Mutharika como ganador, pero bajo múltiples denuncias de fraude electoral y furiosas protestas a lo largo de todo el país, la Corte Suprema tomó el caso y decidió que se repitan los comicios.

Casi 1 año de protestas lograron que todos los candidatos opositores se movilizarán y abrieran una investigación junto a la Corte Suprema de Malawi para determinar si hubo fraude o no. 

Finalmente, los jueces de la Corte Suprema dieron su veredicto: hubo fraude de parte del Colegio Electoral. El presidente Mutharika estuvo a punto de caer en la investigación pero finalmente fue absuelto. Se sospecha que no fue detenido para evitar el caos social que indudablemente iba a ocurrir por las protestas de ambos bandos y se optó porque las elecciones se puedan resolver en paz.

Cientos de manifestantes realizaron protestas en 2019 expresando su rechazo a los resultados fraudulentos de las elecciones. Foto: Amos Gumulira/AFP

Ad

En la jornada electoral la participación fue del 64% del electorado, bastante alta para el país. Chakwera triunfó con casi el 60% de los votos, más de 2,6 millones de malauienses.

Lazarus Chakwera nació en 1955 en una aldea en las afueras de Lilongwe, actual capital del país, cuando el país era colonia inglesa. Hijo de agricultores religiosos de bajos recursos, sufrió desde muy joven los estragos de la pobreza y el hambre y a temprana edad tuvo que lidiar con la muerte de 2 de sus hermanos.

Luego de la independencia de su país en 1966, aprovechó su doble ciudadanía inglesa y completó sus estudios en Sudáfrica, que también se había independizado pero se encontraba bajo la esfera del Reino Unido. Como teólogo, se doctoró en Estados Unidos y vivió unos años en Illinois.

Entró en política recien en 2013 y rápidamente ascendió en los rangos del Partido del Congreso de Malawi (MCP)

El nuevo presidente de Malawi votando.

En su discurso de victoria, Chakwera dio las gracias por su apoyo incansable de parte de la dirigencia del MCP, un partido conservador de derecha de marcada visión anti-comunista y anti-China, el cual le dio la oportunidad de ser su candidato en estas reñidas elecciones. 

Su triunfo terminó con casi 30 años de dirigencia unipartidista del partido Progresista Demócrata, el cual dejó al país con graves problemas de corrupción y un crecimiento económico muy pobre, contrayendo una inmensa deuda con China.

Entre los años 2000 y 2012, hubo por lo menos 21 obras de infraestructura financiadas por China en el país, con prestamos de por ejemplo 70 millones de dólares para la construcción de la ruta Karonga-Chitipa en 2008, otro de 80 millones del Banco de China para construir la Universidad de Thyolo, que nunca se completó como el proyecto inicial había estipulado. Se estipula que la deuda total para con China alcanza los 1.500 millones de dólares y es virtualmente impagable por el pobre país sudafricano.

Chakwera prometió tomar una posición más dura con China y “resolver” este enorme problema que fue generado por anteriores gobiernos, aunque no especificó cómo lo haría.

Después de la ceremonia, presentó a su nuevo gabinete, un equipo conformado por profesionales, empresarios y un gran equipo de economistas de doctrina liberal al mando del ministerio de Finanzas.

Además prometió que en sus 5 años de presidencia va a reducir la corrupción, promover el desarrollo económico, mejorar los índices macroeconómicos, sacar a miles de personas de la indigencia (más del 50% de la población) y se contactará con inversores extranjeros distintos de China para que inviertan en Malawi.

Chakwera jura ante la constitución como presidente de Malawi.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Nigeria

Tras los ataques a iglesias en Nigeria, gobernadores quitan la prohibición de armas y le piden a la población que se arme

Publicado

en

El gobernador de Zamfara ordena la emisión masiva de permisos de portación de armas para contrarrestar los ataques terroristas. Otros gobernadores analizan la medida.

Durante más de una década, los nigerianos que viven en los estados del noroeste del país han sufrido una ola interminable de saqueos, secuestros y asesinatos a manos de pandillas y milicias islamistas. Sin embargo, desde comienzo de año, la violencia se ha tornado más brutal y ya hubo varios atentados terroristas a iglesias católicas en plena misa, donde decenas de feligreses fueron masacrados.

A principios de enero, unas 200 personas fueron asesinadas en Zamfara, en una ola de violencia de dos días, hasta nueve ciudades fueron atacadas y los terroristas dispararon a los ciudadanos en la calle mientras saqueaban y quemaban sus casas.

El pasado 6 de junio, yihadistas abrieron fuego en la iglesia católica de St. Francis y asesinaron por lo menos 50 personas. La portavoz de la policía del estado de Ondo, Ibukun Odunlami, dijo que los hombres armados dispararon por varios minutos indiscriminadamente al público, y luego se inmolaron con explosivos, dejando cientos de heridos más.

La semana pasada, otra ola de terrorismo atacó dos iglesias en el estado vecino de Kaduna, mataron a 8 personas y secuestraron a 38. El comando terrorista, compuesto por varios hombres armados, se cree que pertenece a Boko Haram o al ISIS, dos grupos yihadistas que tienen a Nigeria contra las cuerdas en una interminable guerra religiosa y política.

Los estados de Zamfara y Kaduna, foco de los ataques islamistas.

Esto llevó a un cambio rotundo en la política de seguridad del Estado nigeriano. El gobernador del estado de Zamfara, Bello Matawalle, ha decidido reconocer el derecho a portar armas de los ciudadanos para defenderse de estos ataques. Específicamente, el gobernador ordenó al comisionado de policía que emitiera 500 licencias en cada una de las 19 subdivisiones del estado.

“El gobierno está listo para ayudar a las personas, especialmente a nuestros agricultores, a obtener armas básicas para defenderse“, dijo Ibrahim Magaji Dosara, comisionado policial de Zamfara.

Se espera que en esta primera ronda de la medida, hasta 10.000 ciudadanos en el estado puedan portar libremente. Se pondrá foco en agricultores, transportistas y feligreses. “Si la medida es exitosa, habilitaremos otras 500 licencias en cada distrito, así hasta tener toda la población armada“, concluyó.

Bello Matawalle.

Otros gobernadores aseguran que están analizando implementar la misma medida, especialmente luego de que las Fuerzas Armadas y de Seguridad de Nigeria lanzarán una masiva movilización en el noreste del país, lo cual ha dejado sin apoyo nacional a los estados individuales para enfrentar estos ataques terroristas.

Grupos como Boko Haram, ISIS y los extremistas fulani operan desde bases en bosques remotos donde el terreno hace que las operaciones ofensivas de las fuerzas de seguridad nigerianas sean más difíciles y peligrosas. Las fuerzas de defensa y seguridad de Nigeria están sobrecargadas luchando contra la insurgencia islamista en el noreste del país, y la policía local no tienen el poder de fuego para enfrentar a los guerrilleros fuertemente armados.

Además del dinero que obtienen a través de los saqueos y los secuestros, los terorristas islamistas también controlan las minas de oro en el interior del país, lo que les proporciona recursos adicionales para financiar la compra de armas, y en estos años se han registrado rifles y explosivos de última generación en sus manos.

Seguir Leyendo

Túnez

El dictador de Túnez elimina el Islam de la nueva Constitución y sella la separación de la religión del Estado

Publicado

en

Túnez se convertirá en el segundo país del mundo con mayoría musulmana en eliminar al Islam del Estado, después de Turquía, cuando se apruebe la nueva Constitución de Kais Saied el 25 de julio.

El presidente de facto de Túnez, Kais Saied, confirmó este martes que el texto de la nueva Constitución que se someterá a referéndum el 25 de julio no consagrará el Islam como la “religión del Estado”.

La próxima constitución de Túnez no mencionará un estado con el Islam como religión, solo se hará mención a que el pueblo tunecino pertenece a una umma (comunidad) que tiene el Islam como religión”, dijo el dictador a los periodistas en una conferencia de prensa. “La umma y el estado por primera vez van a ser dos cosas diferentes”, especificó.

Saied recibió el borrador del texto el lunes, un paso clave en su campaña para reformar el estado tunecino después de que cerró el Poder Legislativo y tomó el control de la suma del poder público en julio pasado en un golpe para frenar, lo que él dijo, era un golpe de la oposición.

Sadeq Belaid, el experto legal que encabezó la redacción del texto, dijo a principios de este mes que eliminaría toda referencia al Islam del nuevo documento en un desafío a los partidos islamistas, que son la principal oposición a Saied.

Sus comentarios, refiriéndose principalmente al partido opositor Ennahdha, un partido islamista que ha dominado la política tunecina entre 2011 y 2019, hasta que fue vencido por Saied, son en referencia a la eliminación del primer artículo de la constitución de Túnez que se escribió en 2014, y que su predecesora de 1959 también tenía, que define al país del norte de África como “un estado libre, independiente y soberano. El Islam es su religión y el árabe es su idioma”.

El documento de 2014 fue producto de un consenso entre Ennahdha y sus rivales seculares tres años después de la revuelta que derrocó al dictador Zine El Abidine Ben Ali. Sin embargo, la última frase nunca dejó contentos a los seculares, que ven este artículo como una puerta a la aplicación de la ley sharia en el país.

El nuevo texto, que excluye a las fuerzas de la oposición y es boicoteado por la poderosa confederación sindical UGTT, debe ser aprobado por Saied a fines de junio antes de ser presentado a los votantes el próximo mes.

Sus movimientos han sido bien recibidos por una gran parte de los tunecinos cansados ​​del corrupto y caótico sistema posrevolucionario, pero otros han advertido que está devolviendo al país a la autocracia.

Saied ha pedido durante mucho tiempo un sistema presidencial que evite el estancamiento frecuente que se observa en el sistema mixto parlamentario-presidencialista, y este cambio de la Constitución apunta también a eso.

Ya estableció fechas para unas elecciones legislativas, para este 17 de diciembre, y aseguró que el año que viene habría elecciones presidenciales. Saied parece determinado a convertir, por la fuerza, al país en una nación secular, siguiendo los pasos de Turquía que en 1924 eliminó de su Constitución la mención del Islam como religión del Estado.

Seguir Leyendo

Nigeria

Nuevo atentado yihadista contra iglesias en plena misa en Nigeria: 3 personas asesinadas y más de 40 secuestradas

Publicado

en

Este domingo dos iglesias cristianas, una católica y una evangélica, del noroeste de Nigeria, fueron atacadas por terroristas islámicos, el segundo ataque del mes.

Terroristas islámicos atacaron dos iglesias el domingo 19 de junio en una zona rural del noroeste de Nigeria, en plena celebración de la misa. En los ataques, mataron a tres personas, y se llevaron de rehenes a más de 40 feligreses.

El ataque afectó a un poblado de la zona de Kajuru en el estado de Kaduna, tan solo dos semanas después de la masacre de 40 personas en plena misa de celebración del Pentecostés en la ciudad de Owo. Es el segundo ataque a iglesias cristianas en lo que va del mes.

En esta ocasión, los feligreses asistían a servicios religiosos el domingo en la mañana en la iglesia bautista Maranatha y en la iglesia católica San Moisés, en la comunidad de Rubuh, cuando los agresores llegaron, rodearon las iglesias y abrieron fuego indiscriminadamente, informó la policía local.

El comando terrorista, compuesto por varios hombres armados, se cree que pertenece a Boko Haram o al ISIS, dos grupos yihadistas que tienen a Nigeria contra las cuerdas en una interminable guerra religiosa y política.

En el transcurso del tiroteo, tres personas murieron, mientras que otras sufrieron heridas de diversa gravedad y fueron trasladadas al hospital. Unas 40 personas están desaparecidas y se cree que fueron secuestradas por los yihadistas, una práctica muy común en los ataques terroristas en África.

Antes de que los fieles se dieran cuenta, ya los estaban aterrorizando; algunos agresores comenzaron a atacar dentro de la iglesia y después otros se dirigieron a otras partes”, dijo Usman Danladi, un vecino de la zona que conversó con la agenica AP. Señaló que la “mayoría de las víctimas secuestradas son de la iglesia bautista y las tres asesinadas eran católicas”.

El pueblo de Rubuh ya había sido atacado el el 27 de abril de 2020 y el 5 de enero de este mismo año por este mismo grupo. Por este motivo, tanto los fieles de la iglesia católica como los de la iglesia evangelista decidieron celebrar sus servicios religiosos dominicales a las 7 de la mañana pensando que no atacarían de día. Pero nada frenó a los agresores.

El gobierno del estado de Kaduna confirmó los tres homicidios perpetrados por los radicales islámicos que “irrumpieron en las aldeas en motocicletas; comenzaron en Ungwan Fada, siguieron en Ungwan Turawa, y después en Ungwan Makama y Rubuh”.

Se están llevando a cabo patrullajes de seguridad en la zona en general” conforme proceden las investigaciones, dijo el comisionado de seguridad de Kaduna, Samuel Aruwan.

La Asociación Cristiana de Nigeria condenó los ataques del domingo y denunció que las iglesias del país se han convertido en “blancos” de grupos armados. El gobierno de Muhammadu Buhari no tiene los recursos para enfrentar a estos grupos que masacran a católicos, especialmente desde que estalló la insurgencia de los biafras.

Seguir Leyendo

Tendencias