Conecte con nosotros

Argentina

A pesar de estar renegociando, Alberto Fernández le pagó al FMI el último vencimiento del año

Publicado

en

Las reservas del Banco Central cayeron por debajo de US$ 40.000 millones, y si bien se tienen los DEGs para pagar el vencimiento de febrero del 2022, actualmente la autoridad monetaria no tiene forma de pagar el vencimiento de marzo.

A pesar de su retórica en contra del FMI y amenazando con cortar los pagos, el Gobierno kirchnerista canceló este miércoles el último vencimiento del año con el Fondo Monetario Internacional por un monto total de 1,3 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs), la moneda del Fondo, que equivale a unos US$ 1.855 millones.

Así, Argentina completó pagos por US$ 3.600 millones de dólares este año, en el que Martín Guzmán no falló ni una sola vez en el pago, mientras negocia un nuevo contrato con el organismo internacional.

El problema está en los vencimientos del 2022: Argentina debe pagar en 12 cuotas un total de US$ 13.400 millones el año que viene, y no cuenta con los DEGs suficientes para afrontar ese pago. Es imperativo que el país logre una renegociación porque tal y como están dados los números hoy en día, Argentina debería declararse en default en 2022 contra el FMI.

Con el pago de hoy, el Gobierno queda con las reservas netas contadas para enfrentar con lo que tiene el próximo pago de US$ 1.085 millones que tiene que desembolsar entre el 28 de enero y el 1ro de febrero, pero muy complicado para afrontar el pago por US$ 2.816 millones entre el 21 y el 22 de marzo de este año, razón por la cual el acuerdo con el Fondo debería estar cerrado antes del 22 de marzo, como fecha límite.

Este dinero sale directamente de las Reservas Internacionales del Banco Central. Con este pago de diciembre, las reservas de la entidad monetario quedaron por debajo de los 40.000 millones de dólares, uno de los valores más bajos de la historia.

La situación es incluso más grave si se tiene en cuenta que estos 40.000 millones que se tienen no son de libre disponibilidad, si no que están colocadas en distintos activos que no pueden convertirse en dinero fácilmente.

Por ejemplo, el Swap con China, el Swap con el Banco de Basilea y otros organismos multilaterales, los encajes bancarios que sirven como garantía para los depósitos, y las cuentas en propiedad del Tesoro Nacional.

También se cuentan las reservas de certificados de oro, que por leyes anticorrupción internacionales no se pueden vender de un día para el otro, y por último los Derechos Especiales de Giro (DEGs), la moneda del Fondo Monetario Internacional, que solo puede ser usada para pagarles.

De esta forma, las reservas netas de libre disponibilidad del Banco Central son cero, y actualmente el Gobierno no tiene los recursos líquidos para enfrentar una corrida cambiaria.

Evaluación del FMI: El organismo admite que fue una mala idea prestarle a Argetina en 2018

El pago se concretó en la misma jornada en la que el FMI publicó la Evaluación Ex Post del Stand By de 2018 con la revisión del staff técnico de por qué el programa económico del equipo de Macri falló en estabilizar la economía.

Se trata de la evaluación de rutina que el Fondo hace a los créditos “de acceso extraordinario” -es decir por montos muy superiores a la cuota correspondiente a cada país- que fracasaron. Es la misma evaluación que Alberto Fernández exigió conocer antes de seguir con las negociaciones, un deseo que fue cumplido.

El FMI hace un mea culpa y asegura que debería haberle exigido a Macri que ponga en 2018 un fuerte control de capitales (cepo cambiario) para evitar que el Banco Central pierda dólares, algo bastante absurdo dado que lo hizo en 2019 y perdura hasta hoy 2021, pero la situación de capacidad de pago del país solo ha empeorado.

También asegura que debería haberse puesto firme en la renegociación con bonistas, para generar una estructura financiera que tenga como prioridad los pagos al Fondo.

“En última instancia, la estrategia del programa resultó demasiado frágil para los desafíos estructurales profundamente arraigados y las realidades políticas de Argentina. El problema fundamental fue la falta de confianza en la sostenibilidad fiscal y externa”, concluyó el organismo que dirige Kristalina Georgieva.

Argentina

Moyano presiona a la CGT para que se sumen a las protestas en contra de La Corte

Publicado

en

El dirigente camionero y su clan agitan la interna sindical. Acuña no cede ante la presión. 

Hugo Moyano, junto con su hijo Pablo, presionan a la CGT para que se movilicen en contra de La Suprema Corte. Camioneros adhiere y convoca a la protesta.

Si es algo para reclamar justicia los Camioneros seguramente vamos a participar, dijo el patriarca de la familia sindical. Son tantas las denuncias contra la Corte que se han hecho que hay que corregir esto, agregó.

Por su parte, Pablo que forma parte del triunvirato conductor CGT, dijo que solo, con un camión o con miles, pero acompañando a los trabajadores. Voy a marchar para exigir de una vez por todas que en la Corte Suprema se haga justicia, agregó el hijo de Hugo.

Hugo Moyano fue a la yugular del movimiento sindical, alegando que la Central debe participar y que si no lo hace es porque algunos de sus integrantes son sumisos a los poderes mandantes, en referencia al macrismo.

Históricamente, la CGT se muestra reacia a manifestarse en marchas organizadas por el kirchnerismo, más aún teniendo en cuenta que de la misma participarán la CTA y la CFT. 

Carlos Acuña, otro de los peces gordos, fue a contramano de los Moyano y dijo que la CGT no participó de ninguna reunión vinculada a esa manifestación. A la fecha se desconocen los objetivos de esa concentración, agregó dirigente.

Héctor Dáer, el otro dirigente del triunvirato, no se refirió al tema pero se descuenta que se alineara con Acuña, a menos que Alberto Fernández se pronuncie a favor de la misma. 

Seguir Leyendo

Argentina

Santilli arranca su campaña para ser gobernador de Buenos Aires en 2023

Publicado

en

El ex-ministro de seguridad y vicejefe de gobierno de la ciudad empieza su recorrido por los municipios bonaerenses.

Su gira comienza el jueves 20 de enero en Mar Del Plata, distrito gobernado por el intendente del PRO, Guillermo Montenegro. En paralelo, sueña con ser una figura clave en el armado presidencial de Larreta en 2023. 

No obstante, “El Colo” no la tendrá fácil, internamente el radicalismo encabezado por Manes, el ala de Ritondo o una figura de los intendentes del PRO también querrán disputar la gobernación por el espacio. Por otra parte, la derecha liderada por Milei o Espert, también colocará su figura propia para competir. 

Para eso, el equipo de Santilli pretende mostrarlo como un “político no tradicional” y “cercano a la gente”. Tratando de vincularlo a los sectores populares o marginales del conurbano, lo que en realidad forma parte de una vieja táctica del peronismo provincial

A su vez, pretende lucirse mediante los proyectos de ley que presente en el Congreso, relacionados a los ejes de su campaña pasada. Desde su entorno, también afirman tener un programa de Gobierno “2023-2027”.

Además busca apuntalar a dirigentes de peso propio en los distritos claves de la primera y tercera sección electoral con el fin de tener aceitado su aparato de cara al 23´.

Seguir Leyendo

Argentina

Sigue desplomándose la imagen de Alberto: Seis de cada diez argentinos desaprueba su gestión

Publicado

en

La consultora Management & Fit realizó una encuesta los primeros días de enero y el resultado fue contundente. Un 63,7% de la población desaprueba el mandato del kirchnerismo. 

La encuesta se llevó a cabo en todo el territorio nacional con 2.200 casos con ciudadanos de 16 a 75 años de distintas clases sociales. Las entrevistas fueron realizadas desde el 3 hasta el 10 de enero. 

El resultado de la encuesta es catastrófico para el gobierno, el 63,7% de los participantes desaprobaron la gestión de Alberto. Además, más de la mitad (55,3 por ciento), indicó que votaría por un opositor si las elecciones fueran el próximo domingo. 

Dentro de los campos estudiados, donde se destaca mayor desaprobación es en el segmento de adultos menores de 40 años (66,7 por ciento) y la aprobación más alta está en el segmento mujeres de 40 años o más (30 por ciento). 

Comparando las encuestas anteriores el nivel de desaprobación e indecisos aumentó exponencialmente, mientras que la aprobación disminuyó abruptamente. No obstante, en esta misma comparación, cayó un punto el porcentaje de posibles electores opositores. 

Según la encuesta, las problemáticas que más preocupan a los argentinos son la inseguridad y la suba de los precios. A pesar del constante bombardeo mediático, el aumento de casos de coronavirus no es parte de la discusión central en la población. 

Tres de cada cuatro entrevistados (75,2 por ciento) cree que el campo peor administrado por la gestión es la inseguridad. También se desaprobó contundentemente el manejo económico (69,8 por ciento) y del trabajo (68,8 por ciento).

La visión de los entrevistados no es optimista en ninguno de los campos consultados (las ya mencionadas más salud, educación y obra pública), en todos la desaprobación a la gestión es mayor al 50%.

Seguir Leyendo

Trending