Seguinos en redes

Argentina

Aerolíneas Argentinas suspendió a 7.500 trabajadores pero les seguirá pagando hasta un 75% del sueldo

Aerolíneas Argentinas suspendió 7.500 trabajadores por la inactividad aerocomercial, pero a diferencia del resto de los argentinos que están perdiendo su trabajo estos empleados de la compañía estatal seguirán cobrando hasta un 75% de su salario.

Publicado

en

La compañía estatal Aerolíneas Argentinas anunció que suspenderá unos 7.500 trabajadores durante junio y julio debido a la paralización de su actividad comercial forzada por la expansión del coronavirus.

Estas suspensiones, a diferencia de las que vivencian el resto de los argentinos, serán con goce de sueldo. Los trabajadores afectados cobrarán cerca el 75 por ciento del salario mientras dure la suspensión.

“La crisis sanitaria que atraviesa el mundo es un hecho inédito que dio lugar a la mayor crisis del sector aerocomercial de la historia. En este tiempo, experimentamos una caída en nuestros ingresos del orden del 97%, quedando prácticamente sin otro auxilio financiero que los aportes que recibimos del Estado Nacional”, explicó la empresa en el mensaje.

Las aerolíneas comerciales se han visto duramente afectadas en los últimos meses por el cierre de las fronteras que llevaron adelante numerosos países para tratar de frenar los contagios por coronavirus. 

En Argentina, las compañías deberán esperar al 1ro de septiembre para retomar sus operaciones regulares desde, hacia o dentro de Argentina. Así lo definió la Administradora Nacional de la Aviación Civil (ANAC) a través de la resolución 144/20 que autorizó a reprogramar y comercializar pasajes con fecha de inicio ese mes, aunque la norma aclara que la fecha estará supeditada a la salida ordenada de la emergencia generada por el coronavirus. 

Esto significa que el regreso de los vuelos podría adelantarse o incluso postergarse.

Ad

Desde el 18 de marzo, Aerolíneas Argentinas realiza sólo operaciones de repatriación y de abastecimiento sanitario desde China, el nuevo mejor amigo del presidente Alberto Fernández. 

Hasta mayo, se reportó el rescate de 25.000 argentinos y 290 toneladas de material médico chino, incluyendo máscaras, guantes y trajes, aunque muchos argentinos luego de 3 meses de cuarentena siguen varados en el exterior y el material recibido se encontró que vino en grandes lotes fallado. 

Este domingo 7 de junio se esperan otros 486 ciudadanos argentinos provenientes de La Habana y Auckland en aviones Airbus 330-200, mientras que para las 32 operaciones a Shanghai de junio ha modificado esos mismos aviones de pasajeros adaptándolos al transporte de carga. 

Continuamos trabajando en traer argentinos de regreso al país, incluso desde destinos que la compañía no vuela regularmente. Esto implica un gran esfuerzo operativo en un escenario complejo”, explicó el presidente de AR, Ceriani.

La empresa interrumpió sus vuelos comerciales en marzo, pero pagó los salarios de marzo y abril. Además, se aclaró que el cuarto día hábil de junio estará depositado el salario de mayo. Sin embargo, se decidió avanzar con esta suspensión a partir de junio.

“Seguramente muchas aerolíneas no podrán superar la crisis que atraviesa la industria. Por eso, tenemos que adoptar todas las medidas necesarias para que Aerolíneas Argentinas logre salir de esta situación y pueda tener un destino de crecimiento y desarrollo. Ese objetivo es el que perseguimos todos los días”, concluye el comunicado.

Por su parte, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) emitió un comunicado el 17 de abril en el que instó a los gobiernos que consideren la adopción de medidas destinadas a morigerar la crisis. IATA estimó que este año los ingresos por pasajeros caerán en 314.000 millones de dólares, lo que representará un retroceso de 55 por ciento respecto a 2019. En un escenario de tres meses de restricciones severas, las pérdidas de ingresos serían de 252.0000 millones de dólares. Para las aerolíneas con sede en América Latina y El Caribe esto se traduce en una caída en los ingresos por pasajeros de 18.000 millones de dólares en 2020.

Ad

Reuniones con los gremios

Los cinco gremios aeronáuticos que integran el Grupo Sindicatos Unidos y Aerolíneas Argentinas iniciaron las negociaciones en torno a la decisión de la empresa de producir suspensiones y quitas salariales a partir de la caída de la actividad por la pandemia del coronavirus, ocasión en la que los representantes de los trabajadores presentaron una serie de objeciones. 

El encuentro se realizó de forma presencial y respetando el distanciamiento social en la sede de la empresa, y participaron los referentes de los sindicatos APLA (pilotos), APTA (técnicos), APA (personal aeronáutico), UALA (aviadores de líneas aéreas) Y UPSA (personal superior)

“La propuesta de la empresa tuvo múltiples objeciones por las dificultades para implementarla a partir de las características de la actividad, como por ejemplo las habilitaciones aeronáuticas, los vencimientos y la rotación de turnos, entre otras. Los gremios aclararon que no renunciarán a la defensa de los intereses de los trabajadores, no obstante la comprensión de la actual situación”, puntualizó la organización.

Los dirigentes sindicales dijeron que “los gremios entienden que ninguna empresa aérea es ajena a la crisis por la que atraviesa la aviación en el mundo, pero no renunciarán a la defensa de los intereses y derechos de los trabajadores“.

Por último, las organizaciones también ratificaron su “voluntad de diálogo y convinieron volver a reunirse el viernes en pos de soluciones que “no afecten la estabilidad y condición laboral y los salarios“, según un comunicado de los cinco sindicatos del sector.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Los gobernadores ponen a prueba a Massa y esperan que el ajuste no pase por las provincias

Publicado

en

“Sergio es un amigo de las provincias”, dicen, pero están inquietos por los subsidios al transporte y la energía.

Los gobernadores están aliviados por la salida de Silvina Batakis del ministerio de Economía y esperan que el ajuste que planea Sergio Massa no afecte a las provincias.

Un par de semanas después de asumir como ministra, Batakis filtró a los medios un textual que hizo enfurecer a los gobernadores. “No podemos seguir girando fondos para solventar gastos corrientes mientras que hay provincias que tienen en plazo fijo un apalancamiento que le permitiría afrontar los costos de la administración pública por un año”, sugirió la ahora titular del Banco Nación.

Las provincias reciben fondos a través de la coparticipación, que no se pueden tocar porque están fijados por ley. Pero los fondos que el Gobierno gira a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y obras públicas dependen del Ejecutivo de turno, por lo que el textual de Batakis cayó como un mazazo en las provincias.

Los gobernadores no pueden emitir como hace el gobierno a través del Banco Central, por eso algunas tienen un fondo anticíclico para asegurar los sueldos. Sin embargo la situación de algunos distritos es más compleja, a tal punto que una provincia debió conseguir un crédito de un banco internacional para pagar los salarios en los últimos meses.

No fue casual el operativo clamor de algunos gobernadores que pidieron que Massa se hiciera cargo del ministerio de Economía aún cuando Batakis estaba en Washington negociando con el FMI.

Un día antes de que la Rosada oficializara la llegada de Massa, una docena de gobernadores mantuvo una tensa reunión con Alberto Fernández en la Rosada en la que le advirtieron que no iban a resignar un peso de sus provincias.

Ahora los gobernadores esperan un trato más amigable con el nuevo ministro mientras se preparan para dos discusiones centrales, que son los subsidios al transporte y a la energía.

Pese al mejor marco político que sienten los gobernadores, los economistas suponen que si el Gobierno intenta cumplir con el 2,5% déficit que pide el FMI, es difícil que las provincias salgan ilesas

La primera señal que dio Massa fue frenar la fusión de los ministerios de Obras Públicas y Transporte, porque creía que complicaría la revisión completa de todos los subsidios. Massa prefirió tener un control directo del tema del transporte con Alexis Guerrera, un dirigente de su espacio. Respecto de las obras, los gobernadores recibieron de parte del Ejecutivo la promesa de que no se frenará el financiamiento de ninguna obra en marcha, aunque no se prevén obras nuevas para 2023.

Seguir Leyendo

Argentina

La CGT ratificó la marcha del 17 de agosto: Massa apuesta llegar a una negociación

Publicado

en

La central sindicalista busca que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad en los rubros de educación y transporte.

Sergio Massa, ministro de Economía, Producción y Agricultura, respalda a la Confederación General del Trabajo (CGT), por lo que apuntaría que se levante la movilización propuesta para el 17 de agosto.

La CGT está presionando al Gobierno por las obras sociales, dado que no se está dictando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en pos de darle un respiro a la crisis del sistema de salud.

El mismo se vio agravado por el alza de un 25% que recayó sobre las prestaciones por discapacidad. La mesa chica de la CGT confirma que la marcha se estará realizando.

La CGT le pide a Sergio Massa un DNU por las obras sociales

El conflicto pasa porque Sergio Massa no estaría dictando el DNU que pretende la CGT para que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad. Esto lo proponen en los rubros de educación y transporte.

Las molestias se ven más marcadas luego de que el Gobierno fijó el martes pasado el aumento del 25% sobre los valores de las prestaciones.

En una reunión entre dirigentes cegetistas y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quedó planteado el martes pasado el problema. Manzur se comprometió a tomar cartas en el asunto sobre el DNU.

Pero la central obrera también presiona a Sergio Massa para que lo destrabe. El gran inconveniente es que este DNU comprometería uno de los pilares que planteó el ministro sobre su gestión: reducir el déficit fiscal.

Es por ello que, ante las dudas de si se llevará a cabo, la CGT mantendría su posición de hacer la movilización el próximo 17 de agosto.

Una medida que cayó bien en el sindicalismo, fue el anuncio de Massa en su primera conferencia, de que se “enfocará en el estudio de la modificación de las asignaciones familiares”.

Seguir Leyendo

Argentina

Tensión en el Gobierno: renunció el cristinista Darío Martínez a su cargo como secretario de Energía

Publicado

en

La noticia de su alejamiento se confirmó en horas de la noche de este jueves. Sergio Massa podría avanzar así en la designación de sus propios colaboradores.

Darío Martínez, quien hasta hace unas horas era el secretario de Energía, presentó su renuncia. En su gestión fue crítico de Martín Guzmán por la segmentación de las tarifas.

Sergio Massa anunció este miércoles una serie de cambios sobre la implementación del recorte de subsidios, lo que hizo que Martínez tomara la determinación de renunciar al secretariado.

El subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, podría correr con la misma suerte que Martínez, lo que le daría a Massa la posibilidad de elegir a sus colaboradores.

Martínez impulsaba que la segmentación de las tarifas debían hacerse por geolocalización. Los aumentos quedarían concentrados en aquellas zonas de mayor valor inmobiliario, distinto de lo que se plantea por los ingresos.

Pero Massa avanzó con la segmentación de las tarifas a partir del nivel del consumo y ya anunció cuál será el límite (400 KW en electricidad) para mantener la tarifa subsidiada. Lo que supere este consumo, se pagará con el valor completo.

El nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura señaló que así se incluirá al 80% de los usuarios, y se abarcará al 50% del consumo. Cerca de 10 millones de hogares pidieron que se les mantenga el subsidio.

Seguir Leyendo

Tendencias