Seguinos en redes

Argentina

Alberto Fernández apuesta todo al triunfo de Joe Biden en Estados Unidos, ¿qué está en juego?

El gobierno argentino se lanzó en una pulseada directa contra EE.UU. por la presidencia del BID, apostando todo a un triunfo de Joe Biden y una derrota de Donald Trump en noviembre.

Publicado

en

Como en las elecciones de 2016, el Gobierno argentino vuelve a poner todas sus fichas en la derrota de Donald Trump el 3 de noviembre.

En 2016, el entonces presidente Macri puso todas sus fichas en el triunfo de la demócrata Hillary Clinton, luego de una reunión en privado que había tenido con el ex presidente Bill Clinton en septiembre de ese año, antes de participar en un panel del Foro Económico Mundial, que cerró diciéndole al marido de la entonces candidata, “lo esperamos en 2018 en Argentina como Primer Caballero“.

Macri había arreglado con los Clinton que el FMI estaría a su disposición ante cualquier eventualidad económica, que finalmente llegó en abril de 2018 y, a pesar de haber apostado mal, el presidente Donald Trump decidió interceder para ayudarlo.

Esta vez la situación es parecida, pero con todo el arco corrido más a la izquierda. Es ahora el kirchnerismo el que apuesta a la victoria del demócrata Joe Biden. Los equipos de Alberto Fernández y de los demócratas ya habrían tenido una serie de charlas y el Gobierno habría pedido una solución al problema de la deuda, con un FMI más cooperativo, a cambio de entregarle la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Partido Demócrata.

Es así que desde hace casi un mes hay una enorme disputa política entre Alberto Fernández y Donald Trump en la región, donde el primero ha apostado todo a que el segundo sea derrotado a fin de año.

Joe Biden y Hillary Clinton, las caras del Partido Demócrata que atraen tanto al macrismo como al kirchnerismo.

Ad

Fundado en 1959, el BID es una de las mayores entidades financieras del mundo junto al Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Existe una costumbre en la que el BID es presidido por un latinoamericano, principalmente proveniente de Sudamérica, y los otros dos organismos internacionales son presididos por un estadounidense y un europeo, respectivamente, para mantener un aparente balance de poder en el mundo financiero.

Sin embargo, el BID ha sido foco de corrupción en las últimas décadas y ha posibilitado el desarrollo del socialismo latinoamericano a través de créditos impensables y con pocas proyecciones de devolución. Evidentemente, esta costumbre dejó de ser efectiva y el presidente Trump puso todo su esfuerzo en impulsar un cambio. 

Este año se elegirá nuevo presidente del BID y la Casa Blanca rompió la tradición y presentó un candidato propio: se trata del abogado Mauricio Claver-Carone, de familia cubana y nacido en Florida, principal asesor en Asuntos de América Latina del Presidente Trump.

Claver-Carone tiene la elección casi asegurada, el apoyo de EE.UU., Brasil, Colombia y Canadá le otorgaría la victoria. Los otros dos candidatos son la costarricense socialdemócrata Laura Chinchilla y el argentino Gustavo Béliz, actual Secretario de Asuntos Estratégicos de Alberto Fernández. 

Ninguno de estos dos candidatos se acercan a la cantidad de votos que tiene el estadounidense, pero el plan argentino, consensuado entre el chavismo y el “ala radical” del Partido Demócrata, es uno muy distinto.

Mauricio Claver-Carone.

Ad

La idea de la izquierda americana es que si los países Argentina, México, Chile y la delegación europea se abstienen de votar en septiembre, la elección sería reprogramada para marzo de 2021, luego de las elecciones en Estados Unidos.

Por lo tanto, la abstención de Argentina es la llave para que se posponga la votación, pero la apuesta conlleva un riesgo enorme. 

Si gana Joe Biden y todo sale acorde al plan, el presidente demócrata retiraría la nominación de Claver-Carone y seguramente impulsaría a algún candidato propio cuyo nombre todavía no se conoce, aunque se habla de un economista mexicano, cercano a López Obrador que sería laxo con los desmanes del socialismo latinoamericano.

Sin embargo, si fracasa Joe Biden y Trump es re-electo, en marzo de 2021 no habría obstáculo para el triunfo de Claver-Carone al frente del BID, y Alberto Fernández quedaría expuesto al enojo del republicano.

Además, si Alberto Fernández pierde la apuesta, nada frenaría al FMI de soltarle la mano a Argentina, y con un BID liderado por Estados Unidos, el plan económico kirchnerista se derrumbaría muy rápidamente.

Más aún, un triunfo de Donald Trump implicaría nuevas sanciones contra China, que no le perdonará jamás haber permitido que la epidemia del coronavirus en Wuhan se convierta en una pandemia mundial.

Sanciones y aranceles contra China significan un enorme deterioro de su economía, y bajo estas circunstancias, el gigante asiático tendría dificultades en suplir la línea crediticia que actualmente está cumpliendo el FMI y el BID para con Argentina. Por lo tanto, la puerta de la ayuda china, quedaría totalmente cerrada.

De lo que no quedan dudas es que, así como Macri comprometió 2 años de política internacional por una pulseada sin sentido contra el presidente de los Estados Unidos, hoy el kirchnerismo podría estar en camino de cometer el mismo error, o incluso uno peor.


Por Martín Yapur, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Los radicales presentaron un proyecto para ilegalizar la portación de armas blancas, en camino opuesto a lo que pide la población

Publicado

en

El diputado Juan Martín, de la UCR, presentó un proyecto para prohibir la portación de cuchillos, armas de goma o réplicas.

Encabezados por el diputado santafesino Juan Martín, un grupo de diputados de la UCR presentó un proyecto de ley que propone modificar el Código Penal con el objetivo de tipificar y sancionar la portación de armas blancas.

La iniciativa va en dirección opuesta a lo que pide la población, que aclama por una mayor flexibilidad en la portación de armas de fuego para poder defenderse de la crisis de inseguridad que atraviesa Argentina.

Los radicales proponen incorporar al Código Penal de la Nación que quien porte armas blancas u objetos cortantes o contundentes, será reprimido con prisión de 6 meses a dos años de prisión y multa de $50.000 a $100.000. Igual pena corresponderá a quien suministre estas armas a menores de 18 años.

Además, el texto establece que la tenencia de forma desenfundada o con la hoja desprotegida de armas blancas será reprimida con prisión de 1 a 3 años de cárcel, y multa de $100.000 a $250.000.

Nuestro Código Penal tiene más de 100 años: los tiempos exigen que actualicemos las normas y nos hagamos cargo. No puede ser que cualquiera pasee con un cuchillo por la calle y no pase nada“, aseguró el diputado Martín en la presentación.

La Policía y la Justicia deben hacer su trabajo, pero necesitamos herramientas claras en nuestra legislación. No son momentos de mirar para el costado. Hace falta determinación y firmeza”, explicó el autor del proyecto.

Esta afirmación es falsa, y la Policía actualmente tiene la facultad de detener a cualquier persona en concepto de la Ley 23.950, la cual establece la detención por averiguación de identidad. No necesita de ninguna proscripción de armas blancas para poder detener a una persona que tenga empuñada un cuchillo.

Los requisitos para detener a una persona en estos casos son: que haya circunstancias debidamente fundadas que hagan presumir que alguien hubiera cometido un delito o pudiere cometer y no acredite fehacientemente su identidad. La detención no podrá excederse por más de 10 horas y el detenido no podrá estar incomunicado.

El proyecto de ley es incluso más difícil de justificar de esta manera, ya que también propone una sanción a quienes porten armas de aire o gas comprimido, ballesta o similares, como también réplicas con arma de fuego. Cabe la pregunta entonces, ¿qué delito podría cometer una persona con un arma falsa?

La legislación llevará entonces a la creación de licencias para la portación de elementos cortantes que se entregarían por motivos de profesión, oficio o actividad. Por ejemplo, un carnicero debería sacar una licencia para poder ostentar un cuchillo en su comercio que da a la vía pública.

Proyecto de Ley

La iniciativa también cuenta con la firma de los legisladores María Luján Rey; Gabriel Chumpitaz; Mario Barletta; Manuel Aguirre; Lisandro Nieri; Pamela Verasay; Jimena Latorre; Lidia Ascárate; Aníbal Tortoriello; Gustavo Bouhid y Martín Berhongaray.

Seguir Leyendo

Argentina

Un borocotazo en Salta complica el armado nacional de Juntos por el Cambio

Publicado

en

El diputado salteño y olmedista, Juan Carlos Zapata, abandonó Juntos por el Cambio para sumarse a un nuevo frente liderado por un diputado de La Campora.

Carlos Zapata

Tras las recordadas migraciones de los diputados Ávila, Carambia y Ansaloni, que saltaron de Juntos por el Cambio (JxC) al kirchnerismo tras la victoria de Alberto Fernández en 2019, la política salteña se vio sacudida esta semana por el “borocotazo” del diputado nacional Carlos Zapata, quien abandonó la coalición opositora (había sido electo diputado hace apenas dos años por JxC), para sumarse a una nueva formación provincial liderada por el diputado de La Cámpora, Emiliano Estrada.

Estrada fue ministro de Juan Manuel Urtubey hasta 2019, y ese mismo año acompañó como candidato a vicegobernador del Frente de Todos al líder del cristinismo salteño, Sergio “El Oso” Leavy, quién perdió dicha compulsa con el actual gobernador Gustavo Sáenz.

Ambicioso y con buena llegada a la familia Kirchner, el candidato que hoy apoya Zapata supo ser mano derecha de Eduardo “Wado” De Pedro en el Ministerio del Interior, cargo que abandonó en 2021, justamente para competir contra Zapata por un lugar en la Cámara de Diputados.

Lo cierto es que el fragor de la última campaña entre Zapata y Estrada quedó en el olvido y hoy se muestran juntos y decididos a capturar el voto de los kirchneristas duros, que no aprueban la gestión de Sáenz.

Boleta de Estrada en las elecciones legislativas de 2021

Este martes se realiza el lanzamiento oficial de la nueva formación, que reúne a otras viejas caras de la “casta” política salteña, como la kirchnerista Cristina Fiore, el radical de izquierda Rubén “Chato” Correa, el ex diputado Fernando Biella, y el ex dirigente del PRO, Martín Grande, que en agosto abandonó el bullrichismo para sumarse al equipo de Horacio Rodríguez Larreta, y ahora abandona a éste para apoyar al candidato ultra-K.

Lo más llamativo del “garrochazo” de Zapata radica en que su apoyo al candidato de La Cámpora ocurre en el mismo momento en que su jefe político, Alfredo Olmedo, hace esfuerzos denodados para asegurarse la franquicia de Javier Milei en Salta, e incluso ha gastado un dineral para pintar toda la provincia con el lema Milei-Olmedo.

Según se especulaba ayer en los medios salteños, el sorpresivo pase de Zapata podría obedecer a un pedido del ex gobernador, Juan Carlos Romero, quien buscaría debilitar así a JxC en el plano local, para mejorar las chances de reelección de su hija Bettina, intendente de Salta que hoy aparece hundida en las encuestas tras una pésima gestión.

En el oficialismo salteño festejaron la movida, en tanto, por entender que el quiebre de JxC le da aire también a Gustavo Sáenz, quién viene golpeado tras una gestión tan carente de logros como la de su antecesor Juan Manuel Urtubey.

Seguir Leyendo

Argentina

Ante las presiones y las movilizaciones en su contra, Maduro canceló su viaje a la Argentina

Publicado

en

El dictador venezolano se asustó de las protestas que los venezolanos argentinos estaban organizando para protestar su visita a Buenos Aires.

El sanguinario dictador venezolano Nicolás Maduro canceló su viaje a la Argentina donde había sido invitado por el presidente Alberto Fernández para participar de la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El líder chavista denunció un “plan de la derecha neofascista” para convocar movilizaciones en su contra en Buenos Aires y que estas protestas “amenazaban contra su vida“.

Además, aunque no lo dijo, la realidad que sobre su cabeza pesa una orden de captura del Departamento de Justicia de los Estados Unidos con una recompensa por US$ 15 millones de dólares, y la Policía Federal Argentina (PFA), como parte de Interpol, tiene el deber de capturarlo de pisar suelo argentino.

Si bien Alberto Fernández había dado la deplorable orden de no arrestarlo como la ley demanda, todo indica que los asesores de Seguridad del chavismo le recomendaron no realizar el viaje.

Maduro denunció que la oposición argentina elaboró un “plan extravagante” en su contra. “Pretenden montar un show deplorable, a fin de perturbar los efectos positivos de tan importante cita regional“, subrayó en un comunicado publicado por el régimen socialista.

“Así buscan contribuir a la campaña de descrédito -ya fracasada- que se ha emprendido contra nuestro país desde el Imperio Norteamericanoañade. Por ese motivo, el dictador venezolano tomó “la decisión responsable” de enviar al canciller, Yván Gil, “como jefe de delegación con las instrucciones de llevar la voz del pueblo de Venezuela”, y “no ir en persona“.

Hemos sido informados de manera irrebatible de un plan elaborado en el seno de la derecha neofascista, cuyo objetivo es llevar a cabo una serie de agresiones en contra de nuestra delegación encabezada por el presidente”, advirtió Maduro, en referencia a las masivas protestas que se estaban organizando en Buenos Aires por su visita.

Como Estado fundador de la Celac, Venezuela desea cuidar el éxito de este principal mecanismo de unión e integración regional a favor de nuestros pueblos”, concluye el escrito, mientras que agradece al presidente argentino Alberto Fernández por la invitación.

Seguir Leyendo

Tendencias