Conecte con nosotros

Argentina

Alberto Fernández apuesta todo al triunfo de Joe Biden en Estados Unidos, ¿qué está en juego?

El gobierno argentino se lanzó en una pulseada directa contra EE.UU. por la presidencia del BID, apostando todo a un triunfo de Joe Biden y una derrota de Donald Trump en noviembre.

Publicado

en

Como en las elecciones de 2016, el Gobierno argentino vuelve a poner todas sus fichas en la derrota de Donald Trump el 3 de noviembre.

En 2016, el entonces presidente Macri puso todas sus fichas en el triunfo de la demócrata Hillary Clinton, luego de una reunión en privado que había tenido con el ex presidente Bill Clinton en septiembre de ese año, antes de participar en un panel del Foro Económico Mundial, que cerró diciéndole al marido de la entonces candidata, “lo esperamos en 2018 en Argentina como Primer Caballero“.

Macri había arreglado con los Clinton que el FMI estaría a su disposición ante cualquier eventualidad económica, que finalmente llegó en abril de 2018 y, a pesar de haber apostado mal, el presidente Donald Trump decidió interceder para ayudarlo.

Esta vez la situación es parecida, pero con todo el arco corrido más a la izquierda. Es ahora el kirchnerismo el que apuesta a la victoria del demócrata Joe Biden. Los equipos de Alberto Fernández y de los demócratas ya habrían tenido una serie de charlas y el Gobierno habría pedido una solución al problema de la deuda, con un FMI más cooperativo, a cambio de entregarle la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Partido Demócrata.

Es así que desde hace casi un mes hay una enorme disputa política entre Alberto Fernández y Donald Trump en la región, donde el primero ha apostado todo a que el segundo sea derrotado a fin de año.

Joe Biden y Hillary Clinton, las caras del Partido Demócrata que atraen tanto al macrismo como al kirchnerismo.

Ad

Fundado en 1959, el BID es una de las mayores entidades financieras del mundo junto al Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Existe una costumbre en la que el BID es presidido por un latinoamericano, principalmente proveniente de Sudamérica, y los otros dos organismos internacionales son presididos por un estadounidense y un europeo, respectivamente, para mantener un aparente balance de poder en el mundo financiero.

Sin embargo, el BID ha sido foco de corrupción en las últimas décadas y ha posibilitado el desarrollo del socialismo latinoamericano a través de créditos impensables y con pocas proyecciones de devolución. Evidentemente, esta costumbre dejó de ser efectiva y el presidente Trump puso todo su esfuerzo en impulsar un cambio. 

Este año se elegirá nuevo presidente del BID y la Casa Blanca rompió la tradición y presentó un candidato propio: se trata del abogado Mauricio Claver-Carone, de familia cubana y nacido en Florida, principal asesor en Asuntos de América Latina del Presidente Trump.

Claver-Carone tiene la elección casi asegurada, el apoyo de EE.UU., Brasil, Colombia y Canadá le otorgaría la victoria. Los otros dos candidatos son la costarricense socialdemócrata Laura Chinchilla y el argentino Gustavo Béliz, actual Secretario de Asuntos Estratégicos de Alberto Fernández. 

Ninguno de estos dos candidatos se acercan a la cantidad de votos que tiene el estadounidense, pero el plan argentino, consensuado entre el chavismo y el “ala radical” del Partido Demócrata, es uno muy distinto.

Mauricio Claver-Carone.

Ad

La idea de la izquierda americana es que si los países Argentina, México, Chile y la delegación europea se abstienen de votar en septiembre, la elección sería reprogramada para marzo de 2021, luego de las elecciones en Estados Unidos.

Por lo tanto, la abstención de Argentina es la llave para que se posponga la votación, pero la apuesta conlleva un riesgo enorme. 

Si gana Joe Biden y todo sale acorde al plan, el presidente demócrata retiraría la nominación de Claver-Carone y seguramente impulsaría a algún candidato propio cuyo nombre todavía no se conoce, aunque se habla de un economista mexicano, cercano a López Obrador que sería laxo con los desmanes del socialismo latinoamericano.

Sin embargo, si fracasa Joe Biden y Trump es re-electo, en marzo de 2021 no habría obstáculo para el triunfo de Claver-Carone al frente del BID, y Alberto Fernández quedaría expuesto al enojo del republicano.

Además, si Alberto Fernández pierde la apuesta, nada frenaría al FMI de soltarle la mano a Argentina, y con un BID liderado por Estados Unidos, el plan económico kirchnerista se derrumbaría muy rápidamente.

Más aún, un triunfo de Donald Trump implicaría nuevas sanciones contra China, que no le perdonará jamás haber permitido que la epidemia del coronavirus en Wuhan se convierta en una pandemia mundial.

Sanciones y aranceles contra China significan un enorme deterioro de su economía, y bajo estas circunstancias, el gigante asiático tendría dificultades en suplir la línea crediticia que actualmente está cumpliendo el FMI y el BID para con Argentina. Por lo tanto, la puerta de la ayuda china, quedaría totalmente cerrada.

De lo que no quedan dudas es que, así como Macri comprometió 2 años de política internacional por una pulseada sin sentido contra el presidente de los Estados Unidos, hoy el kirchnerismo podría estar en camino de cometer el mismo error, o incluso uno peor.


Por Martín Yapur, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Berni compró un avión por US$ 7 millones para trasladar funcionarios en la Provincia

Publicado

en

El ministro de seguridad bonaerense habló al respecto y justificó el gasto diciendo que en Buenos Aires hay un territorio demasiado extenso.

Interior del avión adquirido

El ministro de Seguridad de Kicillof, Sergio Berni, a fines del 2021 ordenó la compra de un avión valuado en 7 millones de dólares, lo que desató una nueva polémica por el costo del vehículo y el gasto en medio de la peor crisis económica que vive el país.

Según figura en el portal de compras de la gobernación, la adquisición se encuentra como “AERONAVES P/F. DE SEGURIDAD; MOTOR SIN – POTENCIA SIN HP – TIPO AVION” por el total de 760.893.880,50 pesos argentinos, equivalente a unos 7.195.214 dólares oficiales.

La compra fue publicada en la web el pasado 5 de noviembre pero el proceso finalizó el 19. El gasto ejecutado por el Ministerio de Seguridad fue titulado bajo: “Vehículos Comerciales, Militares y Particulares, Accesorios y Componentes”. La empresa encargada de la transacción fue RSLINK LLC, radicada en los Estados Unidos.

En diálogo con radio Mitre, Berni habló de la compra, que generó malestar por el monto, que en dólares oficiales son más de 7 millones. “No es un avión de uso policial, no es un avión que se use para patrullaje. El error de información es que no es para la Policía Bonaerense. Este avión no es para la Policía. Es para que viajen los funcionarios”, afirmó.

Luego, para justificar agregó: “La Provincia tiene 307 mil kilómetros cuadrados, es 1523 veces más grande que la Ciudad. Es una de las provincias más grandes del país y requiere muchas distancias para trasladarse de un municipio a otro y los funcionarios necesitan trasladarse en avión”.

Sus dichos tuvieron lugar días después de otra polémica protagonizada por el funcionario, quien días atrás, aterrizó el helicóptero en la playa y provocó la voladura de algunas sombrillas, representando un peligro para los que estaban presentes en el balneario. Berni dijo que tomaron aquella riesgosa decisión porque habían visto, desde el aire, una pelea.

Beechcraft King Air B200GT/250, el avión que compró Berni

Según el portal de compras, el avión es un Beechcraft King Air B200GT/250, con capacidad para siete personas y dos tripulantes. La nave cuenta con un solo toilette. Su fecha de fabricación es 19 de junio de 2020 y cuenta con 89,5 horas de vuelo totales.

La aeronave tiene dos motores modelo PT6A-52, fabricados por Pratt & Whitney Canadá, una potencia nominal de 850 shp y cuenta con paredes laterales de la cabina, amortiguadores de vibraciones dinámicos sintonizados y un sistema de aislamiento acústico. De acuerdo con el portal Business Traveler, una unidad nueva cuesta 5,8 millones de dólares.

Seguir Leyendo

Argentina

Tras el hackeo: el Senado se queda sin internet y sin teléfonos

Publicado

en

Pasó una semana desde la denuncia del hackeo a la cámara alta del Congreso, aconsejan a los despachos no encender las computadoras.

Tras una semana de la denuncia del hackeo, los problemas con la conexión a internet y los teléfonos siguen y el pasado viernes el soporte técnico del Congreso que ni siquiera se enciendan las computadoras en tanto esté en proceso la verificación.

“Se solicita a TODO (sic) el personal que NO encienda su computadora hasta que la misma sea verificada por el equipo de Soporte Técnico”, decia la carta que recibieron en cada area del Senado.

“Estamos completamente off line, desde hace días que no nos andan ni los teléfonos. No tenemos internet, y la mayoría los legisladores están de vacaciones, ¿para qué queremos prender las computadoras?”

Denunció un asesor oficialista

El hackeo se realizo mediante ransomware, un secuestro a cambio de un pago de dinero. La información y los datos secuestrados quedan encriptados de manera similar a las criptomonedas, mediante blockchains, y son desencriptados una vez que se realice la transacción.

“Es un secuestro pero la información no se pierde”, afirman desde la cámara alta. “No estamos contemplando realizar ningún pago”, aclararon.

El ataque al Senado se suma al bochornoso historial que cuenta con antecedentes recientes, como los ocurridos en la Dirección Nacional de Migraciones. El 27 de agosto pasado lograron romper los sistemas de seguridad digitales de Migraciones provocando una caída en los servicios.

Por la gravedad del asunto se resolvió que se suspenda el tránsito de personas en las fronteras durante 4 horas para evitar errores, hasta que volvieran los servidores.

Seguir Leyendo

Argentina

El Gobierno vuelve a negociar con China una inversión para trenes

Publicado

en

Tras el acuerdo por las represas, ahora buscarán la renovación de las líneas ferroviarias del área metropolitana.

El gobierno avanza con tres cartas de entendimiento tras la aprobación de China para financiar dos represas en Santa Cruz. La flota de trenes a modernizar pertenecen a las líneas metropolitanas: Sarmiento, Urquiza y Belgrano Norte.

Se trata de un nuevo gesto por parte de la dictadura china para con la gestión de Alberto Fernández, quién está próximo a realizar un viaje diplomático hacia el país asiático, en medio de los idas y vueltas con Rusia y EE.UU.

Esta serie de acuerdos fueron firmados por el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, y la empresa China Railway International.

Los pilares acordados

La primer renovación abarca las vías pendientes entre Once-Moreno, Luján-Mercedes y Merlo-Lobos, junto con cambios en el sistema de señalización entre Caballito y Villa Luro.

La segunda renovación habla de los 94 kilómetros de las vías Retiro-Villa Rosa, el señalamiento y telecomunicaciones, entornos de las estaciones, la construcción de los paso a niveles, la adquisición de material rodante y la extensión de cabecera hasta el parque industrial Pilar, una obra de casi 15 kilómetros.

La tercera renovación habla de la linea Urquiza, 60 kilómetros de vías del tren que se extiende entre las estaciones Federico Lacroze y General Lemos, cambios en señalización y comunicaciones junto con la adquisición de nuevos vagones.

Por otro lado, China Railway Internacional evalúa la compra de 111 coches para la línea Belgrano Sur, 45 para el Sarmiento, 20 para el Tren de la Costa (línea Mitre), 90 para servicios regionales, rieles, aparatos de vías y tecnología para ferroviaria.

Los anuncios de inversiones en las líneas Belgrano Norte y Urquiza podrían significar el último golpe de gracia del Estado para terminar con las concesiones que tienen Metrovías y Ferrovías, lo que representaría el fin de los últimos trenes controlados por empresas privadas en el área metropolitana.

Seguir Leyendo

Trending