Conecte con nosotros

Argentina

Alberto Fernández usa a los jubilados de variable de ajuste y quiere volver al régimen anterior a 2017

En la nueva fórmula de movilidad que impulsará el gobierno para el próximo año no se tendrá en cuenta el ajuste por inflación, sino que tendrá como variables la evolución de los salarios y la recaudación estatal.

Publicado

en

El gobierno definió este lunes la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones que regirá a
partir del 2021. Desde el oficialismo aclaran que la nueva fórmula es muy similar a la utilizada
durante el gobierno de Cristina Kirchner
, la cual fue derogada en el 2017 durante la gestión de
Mauricio Macri. 

En un comunicado, el Ministerio de Economía aseguró que la fórmula ya no dependerá de la
inflación
, sino que se ajustará en partes iguales según la evolución salarial y la recaudación que
obtiene el Estado. 

Según el equipo económico del Gobierno, el objetivo de esta nueva ecuación es
recomponer los ingresos de los jubilados. Pero lo que se verá será una historia muy distinta: con una alta inflación y salarios devaluados, los jubilados perderán constantemente contra la inflación.

La fórmula de Macri no era buena, evitaba que cientos de miles de jubilados en Argentina cobren lo que les correspondía, pero al menos tenían la garantía que su pensión jamás sería menor que la inflación. En otras palabras, en términos reales, mientras Macri congeló las jubilaciones, Alberto Fernández las reduce.

En relación a la decisión de no indexar las jubilaciones, la cartera de Guzmán afirmó que no
sería viable hacerlo en Argentina debido a los altos niveles promedio y las repentinas
variaciones de la inflación
, lo que haría impredecible el cálculo jubilatorio.

La nueva fórmula fue diseñada, desde sus variables, con el propósito de reducir el haber de los jubilados. Esto se debe a que, en el contexto de pandemia, el empleo se redujo y se produjo una fuerte reducción en el pago de aportes y contribuciones. 

Ad

En este sentido, los jubilados recibirán la mitad del incremento por paritarias y
el resto dependerá de qué tanto pueda recaudar el Estado.
Desde el gobierno explican que la nueva ecuación permitirá reducir el déficit previsional, ya
que, si bien el salario real aumenta con el crecimiento económico, lo hace en menor
proporción que los recursos tributarios. 

Además, se volverá a incorporar el tope a los aumentos anuales, los cuales no podrán superar
el crecimiento de los recursos totales de ANSES, multiplicado por 1,03. 

Se trata del mismo tope
que estuvo vigente entre 2009 y 2017,
y que permite que los gastos no crezcan más que los
recursos que posee el sistema previsional. El Gobierno busca desarticular totalmente la reforma del 2017.

En añadidura, el Poder Ejecutivo informó que la actualización de las jubilaciones se realizará de
forma semestral
, es decir, a partir de un ajuste en marzo y otro en septiembre. 

Al abandonar la
actualización trimestral de la era Macri, los especialistas alertan una gran pérdida del poder
adquisitivo de los jubilados
en el período en que los haberes se mantienen constantes.

El kirchnerismo ya retrotrajo el sistema de pensiones una vez cuando en 2008 estatizó las AFJP, y ajustó las jubilaciones de millones de argentinos. Todo ese dinero fue utilizado en política para lograr la reelección. Ahora, en plena pandemia y crisis, este dinero será utilizado para mantener el aparato político funcionando.

Ad

De esta manera, desde la oposición se argumenta que el gobierno lo único que hizo fue volver
a la fórmula vigente durante el kirchnerismo, sin adoptar ninguno de los cambios que se
introdujeron con la nueva fórmula macrista en el 2017. 

En este sentido, Cambiemos y sectores radicales critican la eliminación de la inflación como
variable de ajuste,
ya que permitía preservar el poder adquisitivo de los haberes aún en
tiempos de alta inflación. 

Por otra parte, también cuestionan la incorporación de la
recaudación como variable, ya que significaría una mejora temporal en los haberes cuando la
economía crece, y una reducción sobre los mismos cuando la economía se encuentra en recesión.

El Gobierno decidió no hacer un ajuste fiscal en el grueso del gasto público, y ahora se ve en duras dificultades para sostener los gastos del deficiente sistema previsional argentino. Muchos analistas aseguran que el sistema de reparto entró en quiebra desde hace años, y la solución del kirchnerismo, en vez de ajustar el gasto político, ajustará las jubilaciones.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Milei argumenta en favor de la libre portación y explica que Argentina puede volver a ser potencia en 35 años

Publicado

en

El popular economista liberal Javier Milei continúa recorriendo los medios después de su apabullante triunfo en las urnas el pasado domingo, cuando obtuvo casi el 14% de los votos en una elección totalmente polarizada entre Cambiemos y el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires.

En el programa “Buenos Días América” de Antonio Laje, Javier Milei explicó con enorme tranquilidad su ideología, haciendo un recorrido histórico de cuándo se arruinó la Argentina, fecha que la marcó en el primer gobierno del radical Hipólito Yrigoyen, y todos los errores que cometimos como sociedad hasta el presente para haber pasado de ser la mayor potencia global junto a Estados Unidos, a uno de los países más conflictivos del mundo.

También explicó cómo sería un sistema de obra púbica-privada en un potencial gobierno suyo, cómo se administraría la educación pública, donde explicó con detalle cómo funcionaría un sistema de vouchers, y la importancia no solo económica si no moral de eliminar el Banco Central.

Pero el tema que más ruido hizo fue el de la libre portación de armas. Javier Milei explicó, usando de ejemplo a países como Estados Unidos o Suiza, que donde se eleva el costo de la delincuencia, la inseguridad baja. Con un concepto tan simple explicó que la mejor manera de combatir la inseguridad es flexibilizando la portación civil de armas de fuego, y que el delincuente, al no saber quién pueda estar armado y quién no, sepa que con cada delito puede estar poniendo en riesgo su vida y quede desincentivado de delinquir.

Según Milei, las reformas económicas, políticas y sociales son de tres generaciones: primero se debe reformar el Estado, bajar impuestos y flexibilizar el mercado laboral. “Esto te va a dar 15 años de un crecimiento espectacular que te va a dejar en condiciones de reformar las jubilaciones y pasar a un sistema de capitalización privado”, aseguró.

Por último, después de casi tres décadas de crecimiento, el gobierno puede pasar a eliminar los planes sociales, que según Milei “ni siquiera va a ser necesario porque la gente en todos esos años van a optar por trabajar en vez de ser asistidos por el Estado”.

Seguir Leyendo

Argentina

Martín Guzmán confronta a Cristina Kirchner: “No hicimos ningún ajuste fiscal”

Publicado

en

El ministro de Economía aseguró que hubo una política fiscal expansiva durante la pandemia contradiciendo la acusación de Cristina en su carta pública que puso en jaque al gobierno.

Luego de la carta pública donde Cristina Kirchner asegura que Alberto Fernández y Martín Guzmán habían llevado a cabo un “ajuste fiscal”, el ministro de Economía dio su respuesta en una entrevista esta mañana luego de sobrevivir la purga interna que llevó a cabo la vicepresidente.

“En la Argentina no hubo un ajuste fiscal, yo soy uno de los que dicen que no. Ha habido una política fiscal expansiva”, explicó en declaraciones a Radio AM 750.

Según detalló el Ministro, el gasto primario creció interanualmente un 64,8% (y excluyendo los gastos que tienen que ver con restricciones de la pandemia creció 87%. “Creció muy por encima de la inflación, hubo una expansión fiscal en términos reales. Obviamente a uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos”, advirtió.

“Con la vicepresidenta yo tengo la buena fortuna de haber tenido mucho diálogo en estos 21 meses de gestión. Me encontré con una persona con una inteligencia, fuerza y compromiso con el país excepcional y que busca cuidar a nuestra gente. Hay un diálogo muy franco sobre la base de convicciones. Ella es muy honesta en lo que manifestó en la carta. Consideró que había un ajuste fiscal. Pero ha habido una política fiscal expansiva, puntualizó Guzmán.

De acuerdo a la explicación de Guzmán, la política fiscal potenció la recuperación económica y evitó que la Argentina vaya una crisis cambiaria. Sin embargo, reconoció que el Estado no tuvo la capacidad de llegar a toda la población. Por suerte.

“El lugar más difícil de llegar es a los sectores informales. A los sectores formales se llegó con ATP, Repro. Pero a los sectores informales les pegó con la pérdida de oportunidades de empleo y caída en del salario en el bolsillo, agregó.

Sobre la carta de Cristina, Guzmán señaló: “La vicepresidenta habló de forma pública con la convicción de cuidar a la Argentina. Es una persona que debemos cuidar; yo también la quiero cuidar. Pero en la Argentina hubo una política de ajuste fiscal que tuvo consecuencias, con nosotros hubo una reducción del déficit que no es lo mismo que un ajuste fiscal.

Guzmán explicó que el déficit se redujo porque tres razones: el crecimiento de la recaudación, la recuperación de la economía y por la medidas tributarias que deshicieron la reforma del Gobierno de Mauricio Macri.

“Esas reformas el Gobierno anterior las hizo con la idea de que bajar impuestos genera un boom de inversiones, pero no hizo nada de eso”, destacó. Lo que no dijo es que el gobierno macrista no bajó los impuestos de manera efectiva, y las inversiones no vinieron porque el anterior gobierno no otorgó las garantías jurídicas que habían sido violadas durante el kirchnerismo.

Seguir Leyendo

Argentina

Larreta peor que el kirchnerismo: el uso del barbijo continuará siendo obligatorio en CABA

Publicado

en

El gobierno porteño no acatará la recomendación de la Casa Rosada. “Es una señal que vamos a dar cuando tengamos al 70% de la población vacunada con dos dosis”, informó.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no acatar la modificación del protocolo de la Casa Rosada que libera el uso del barbijo a nivel nacional. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio al aire libre: “Creemos que todavía no es el momento de quintarnos el barbijo”.

Ayer, el gobierno nacional anunció una batería de medidas destinadas a flexibilizar las restricciones vigentes por la pandemia. El flamante jefe de Gabinete Juan Manzur y la ministra Carla Vizzotti anunciaron que ya no será necesario utilizar barbijos al aire libre, pero por la tarde aclararon que era una recomendación y que la decisión final dependía de las jurisdicciones.

Los gobiernos de Salta y Jujuy, dos provincias gobernadas por la oposición, fueron los primeros en adelantar que no adherirán. Este miércoles por la mañana, se sumó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta mantendrá una restricción que ya ni el kirchnerismo cree necesaria.

“Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas”, explicó Quirós en Radio Con Vos.

Las idas y vueltas en la comunicación oficial de la Ciudad generaron confusión entre los porteños. Ayer se vio a muchos jóvenes celebrando en los bosques de Palermo sin barbijos porque creían que ya no era obligatorio utilizarlos. Ahora Quirós explicó que no hay cambios y los porteños deberán seguir cubriéndose la boca y nariz.

En la misma línea, y en diálogo con el periodista Luis Novaresio, en radio La Red, Quirós ratificó que hoy, todavía no es momento para dejar de usar el barbijo al aire libre, estamos esperando alcanzar el hito que nos comprometimos, y seguramente en las próximas semanas lo alcancemos”.

Seguir Leyendo

Trending