Seguinos en redes

Argentina

Alfredo Romano sobre el debate de la doralización: "La política de dolarizar combate la pobreza y el socialismo"

Publicado

en

El autor del libro "Dolarizar, un camino hacia la estabilidad económica" se mete de lleno en el renovado debate sobre la dolarización, en una entrevista exclusiva con La Derecha Diario.

En las últimas semanas se puso en debate el tema de la dolarización en Argentina, tal vez por primera vez con un nivel de seriedad que no se veía en 30 años, incluso con la presentación de un proyecto de ley en el Congreso.

En el debate han opinado diputados de todos los arcos políticos, en especial el liberal Javier Milei, el radical Martín Tetaz y el troskista Gabriel Solano. Pero desde La Derecha Diario no queríamos dejar pasar la oportunidad de hablar con quien tal vez más ha promovido la idea de dolarizar la economía argentina en los últimos años.

Alfredo Romano, magister en finanzas y políticas públicas por la Universidad de Columbia, es autor del libro "Dolarizar, un camino hacia la estabilidad económica" y brinda su visión de las consecuencias positivas que tendría eliminar el peso argentino y reemplazarlo por una o varias monedas libres.


¿Por qué deberíamos dolarizar? ¿Qué pensas de otras propuestas como la del diputado Tetaz que recomienda independizar al Banco Central sin cambiar la moneda?

"La indisciplina monetaria y fiscal de la Argentina trasciende gobiernos y décadas. Desde la creación del Banco Central en 1935, deberían haber pasado 15 presidentes mientras que pasaron mas de 62. La duración promedio fue de menos de 2 años, mientras que deberían haber sido mandatos de 6 años.

Respecto al frente fiscal, en 119 años, la Argentina solo ha tenido 8 años de superávit fiscal. En resumen, no tenemos disciplina y la historia nos demuestra que no somos capaces de administrar dichas herramientas correctamente para hacer política económica. Dolarizar establece unas reglas de juego distintas para la política de turno. Se acaba la capacidad de financiar al fisco con emisión monetaria.

Se acaba el cheque el blanco que tiene la política siempre disponible. Siempre he llamado a la dolarización como el ‘maestro exigente’ a los políticos, ya que la Argentina ha tenido históricamente maestros permisivos y así ha sido nuestra historia económica. 

Respecto de la propuesta del diputado Tetaz, es una propuesta re contra probada, para el fracaso. Es un fracaso absoluto demostrado por la historia argentina querer dotar de independencia nuevamente al BCRA. Hemos visto en reiteradas oportunidades cómo la dependencia de la política monetaria en las decisiones políticas tienen un peso muy importante. Además de que es una propuesta chata, probada e idealista, se encuentra muy lejos de las necesidades reales de nuestro país. Hago mención a esto ya que llevando adelante esta propuesta se demora por lo menos 1 década para bajar la inflación a 1 digito.

Creo que si hubiera sido más creativo debería haber impulsado una ley donde la ciudadanía fuera quien elija al presidente del BCRA, ya que en definitiva la población es la que mas ha sufrido las consecuencias de la política monetaria en nuestro país. Eso le daría mayor legitimidad al presidente del BCRA y sería más difícil destituirlo de un cargo ganado democráticamente".

Pero Tetaz sostiene que con el 60% del Congreso a su favor esta ley no se podrá modificar….

"Por eso mismo digo que es idealista. ¿Cuánto tiempo tardará hasta que vuelva nuevamente un gobierno socialista a gobernar la Argentina y modifique dichas condiciones? A diferencia de un proceso de dolarización, donde ya hemos visto en Ecuador, que el comunista Correa no pudo modificar la dolarización y tuvo que convivir con ella durante su apogeo de popularidad.

Y la razón está dada porque la dolarización resultó ser mas “popular” que cualquier presidente de turno. La gente ecuatoriana logró la estabilidad que pedía hacia décadas y es por ello que el 90% de la población adhiere a esta única política económica de Estado. La dolarización será la primera política económica de Estado que va a trascender a todos los gobiernos de turno en nuestro país".

¿Cómo fue la experiencia de Ecuador?

"Ecuador es un caso muy interesante para analizar, ya que de los 22 años desde la creación del régimen de dolarización, el país estuvo gobernado por el castrochavista Correa en 10 años, prácticamente la mitad de vida de este nuevo régimen monetario.

Así y todo algunos datos duros: el salario real en dólares creció un +70% para el sector más vulnerable del Ecuador en los últimos 20 años (el 20% más humilde de la población total) mientras que en la Argentina creció solamente un magro +9% para los sectores más desfavorecidos.

En el año 1980, la economía de Ecuador era de 17.882 mil millones de dólares mientras que en el año 2000, previo a la dolarización, el producto bruto era de 18.323 mil millones de dólares, es decir, durante 20 años la economía ecuatoriana prácticamente no creció.

A partir de 2001, cuando logró la estabilidad macroeconómica con la dolarización, Ecuador comenzó a crecer, teniendo solo un periodo en el 2016 de recesión económica, con una caída de 1,2%. (sin contabilizar la caída global de la pandemia).

Luego de 20 años, el producto bruto de Ecuador en 2019 fue de 107.436 mil millones de dólares, es decir, quintuplicaron el desarrollo económico en los siguientes 20 años.

Si se analiza los últimos 20 años de Ecuador en materia inflacionaria, se observa un escenario de estabilidad, donde la tasa de inflación ha convergido a la de Estados Unidos, y en la actualidad, se ubica en 1,91% a finales del 2021.

Uno de los mayores temores que se asocian con la dolarización se vincula a la pérdida de empleos en el largo plazo, causado por la incapacidad monetaria de la economía para ofrecer herramientas que apuntalen el crecimiento económico. En 1999-2000, la tasa de desempleo de Ecuador era mayor al 13% (como porcentaje de la población activa) mientras que en 2019 era de 4,1%, por lo tanto, se redujo dramáticamente el desempleo poblacional. Es decir, además de contar con un crecimiento sostenido de la economía, acompañada de un crecimiento del salario real, inflación muy baja, el desempleo también ha logrado evolucionar favorablemente con la dolarización

Así y todo, frente a algunos resultados excepcionales en materia económica, Ecuador no ha sabido avanzar en las reformas necesarias que exige un régimen de dolarización. Durante la pandemia avanzó en una reforma laboral, lógicamente apremiado por un shock internacional extraordinario. Sin embargo, tiene que seguir avanzando en reformas que estimulen la inversión y el desarrollo económico. Por desgracia, como dije anteriormente, 10 de los 22 años gobernó el socialismo, generando un deterioro fiscal muy marcado y llevando a Ecuador a más de 14 años consecutivos de déficit fiscal continuados a la fecha.

Sin embargo, es fundamental remarcar que la dolarización le puso un freno al socialismo en Ecuador, limitándole el accionar desde el punto de vista monetario y fiscal. Por ende, la dolarización combate y contribuye a eliminar los socialismos".

Muchos economistas sostienen que perderíamos competitividad, se destruiría la industria dolarizando el país…

"Hay muchos mitos circulando en nuestro país. Pero vamos a los datos duros. Sacando el overshooting de la salida de la convertibilidad en el 2001 donde quedamos con un tipo de cambio extremadamente alto, desde el 2004 al 2020 la Argentina solo tuvo superávit comercial con Brasil en el 2019. Sin embargo, durante esos 14 anos la Argentina tuvo distintos tipos de cambios reales bilaterales con Brasil pero sin resultados externos positivos. Respecto al comercio con el Mercosur, según la CAC, desde 1980 solo tuvimos 14 años de saldo comercial positivo contra nuestro pares latinos. Mientras que desde el 2004 solo tuvimos 4 periodos con superávit comercial.

Por otro lado, según un informe de la CEPAL la cantidad de empresas exportadoras cayó más de un 30% en una década. Desde el 2000 al 2018, 14 mil empresas argentinas exportaban al mundo. En el 2021 son solamente 9.800 y menos de 20 concentran el 50% de lo que se exporta.

Si analizamos los términos de intercambio de Argentina, el volumen es similar al 2008 donde las exportaciones sumado a importaciones alcanzo los US$ 127.481 millones mientras que en el 2021 fue de US$ 141.055 millones. Por ello, nada indica que sea una cuestión de tipo de cambio la pésima performance comercial de la Argentina de las ultimas décadas. El problema es muchísimo más profundo y no tiene únicamente un condimento monetario.

Analicemos que ha sucedido con la industria: Argentina desde el 2011 viene en un sendero dramático de caída del valor agregado industrial según un informe de la CEPAL. Sin embargo vamos a otros datos má preocupantes. En 1875, la industria representaba el 8% del PBI argentino. En los siguientes 100 años alcanzamos un sendero de crecimiento, logrando el pico en 1975, donde la industria representaba el 27,5% de la economía argentina. Sin embargo en las ultimas décadas, en el 2003 la industria representaba el 19,4%, en el 2013 prácticamente lo mismo 19,8% mientras que en el 2020 no llega al 20%. Durante estos 100 años la argentina ha pasado por tipos de cambios altos y bajos, sin embargo, los resultados han seguido siempre en un sendero negativo.

La conclusión es que la cuestión monetaria no define la pésima performance de la industria y el comercio en la Argentina de las ultimas décadas. Otros factores como el limitado crédito, las políticas impositivas regresivas, los desincentivos a la exportación, la regulación cambiaria, reglas laborales inflexibles han condicionado estas industrias".

Dolarizar sin reformas no funciona en el largo plazo. ¿Estás de acuerdo?

Totalmente de acuerdo. No tiene sentido una reforma monetaria sin otros cambios estructurales profundos en términos impositivos, laborales y comerciales. Lo digo enfáticamente en mi libro.

¿Qué tipo de medidas entonces deberían acompañar a la dolarización de la Argentina?

Te menciono alguna de las 100 medidas que van a acompañar a un proceso de dolarización en la Argentina:

  • Eliminación del déficit fiscal en un lapso de 12-18 meses para lograr equilibrio y luego superávit en un periodo de 18 a 36 meses.
  • Eliminación de todas las regulaciones monetarias que no permiten acceder al dólar americano. Es decir, libertad para elegir la moneda para ahorrar y transaccionar.
  • Construcción de una reforma laboral que flexibilice el régimen arcaico que rige en el país. Entre ellas, eliminación de la doble indemnización por despido, incentivos impositivos a la contratación de nuevo personal regido por escalas. Premios impositivos al mantenimiento del nuevo personal regido por escalas. Fortalecimiento del régimen “hibrido” laboral.
  • Construcción de una reforma impositiva integral, que priorice y ponga el foco en premiar al pequeño, mediano emprendedor y empresario pyme que invierta en la economía real en la Argentina.
  • Eliminación de varios de los más de 168 impuestos que rigen, empezando por el impuesto a los cheques, que destruyen los mercados de capitales.
  • Devolución del IVA a los contribuyentes más vulnerables (10% población mas vulnerable)
  • Reformulación de las alícuotas y mecanismos de cobro de IIBB que castigan financieramente a la Industria Argentina.
  • Eliminación progresiva de las retenciones a todos los productos que se exportan al exterior. En un lapso de 8 años todas las alícuotas llegan a 0.
  • Respecto del tributo del pago sobre el reparto de dividendos, debería haber una política fiscal que incentive la reinversión de las ganancias de las empresas, subiendo drásticamente al 15% la alícuota por el retiro de dividendos y fortaleciendo el canal de reinversión en economía real.
  • Programa de subsidios y créditos para el pequeño y mediano productor para producir y vender al exterior.
  • Programa de incentivos del sector público para el desarrollo de planes de infraestructura de largo plazo para el país. En foco estará en el crédito blando de mediano y largo plazo.
  • Fortalecimiento del ahorro y la inversión a partir de brindar mecanismos de previsibilidad para el desarrollo de los mercados de capitales en nuestro país.
  • Ofrecer tasas de interés reales positivas para el ahorrista prolongadas en el tiempo
  • Eliminación de todas las trabas y regulaciones que lentifican, retrasan y destruyen el comercio exterior de nuestro país. Entre ellas, las sustitución de importaciones y la eliminación de todos los decretos actuales del BCRA que limitan la importación de productos del exterior.
  • Finalmente, un programa titulado “Recuperación de la soberanía argentina” donde debería haber incentivos profundos para repatriar los dólares exteriorizados, que como hemos mencionado, según estimaciones oficiales alcanzan US$ 400 mil millones.

Eliminación de la diferenciación del tributo en la alícuota por bienes personales localizados en el exterior, ya que la diferenciación solo incentiva a la perdida de residencia fiscal, achicando la base tributaria.

Baja drástica en el impuesto a las ganancias a aquellas empresas y personas humanas que deciden repatriar o derramar liquidez generando incentivos reales para dinamizar la inversión y desarrollar la economía real argentina, según montos y escalas.

Es importante mencionar que no es un blanqueo de capitales. De una vez por todas hay que premiar aquellos que pagan impuestos en la Argentina y no seguir incentivando la evasión a partir de los blanqueos de capitales cada 4 años, como viene sucediendo en promedio en la Argentina. Este programa fortalece el canal de inversión productiva en la economía real favoreciendo fuertemente a nivel impositivo el ingreso de capitales a la economía argentina. 

Argentina

Se acabó el curro del INADI: Milei tomó la motosierra y recortó un presupuesto de $3600 millones y 400 empleados

Publicado

en

Por motivos económicos, ideológicos y morales, el presidente Javier Milei resolvió el cierre del INADI, eliminado todo su presupuesto y echando a una buena parte de la planta.

El presidente Javier Milei confirmó este jueves a la noche en una entrevista en exclusiva con Jony Viale, el cierre del Instituto Nacional Contra la Discriminacion, la Xenofobia y el Racismo (INADI). El anuncio se dio primero en la habitual conferencia de prensa del vocero, y luego fue confirmada por la Oficina del Presidente.

El INADI fue creado por un pedido de la UCR luego del pacto que llevó a la sanción de la Constitución Nacional de 1994. Posteriormente, el ex presidente Carlos Menem en el año 1995, pasó la Ley Antidiscriminación (Ley 24.515), que obliga al Estado a tener un organismo que cumpla las funciones del INADI, aunque el instituto se puso recién funcionamiento en el año 1997.

En sus casi 30 años de historia, sufrió varias intervenciones por "mal funcionamiento". La primera ocurrió en el año 2000 y la última, que duró hasta la actualidad, en el 2011, cuando Cristina Kirchner puso a Pedro Mouratian a cargo y lo convirtió en una agencia de persecución a la oposición. Ahora el Gobierno de Milei vuelve a intervenirlo y dispone como interventora a Maria de los Angeles Quiroga, pero ahora con el objetivo de cerrarlo definitivamente.

Las razones del cierre del INADI

Su cierre encuentra motivos ideológicos, económicos y morales. En cuanto a lo ideológico, el cese de sus actividades es una gran victoria para las ideas liberales y una declaración de no interferencia del Poder Ejecutivo contra la libertad de expresión.

Al ser el INADI dependiente del Ejecutivo, su mera existencia implicaba que el Gobierno Nacional contaba con las herramientas para entrometerse arbitrariamente en la libertad de expresión de los ciudadanos. Así, el Presidente podía decidir de manera sesgada qué se podía decir y qué no, y qué tipos de expresiones debían ser penadas.

Se abría la posibilidad de perseguir a quien piense distinto, manchando su imagen y acusándolo de discriminatorio. Un caso muy conocido fue el de Ramiro Marra, quien denunció que el INADI lo persiguió simplemente por oponerse a los piqueteros que cortaban la calle ilegalmente.

Cabe aclarar que la discriminacion está penada en la Argentina por la Ley 23.592 de “Actos Discriminatorios”, pero esto es competencia específica del Poder Judicial, lo cual está en línea con el resto de las democracias liberales del mundo. Es la Justicia quien debe dictaminar si se cometió un hecho ilícito de disicriminacion, respetando todas las garantías procesales del acusado, no un organismo del Poder Ejecutivo.

En cuanto a lo económico, está claro que es inaceptable que los contribuyentes carguen sobre sus espaldas este tipo de gastos superfluos. El país no está en un momento en el que se pueda dar el lujo de financiar un organismo persecutor.

Al día de hoy, el INADI se ha convertido en un verdadero aguantadero de personas, sin control alguno y con un despilfarro alucinante. Por ejemplo, el Gobierno informó que este instituto cuenta con 400 empleados y tiene 43 delegaciones a lo largo y ancho del país.

Solo en el Presupuesto 2023, manejó una caja de $1.150 millones de pesos. Esto con nula transparencia, ya que no cuenta con una nómina oficial de quienes trabajan en el organismo, siendo un claro ejemplo de falta de transparencia en el manejo de las contrataciones estatales.

En cuanto a lo moral, hay una discusión más profunda, y solo basta con ver el prontuario de quienes han pasado por el INADI para darse cuenta de que ha sido manejado por gente poco idónea y que incluso ha estado involucrada en escándalos totalmente ilícitos.

Quizás el ejemplo más resonante de los últimos tiempos es el de Victoria Donda, quien fue titular del instituto entre 2019 y 2022 durante la gestión de Alberto Fernandez. La ex directora se vio envuelta en un escandaloso suceso, donde su empleada doméstica la acusaba de haberla tenido 10 años en “negro” y en el que Donda contestaba via chat ofreciéndole un cargo en el INADI o un plan social como compensación.

Además, la empleada contó en diversas entrevistas sentirse agobiada por la cantidad de tareas que la familia Donda le hacía realizar, sin recibir aumentos, ni aguinaldo, ni vacaciones. Increíblemente, la titular de un organismo que dice velar por un país más igualitario ni siquiera había empezado por su propia casa.

Con el cierre del INADI, se vuelve a confirmar que ya no hay más lugar para los curros y las avivadas de la política. El Gobierno se muestra una y otra vez, hasta el cansancio, decidido a desbaratar cada uno de los antros que se han formado bajo la tutela estatal.

Sin el INADI, será la Justicia quien vele por dictaminar quién es culpable de un delito de discriminacion. Ya no habrá un burócrata del Gobierno que apunte con el dedo y decida por sí mismo que está permitido decir y qué no. La libertad de expresión parece engrosar y convalidarse con esta decisión de mucho coraje del presidente Javier Milei.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei enviará al Congreso una ley para que vaya preso cualquier funcionario que emita dinero para financiar el gasto público

Publicado

en

Lo confirmó el Presidente de la Nación en diálogo con Jonatan Viale. Además, ratificó que el Ejecutivo podría llegar a un nuevo acuerdo con el FMI.

El presidente Javier Milei confirmó que enviará al Congreso una ley para que vaya preso cualquier funcionario que emita dinero para financiar el Tesoro, como hicieron todos los gobiernos desde la salida de la Convertibilidad y que dejó de hacer este gobierno.

Lo confirmó en diálogo con Jonatan Viale para el programa ¿La Ves? por TN, que se grabó en el despacho presidencial de la Casa Rosada y se transmite esta noche desde las 21 horas. El objetivo del Presidente con esta iniciativa es terminar con la emisión sin respaldo y bajar la inflación.

El proyecto definirá al señoreaje como delito penal y en caso de que el Banco Central financie al fisco, ya sea de manera directa o indirecta, terminarían en la cárcel el presidente del BCRA, el directorio, el presidente de la Nación y los funcionarios que voten por eso”, expresó Milei.

La emisión de dinero devalúa al peso y hace perder su valor frente a los bienes y servicios. Esto es percibido por la gente como una suba de todos los precios de la economía, lo cual recibe el nombre más conocido como inflación.

Pero de fondo, lo que ocurre es que la emisión sin respaldo genera que se necesiten más pesos para comprar los mismos productos, lo que lleva a una pérdida del poder adquisitivo si los sueldos tardan más en acomodarse.

Todo este proceso inflacionario y de caída real de salarios se evita sin emitir dinero para financiar el gasto público, limitando la emisión de pesos únicamente para pagar los gastos y las deudas propias del Banco Central.

Seguir Leyendo

Argentina

Chau INADI: El Presidente Javier Milei resolvió eliminar uno de los antros de corrupción y persecución más importantes del kirchnerismo

Publicado

en

Lo adelantó el vocero presidencial, Manuel Adorni, en conferencia de prensa y lo confirmó la Oficina del Presidente en redes.

El Gobierno de Javier Milei anunció que cerrará definitivamente el INADI, en su plan de desmantelar institutos que "no sirven para nada", según aseguró el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa.

"Estamos dando los primeros pasos para avanzan en el desmantelamiento de diferentes institutos que no sirven para nada o son grandes cajas de la política. Empezamos con el primero: el INADI. Estamos empezando con su cierre definitivo. Por supuesto, lleva un tiempo. Hay cuestiones burocráticas", explicó el funcionario.

Con respecto al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, Adorni contó que contaba con 400 empleados y decenas de oficinas por todo el país. En estos 2 meses, la planta se redujo a 355, y se seguirá recortando a partir de esta decisión.

"No vamos a seguir financiando ni rosca política ni lugares donde se paguen favores políticos, ni donde hayan decenas o cientos de puestos jerárquicos que no suman para nada", sentenció.

El Instituto, a su vez, tiene 45 oficinas en diferentes provincias y ciudades del conurbano bonaerense, catalogadas como delegaciones, subdelegaciones y enlaces. Muchas de ellas están ocupadas por las diferentes líneas internas del kirchnerismo. Ahora, se pondrán a la venta.

La Oficina del Presidente confirmó la noticia, y explicó las razones de la decisión. "Durante la campaña electoral, el Presidente Milei prometió al pueblo argentino terminar con la sobrepoblación de organismos, cargos y empresas públicas financiadas con el hambre de la gente. Esta medida se suma a la reducción de ministerios, secretarías, direcciones y coordinaciones en todo el sector público nacional", aseguró.

Y agregó: "La República Argentina no necesita un organismo que oficie de policía del pensamiento persecutora de opositores, sostenido por $2.800.000.000 de presupuesto, $8.000.000 en gastos de alquiler y más de 400 empleados. La planta ya se redujo a 355 en los primeros 2 meses y continuará recortándose a partir de esta decisión".

"Los más de 7.000 expedientes sin tramitar y sin resolución son prueba de la inoperancia del INADI, y confirman que sus funciones eran persecutorias, ideológicas y duplicadas con aquellas que corresponden al Poder Judicial", concluyó.

Seguir Leyendo

Tendencias