Seguinos en redes

Argentina

Argentina vuelve a caer en default

El gobierno decidió defaultear el pago de la deuda emitida bajo ley local. El monto asciende a 10.000 millones de dólares y se postergó al menos hasta 2021. Desde el ministerio de economía minimizaron este default, llamándolo solo una “moratoria unilateral”.

Publicado

en

El gobierno de Alberto Fernández publicó en el Boletín Oficial esta mañana el Decreto de Necesidad de Urgencia 346, sobre deuda pública, titulado “Diferimiento de los pagos de intereses y amortización de capital”, en el que ponen a la Argentina, una vez más, bajo default.

En el decreto se afirma que se postergará el pago de US$ 10.000 millones de dólares de la deuda emitida bajo ley local. Esto significa que, el gobierno decidió unilateralmente cambiar los términos del contrato sobre los vencimientos próximos, reperfilarlos para el 2021, y dejar al país en default hasta que este pago se acredite el año que viene.

Ad

Este default no es tan impactante como los realizados luego de la crisis del 2001, ya que aquel implicó también suspender el pago de deuda contraída con ley extranjera.

Sin embargo, no hace tanto escuchamos al ministro de economía decir que
iba a dar el mismo trato a los papeles de deuda, sin importar si estos habían
sido concebidos bajo la ley local o bajo ley extranjera.
De alguna manera, para
dejar en calma tanto a los acreedores extranjeros como a los locales, Guzmán
planteó un escenario de tranquilidad que no permitía esperar tratos disímiles
en lo que respectaba al pago de la deuda.

Lo ocurrido en estas últimas horas nos permiten arribar a una
de dos conclusiones: o la deuda de ley extranjera se defaulteará eventualmente y esto es solo un primer paso, o el pez por
la boca muere y el ministro deberá dar explicaciones acerca de por qué decidió postergar
el pago de esta deuda y no la otra. 

Cabe destacar que, a diferencia de otras veces, este default técnico es total y no parcial, lo que permite al gobierno no sólo dejar de pagar los vencimientos, sino que disponer de la totalidad de
los fondos que se habían destinado al pago del capital de esta deuda.

La postal de este nuevo default, Alberto Fernández y Cristina Fernández, vuelven a gobernar a una Argentina sin capacidad de pago, como lo hicieron durante los 12 años del anterior kirchnerismo.

Tal vez no es una decisión que sorprenda mucho
económicamente, teniendo en cuenta que estamos en medio de una crisis sin precedentes a nivel mundial. Pero, sin lugar a dudas, el default iba a llegar eventualmente, las cuentas públicas otorgaban un déficit fiscal impagable y una deuda insostenible, y las primeras medidas de Alberto Fernández antes de la llegada del coronavirus eran las de un presidente que no tiene ni la menor idea de cómo va a hacer para pagar los vencimientos de una deuda de corto plazo.
Además, este gobierno contaba con el precedente del casi default del gobernador bonaerense Axel Kiciloff, quien finalmente decidió endeudarse para pagar deudas viejas, a tasas estrepitosas, pero con acreedores locales, por lo que logró evitar el default de su provincia.

Ad

El problema inmenso de financiamiento que el Estado argentino atraviesa, no sólo se ve reflejado en un aumento de $600 mil millones en la
base monetaria en solo el mes de marzo
, sino que ahora se le suma este diferimiento de los pagos de los servicios de intereses y amortizaciones de
capital. Evidentemente, el gobierno se dio cuenta de que se quedó sin plata y, frente a esta situación, decidió aplicar las siguientes medidas:

  • Volver a niveles de emisión peligrosamente inflacionarios de antes del 2017.
  • Aumentar los impuestos, por ejemplo con la propuesta de Máximo Kirchner.
  • Defaultear una parte de la deuda, para habilitar dinero que se mantenía guardado para pagar estos vencimientos.
Es lógico pensar que, más allá del contexto, era una idea que
deambulaba por la cabeza del gobierno a la hora de idear planes para hacerse de
fondos. Sin embargo, el golpe de la pandemia hizo que las falencias del Estado
para hacer frente a estas crisis salgan a la luz mucho más rápido de lo que tal
vez esperaban y, es por esto que, finalmente, se decidieron a hacerlo y, de este
modo, el gobierno no sólo se ahorra de pagar esta gran suma de dólares, sino
que, a su vez, dispone de estos fondos para subsanar el inmenso agujero
tributario que estos meses de desplome en la producción vienen generando
. El gobierno se dio cuenta que “nadie” está pagando impuestos.

Ad

De este modo, el gobierno cree que el país arrancaría la recuperación productiva
fruto de la finalización de la cuarentena y con un
alivio en términos de pago de deuda,
pero con una proyección de déficit fiscal
que rondaría el 10% del PBI al finalizar el año y una inflación cuyas cifras lógicamente aún se
desconocen, pero todo hace creer que será más que muy alta. Este plan no verá su objetivo.

Para el mercado, hay poca evidencia que estas medidas serán salvadoras, no sólo porque la recuperación de una crisis no sale del
Estado, sino porque todo dependerá del destino que tenga esta nueva suma de dinero que se habilitó gracias a esta “moratoria unilateral”, como se la llamo desde el ministerio de economía. 
El país
entero se pregunta si este dinero se usará para incentivar a los sectores productivos
,
para dar lugar a que la gente saque los dólares a la calle y de este modo el
gobierno pueda secar un poco la plaza que últimamente viene inundando o si
simplemente continuará aumentando las partidas de refuerzos alimentarios y
ayudas sociales como ocurrió en las últimas semanas del mes de marzo,
buscando
mitigar los efectos de la crisis más social que económicamente.

Ad

Si la experiencia argentina tiene algo para enseñarnos es que regalar plata en tiempos de crisis solo profundiza el problema; la gente no gasta ese dinero, ninguna demanda se reactiva, las industrias terminan quebrando porque las empresas se tornan insolventables, y la espiral inflacionaria condena al país a la destrucción total de su economía.

¿Qué sigue ahora?: esperar a ver cómo reaccionan los indicadores
ante esto. Es posible que los acreedores de deuda bajo ley extranjera entiendan
esto como una señal de que se prioriza su deuda antes que la local, pero existe una
chance de que, aferrados a las palabras del ministro Guzmán, estimen que darán
el mismo trato a su deuda, lo que desembocaría en una situación bastante más
grave para los números del país
. Un alza en el riesgo país que devendrá, tarde o
temprano, en un aumento en el valor del dólar y un fuerte impacto en la
inflación son algunos de los augurios que pueden estimarse para las próximas
semanas, especialmente una vez que la cuarentena finalice y la gente vuelva a
moverse.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Alberto apuntó contra Cristina en la CGT con un mensaje mafioso: “Perón nunca necesitó una lapicera”

Publicado

en

El presidente encabezó el acto en la CGT por el aniversario de la muerte de Perón y le envió un mensaje desafiante a su Vice, que habla mañana en su propio acto en la sede del PJ Bonaerense.

Alberto Fernández participó esta tarde de un acto en la CGT, por los 48 años de la muerte de Juan Domingo Perón, y se replegó al único grupo de poder que todavía respalda su gobierno: el sindicalismo de Héctor Daer y Carlos Acuña, co-secretarios de la Confederación General del Trabajo.

El acto no fue más que un cierre de filas, donde Alberto se mostró con sus ministros más allegados en la previa del acto de Cristina, que habla mañana en Ensenada, y se espera que anuncie un cambio de rumbo en el gobierno.

El presidente realizó una serie de indirectas durante todo el discurso, y anticipó que no apoya un cambio de rumbo. Incluso en un momento le respondió directamente a Cristina, que en el último encuentro que compartieron por el centenario de YPF le pidió que utilizara la lapicera para controlar el Gobierno

El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, el poder pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer. Convencer es una tarea mucho más ardua, pero es más segura“, dijo ante el aplauso del sindicalismo. Y remató: “Perón nunca necesitó una lapicera“.

Sus comentarios fueron un blanqueo de la guerra total que existe en el Frente de Todos, mientras que por primera vez desde su vuelta a la Casa Rosada, el peronismo habla de una candidatura a presidente de Cristina Kirchner, lo cual entra en conflicto con las intenciones de Alberto de buscar la reelección.

“Cuando muchos le pedían que no era el camino el diálogo, que había que tomar las armas, nos enseñó que jamás hay que obligar a nadie, hay que persuadir, y me quedó con esas frase, porque la política no es otra cosa que convencer al otro de que lo acompañe en la empresa que va a empezar“, aseguró Fernández.

El evento de Cristina mañana contará con la presencia de Máximo Kirchner, diputado, jefe de La Cámpora y presidente del PJ bonaerense; del gobernador Axel Kicillof, y del anfitrión, el intendente Mario Secco, entre otros dirigentes del peronismo provincial. Alberto Fernández y los ministros nacionales no fueron invitados.

Las dos puestas en escena vuelven a exhibir el grado de descomposición entre los principales socios de la coalición de gobierno. La última vez que Fernández y Cristina Kirchner se mostraron en público fue el viernes 3, en el centenario de YPF: hacía tres meses que no aparecían juntos ni se hablaban, y la Vicepresidente aprovechó el escenario de Tecnópolis para reprocharle al jefe de Estado en la cara y ante millones de espectadores por el rumbo de la gestión económica.

Después de ese evento, renunció el ministro de Producción, Matías Kulfas, muy resistido por la ex presidente. Muchos están espectantes de lo que dirá Cristina, ya que fuentes cercanas al Frente de Todos anticiparon que podrían haber ataques directos al ministro de Economía, Martín Guzmán, y que se podría dar su renuncia en los próximos días.

La reunión con el economista liberal Carlos Melconian no fue casualidad, y algunos creen que Cristina tiene la idea de poner a una “cara bonita” del sector financiero para frenar la corrida cambiaria y el rechazo del mercado a los bonos argentinos, aunque es claro que la política asistencialista no se modificará, ni siquiera con una figura como Melconian.

Seguir Leyendo

Argentina

El kirchnerismo se suma a la discusión económica del Salario Básico Universal de Grabois

Publicado

en

Cerca de la vice la imaginan como un reemplazo de los planes sociales, pero está cajoneada. Massa tiene su propuesta.

El proyecto de ley para crear un salario básico universal capaz de sustituir los planes sociales promovido por el dirigente social Juan Grabois tiene respaldo del kirchnerismo, pero por ahora no está en agenda que se trate porque no hay consenso en el oficialismo. Se suma a otras iniciativas para convertir planes sociales a empleo de Juntos por el Cambio y a una de Sergio Massa, presentada el año pasado. 

Los legisladores cercanos a Cristina Kirchner no tienen un proyecto propio y apuestan al presentado hace un mes por el diputado Itaí Hagman, militante de Patria Grande, la agrupación liderada por Grabois, que permanece cajoneado. “Estamos buscando los consensos en el Frente de Todos para empezar a debatirlo”, reconocieron las fuentes cercanas al dirigente social. 

A la presentación de Hagman asistieron el jefe de su bloque Germán Martínez y la titular de Unidad Ciudadana en el Senado, Juliana Di Tullio. Y tras la crítica de Cristina por un incremento desmedido de los planes sociales, la iniciativa volvió a mencionarse en el Congreso como una salida a largo plazo de la intermediación en la ayuda social.

La ley no elimina los planes sociales pero traza un camino para diluirlos en el mediano plazo, porque asigna un salario universal de igual valor de la canasta básica alimentaria medida por el Indec (13 mil pesos) a adultos de entre 18 y 64 años que estén desocupados o registren bajos ingresos y no perciban ninguna asistencia del Estado.  

Se identifican como tales a los inscriptos en la categoría A del monotributo, asalariados que reciban ingresos similares, trabajadores agrarios o de casas particulares. 

Para sostener el salario básico, habrá que acreditar la finalización de estudios primarios y/o secundarios; talleres de formación profesional y capacitación laboral, de orientación laboral, de profesionalización del trabajo doméstico, o de desarrollo de actividades socio comunitarias. 

El ministro de Desarrollo Social de la provincia Andrés “Cuervo” Larroque ratificó el respaldo del kirchnerismo a la iniciativa, aunque pidió cambiarle el nombre para dejar claro que el ingreso es sólo para el sector más desguarnecido. 

Larroque ya había hecho explícito el respaldo a la ley en un acto con Grabois en la Cámara de Diputados de la provincia, en la que desafió al peronismo a “perforar el cerco mediático” y animase a tratarla.

Este martes, el diputado del Frente de Todos Eduardo Valdés, cercano al presidente, no descartó su apoyo si prospera. “Me gusta la iniciativa del Salario Básico Universal, como me gusta todo lo que suba el piso de dignidad de la población”, sostuvo en una entrevista con DTV. De todos modos, no sería una bajada de línea de la Casa Rosada. 

Pero por ahora la ley está cajoneada. Fue girada a las comisiones de Presupuesto, Previsión Social y Legislación del Trabajo. La primera la preside Carlos Heller y las otras dos diputadas kirchneristas: Marisa Uceda y Vanesa Siley. 

El problema, señalan cerca de Grabois, es que no todo el FdT esta de acuerdo con el salario básico universal y abrir el debate puede desangrar la interna.

Seguir Leyendo

Argentina

Escándalo de corrupción en Tigre por la subejecución del presupuesto educativo

Publicado

en

Jorge Lanata denunció en su programa un entramado de corrupción que sucede en Tigre con la subejecución del presupuesto de mantenimiento de la infraestructura escolar.

El periodista detalló que está el dinero necesario para las mejoras edilicias en las escuelas de Tigre pero que, por una decisión política, el intendente de Tigre, Julio Zamora, deja vencer las partidas presupuestarias a fin de año para poner ese dinero en inversiones en plazos fijos.

Lo cierto es que los intereses que gana son destinados a otra cosa, con la inflación de más del 60% anual parece una mala inversión que sufren los alumnos que tienen que ir a clase con edificios que están en terribles condiciones y en su mayoría, sin estufas ni ventiladores.

Lanata mostró documentación que demuestra que el 60% del presupuesto para infraestructura escolar del 2021 no fue ejecutado, el cual fue colocado en plazos fijos cuyos intereses se gastan a discreción del intendente ya que no rinde cuentas de lo que hace con ese dinero.

Este escándalo se suma a otros que tienen a Zamora en el centro de la polémica. Recordemos cuando gastó 15 millones de pesos en espumantes y turrones, con una compra de canastas de Navidad que hizo a discreción de toda licitación, comprándole los productos a un familiar de la municipalidad.

El año pasado, la justicia de la Provincia de Buenos Aires ordenó el allanamiento en la Municipalidad de Tigre, la sede de la cooperativa Creando Conciencia y la empresa Recilit, de Juan Podavini, en el marco de la denuncia realizada por la ONG Proconsumer en la fiscalía de Rincón de Milberg. La denuncia apunta contra el presidente de la Cooperativa Creando Conciencia, Edgardo Jalil, quien también se desempeña como actual director de Reciclado y que este doble rol de “cooperativista” y funcionario le habría permitido realizar negocios a su favor.

Julio Zamora, abogado peronista y allegado a Sergio Massa, fue elegido intendente de Tigre por el Frente Renovador y ocupa ese cargo desde 2013, pertenece al núcleo interno de Massa en Tigre y es un exponente claro del Frente de Todos, con décadas viviendo de la política y numerosos escándalos de corrupción que parecen no afectarlo.

Seguir Leyendo

Tendencias