Conecte con nosotros

Argentina

Argentina vuelve a hacer el ridículo: no apoyó en la OEA una declaración que exige elecciones libres en Venezuela

En una votación en la OEA, por orden de Alberto Fernández, la Cancillería argentina decidió no apoyar una declaración que exige elecciones libres e independientes en Venezuela. Con esta abstención, el Gobierno kirchnerista deja en claro su apoyo a la permanencia de Maduro.

Publicado

en

Argentina vuelve a ser la vergüenza de la región en las votaciones de la OEA. Mientras los demás países sudamericanos, sean con gobiernos de izquierda o de derecha, están unificados en su condena a las dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Cuba, la Cancillería kirchnerista hoy decidió defender a estos regímenes comunistas.

Esta tarde, se votó una declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA) que reclama elecciones libres e independientes en Venezuela, una reforma electoral inmediata en Nicaragua y una revisión de los derechos humanos en Cuba.

La declaración fue aprobada sin el importante voto argentino, por 21 votos a favor, 4 en contra y 9 abstenciones. Argentina se abstuvo junto a Barbados, Belice, Granada, Guyana, México, San Cristóbal, Surinam y Trinidad Tobago, mientras que Nicaragua y las islas Dominica, San Vicente y Antigua y Barbuda votaron en contra. Por su parte, la iniciativa fue promovida principalmente por Uruguay, Ecuador, Perú, Costa Rica, Canadá, Bolivia, Chile, Brasil, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay y Venezuela, representada por Guaidó.

La declaración además clarifica que Maduro está “usurpando” los poderes del Estado venezolano y avala oficialmente la presidencia interina de Juan Guaidó. Alberto Fernández dijo en el pasado que si bien considera que Maduro “es autoritario”, no reconoce a Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela, alegando que es un alfil regional de la Casa Blanca.

A pesar de que el nuevo Canciller de Lacalle Pou, Francisco Bustillo, está buscando un acercamiento estratégico a Argentina, el Embajador uruguayo en la OEA, Washington Abdala, quien responde directamente a Bustillo, declaró fuertemente contra Alberto Fernández y se diferenció categóricamente de la decisión del Gobierno kirchnerista.

Ahora tenemos el sentido de tranquilidad de que Uruguay recupera una postura principista en la lectura de los acontecimientos en Venezuela”, disparó Abdala luego de la votación. “Cuando las opciones son de naturaleza binaria o se está de un lado o se está del otro. Y aquí no hay mucho margen. Ni siquiera hay margen para el matiz. O se está del lado de la defensa de los derechos humanos y la recuperación de la democracia en Venezuela o se está del lado de la oscuridad y la tiranía. No hay punto intermedio”.

Posteriormente, en un debate con el Secretario General de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, y otras autoridades de la región, añadió: “Si tenemos que pensar en términos de legitimidad, lo legítimo es la democracia y lo ilegítimo es Maduro. Si tenemos que pensar en términos de legalidad, lo legal es el camino hacia la democracia de verdad y lo ilegal es Maduro”.

Washington Abdala, junto a Luis Almagro, en su ingreso a la OEA.

Ad

La decisión Argentina: tibieza para denunciar, convicción para defender.

La postura de Argentina respecto a la dictadura comunista de Nicolás Maduro en Venezuela desde el cambio de gobierno ha sido muy poco clara. En un principio, las designaciones de Alberto Fernández en las comitivas diplomáticas parecían indicar que el Gobierno kirchnerista no volvería a ser socio directo del chavismo.

Felipe Solá, el canciller de Fernández, se abstiene de decirle dictador a Maduro, pero tampoco le dice presidente, refiriéndose a él como “Señor Maduro”, se opone al embargo de Estados Unidos, pero pide que el Ejército venezolano salga de los asuntos gubernamentales y que libere a los presos políticos, y así con todas las temáticas. 

Esta “posición del centro”, tan criticada ahora por Uruguay, no deja contento a nadie en Argentina. Los kirchneristas más acérrimos piden una postura de alianza con Maduro, que se enfrente directamente con Almagro en la OEA. Mientras tanto, la oposición exige que el Gobierno aclare su postura respecto a las reiteradas violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad que ocurren en Venezuela, por culpa del régimen chavista.

Durante una breve intervención que hizo ayer en la 50° Asamblea General de la OEA, el Canciller argentino reafirmó que el gobierno de Alberto Fernández apoyó el informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas que denunció graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro, lo cual desembocó en la salida del Gobierno de varios funcionarios kirchneristas en protesta.

Solá además reclamó que se instale una oficina en Caracas de la ONU para seguir avanzando en las investigaciones en Venezuela. Fernández, a sabiendas que sin una intervención militar la ONU no se va a meter en un país foráneo, ahora adoptó una postura ridícula que pide que la ONU abra una “misión de paz” en Caracas, que trabaje codo a codo con Maduro para “garantizar que las Fuerzas Armadas no violen los derechos humanos de los venezolanos“. Claramente, pedirle al dictador que sea un poquito más bueno, es una solución vacía.

Felipe Solá sobre Venezuela en 2019.

Ad

Por estas posturas, la OEA dejó de incluir a la Argentina en las negociaciones con Guaidó, lo cual Solá lamentó y dijo en la sesión de hoy que “la OEA debe ser garante de la paz y la contención. Nunca juez o gendarme político”.

Demostrando la incomodidad que siente el Canciller argentino hablando sobre Venezuela, aseguró que desde hace tiempo que “somos testigos de la división que se busca imponer en América Latina alrededor de los que cada país piensa sobre Venezuela. Y se dejan postergados temas de integración o desarrollo”. 

Esta postura absurda pretende ignorar la dictadura más brutal de la región, que gobierna al país hace 20 años y desde hace 5 sin legitimidad popular. Mientras tanto, habla de la “dictadura de Jeanine Añez en Bolivia“, donde no hubo denuncias de violaciones de derechos humanos y hubo elecciones libres donde de hecho ganó el socialismo autoritario que acusan que fue depuesto del Gobierno.

Todo esto se da, además, en un contexto local donde la vicepresidente Cristina Kirchner busca manejar la agenda del presidente Fernández. Hace poco trascendió el pedido de la ex presidente para que se haga una serie de recambios en el gabinete, que algunos aseguran que incluye al canciller Felipe Solá.

Una agenda manejada por el cristinismo implicaría que Argentina se convierta en el único país democrático de América en defender abiertamente la dictadura de Maduro. Lo cual, en caso de ganar Donald Trump la reelección el 3 de noviembre, complicaría severamente la situación del país en sus negociaciones con el FMI y el Tesoro de Estados Unidos para acceder a nueva financiación internacional.

El eje comunista que busca reestablecer Cristina Kirchner, junto a Maduro, que todavía permanece en el poder en Venezuela, y Evo Morales, cuyo partido recientemente volvió al poder en Bolivia.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Tras la paliza electoral, Manzur llega y pone fin a las restricciones sanitarias

Publicado

en

No más uso obligatorio del barbijo en la vía pública, todos los eventos habilitados con aforo al 50% y apertura de fronteras.

En conferencia de prensa, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti; y el flamante jefe de Gabinete Juan Manzur, dieron por concluida la cuarentena que empezó el 20 de marzo del 2020.

Las nuevas flexibilizaciones implican una enorme apertura de actividades, algo más relacionado a la paliza electoral que recibió el kirchnerismo que a la situación epidemiológica en Argentina.

Así Manzur se convierte en el principal promotor del fin de las restricciones sanitarias, algo en lo que el kirchnerismo duro nunca creyó, particularmente Cristina Kirchner, quien habría dado la orden de dejar la cuarentena en el pasado y tratar de liberar todo para noviembre en busca del votante frustrado por la pandemia.

Además, es una manera de dar vuelta la página de la escandalosa foto en la Quinta de Olivos donde el presidente Alberto Fernández no cumplía ni sus propias restricciones.

A partir de este momento:

 Se levanta la obligatoriedad de uso de tapaboca al aire libre. Continúa siendo obligatoria en lugares cerrados  (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos) y al aire libre cuando hay aglomerados de personas. 

Reuniones sociales sin límites de personas cumpliendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia y ventilación.

– Aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación.

– Autorización de viajes de jubilados, egresados y de estudiantes siguiendo los protocolos recomendados.

– Autorización de discotecas con aforo del 50%, aunque se va a tratar de instalar un sistema para pedir el esquema completo de vacunación para permitir el ingreso, “como en Europa“.

– Salones de fiestas, bailes o actividades similares: habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. Habrá un protocolo especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los adolescentes.

– Eventos masivos de más de MIL (1000) personas. A partir del 1° de octubre se habilita con aforo del 50%, y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos.

– Apertura gradual y cuidada de fronteras. No hay una fecha clara pero antes de noviembre las fronteras volverán a estar completamente abiertas, según dijo Manzur.

– A partir del 24 de septiembre se eliminará el aislamiento obligatorio para argentinos, residentes y extranjeros que entren al país por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria. 

– A partir del 1ro de Octubre se autorizará el ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento, pero con cupo. La apertura total de fronteras terrestres fue un pedido de gobernadores, y algo que Manzur venía diciéndole a Alberto hace varias semanas ya.

 Entre el 1ro de octubre y el 1ro de noviembre se incrementará significativamente el cupo de ingreso hasta eliminarlo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres. 

Se solicitará para el ingreso al país:

-Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país. 

Test de PCR negativo en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria

Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria 

Aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.

Al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada: se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7 y se podrá levantar el cupo.

Seguir Leyendo

Argentina

Cecilia Todesca Bocco pasará a trabajar con Cafiero en Cancillería

Publicado

en

La economista ocupará el lugar de Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, quien a su vez pasaría a ser vicejefe de Gabinete.

Cecilia Todesca Bocco, hasta hoy vicejefa de Gabinete, se irá a trabajar con Santiago Cafiero al Ministerio de Relaciones Exteriores.

La economista ocupará el lugar de Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, según consignó Clarín. Se analiza la posibilidad de que Neme, tucumano y conocido del flamante jefe de Gabinete Juan Manzur, ocupe el lugar que deja Todesca en la Jefatura de Ministros.

Santiago Cafiero, adentro del Gabinete pero en otro rol: cuál es | Crónica  | Firme junto al pueblo

Resta conocer quién será el vicecanciller de Cafiero. La asesora presidencial Cecilia Nicolini quiere secundar a Cafiero en el ministerio, aunque también suena el nombre de Guillermo Chaves, debido a su relación de confianza con Cafiero.

Antes de anunciar su equipo, Cafiero quiere hablar con quien era el vicecanciller de Solá, Pablo Tettamanti, que es diplomático de carrera. El martes tiene por delante su primer desafío internacional: el discurso virtual que dará Fernández ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Felipe Solá: “Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”

Felipe Solá se despidió de los funcionarios de la Cancillería este lunes, en el Palacio San Martín.

Después publicó un tuit en el que se lo ve abrazado a su mujer, María Helena Chaves. “No hay palabras para agradecer tanto afecto de todos los trabajadores y trabajadoras de la Cancillería Argentina. Gracias por poner el cuerpo en un momento muy difícil del país. Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”, escribió el canciller saliente.

Seguir Leyendo

Argentina

El nuevo Gabinete: ¿podrá ayudar al Gobierno a revertir la derrota en las PASO?

Publicado

en

Los gobernadores se alejan más de la dupla presidencial, enredada en su propio laberinto. Pero Guzmán, el ajuste y el acuerdo con el FMI resisten

Alberto Fernández salió profundamente debilitado de la crisis institucional después de las PASO, cuando Cristina Kirchner tiró de la cuerda pero con cuidado de no romper, por ahora, ni con el Presidente ni con el FMI.

De hecho, su estrategia política de acá a noviembre parece respaldarse en el ministro de Economía, Martín Guzmán, que habilitó gastar el dinero del FMI en la campaña, complicando la situación pos electoral pero haciendo todo por revertir el resultado en noviembre.

A partir del 18 de septiembre, cuando se anunció el nuevo gabinete, se terminó en la práctica el gobierno de Alberto Fernández, en su lugar comenzó uno de Cristina Kirchner como única jefa de Estado, quien gobernará hasta el final del mandato a través de los ministros que puso: Juan Manzur y Aníbal Fernández.

Marcos Novaro, sociólogo macrista e investigador del Conicet, consideró que CFK demostró que “tiene los recursos y está dispuesta a usarlos para destruir al Gobierno”, pero asegura que por ahora el binomio presidencial “encontró una solución”, y que esto es bueno para el país, porque “es mejor tener un gobierno malo, que no tener gobierno”.

Raúl Aragón, de la consultora Raúl Aragón & Asoc, consideró que “hubo una victoria de CFK, pero discreta. La sangre no llegó al río y habrá un relanzamiento de la gestión”. “Ahora hay que ver cómo se recompone la relación entre el Presidente y su vice, porque fueron 48 horas de mucha tensión, y la estocada final fue la carta de CFK, donde dijo ‘los votos los tengo yo’, advirtió Aragón.

Ambos analistas se olvidan de una pregunta fundamental: ¿Estos cambios, ayudan a revertir la derrota histórica en las PASO? La respuesta no es sencilla, pero en síntesis, Cristina cree que sí.

La designación de Manzur no es azarosa. Cristina Kirchner buscó al único peronista que obtuvo un triunfo contundente en un territorio competitivo en las elecciones primarias del domingo pasado.

De hecho Cristina estaba peleada con Manzur, así como lo estaba con Alberto, pero la jefa todo lo puede, e incluso obligándolo a perder su bastión en Tucumán, el histórico ex funcionario del kirchnerismo vuelve al escenario nacional para ocuparse de un muerto.

Tanto Manzur como Cristina y Aníbal creen que el muerto puede ser resucitado antes de noviembre, si no, no se hubieran involucrado. El cristinismo podría haber dejado que Alberto se hunda electoralmente, pedirle la renuncia después del 10 de diciembre y relanzar el gobierno sin la necesidad de “mancharse políticamente”.

Pero Cristina está cómoda en el Senado, y hacerse cargo después del 10 de diciembre implica que perderá su mayoría en el Senado en las elecciones de noviembre.

¿La economía, preservada?

“Se mantiene la política económica, y el hecho de que dejen esa misma política económica es seriedad”, aseguró Bárbaro, y sostuvo que “hubiera sido frívolo caer en una guerra contra el FMI”.

Al preservar la política económica, “tenemos debilidad, pero no nos caímos del sistema. Estamos ligados de alguna manera a la normalidad institucional”.

En tanto, Julio Burdman, de la consultora Observatorio Electoral, consideró que no sólo Guzmán, sino que fueron confirmados todos los funcionarios ligados a la Economía, como Matías Kulfas, en el Ministerio de Desarrollo Productivo, o Mercedes Marcó del Pont, en la AFIP, por ejemplo.

“El cambio en lo económico, viene tal vez después de noviembre”, anticipó Burdman.

“El llamado de CFK a Guzmán del miércoles por la noche fue una intervención de la vicepresidenta para bajar el costo político de la crisis para la sociedad”, puntualizó Aragón.

El politólogo reconoció que CFK impulsará ahora medidas que lleguen al bolsillo del votante, en materia de jubilaciones y salario mínimo, “extremadamente bajos”, y también para los monotributistas de las categorías inferiores. “No pueden obtener los créditos a tasa cero si tienen deudas, y justamente los necesitan para pagarlas”, remarcó Aragón.

Si bien estas medidas son inflacionarias porque implican más inflación, según reconoció Aragón, también recordó que ese efecto no es inmediato, sino que se va a sentir “cuando esté definida la elección de noviembre”.

Lucas Romero, director de Synopsis, consideró que “se viene una corrección del rumbo de la política económica, con más gasto dirigido hacia lo social, con prioridad sobre el equilibrio económico”.

Sin embargo, Romero rescata que la carta de CFK trata de despersonalizar sus críticas en lo que hace a Guzmán, pero objeta la política económica “para cuidar a sus votantes”.

Para el politólogo, “Guzmán se verá condicionado para determinar la política económica, pero esto no es nuevo: ya se los vio a los dos principales responsables de la economía, Alberto Fernández y Guzmán, tratar de explicar en Europa que no ordenaban la política tarifaria debido a que encontraban resistencia de un funcionario de segunda línea”.

En cambio, Novaro aseveró que “Guzmán es el que sale mejor parado, porque CFK moderó su ofensiva”.

“En los próximos dos meses, CFK pedirá más gastos, pero no radicalizar la negociación con el FMI, y Guzmán va a aceptar, apostando a que después el Fondo le perdone este desliz de ahora“, opinó Novaro.

“Después de noviembre, sigue el ajuste, y Cristina Kirchner está atada a este barco. Miente en la carta cuando dice que advirtió 18 veces sobre el rumbo. Lo cierto es que dio señales de que no va a exigir cambiar a Guzmán por Paula Español”, indicó Novaro.

“Cristina Kirchner permitió que el Presidente salga golpedo, pero no tanto. No puede permitirse romper con Alberto Fernández y con el FMI. Está atrapada”, subrayó el experto.

¿Cómo queda el PJ para las elecciones?

“Los gobernadores e intendentes le dieron una palmadita en el hombro a Alberto Fernández en esta crisis, pero con un palo largo”, ironizó Novaro, pero agregó que “esto no quiere decir que CFK se haya salido con la suya, pagó costos altísimos”.

“La parte más delirante de la carta de CFK es en la que supone que tiene los votos, en referencia a los votos que tenía en 2017. Esos votos no existen. La vicepresidente pierde capital político y sigue perdiendo”, afirmó Novaro.

Ante este panorama, consideró Novaro, “el Presidente pone a Manzur en la jefatura de Gabinete para tratar de hacer una defensa del voto, pero lo más que podrá tratar de hacer es que no se evapore el ya conseguido en las PASO con más corte de boleta. Y no lo va a conseguir”.

“Los intendentes y gobernadores va a aceptar los fondos que les manden, van a decir ‘te voy a ser leal”, y no lo van a ser. No hay motivo para que lo sean, y al contrario, necesitan evitar que los arrastre la debacle del oficialismo, de modo que la van a profundizar”, aseguró Novaro, y recordó que esto fue lo que pasó en 2009 y 2013.

En tal sentido, Romero advirtió que “se amplió la base de los votos de Cristina Kirchner dentro del espacio de FdT, porque se debilitó el liderazgo de Alberto Fernández, con una desligitimación de ejercicio, con menos márgenes de autonomía y un gabinete más inconsistente”.

Romero relató que las últimas encuestas de Synopsis perciben como dueña de los votos de FdT a CFK con 62% de las voluntades, frente a poco más de 20% para Alberto Fernández. Y cuando se les pregunta quién quiere que sea su líder, la medición del Presidente baja a 14%.

La derrota del peronismo en las primarias abre dos meses de incertidumbre  política en Argentina | Internacional | EL PAÍS

El equilibrio en el Gabinete

“El Gobierno queda más fuerte, pero el Presidente, más débil. Tiene personajes más importantes, será un Gobierno más ejecutivo, pero a Alberto Fernández lo han condicionado“, dijo Bárbaro.

Respecto a que fortaleza puede tener el Gobierno y este gabinete más allá de noviembre, Bárbaro enfatizó que “es imprevisible. Sólo es previsible lo que tiene un rumbo”.

“En el gabinete ahora hay más figuras con peso propio y menos colaboradores de Alberto Fernández o de Cristina Kirchner”, consideró Burdman, y añadió que “sirve para salir del paso de la crisis de gobernabilidad, y es más potente en la relación con el Frente de Todos”.

“Tanto Aníbal Fernández, en Seguridad, como Julián Domínguez, en Agricultura, estarán más cerca de los gobernadores peronistas. Tienen más musculatura para ayudar a las provincias a tratar de revertir la derrota electoral”, sostuvo Burdman.

Para Burdman, estos comicios no son nacionales, sino que se trata de 24 elecciones provinciales. Y, en la provincia de Buenos Aires, tiene que ver con que los intendentes hasta ahora no pusieron todo lo que tenían para que gane el oficialismo.

En este sentido, consideró que Aníbal Fernández y Domínguez son dos ministros que apuntarán a incrementar el activismo electoral, aunque “no son funcionarios para la opinión pública“.

Según Romero, no obstante, la necesidad de armar un gabinete que “no deje tan evidente su situación de debilidad”, el Presidente arma un equipo “malo, inconsistente”.

“Convivirán la ministra de Género, Elizabeth Gómez Alcorta, con el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, a quien denunció por no aplicar el protocolo sobre el aborto. Y tampoco Aníbal Fernández y Domínguez tienen buena relación”, enumeró Romero.

El politólogo también remarcó que “el nuevo gabinete no es federal, más allá del tucumano Manzur, en 90% de los funcionarios son de ciudad y provincia de Buenos Aires”.

Además, Romero consideró poco probable que CFK esté contenta con el nombramiento de Manzur, ya que el ex gobernador de Tucumán supo decir por 2018 “Cristina ya fue”, y también le recriminó la vicepresidenta que no fue procesada como ella en la causa Cunita.

Y, por último, para Romero, ahora el riesgo para el oficialismo es que un gabinete de llegada, con la poca agilidad de toma de decisiones y para llevar esas decisiones a la práctica que ya mostró el Gobierno, no le sirva para remontar los resultados electorales.

Un canciller cuestionado

Un funcionario que despierta divergencias entre los expertos es Santiago Cafiero, que pasó de la Jefatura de Gabinete a la Cancillería.

Burdman consideró que con esta jugada, que taponó la posibilidad que en el Ministerio de Relaciones Exteriores recalara alguien allegado a CFK, Alberto Fernández se aseguró mantener señales positivas hacia los Estados Unidos, con los que tuvo una reciente e inesperada cercanía por el rechazo de Joe Biden contra Jair Bolsonaro, quien lo desconoce a favor de Trump.

Sin embargo, Bárbaro afirmó que poner en la Cancillería “un funcionario que fracasó”, demuestra que hay “una mirada secundaria hacia la política exterior”, que viene desde el gobierno de Mauricio Macri y no se corrigió con la actual administración.

También Romero aseguró que Cafiero “no tiene los conocimientos, la capacidad ni las herramientas para ser canciller. El nombramiento responde a la necesidad de correrlo. Los cambios en el gabinete apuntaron más a retener poder que a asegurar la gestión”.

En conclusión, Romero afirmó que “tuvimos una crisis política que no se explica sólo por el resultado electoral, sino porque la coalición de gobierno responde a la necesidad y no a la afinidad. Se desmorona, en un contexto de extrema debilidad del liderazgo de Alberto Fernández, pero que viene de antes de esta derrota”.

Seguir Leyendo

Trending