Conecte con nosotros

Argentina

De cara a la campaña electoral, el kirchnerismo trata de instalar un “ingreso básico universal”

Publicado

en

Dentro del gobierno, el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo insistió con la necesidad de un ingreso universal como herramienta de campaña en el conurbano y el interior del país.

A menos de dos meses de las elecciones de medio término, en el gobierno kirchnerista surgió una nueva interna en torno a una iniciativa que circula cada vez con más fuerza entre el oficialismo y que tiene que ver con la creación de un “salario universal básico” para todos los argentinos.

El principal impulsor de la idea en la Casa Rosada es el ministro Daniel Arroyo, quien argumenta que es la única manera que tiene el país de salir de la pobreza, básicamente regalando dinero.

“A mí me parece que, para adelante, hay que discutir un ingreso universal de base. Yo creo que tenemos que ir en la Argentina a un ingreso universal de base que contemple, al menos, a 3 millones de personas, siempre con contraprestaciones laborales”, manifestó de manera tajante.

Si bien Arroyo admite que “hoy no están las condiciones fiscales para hacerlo“, dentro del gobierno hay quienes aseguran que publicitar una medida así en plena campaña podría ganarles muchos votos.

Si la gente cree que es culpa de nuestro gobierno que estemos atravesando esta crisis, bueno, acá está la solución“, manifestó una fuente oficialista consultada por este medio.

El martes pasado, el presidente Alberto Fernández se reunió con el director del Banco Nación, Claudio Lozano, con quien estuvo conversando sobre este asunto y, tras el encuentro, se mostró cauteloso al señalar que es algo que “debe discutirse a la luz de la disponibilidad de recursos”.

Argentina

Al final te salva el mercado: Vizzotti pidió ser operada en el Sanatorio Otamendi por apendicitis

Publicado

en

La ministra de salud, que inmortalizó la frase “te salva el Estado, no el mercado”, pidió ser operada en una clínica privada tras sufrir una descompostura por apendicitis.

La Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, tuvo que ser trasladada de urgencia desde Mar del Plata, donde estaba participando esta mañana de las reuniones del Consejo Federal de Salud (Cofesa) con los titulares de las carteras sanitarias del las 24 jurisdicciones, cuando sufrió una descompostura.

Los médicos dijeron que sospechaban de un cuadro de apendicitis y la derivaron a la Capital Federal. En ese momento los argentinos se enteraron de una noticia preocupante.

La ministra que basó toda su vida política reivindicando la salud pública, inmortalizando la frase “te salva el Estado, no el mercado”, pidió ser ingresada en el Sanatorio Otamendi, una clínica privada en la Ciudad de Buenos Aires, ya que su médico de cabecera trabaja en el sector privado y atiende allí.

Según trascendió en los medios, Vizzotti se atendió toda su vida en el Otamendi, a pesar de que en frente del Sanatorio está el Hospital Clínicas, un hospital público que depende de la Universidad de Buenos Aires, que tanto reivindica su gobierno. A tan solo tres cuadras, está el Hospital Rivadavia y a otras 2 cuadras, el Hospital Fernández. ¿Por qué no se atendió en uno de estos?

Según informó el Ministerio de Salud, Vizzotti será intervenida quirúrgicamente por cirujanos del sector privado este martes por la apendicitis, y estará todo el día de mañana en rehabilitación.

Carla Vizzotti asumió en el Ministerio de Salud de la Nación el 20 de febrero de este año tras la renuncia de Ginés González García por la Vacunación VIP. Antes se había desempeñado como Secretaria de Acceso a la Salud en el equipo de González García, con funciones de viceministra.

La funcionaria kirchnerista demostró en carne propia que cuando tu vida está en juego, te salva el mercado, no el Estado.

Seguir Leyendo

Argentina

Condenan a ex ministra del kirchnerismo a 3 años de prisión por malversación de fondos

Publicado

en

La ex funcionaria a cargo de Ambiente y Desarrollo Sustentable está actualmente radicada en Miami, Estados Unidos, donde le llegó la noticia de su condena por haber utilizado fondos públicos para pagar sus gastos personales.

La ex Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable entre 2006 y 2008, Romina Picolotti, fue encontrada culpable por el delito de fraude contra la administración pública. La exfuncionaria kirchnerista fue condenada a tres años de prisión y también se dictó su inhabilitación a perpetuidad para ocupar cargos públicos. Para la Justicia, quedó demostrado que pagó gastos personales con fondos estatales.

El fallo conocido ayer por la tarde fue dictado por el Tribunal Oral Federal 6, que integran los jueces Sabrina Namer, Néstor Costabel y Rodrigo Giménez Uriburu. El TOF 6 falló en línea con el fiscal Diego Luciani, quien había pedido una pena de tres años y nueve meses de prisión.

Para la fiscalía, Picolotti, pese a pedir su absolución, no pudo acreditar “los cuantiosos gastos” que se le imputaron. De acuerdo a los cálculos brindados en la audiencia, el perjuicio al Estado argentino fue de 6.941.170 pesos de esa época, unos 170 millones de pesos al día de hoy.

Entre los gastos pivados que Picolotti realizó con fondos gubernamentales, figuraron compras de pasajes de avión con destinos turísticos, vuelos charters al interior del país, regalos de lujo para sus familiares, y hotelería.

Lo más preocupante de esta causa es que Picolotti había ingresado al gobierno nacional por recomendación de Alberto Fernández, quien por entonces ocupaba la jefatura de Gabinete de Néstor Kirchner. Picolotti también ejerció el cargo durante el primer año de la presidencia de Cristina, hasta que renunció debido a la magnitud que por entonces habían cobrado las denuncias en su contra. Esas mismas prácticas siguen hoy en el Estado.

Lamento profundamente que el Estado haya gastado 14 años de recursos, sobre todo el tiempo de los magistrados aquí presentes, para lo que es evidente, que yo no cometí delito alguno, trató de defenderse Picolotti sin éxito, previo a conocerse el veredicto.

Seguir Leyendo

Argentina

Sigue el trato VIP: El embarazo de Fabiola fue posible por un tratamiento de fertilidad preferencial en pandemia

Publicado

en

Una nueva crisis se está preparando en las entrañas de la Casa Rosada. Lo que intentó ser una buena noticia que atraiga votos para el alicaído gobierno de Alberto Fernández, podría volverse en contra al haber recibido un trato diferencial en plena cuarentena.

Días atrás, el gobierno nacional confirmó a través de un comunicado oficial que la novia del presidente Alberto Fernández, Fabiola Yáñez, estaba embarazada. “Se informa que la primera dama se encuentra cursando la décima semana de su embarazo (único). Su estado de salud es bueno y bajo estricto control médico”, aseguró la Unidad Médica Presidencial.

En el comunicado, la palabra “único” fue la clave para desenredar el proceso que le permitió a Yáñez embarazarse. De acuerdo a lo informado en numerosos medios de comunicación, ella no quedó embarazada de forma natural sino que, por el contrario, lo hizo a través de un tratamiento de fertilización.

El mismo fue llevado adelante en una clínica en Vicente López. De acuerdo a fuentes de la Casa Rosada, se recurrió a este tipo de tratamiento por cuestiones meramente etarias. Es decir, según trascendió, no existe ningún problema de salud en ninguno de los padres, sino que Yáñez tiene 40 años y Alberto Fernández 62, lo que presenta numerosos riesgos a la hora de buscar una concepción natural.

Lo que pasa es que haciendo cuentas rápidas, se desprende que el tratamiento se inició en los primeros días de julio, cuando Argentina presentaba 22 mil casos diarios de coronavirus, en el pico de la pandemia, y en el momento que la mayoría de los hospitales suspendían turnos y atenciones médicas por orden del gobierno.

Efectivamente, mientras numerosos pacientes en grave estado suspendían turnos oncológicos, niños eran atendidos a cuentagotas por sus pediatras, hombres y mujeres morían durmiendo en los pasillos de los hospitales públicos a la espera de una atención médica que nunca llegaba, Fabiola Yáñez estaba practicándose un costoso tratamiento de fertilización asistida que difícilmente pueda ser interpretado como algo más que un manotazo de ahogado para salvar las ropas de una administración en decadencia.

Llama la atención que la pareja haya recurrido a este tratamiento justo en el momento en el que el gobierno nacional mostraba su peor cara, cuando la imagen del presidente Fernández tocaba su mínimo histórico. Del mismo modo, la confirmación oficial del embarazo fue el 23 de septiembre, apenas diez días después de la derrota en las PASO y la consiguiente crisis política que ésta desencadenó.

Seguir Leyendo

Trending