Conecte con nosotros

Argentina

¿De qué sirve tener una aerolínea de bandera estatal quebrada? El caso argentino es único en el mundo, a pesar del relato kirchnerista

A pesar de las creencias en torno a las aerolíneas de bandera a lo largo del mundo, el caso argentino dista mucho de parecerse a lo que ocurre en los países desarrollados.

Publicado

en

En medio del llamado “Operativo Moscú“, que no es más que un viaje en avión a Rusia para buscar contenedores con las dosis de la vacuna rusa, el kirchnerismo construyó una épica entorno a que el país tenga su propia “aerolínea de bandera” y que ésta sea pública y manejada por la política

En los medios oficialistas se habló del “vuelo por la vida” a la hora de referirse al viaje que llevó a cabo Aerolíneas Argentinas (AR), sin mencionar que la empresa estatal pierde 2,5 millones de dólares por día y le cuesta a las clases más bajas miles de millones de pesos todos los años.

Aerolíneas, estatizada por Cristina Kirchner en 2008, ni siquiera satisface una necesidad que el mercado no estaba ofreciendo. En aquella época, había otras 5 aerolíneas operando los mismos tramos que AR y hoy, con la aparición de las low-cost, hay 12 empresas que operan las mismas líneas de cabotaje y 32 que hacen vuelos internacionales.

Tener una empresa estatal haciendo tramos que otras empresas ya hacen, y lo hacen de manera más eficiente sin perder millones de dólares en cada viaje, no tiene sentido ni económico ni social; por lo tanto, sólo puede explicarse desde la política.

Las “aerolíneas de bandera” se hicieron populares durante las décadas de 1940 y 1950 a partir de la inversión estatal (directa o indirecta), en un contexto de tensión bélica internacional y altos costos logísticos y de capital para el desempeño de una actividad relativamente novedosa para la época.

Sin embargo, 80 años después, luego de la globalización económica y el desarrollo tecnológico, casi ningún país del mundo mantiene tanta injerencia en sus empresas aeronáuticas. Uno de los pocos que mantiene esta retorica es el Gobierno argentino, que está empeñado con mantener el camino que el mundo tenía en el siglo XX.

Ad

A partir las décadas de 1980 y 1990, con la privatización de los servicios, la modernización y la desregulación internacional de los mercados, se generó un boom en las aerolíneas y el panorama mundial cambió para siempre.

Contrario a lo que sugiere el kirchnerismo, los países desarrollados mantienen vigentes sus aerolíneas insignias, pero estas permanecen en manos privadas

Esto no le quita ningún tipo de patriotismo a las mismas y de hecho le da más orgullo a sus ciudadanos poder viajar en una aerolínea de calidad, operada por personas de ese país con buenos sueldos, mientras es nacional.

Un recorrido de las principales “aerolíneas de bandera” del mundo dan una idea de esto: ni la británica British Airways, la española Iberia o la irlandesa Aer Lingus se mantiene bajo control estatal. Si bien operan de forma “nacionalizada” en cada uno de sus respectivos países, su control le corresponde al grupo IAG (International Airlines Group), de capital privado

Su capitalización y sus costos no son cargados a los ciudadanos británicos, españoles o irlandeses, a diferencia de lo que ocurre en Argentina, la cual es controlada 100% por el Gobierno y funciona íntegramente con los impuestos de los argentinos.

Otro ejemplo es el caso de la empresa alemana Lufthansa. La empresa fue refundada en 1953 (después de haber sido parte del aparato estatal bélico) y fue totalmente privatizada en 1997. Aun así, es considerada una aerolínea de bandera por excelencia, y una de las compañías más grandes dentro de la Unión Europea.

Después está el caso de países como Holanda o Francia (KLM y AirFrance respectivamente), que acordaron fusionar sus empresas en 2004, y solamente retuvieron un 14% de la participación accionaria cada uno. El resto quedó en manos de inversores privados y su gestión es totalmente privada.

Ad

Desde el Instituto Patria y desde los pasillos de C5N se trata de bajar línea sobre cómo debe encararse el relato entorno a Aerolíneas Argentinas, que lleva casi un año parada por el coronavirus y un déficit de 900 millones de dólares sólo en 2020. 

El kirchnerismo quiere justificar su errática política de cielos cerrados y centralismo en una empresa estatal quebrada, pretendiendo comparar el caso argentino con el alemán, cuando Lufthansa, si bien recibió subsidios del gobierno de Merkel tanto en las crisis de 2008 como en la de ahora por el coronavirus, su gestión y su financiación es directamente la opuesta a la de Aerolíneas.

En todo el período de pandemia, la épica socialista del Gobierno aseguraba que, sin una aerolínea estatal, el país perdería su “seriedad” y dejaríamos de seguir la corriente presente en el mundo. Santiago Cafiero llegó incluso a catalogar de “evento histórico” el despegue de un avión con rumbo a Rusia.

Pero esto no se basa en la realidad. Tanto en América Latina como en Europa, Medio Oriente o Asia, la participación de los Estados en el negocio de las aerolíneas es un elemento del pasado. Quitando a Venezuela o algún caso en el continente africano, el despilfarro injustificado con Aerolíneas Argentinas no tiene comparación.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Cristina Kirchner junto a Kamala Harris asistirán a la asunción de Xiomara Castro en Honduras

Publicado

en

La vicepresidenta asistirá a la toma de mando de Xiomara Castro y brindará una charla para jóvenes en la principal Universidad de Honduras.

Cristina Kirchner coincidirá este jueves en Honduras con Kamala Harris en la asunción de Xiomara Castro, quien ganó las elecciones presidenciales el pasado 28 de noviembre. 

Castro puso fin a los 12 años de hegemonía del Partido Nacional en el país centroamericano y es la primera mujer de la historia de Honduras en convertirse en presidenta. El triunfo de esta dirigente de izquierda fue celebrado en su momento por Cristina Kichner, quien mantiene una larga amistad con la presidenta hondureña.

En su primer viaje al exterior como vicepresidenta, Cristina no tiene programada ninguna reunión bilateral, pero la coincidencia en la misma ceremonia con la primer vicepresidenta mujer de Estados Unidos no deja de ser un dato atractivo políticamente. Kamala Harris, según trascendió, estará apenas unas horas en Honduras. La vicepresidenta de Estados Unidos está a cargo de la crisis migratoria que enfrenta su país, que se origina en Centroamérica y cruza México. De ahí su cercanía con los gobiernos de esa región.

Kamala Harris hace historia en EE.UU. por esta razón | Video
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Karris.

El vínculo de Cristina con Xiomara se remonta al 2009 en el momento que hubo un golpe de estado contra el entonces presidente y marido de la nueva jefa de Estado, José Manuel Zelaya, cuando Cristina llegó a volar en el helicóptero que llevaba a Zelaya para retornarlo al poder, sin éxito. 

De hecho, la relación entre el Partido Libertad y Refundación (Libre) de Xiomara Castro y Cristina se volvió muy cercana. Al punto que los jóvenes de Libre organizaron una charla el miércoles en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, que tendrá a la vicepresidenta como oradora principal.

La consigna de la exposición será “Los pueblos siempre vuelven” y hace referencia a una frase de Cristina en un plenario de La Cámpora del año pasado y cita como ejemplo a la vuelta del MAS en Bolivia después del golpe a Evo Morales y el retorno al poder del peronismo en 2019. Tendencia que podría completarse con un regreso de Lula al poder en Brasil. 

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto Fernández rechazó el ajuste que pide el FMI y puso en duda un acuerdo a días de quedarse sin reservas

Publicado

en

El Presidente rechazó lo que le pide el Fondo Monetario en materia fiscal y la renegociación de la deuda contraída en 2018 parece cada vez más lejana.

En el acto de lanzamiento de la Campaña Nacional de Vacunación de este año, Alberto Fernández aprovechó la oportunidad para hablar de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que todos esperaban que iban a estar solucionadas para antes de fin de año pero continúan bloqueadas.

En este sentido, aclaró que su Gobierno no aceptará el ajuste fiscal que le pide el Fondo para refinanciar la deuda del país y afirmó que cada vez que en la Argentina se aplicó un ajuste, “el pueblo padeció”.

El presidente repitió la frase que ya dijo en varios de sus discursos, “los pueblos que pierden la memoria están condenados a repetir su historia“, y señaló que eso ocurre tanto sobre los derechos humanos como también en materia económica. Lo que no recuerda Fernández es que cuando no se hizo un ajuste ordenado, el país estalló en crisis y el ajuste se hizo diez veces más fuerte.

Argentina en la primera semana de febrero debe pagar 1.100 millones de dólares al FMI, un importe que para afrontar debe utilizar todas sus reservas líquidas, y quedará completamente expuesto a un default cuando deba afrontar el segundo pago del año, en marzo, unos 2.900 millones de dólares, que el Banco Central simplemente no tiene.

“Nosotros firmemente decimos que queremos tener derecho a crecer según nosotros creemos cómo debemos crecer. Tener memoria, simplemente tener memoria y recordar en ese caso que cuando los ajustes llegaron, nuestro pueblo padeció”, anunció Fernández.

En ese sentido, pidió a los presentes que “solo recuerden el 2001, lo que significó para la Argentina. Y recuerden que el ajuste más cercano, en 2018, que el Fondo le pidió a la Argentina hizo desparecer los ministros de Salud, de Trabajo y el de Ciencia y Tecnología. Hizo perder tres baluartes centrales para el desarrollo de un Estado y de una sociedad”.

Fernández también afirmó que el Gobierno y todos los “sobrevivientes de semejante desgracia” como es la pandemia tienen “imperativos morales” que los obligan a hacer una sociedad justa y equitativa.

“Y en los tiempos que vivimos, para que una sociedad se desarrolle, la educación, el conocimiento y el desarrollo de la ciencia y la tecnología son centrales. Sin educación no hay futuro, sin conocimiento no hay riqueza y sin ciencia y tecnología, uno se queda atrapado en el pasado”, dijo.

Seguir Leyendo

Argentina

En medio de rumores, Fernández apura una foto con Manzur para frenar los comentarios sobre su renuncia

Publicado

en

El tucumano mandó a su segundo a desmentir su renuncia, en medio de la interna del Gabinete y las tensiones con Alberto.

Juan Manzur salió a negar su salida del gobierno nacional para las próximas semanas, una noticia que trascendió a partir de la tensión del tucumano con Alberto Fernández, quien prácticamente lo hizo a un lado de la gestión.

El jefe de Gabinete mandó a su segundo a negar que tenga decidido renunciar a su cargo, pero la crisis política parece difícil de ocultar: el Presidente, quien no se muestra con Manzur desde hace semanas, lo subió a último momento a un acto para una foto conjunta que frene los rumores

“Es absolutamente falso”, declaró este lunes el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme. El entorno de Manzur ya se había esforzado el domingo por negar la versión publicada en el diario Perfil sobre la supuesta decisión de irse del gobierno por la pelea con el presidente.

La aparición pública de Neme no es un dato menor ya que se trata del funcionario más importante del entorno de Manzur, prácticamente el único de peso que pudo sumar el tucumano. Desde que llegó al gobierno Neme casi no había hablado con los medios, lo que revela que la crisis existe.

La tensión de Alberto con Manzur, que se generó en los resquemores que provocó el tucumano en su primer mes de gestión, cuando intentó cambiar la impronta de una gestión adormecida y se mostró hiperactivo. Esto -cuentan en la Rosada- molestó al Presidente y a Santiago Cafiero, a quien Alberto nunca dejó de tener como su mano derecha.

Esto causó que Alberto castigue a Manzur sacándole el manejo de la pauta oficial y luego lo opacó con la designación de Gabriela Cerruti como portavoz de la presidencia, lo que le quitó al tucumano una de sus principales funciones. En las últimas semanas hubo otro dato muy significativo que fue que Aníbal Fernández se puso al frente de la crisis eléctrica.

En el entorno de Manzur aseguran, además, que no planea volver a la gobernación de Tucumán, un lugar poco tentador teniendo en cuenta que no tiene posibilidad de reelección. Igualmente, admiten que quedarse en esta situación, donde claramente ha sido marginado por Alberto, no es lo ideal.

Manzur fue el único gobernador que aceptó dejar su cargo para ponerle el cuerpo al momento más duro de la gestión de Alberto, cuando su futuro era incierto y otros mandatarios provinciales rechazaron su oferta. El tucumano tuvo además que cerrar un acuerdo muy complejo con su vice Osvaldo Jaldo para poder mudarse a la Rosada.

Además de su pelea con Alberto, el momento de Manzur se explica porque nunca logró recomponer su relación con Cristina Kirchner y encima chocó con Sergio Massa cuando hizo trascender su proyecto presidencial, un objetivo que también persigue el tigrense. 

Seguir Leyendo

Trending