Seguinos en redes

Argentina

El Frente de Izquierda más dividido que nunca: las mil y una alianzas del comunismo argentino

Publicado

en

A pesar de que los medios hablan de la división del liberalismo y la derecha en lo que serán las primeras elecciones legislativas que competirán seriamente en 20 años, la extrema izquierda irá más atomizada que nunca en unas primarias atípicas para ambos arcos políticos.

Por primera vez en muchos años, los partidos de la extrema izquierda argentina irán a unas PASO divididos en varias internas y disputas interpartidarias. El Frente de Izquierda Unidad (FITU), conformado por el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Partido Obrero (PO), la Izquierda Socialista (IS) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) resolverá una fuerte interna que ha surgido en los últimos meses con dos listas en CABA y dos en Provincia de Buenos Aires, ya que el MST se diferenció del resto del espacio por su disconformidad en el armado de la grilla y presentará sus propios candidatos.

Pero aquí no termina la división del pequeño movimiento comunista. El Nuevo MAS, y los históricos dirigentes Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) y Jorge Altamira (Política Obrera), no acordaron con los otros espacios y se presentarán con listas propias, dejando 5 listas para votar en la Ciudad y la Provincia.

Provincia de Buenos Aires

El ex candidato a presidente y cara visible del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño (PTS), liderará el FITU, pero deberá superar en las PASO al candidato “rebelde” del MST, Alejandro Bodart.

Por fuera, el Nuevo MAS presentó su boleta para “renovar” a la izquierda con una visión aún más progresista a un día antes del cierre de listas por fuera del FITU con la candidatura de Manuela Castañeira, la ex candidata a presidente en 2019, quien también había ido por fuera del Frente de Izquierda, pero falló en superar las PASO.

Por su parte, el histórico dirigente trostkista Jorge Altamira, quien se fue del Frente de Izquierda en 2019, después de una dura interna con Gabriel Solano, por temas como la ideología de género, algo que el fundador del Partido Obrero dice que no debe estar entre las principales propuestas de campaña de la izquierda comunista.

Por esta disputa, Altamira se fue del partido que él mismo había fundado y creó Política Obrera, una formación de corte más tradicional, con la que será candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, aunque deberá superar el piso del 1,5% de las PASO si quiere avanzar a las generales.

Por último está el Partido Verde, de Fabiana Zanutti, quien si bien no participó nunca de la interna del Frente de Izquierda, comparte buena parte de la agenda y militancia. Por lo que la extrema izquierda tendrá 5 opciones para votar en las PASO este 12 de septiembre, en la Provincia de Buenos Aires.

En Ciudad de Buenos Aires

Si bien el FITU será representado principalmente por Myriam Bregman (PTS), deberá vencer en las PASO a Celeste Fierro, la líder comunista del MST que también busca disputarle el liderazgo del partido en la Capital. Cabe recordar que Bregman se quedó fuera del Congreso Nacional en 2019 por una diferencia menor al 1% en la repartija de bancas por sistema d’hont, y en su lugar entró la conservadora Dina Rezinovsky (PRO).

El Nuevo MAS irá en la Ciudad con Federico Winokur, docente, dirigente de la juventud del MAS y referente de la agrupación ecologista Acción Ecológica Anticapitalista.

Luis Zamora también hará lo propio con su lista violeta de Autodeterminación y Libertad. Varios de los partidos mencionados intentaron hasta último momento que Zamora se integre a sus espacios, como un intento para que la izquierda no se presente tan atomizada y se dividan los votos progresistas y de descontento con el oficialismo y la oposición tradicional. Sin embargo, no hubo acuerdo.

Por último, estará el ex peronista devenido en troskista Marcelo Ramal, representando a Política Obrera en CABA, el partido de Altamira.

Argentina

Los horrores que el radicalismo elige no recordar: El Corralito de Alfonsín y la pesificación forzosa de Illia

Publicado

en

A 131 años de la fundación de la Unión Cívica Radical, los dirigentes evitan hablar de las peores facetas de las presidencias radicales.

Este domingo se cumplieron 131 años de la fundación de la Unión Cívica Radical (UCR) por Leandro N. Alem, originalmente conocida como la “Unión Cívica Anti Acuerdista”, en rechazo a un pacto de la Unión Cívica con el Partido Autonomista Nacional (PAN) para una fórmula presidencial “de unidad” para las elecciones de 1892.

Esa fuerza política, que se constituyó como el partido con la ideología más extremista del momento en contra del entonces gobierno conservador, se cambió el nombre a Unión Cívica Radical el 2 de julio, en contraposición de la Unión Cívica Nacional, de Mitre, una fuerza política mucho más moderada.

Desde entonces, el partido se ha mantenido a lo largo de la historia como la fuerza política más tradicional de Argentina, dejando muy lejano las ideas extremistas de Alem. Sin embargo, a lo largo de los diferentes gobiernos que conformaron en el último siglo, han provocado verdaderos horrores económicos y sociales en el país.

Los principales dirigentes radicales en todo país destacaron el rumbo histórico del partido, pero decidieron ignorar deliberadamente algunos de los episodios más dramáticos de la historia económica argentina llevados a cabo por presidencias radicales.

La expropiación de los depósitos en dólares en la presidencia de Illia

El programa integral del presidente Arturo Umberto Illia se caracterizaba por un feroz estatismo económico, junto con un diagnóstico muy poco convencional acerca de la situación heredada en 1963.

Hacia diciembre de 1963, el ministro de Economía radical, Eugenio Blanco, lanzaba la receta económica auspiciada por la plataforma oficial del radicalismo: control de precios y tarifas públicas, cepo cambiario con un límite de compra de hasta US$ 50 por mes, y la anulación de contratos petroleros con empresas privadas para que YPF recuperara el monopolio absoluto.

El programa dio indicios de agotamiento a mediados de 1964, cuando la inflación minorista se enquistaba en el 23% interanual y la mayorista subía hasta el 26%, 3 puntos por encima de diciembre de 1963.

Además, y como sucede en la actualidad, el país atravesaba una profunda crisis de vencimientos por el pago de deuda pública externa. Los violentos controles cambiarios impedían la acumulación de reservas, aún a pesar de que el Gobierno radical restringía severamente las importaciones.

La falta de acceso al mercado externo de divisas provocó que los bancos no pudieran estar en condiciones para afrontar los depósitos en dólares, que alcanzaban los US$ 200 millones en 1964. El Gobierno radical decidió, por decreto, pesificar compulsivamente los depósitos de los ahorristas al tipo de cambio vigente en el mercado libre (y no el oficial).

Del mismo modo en que lo hizo Eduardo Duhalde en 2002, las medidas de Illia destruyeron el poder adquisitivo de los ahorristas que habían depositado su confianza y sus ahorros en dólares al sistema bancario.

El fracaso del Plan Austral y el “Corralito” de Alfonsín

Después de una primera hiperinflación hacia fines de 1984, el entonces presidente radical Raúl Alfonsín anunciaba su Plan Austral para poner fin a la inflación. El programa incluía la reducción del déficit fiscal con un drástico aumento de impuestos y retenciones, mientras que al mismo tiempo reemplazaba al “peso argentino” por el austral, y se establecían controles de precios, salarios y tarifas públicas.

A pesar del aumento de las cargas sociales a la seguridad social, el impuesto a las Ganancias, las retenciones y los aranceles de importación, el déficit fiscal no se eliminó y para 1987 el programa se encontraba virtualmente agotado en una nueva crisis de estanflación.

Hacia abril de 1989, y después del fracaso del segundo programa de estabilización en la primavera de 1988, la inflación superaba el 460% interanual y el sistema bancario se encontraba al borde del colapso.

El presidente Alfonsín y su ministro de Economía, Juan Vital Sourrouille en 1985.

A causa de la pésima reputación del Gobierno y su programa, las expectativas inflacionarias se dispararon y la demanda de australes se derrumbó. Esto provocó un pánico de los ahorristas, que dejaron de confiar en el ajuste de las tasas de interés y buscaron retirar sus fondos bancarios para rápidamente transformarlos en dólares y así protegerse de la inflación.

El Gobierno de Alfonsín estableció un estricto límite al retiro de fondos de los bancos, lo que se conoce formalmente como “Corralito”, para evitar el colapso del sistema financiero, de la misma manera en que lo hizo Fernando De la Rúa en 2001.

“Hacia fines de abril de 1989, ante la perspectiva de un estallido hiperinflacionario, las autoridades monetarias argentinas introdujeron severas restricciones al retiro en efectivo de los depósitos bancarios. Esto provocó temporalmente el surgimiento de un sistema monetario bipapélico en el que circularon dos monedas: el austral billete y el austral cheque”, explicaba el CEMA en octubre de 1990.

En medio del caos, el Presidente radical huyó del Gobierno y transfirió el poder en julio de 1989 al entonces Presidente electo Carlos Menem, que debió hacerse cargo de la conducción del Poder Ejecutivo. 

Seguir Leyendo

Argentina

Detuvieron a un iraní con documentación falsa en Entre Ríos tratando de escapar a Uruguay: ¿Otro operativo de las Fuerzas Quds?

Publicado

en

El hombre de 28 años quedó bajo investigación de la justicia federal de la provincia. Este lunes, será indagado, bajo sospecha de una conexión con el avión venezolano-iraní que está retenido en Ezeiza.

A 20 días de que el avión venezolano-iraní quedara varado en Ezeiza por determinación de la Justicia, un ciudadano iraní fue detenido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, mientras intentaba viajar con documentación falsa hacia Uruguay.

Según indicó TN, se trata de Asan Azad de 28 años que antes de ser retenido en Concepción del Uruguay por orden del Juez Federal Pablo Sero, quien lo indagará este lunes, el hombre había estado en Venezuela, Ecuardor, Perú y Bolivia. Mientras tanto, una comisión de Gendarmería Nacional intentará la identificación mediante un sistema de la Embajada de Estados Unidos.

“Fue detenido en Concepción del Uruguay intentando comprar pasajes a Concordia con documentación falsa para luego ir a Uruguay. Apenas habla inglés. Aparentenemente con un DNI de un correntino y registro de Buenos Aires”, informó este viernes a través de su cuenta de Twitter Gerardo Milman, diputado de Juntos por el Cambio.

En el el tuit, el cual tiene una imagen del joven, agregó: “Manifestó ser iraní”, y con ironía apuntó: “¿Será instructor de vuelo?”.

Qué dijo Asad Azan sobre sus orígenes

En una declaración migratoria, el sujeto dijo que su nombre es Asad Azan, que nació en Irán el 16 de mayo de 1994, y que es hijo de Azan Ramazan y Zara Rivan, pero aseguró no recordar su número de Cédula o Pasaporte, y no llevaba consigo ninguna documentación legal.

El joven de 28 años indicó que en 2016 viajó desde Teherán a Venezuela intentando conseguir la ciudadanía, pero no lo logró. Luego, se instaló en Ecuador con el objetivo de poder quedarse, pero terminó perdiendo su documentación en proceso. Desde allí, se trasladó a Perú, después a Bolivia, y finalmente, el 8 de septiembre de 2021, llegó a pie a la Argentina.

Su trayectoria es extremadamente sospechosa, ya todos los países visitados son o estaban en su momento en manos del Foro de Sao Paulo, organización política vinculada al régimen teocrático iraní, y a sus organizaciones terroristas.

Se especula que el avión venezolano-iraní traía operadores de las Fuerzas Quds, famosos por entrenar insurgentes en varios países del mundo. Estos operadores han estado trabajando con agentes del Sebin venezolano en por ejemplo entrenar a los principales agitadores del “estallido social” en Chile, Colombia y Ecuador.

Es altamente probable que este vuelo, que pasó por Córdoba, tenía como objetivo entrenar células de insurgentes que luego viajarían al sur para entrenar a los mapuches, tanto en Argentina como del otro lado de la cordillera.

Los vínculos entre Venezuela, Irán y los terroristas mapuches de la RAM y la CAM son extensos, y sospechosamente no son investigados por el Gobierno Nacional, que debería estar al frente tratando de evitar que se militarice un grupo de subversivos que quieren destruir la soberanía argentina.

Por el momento se desconoce si este sujeto tiene algo que ver con estas operaciones, pero sus viajes previos y su nulo registro de una vida, sumado a la llegada del vuelo con tripulación vinculada a las Fuerzas Quds, pinta una situación compleja que sin dudas debe ser investigada a fondo.

Seguir Leyendo

Argentina

Un heroico hombre armado se enfrentó a los tiros y mató a un delincuente que le quiso robar la camioneta a un amigo

Publicado

en

La camioneta está bien y fue recuperada. Uno de los dos delincuentes se dio a la fuga y el otro, afortunadamente, fue abatido.

Un hombre armado se enfrentó a los tiros con dos delincuentes que le robaron la camioneta a un amigo suyo en la localidad de Ramos Mejía, en La Matanza. Uno de los ladrones recibió un disparo en la cabeza y afortunadamente murió horas después. Su cómplice, lamentablemente, escapó.

El hecho ocurrió este viernes por la tarde en la altura de Garay al 300, cuando un hombre se encontraba en el ingreso de su domicilio bajando unas cajas de su camioneta Volkswagen Amarok. En ese momento, dos delincuentes armados se acercaron a la víctima y le robaron el vehículo.

La víctima corrió al comercio de un amigo suyo, ubicado a pocas cuadras de su vivienda, y le pidió ayuda. El amigo de la víctima, el heroico hombre que terminó ajusticiando a los delincuentes, tomó su arma y salió a la calle a cruzar a los ladrones que estaban esperando un semáforo para que se bajaran de la camioneta robada.

Los delincuentes, ante esta situación, le apuntaron con sus armas al hombre y la situación desencadenó en una balacera. Según informaron fuentes judiciales, uno de los delincuentes recibió un disparo en la cabeza y su cómplice logró escapar a pie.

Por suerte, la camioneta Amarok, aunque recibió algunos disparos, quedó prácticamente intacta y el hombre recuperó su vehículo. El civil armado que abatió a un delincuente, no resultó ni siquiera herido.

Tras una llamada al 911, arribó una ambulancia que trasladó al criminal al Hospital de Agudos Paroissien, donde permaneció internado en grave estado y con custodia policial. De acuerdo a lo informado, el delincuente ingresó con pérdida de masa encefálica y durante la noche, murió a causa de las lesiones.

La investigación quedó en manos del fiscal José Luis Maroto, titular de la UFIº 13 de La Matanza, quien obró de manera correcta y calificó el caso como legítima defensa.

Maroto requirió a la Policía Científica para que trabaje en la escena y encargó a la Policía para que busque al cómplice que logró escapar. Por el momento, el sospechoso continúa prófugo.

Captura del video tras el hecho Captura del video tras el hecho.

Seguir Leyendo

Tendencias