Conecte con nosotros

Argentina

Entrevista a Iris Speroni: La casta política no le permite a la Argentina ser

Entrevista realizada por CAUSA Argentina a la economista Iris Speroni (@SperoniIris) revela cómo la casta gobernante y su sistema no permiten el pleno desarrollo de la Argentina.

Publicado

en

En el segundo encuentro del ciclo de conferencias titulado “Desafíos para la Agroindustria y el Poder Nacional” del programa Nueva Argentina, la agrupación CAUSA Argentina entrevistó a la economista Iris Speroni (@SperoniIris), quien posee un Posgrado en Agronegocios y Master en Finanzas, para poder entender cuáles son las herramientas del sistema político-económico actual que impide el crecimiento del país.

A pesar de que los gobiernos de turno, sea el kirchnerismo o el macrismo, se refugian echando culpas al “contexto internacional”, Speroni describe al sistema político argentino como “la arena en el motor” que traba a la Argentina evitando su desarrollo, especialmente en la agroindustria.

Es un sistema donde los políticos trabajan succionando la energía (ahorros o ganancias) de la colectividad para quedárselo un pequeño grupo, que no la invierte en el propio país, sino que roba esa plata y compra departamentos en Miami. Una sociedad que no reinvierte es cada vez más pobre. […] El sistema además tiene mecanismos para evitar ser removido o reemplazado: desde el ‘83 a la fecha vienen peronistas y radicales, pero el baile es el mismo, tienen toda la plata para re afirmar su continuidad”.

Sobre el mito “Campo vs Industria” conversado en el ciclo anterior con el ingeniero José Antonio Álvarez (@Bumpercrop1), donde se pone en tela de juicio si puede existir un modelo que combine ambos sectores en el desarrollo y crecimiento del país, Speroni derriba el mito de la Argentina agro-exportadora: “Argentina no exporta. En los estándares internacionales, un país exportador vierte en el extranjero entre un 30 y 50% de su producción. En el caso de Argentina, no se exporta más del 20 o 22%. De lo poco que se exporta, se destacan productos agro-industriales.

Respecto a la industria, la economista comenta que Argentina “podría ser uno de los grandes países exportadores de productos industriales, ya que constantemente hay gente diseñando y produciendo maquinaria nueva, productos nuevos (fibras de vidrio, aleaciones, ingeniería de materiales) y toda suerte de innovaciones.” 

Pero el sistema impositivo argentino, el sistema de aduanas, y lo que Speroni califica como “la peor y mayor traba de todas” que es el tipo de cambio atrasado, impide que ninguna producción sea viable. 

 

Ad

Para esto, ejemplifica lo que pasa con el aluminio. El 80% del aluminio producido es exportado en forma de lingotes. Si por ejemplo Aluar quisiera vender lingotes a una fábrica argentina, tiene que pagar ingresos brutos sobre esa venta, cosa que no sucede al exportar, por lo cual se recibe mayor ganancia en la exportación. Por otro lado, si una empresa quisiera producir aberturas o puertas de aluminio para la construcción en Quilmes, tiene que pagar más caro el aluminio que el precio que obtuvo aquel que importó en Estados Unidos.  

Además menciona el alto costo de transporte interno del país, con peajes, 55% de impuestos sobre combustibles, el hecho de que un camión o una cubierta acá salen el doble que en Estados Unidos, entonces resulta más barato llegar en barco de Chubut a Estados Unidos, que en camión hasta Quilmes, sin siquiera tener en cuenta la carga impositiva en cada paso de la producción y comercialización de las aberturas. ”Con este esquema es imposible exportar productos manufacturados”.

A diferencia de las excusas que usa el kirchnerismo, estos costos estructurales no tienen nada que ver con la situación internacional, sino que están sujetos a lo que el país hace en materia de política interna: son problemas creados por varios años de políticos que no están a la altura de la situación, o que por beneficio personal toman decisiones que perjudican al país entero. El ejemplo más claro lo muestra el transporte del país, con ferrocarriles y astilleros desmantelados, y un fuerte liderazgo de los camioneros.

La economista menciona que Argentina debería ser uno de los principales exportadores de maquinaria agrícola, porque es uno de los pocos países que tiene más de 100 años de historia fabricando maquinaria, junto con los Estados Unidos. Sin embargo, con un tipo de cambio atrasado a $90 y toda la carga impositiva (ingresos brutos, impuesto al cheque, cargas sociales, etc), es imposible exportar. Un ejemplo de esto lo muestra con la industria vitivinícola de Mendoza, que hoy en día no pueden cubrir sus propios costos.

Sobre la tasa de cambio atrasada, Iris explica que “el Estado entrega reservas para que los privados compren dólares a $90”, y “un dólar atrasado viene desde hace más de una década”.

Ad

En materia legal, Iris comenta que el Banco Central está confiscando un bien, ya que según el Código Civil Argentino, las divisas son bienes. “El Estado no te permite cobrar tu bien, sino que te obliga a venderlo forzadamente a él, que te lo va a pagar en pesos. Eso ya es ilegal porque es una confiscación sin previa ley”. Además, el Estado paga esos dólares a $90, que no es el precio del mercado, siendo esto en contra de la Constitución porque toda confiscación debe ser por ley previa y a valor de mercado.

El que produce lo exportado no recibe todo el dinero pleno, porque en vez de pagarle $155 por dólar, el Banco Central le da $90, y la diferencia se la queda. El año pasado se vendieron U$S 56.000 millones de dólares en exportaciones, de los cuales U$S 28.000 millones se los quedaron los productores y los otros U$S 28.000 millones quedaron en el Banco Central.” 

El Banco Central aprovecha ese dinero y lo vende a los importadores, empresas petroleras que trabajan en Vaca Muerta como Total, BP, o las mineras que sacan oro de la cordillera y que son 100% extranjeras, y compran toda su maquinaria a $90 el dólar, es decir, un dólar regalado por el Banco Central, financiado por el trabajo de los productores que exportan. Sobre este esquema, además comenta que el mayor robo se presenta en la industria automotriz. 

Iris además denuncia que las divisas restantes del Banco Central son vendidas a algunos pocos amigos del poder que las llevan al exterior. “El botín de U$S 28.000 millones es tan grande que tienen para repartir plata y garantizar la continuidad del sistema. Por eso no importa si viene Cristina con Kicillof, Macri con Dujovne, o Alberto con Guzmán, todos hacen lo mismo. Porque el gran negocio es comprar dólares baratos, condenando a todas las provincias argentinas a la pobreza”, sentencia. 

Evolución del tipo de cambio desde la vuelta de las restricciones, a fines de 2019.

Ad

Con este esquema, el Banco Central se convierte en la cara visible de una apropiación privada de recursos multimillonarios, en manos de la auténtica oligarquía política que domina nuestro país, “y que no son las 1000 familias que dicen algunos”, comenta entre risas.

Speroni sostiene que “un dólar alto es Federalismo, y un dólar bajo es unitarismo”, porque con un dólar bajo se le quitan recursos a las provincias para transferirlos a la Capital o al poder central.

Por ejemplo, con un dólar alto, Corrientes podría no sólo estar exportando madera, sino también muebles o aberturas, el Chaco podría industrializar su producción de algodón, el noroeste podría exportar queso o leche de cabra, y así para cada provincia exportadora, pero con un dólar bajo las empresas nunca ganan lo suficiente para acumular capital que puedan reinvertir.

Todo este sistema termina haciendo que las provincias dependan de las dádivas que gira el poder central, fortaleciéndolo aún más, y como consecuencia no surge nadie, de los partidos tradicionales al menos, que salga a discutir a favor de su provincia, que no hay que transferirle riqueza al poder central a través del tipo de cambio bajo, sino que necesitan un tipo de cambio alto que permita a su provincia exportar y ser más rica.  

En este sentido, los políticos suelen tener una “perfecta excusa” para justificar el atraso cambiario: si sube la tasa de cambio, sube el precio de la comida. Aunque lo repitan como un mantra para instalarlo en la sociedad, en realidad la mitad del precio de los alimentos son impuestos (directos, al combustible, cargas sociales, etc).

En algunos casos, el producto básico exportable que tiene cualquier producto comestible es una ínfima parte del total. Sobre esto, Speroni explica que el precio de 1kg de milanesas implica de fletes del campo al frigorífico y del frigorífico a la carnicería, con 55% de impuestos sobre combustibles y peajes, y ambos establecimientos deben mantener frío que se logra con electricidad, que tiene 40% de impuestos, sumado a las tasas municipales, de seguridad e higiene, ingresos brutos, entre otros. “Cuando uno analiza qué importancia tiene el precio internacional de la carne con 1 kg de milanesas, es el 11%”.

Ad

Consultada respecto a la agenda verde de desarrollo sostenible, la cual Alberto Fernández acepta y convalida sin dudarlo, la economista comenta que es parte de lo que ella siempre llama “la Argentina intervenida”. 

Este radicalismo y kirchnerismo, autodenominado peronismo, que en realidad ideológicamente son radicales (incluyendo en este grupo también a la Coalición Cívica y al PRO), han tomado en sus manos la agenda global y la han cumplido a rajatabla. […] Acá vienen con cualquier agenda internacional y la imponen. Yo creo que dentro de eso está el aborto, la eutanasia, entre otras”.

Sobre la agenda verde, Iris comenta que “el Acuerdo de París se firmó en los últimos años de Cristina y lo primero que hizo Macri al asumir fue aprobarlo”

Esto demuestra la continuidad de la sumisión argentina a estos acuerdos internacionales. La agenda verde es gravísima para nosotros, porque eso va a aumentar el costo de la energía para un país donde hay petróleo y gas. Lo que se ha inventado hasta ahora de energía solar o eólica, por el momento es muy caro, salvo casos excepcionales donde uno está aislado y puede tener autonomía energética”.

Todo lo que se denomina “la economía verde”, es financiada en gran parte tanto por Estados Unidos como la Unión Europea, que gastan miles de millones de dólares en subsidios, y también le dan plata al Banco Mundial y a Naciones Unidas para que hagan lo mismo.

Cuando uno analiza los programas del Banco Mundial, hay millones de dólares disponibles para desarrollo de energías verdes, que después quedan en manos de 2 o 3 empresas”, comenta Iris, en referencia a casos donde se entregaron a grandes contratistas del Estado o multinacionales como Shell.

Speroni además comenta que “estas políticas empobrecen a la población, ya que cuando algún país anuncia que a partir de 2030 va a dejar de producir autos a combustión para reemplazarlos por eléctricos, inmediatamente le bajan el valor de reventa a todos los autos que la gente tiene”.

Los nuevos autos, así como los eléctricos, hoy son muy caros y a mucha gente le resulta imposible acceder a uno. Si se encarece tanto la compra de un auto, la gente no los podrá cambiar, quedándose con sus autos viejos que contaminan mucho más que los nuevos. A fin de cuentas, lo que dicen que es para mejorar el medio ambiente, termina perjudicándolo, además de empobrecer a la población.

Alberto Fernández y su agenda ecologista.

Ad

Sobre uno de los mayores problemas que enfrenta hace años nuestro país, Iris expresa que “sería interesante que volvamos a tener sindicalistas con opinión política. Tener sindicalista que hablan de género es bastante patético. Tener a la mitad de la población trabajando en negro es un objetivo de la casta política, que no quiere gente protegida por un sindicato”. 

Volviendo a resaltar la importancia del tipo de cambio alto, Speroni sentencia que “a los sindicatos de todas las actividades también les convendría que se triplique la producción de maquinaria agrícola exportable, pero no saben relacionar eso con el tipo de cambio”, y entonces no lo exigen, ya sea porque están ocupados en su supervivencia, falta de cultura política, o bien, conveniencia lisa y llana.

Como conclusión de la entrevista, Speroni invita a que los argentinos deben tener la voluntad para romper la mentira de que el tipo de cambio alto sube el precio de la comida, y defender los intereses propios.

No veo otro camino que tomar el lugar que nos corresponde como ciudadanos y hacernos cargo de nuestra patria. […] La Constitución Nacional dice que la defensa de la soberanía es responsabilidad de los ciudadanos. La patria la tenemos que defender nosotros, no va a venir nadie a hacerlo en nuestro lugar”, cierra Iris.

La tarea de los argentinos es la de igualar la de los organismos internacionales, yendo a cada lugar y formando opinión, mostrando que las cosas realmente se pueden solucionar. Deben ocupar espacios de poder y no detenerse ante quienes dicen representarlos, porque no lo vienen haciendo.

Ad

Entrevista completa – Iris Speroni


Por Nicolás Pierri (CAUSA Argentina), para La Derecha Diario. 

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

El nuevo Gabinete: ¿Podrá ayudar al Gobierno a revertir la derrota en las PASO?

Publicado

en

Después de la peor derrota de la historia del peronismo, estos son los nuevos nombres que junto a Cristina Kirchner deberán revertir un gobierno que en la práctica está terminado.

Alberto Fernández salió profundamente debilitado de la crisis institucional después de las PASO, cuando Cristina Kirchner tiró de la cuerda pero con cuidado de no romper, por ahora, ni con el Presidente ni con el FMI.

De hecho, su estrategia política de acá a noviembre parece respaldarse en el ministro de Economía, Martín Guzmán, que habilitó gastar el dinero del FMI en la campaña, complicando la situación pos electoral pero haciendo todo por revertir el resultado en noviembre.

A partir del 18 de septiembre, cuando se anunció el nuevo gabinete, se terminó en la práctica el gobierno de Alberto Fernández, en su lugar comenzó uno de Cristina Kirchner como única jefa de Estado, quien gobernará hasta el final del mandato a través de los ministros que puso: Juan Manzur y Aníbal Fernández.

Marcos Novaro, sociólogo macrista e investigador del Conicet, consideró que CFK demostró que “tiene los recursos y está dispuesta a usarlos para destruir al Gobierno”, pero asegura que por ahora el binomio presidencial “encontró una solución”, y que esto es bueno para el país, porque “es mejor tener un gobierno malo, que no tener gobierno”.

Raúl Aragón, de la consultora Raúl Aragón & Asoc, consideró que “hubo una victoria de CFK, pero discreta. La sangre no llegó al río y habrá un relanzamiento de la gestión”. “Ahora hay que ver cómo se recompone la relación entre el Presidente y su vice, porque fueron 48 horas de mucha tensión, y la estocada final fue la carta de CFK, donde dijo ‘los votos los tengo yo’, advirtió Aragón.

Ambos analistas se olvidan de una pregunta fundamental: ¿Estos cambios, ayudan a revertir la derrota histórica en las PASO? La respuesta no es sencilla, pero en síntesis, Cristina cree que sí.

La designación de Manzur no es azarosa. Cristina Kirchner buscó al único peronista que obtuvo un triunfo contundente en un territorio competitivo en las elecciones primarias del domingo pasado.

De hecho Cristina estaba peleada con Manzur, así como lo estaba con Alberto, pero la jefa todo lo puede, e incluso obligándolo a perder su bastión en Tucumán, el histórico ex funcionario del kirchnerismo aceptó volver al escenario nacional para ocuparse de un muerto.

Tanto Manzur como Cristina y Aníbal creen que el muerto puede ser resucitado antes de noviembre, si no, no se hubieran involucrado. El cristinismo podría haber dejado que Alberto se hunda electoralmente, pedirle la renuncia después del 10 de diciembre y relanzar el gobierno sin la necesidad de “mancharse políticamente”.

Pero Cristina está cómoda en el Senado, y hacerse cargo después del 10 de diciembre implica que perderá su mayoría en la Cámara Alta en las elecciones de noviembre. Su visión es que si bien no podrá dejar al Frente de Todos arriba de Cambiemos, al menos tratará de acortar las distancias y evitar perder más senadores.

La elección de “los impresentables”, tiene un componente que no muchos medios analizan: el votante peronista de la Provincia de Buenos Aires que los votó en 2019 quería un gobierno diametralmente opuesto al de Macri, quería ver un quiebre explícito con el FMI, quería ver una serie de expropiaciones de la “oligarquía”, quería ver obras públicas faraónicas y otras de las medidas clásicas del kirchnerismo pre-2015.

Nada de eso se vio en los primeros dos años de Alberto Fernández. En su lugar hubo una renegociación de la deuda, más toma de deuda, se intentó expropiar Vicentín pero el gobierno salió totalmente derrotado, las obras públicas se frenaron por la pandemia y porque realmente ya no hay más plata, y leyes que solo atraen un voto minoritario radicalizado, como es el de la ley del aborto o la eutanasia.

El kirchnerismo pre-2015 es imposible que vuelva: ni la situación económica ni la política permiten que el país pueda volver a esas medidas de “bienestar”. No hay más plata.

Cristina o no se da cuenta de esto, o se da cuenta y quiere dar una sensación de que se puede volver al kirchnerismo duro de antes de la llegada de Macri al escenario político. Sea cual sea la razón, su objetivo es mejorar los resultados de las PASO, es falso que hizo los cambios en el Gabinete para perjudicar a Alberto Fernández.

Seguir Leyendo

Argentina

Tras la paliza electoral, Manzur llega y pone fin a las restricciones sanitarias

Publicado

en

No más uso obligatorio del barbijo en la vía pública, todos los eventos habilitados con aforo al 50% y apertura de fronteras.

En conferencia de prensa, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti; y el flamante jefe de Gabinete Juan Manzur, dieron por concluida la cuarentena que empezó el 20 de marzo del 2020.

Las nuevas flexibilizaciones implican una enorme apertura de actividades, algo más relacionado a la paliza electoral que recibió el kirchnerismo que a la situación epidemiológica en Argentina.

Así Manzur se convierte en el principal promotor del fin de las restricciones sanitarias, algo en lo que el kirchnerismo duro nunca creyó, particularmente Cristina Kirchner, quien habría dado la orden de dejar la cuarentena en el pasado y tratar de liberar todo para noviembre en busca del votante frustrado por la pandemia.

Además, es una manera de dar vuelta la página de la escandalosa foto en la Quinta de Olivos donde el presidente Alberto Fernández no cumplía ni sus propias restricciones.

A partir de este momento:

 Se levanta la obligatoriedad de uso de tapaboca al aire libre. Continúa siendo obligatoria en lugares cerrados  (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos) y al aire libre cuando hay aglomerados de personas. 

Reuniones sociales sin límites de personas cumpliendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia y ventilación.

– Aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación.

– Autorización de viajes de jubilados, egresados y de estudiantes siguiendo los protocolos recomendados.

– Autorización de discotecas con aforo del 50%, aunque se va a tratar de instalar un sistema para pedir el esquema completo de vacunación para permitir el ingreso, “como en Europa“.

– Salones de fiestas, bailes o actividades similares: habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. Habrá un protocolo especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los adolescentes.

– Eventos masivos de más de MIL (1000) personas. A partir del 1° de octubre se habilita con aforo del 50%, y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos.

– Apertura gradual y cuidada de fronteras. No hay una fecha clara pero antes de noviembre las fronteras volverán a estar completamente abiertas, según dijo Manzur.

– A partir del 24 de septiembre se eliminará el aislamiento obligatorio para argentinos, residentes y extranjeros que entren al país por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria. 

– A partir del 1ro de Octubre se autorizará el ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento, pero con cupo. La apertura total de fronteras terrestres fue un pedido de gobernadores, y algo que Manzur venía diciéndole a Alberto hace varias semanas ya.

 Entre el 1ro de octubre y el 1ro de noviembre se incrementará significativamente el cupo de ingreso hasta eliminarlo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres. 

Se solicitará para el ingreso al país:

-Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país. 

Test de PCR negativo en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria

Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria 

Aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.

Al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada: se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7 y se podrá levantar el cupo.

Seguir Leyendo

Argentina

Cecilia Todesca Bocco pasará a trabajar con Cafiero en Cancillería

Publicado

en

La economista ocupará el lugar de Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, quien a su vez pasaría a ser vicejefe de Gabinete.

Cecilia Todesca Bocco, hasta hoy vicejefa de Gabinete, se irá a trabajar con Santiago Cafiero al Ministerio de Relaciones Exteriores.

La economista ocupará el lugar de Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, según consignó Clarín. Se analiza la posibilidad de que Neme, tucumano y conocido del flamante jefe de Gabinete Juan Manzur, ocupe el lugar que deja Todesca en la Jefatura de Ministros.

Santiago Cafiero, adentro del Gabinete pero en otro rol: cuál es | Crónica  | Firme junto al pueblo

Resta conocer quién será el vicecanciller de Cafiero. La asesora presidencial Cecilia Nicolini quiere secundar a Cafiero en el ministerio, aunque también suena el nombre de Guillermo Chaves, debido a su relación de confianza con Cafiero.

Antes de anunciar su equipo, Cafiero quiere hablar con quien era el vicecanciller de Solá, Pablo Tettamanti, que es diplomático de carrera. El martes tiene por delante su primer desafío internacional: el discurso virtual que dará Fernández ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Felipe Solá: “Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”

Felipe Solá se despidió de los funcionarios de la Cancillería este lunes, en el Palacio San Martín.

Después publicó un tuit en el que se lo ve abrazado a su mujer, María Helena Chaves. “No hay palabras para agradecer tanto afecto de todos los trabajadores y trabajadoras de la Cancillería Argentina. Gracias por poner el cuerpo en un momento muy difícil del país. Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”, escribió el canciller saliente.

Seguir Leyendo

Trending