Conecte con nosotros

Argentina

Entrevista exclusiva con el ex-diputado Guillermo Castello

Entrevista exclusiva a Guillermo Castello, quien supo ser uno de los pocos legisladores liberales de Cambiemos. Hablamos acerca de su experiencia como diputado, su intento a la gobernación por el frente de Espert y su visión respecto a la política y al futuro de Argentina.

Publicado

en

Tuvimos el honor de poder realizar un mano a mano con un referente liberal que ha sabido meterse en el barro de la política, Guillermo Castello.


Nacido en Mar del Plata, es abogado y escribano. Fue uno de los líderes de Recrear, el partido de Ricardo López Murphy. En su momento, también fue Presidente de la Coalición Cívica de su distrito.

Fue electo diputado provincial por la Quinta Sección Electoral por el frente Cambiemos en el 2015 y en las elecciones 2019 intentó ser pre-candidato a gobernador de la provincia por el frente Despertar, liderado por el economista José Luis Espert. Su inscripción fue rechazada por la Justicia Electoral y a último momento se quedó afuera de las elecciones.

En la entrevista, nos contará acerca de su experiencia como diputado provincial siendo liberal, la situación vivida cuando su candidatura a gobernador fue rechazada, y realizará una evaluación acerca de cómo se presenta la derecha y el liberalismo de cara a las elecciones 2021/2023.


¿Cómo se inició con las ideas liberales y posteriormente en la política?

– “En las ideas, a los 18 años, con las primeras lecturas liberales que tenía en mi casa: Guy Sorman, Jean F. Revel, Henry Hazlitt, y entre los nuestros, Mariano Grondona y Benegas Lynch. Luego, cuando ingresé a la Facultad de Derecho me acerqué a la UPAU (Unión para la Apertura Universitaria), agrupación de carácter liberal que se estaba instalando en todo el país y que empezó a crecer con mucha fuerza a partir de 1985.

En la política partidaria, luego de la explosión del país en 2001, ya como abogado, volví a reunir a mis viejos camaradas de la UPAU y formamos Recrear en Mar del Plata, el partido de López Murphy, por el cual fui candidato a Concejal e Intendente y en donde milité hasta su desaparición como partido en 2008.”

¿Por qué decidió trabajar junto a Cambiemos y cuál fue su experiencia con ellos?

– “Llegué a Cambiemos siendo parte de la Coalición Cívica, partido al que me afilié en 2009. Respecto a la experiencia, tuvo luces y sombras. Entre las luces, la más importante fue la gran victoria de 2015. El trabajo territorial, la mística que tuvo esa campaña electoral y la derrota del kirchnerismo que se encaminaba sin escalas hacia Venezuela, canalizó una demanda social fuerte por recuperar valores como la República, la división de poderes, una Justicia independiente y la moralidad en la función pública.”

“Luego en la función destaco la labor legislativa dentro del bloque Cambiemos, que se quedó a mitad de camino, pero que tuvo logros importantes y que significaron una mejora en la institucionalidad, como la eliminación de la reelección indefinida para intendentes, concejales, diputados y senadores, la eliminación de las jubilaciones de privilegio para gobernador y legisladores provinciales y la ley que obliga a funcionarios públicos a presentar declaraciones juradas patrimoniales o la que brinda mayor transparencia en la designación de jueces y fiscales inferiores.

Sin embargo, también planteé diferencias importantes dentro del bloque: voté en soledad en contra de la Ley de Paridad de Género, no sólo porque creo que el principio rector a la hora de elegir representantes debe ser la idoneidad y no el género, sino también porque la considero una afrenta a las mujeres, que no necesitan ninguna ley para acceder al poder, como pareciera creer la gran mayoría del microclima político, que en este tema se encuentra notablemente divorciado de la sociedad, que mayoritariamente sigue rechazando la Paridad.” 

“Otra diferencia importante que tuve con el bloque de Cambiemos fue cuando la Legislatura aprobó casi por unanimidad, con la única excepción de mi voto, la ley que obliga a incorporar en todas las publicaciones y actos oficiales la leyenda “30.000 Desaparecidos”. Me opuse en defensa de la libertad de expresión y pluralidad de voces porque creo que no puede imponerse una verdad histórica oficial desde el Estado, además de no existir evidencias empíricas que sustenten esa cifra. La misma Comisión Internacional de Derechos Humanos luego dictaminó que dicha ley no era compatible con la libertad de expresión.

En la misma línea, y también sin acompañamiento de Cambiemos presenté un proyecto para derogar la Comisión Provincial de la Memoria, que no sólo se ha convertido en un organismo que despilfarra recursos públicos de los bonaerenses sino que se ha desviado de sus objetivos originales para transformarse directamente en un espacio de militancia facciosa prestándose a la persecución de periodistas.”

Ad

¿Podría contarnos acerca de algunos proyectos de ley que haya impulsado en la Cámara? 

– “Presenté decenas de proyectos, casi todos en soledad. Suelo dividirlos por temática: los de carácter institucional dirigidos a responder al reclamo de mayor transparencia, austeridad y lucha contra la corrupción que fue el núcleo del mandato popular que recibió Cambiemos en las elecciones de 2015. Entre los más importantes, el proyecto de ley contra el Nepotismo en los tres poderes del Estado; un proyecto con reglas sobre la imposición de nombres en el patrimonio público que apunta a prohibir las designaciones de personas hasta pasado un tiempo prudencial desde su fallecimiento, otro proyecto de ley para prohibir la publicidad política en los bienes y recursos públicos, un proyecto para establecer por ley el debate obligatorio entre los candidatos a gobernador, como existe a nivel nacional con los candidatos a presidente, un paquete de leyes anti-corrupción conformado por una ley de fueros, ya que en la provincia es casi imposible avanzar en procesos penales contra funcionarios con inmunidades; un proyecto de ley para reglamentar procesalmente la figura del Arrepentido y un proyecto de ley para establecer el juicio por jurados obligatorio para delitos de corrupción, entre otros.”

“Desde el tercer año de mi mandato y dado el virtual estancamiento económico del país, comencé a promover iniciativas tendientes a reducir la presión impositiva y a desregular actividades productivas y de servicios. Para amortiguar el reajuste de las tarifas de servicios públicos propuse eliminar los impuestos provinciales de las boletas de los servicios de energía eléctrica y gas natural, propuesta que después fue receptada por la gobernadora y finalmente convertida en ley.”  

“En la misma línea impulsé un paquete de tres proyectos para suprimir tributos provinciales: el inmobiliario complementario, el impuesto de sellos a los resúmenes de tarjetas de crédito y el impuesto a la transferencia gratuita de bienes; propuse la creación de un Defensor Adjunto de Derechos del Contribuyente y un proyecto para eliminar la regla conocida como “solve et repete” en materia tributaria, que obliga a pagar un impuesto mal cobrado o liquidado y después discutirlo judicialmente.”  

“También impulsé una serie de iniciativas tendientes a fomentar la competencia en la economía, reducir costos y terminar con las prebendas en determinados servicios, para incrementar el poder adquisitivo de los bonaerenses, como el proyecto para incluir el servicio de transporte privado de pasajeros prestado a través de plataformas electrónicas, para que compitan en igualdad de condiciones con taxis y remises (Ley UBER); la derogación de la Ley de Grandes Superficies, otro proyecto de ley para desregular el negocio de las farmacias y habilitar nuevos actores con mayor competencia y otro también para desregular la prestación del servicio de las VTV, con el objetivo de promover la competencia.” 

“En igual sentido presenté un proyecto para que los agentes públicos provinciales, tanto activos como pasivos, puedan elegir libremente su obra social, ya que hoy deben afiliarse y aportar compulsivamente a IOMA, lo que no sólo viola su derecho a elegir su cobertura de salud sino que también afecta su patrimonio en los casos en que la persona decide contratar una segunda prestadora.

Como Presidente de la Comisión de Educación, y ante la continua extorsión de los gremios docentes a la comunidad educativa con sus infinitos paros salvajes, presenté un proyecto de ley declarando la educación primaria como servicio esencial.

Finalmente, y siguiendo el objetivo de recuperar el espacio público para los ciudadanos, presenté un proyecto para retirar los subsidios sociales a quienes corten calles y rutas o dañen de cualquier modo el patrimonio público o privado, a fin de evitar que el Estado financie a quienes violan la ley; y en la misma dirección propuse prohibir la actividad de las mafias de los llamados “trapitos” y “limpiavidrios”, tal como ya ocurre en otras jurisdicciones del país.”

Ad

¿Por qué se involucró con José Luis Espert y como fueron esos meses de campaña a su lado?

– “Como te comentaba, las diferencias de criterio e ideológicas provocaban mucha fricción y pesaban cada día más. La gota que rebalsó el vaso y que finalmente me impulsó a dejar Cambiemos y buscar un espacio más acorde con mi visión, fue la negativa de las autoridades de Cambiemos a que pueda participar de las PASO como precandidato a Intendente de Mar del Plata. Un espacio republicano, que se jactaba de ser respetuoso de las reglas y de defender los valores de la transparencia y la competencia abierta, no puede eliminar las primarias para sus precandidatos, que además son obligatorias por ley.”

¿Cómo fue esa experiencia cuando la Justicia Electoral les saco las listas y les prohibió competir en las elecciones?

– “Llegué a Despertar el día de cierre de las listas electorales, por lo que no tuve incidencia en la conformación de las mismas ni en la elección de los apoderados. Lamentablemente no hubo tiempo para estructurar algo más sólido y el único partido que estaba disponible en la Provincia que cumplía con los requisitos legales era UNIR, el partido de Asseff, que como todo el mundo sabe, terminó yéndose con Cambiemos ese mismo día, dejando a más de mil candidatos sin posibilidad de presentarse en las urnas.

No obstante, luego de pelearla en instancias administrativas y judiciales, la Junta Electoral provincial aprobó las listas hasta que insólitamente intervino la Justicia Federal, a mi criterio, excediéndose de su competencia, tal vez presionado por el poder político, y bajó todas las listas de un plumazo. El juez Ziulu tiene un juicio político por esa decisión insólita.”

Guillermo Castello en Ferro, en el lanzamiento de campaña de Espert.

Ad

Yendo a temas de actualidad, ¿Qué opinión tiene acerca de la pandemia y las medidas impulsadas por el gobierno?

– “He venido criticando esta cuarentena medieval, que va camino a ser la más extensa del planeta, desde el 19 de Marzo. Me parece que se debió seguir otro modelo más abierto y que no tenga las consecuencias económicas desastrosas que va a tener esta cuarentena. Para empezar nunca debió ser general; debió circunscribirse a zonas, localidades o barrios específicos, en donde circulara el virus. Tendría que haberse dirigido a proteger a los más vulnerables: con enfermedades preexistentes, mayores de 60 años, etc.,y dejado a la gente joven continuar con el trabajo y a los chicos continuar la escuela.

Ademas y a la par del colapso económico que va a dejar el modelo kirchnerista de cuarentena, vengo advirtiendo sobre el avance del gobierno sobre las libertades y derechos ciudadanos, el abuso de los decretos de necesidad para gobernar, el cierre del Congreso y la Justicia, el aprovechamiento para liberar presos y la búsqueda de impunidad para Cristina y sus cómplices. Todo esto es posible sólo con la extensión de una cuarentena que ya es insostenible socialmente.” 

¿Cree que la derecha y las ideas del liberalismo podrán hacer una buena elección en el 2021/2023?

– “Estoy convencido que si. En 2021 tenemos una elección de medio término, en donde se van a elegir cargos legislativos, no ejecutivos y eso le da mas libertad al electorado, que no tiene que optar, que puede elegir entre varias opciones para que se constituya una oposición fuerte y decidida para el período 2021/2023. Además, la oposición hoy está desdibujada, por no decir que está escondida debajo de la cama y consintiendo las medidas cuasi dictatoriales del kirchnerismo. Por eso creo que las ideas de la libertad, de instituciones fuertes, de racionalidad económica, de meritocracia, de seguridad jurídica y de apertura al mundo, es decir, las ideas del sentido común, van a tener muchas posibilidades de hacer una excelente elección el año entrante y con más razón en 2023.”

Finalmente, ¿Cuáles son sus aspiraciones políticas de cara a los próximos años?

– “Aspiro a tener un rol en la estructuración de una oposición basada en esas ideas y valores que acabo de describir. Quiero ser parte del cambio cultural, económico e institucional que va a irrumpir con mucha fuerza en los próximos años y que va a sacar a nuestro país definitivamente de una decadencia que ya lleva más de 70 años. Va a ser una vuelta de página histórica y espero que mucha gente se sume a este desafío que ya estamos construyendo.”


Desde el equipo de La Derecha Diario agradecemos la predisposición de Guillermo Castello por concedernos esta entrevista. Le deseamos lo mejor en su camino en la política y esperamos poder tener una entrevista en persona cuando termine esta “cuarentena medieval”.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

La Cámpora, la JPRO y el FIT marchan juntos por el medio ambiente

Publicado

en

Todos marchan Juntos por el Cambio climático.

Como todos los 24 de septiembre, el movimiento ambientalista volvió a salir a las calles para pedirle al Congreso más medidas de protección del medio ambiente, como si toda la batería de leyes que prohíben la minería, la tala de árboles, las emisiones y la Ley Micaela no fueran suficientes.

Sin embargo, la movilización de este año tuvo un condimento especial, y es que por primera vez militantes de La Cámpora (Frente de Todos), la Juventud PRO (Juntos por el Cambio) y organizaciones sociales asociadas al Frente de Izquierda (FIT-U) marcharon codo a codo por una misma causa.

“Abrácense que tan distintos no son” dijo en el debate presidencial del 2019 el candidato José Luis Espert, y hoy se vio más que nunca. Tanto el kirchnerismo como el macrismo/larretismo comparten exactamente la misma agenda en términos de medio ambiente, pero por alguna razón ambos espacios marchan para quejarse contra un Congreso, irónicamente, dominado por el FdT y JxC.

“En este año de elecciones legislativas queremos votar a candidatos que estén realmente alineados con los objetivos del Acuerdo de París y que alcen su voz frente a: la erosión ambiental, el abuso de nuestros territorios y la violación de los derechos de las comunidades que los habitan, demandan desde Climate Save Movement, la principal organización de lobby en Argentina que convoca la marcha del #24S.

Y subrayan: “Queremos conocer sus propuestas y acciones concretas y que abran al debate popular las decisiones que involucren al ambiente como el Acuerdo porcino con China, ley de Hidrocarburos, megaminería, la exploración sísmica, los desmontes, el sistemático uso de agrotóxicos, entre tantas otras”.

Desde Jóvenes por el Clima, otro de los convocantes a las marchas del 24-S, también reclamaron en la previa de las primarias por un cupo social ambiental dentro de los debates públicos de los entonces pre candidatos. Se sumaron a una movida con otras organizaciones y referentes de la sociedad civil para reunir firmas en un petitorio digital que sigue abierto para exigir incluso a los periodistas que se informen al respecto para preguntar con precisión a los aspirantes a un cargo electoral.

“Queremos que todos los candidatos y candidatas de estas elecciones tengan que hablar de ambiente. Exigimos un #CupoSocioAmbiental en sus propuestas de campaña, exhortaron desde su cuenta en Twitter en agosto pasado.

Seguir Leyendo

Argentina

El voto por derecha surte efecto: El Gobierno eliminará las retenciones para empresas que exportan servicios

Publicado

en

Tras el fracaso electoral, el gobierno de Juan Manzur y Cristina Kirchner entiende que es hora de flexibilizar algunas de las medidas más maliciosas de Argentina.

El Gobierno confirmó hoy que eliminará completamente las retenciones para todas las empresas que exportan servicios, una de las trabas más importantes que existía hasta el momento para el sector terciario de la economía. 

Según Martín Guzmán, el objetivo de la medida es “fomentar la creación de empleo, generar divisas e impulsar la agregación de valor”, explicó en un comunicado.

La industria de los servicios abarca a todas las empresas de informática, software, programación, servicios profesionales y diseño, entre otros. Fue el segundo sector que más exportó en los últimos 4 años, sólo superado por el oleaginoso-cerealero. En 2020 se exportó un total de US$ 5.700 millones, y los principales destinos fueron Estados Unidos y la Unión Europea.

Hasta el momento, Guzmán había resistido bajar impuestos o aranceles, en busca del equilibrio fiscal durante la pandemia. Sin embargo, la derrota histórica del pasado 12 de septiembre puso a la política económica contra las cuerdas, y Cristina Kirchner salió a defenestrar al Ministro de Economía por querer reducir el déficit en plena pandemia.

La vicepresidente dio la orden, a través de Juan Manzur, de que es hora de flexibilizar algunas de las políticas más estrictas del kirchnerismo. En tan solo una semana, el gobierno levantó la cuarentena y empezó a sacar retenciones. Evidentemente, el voto por derecha surtió efecto.

La quita de retenciones, de todos modos, empezará a partir del 1ro de enero del 2022. “En 2022 el Gobierno eliminará por completo las retenciones a la exportación de servicios producidos en el país y consumidos en el exterior. A partir del 1° de enero, tanto las empresas inscriptas en el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento como las que aún no lo están, pagarán cero”, destacaron.

Tras la derrota electoral, Guzmán debió cambiar su libreto.

Hasta el momento, el sector adherido pagaba una alícuota del 5% que rigió durante todo el año 2020. Durante 2019 había sido entre 11% y 7 por ciento. El decreto reglamentario de la Ley de Economía del Conocimiento, de fines del 2020, había establecido que a partir de este año la empresas adheridas al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento no pagarían derechos de exportación. Ahora, asegura el Gobierno, tendrán alícuota cero todas las empresas del sector, estén o no adheridas al régimen de promoción.

Cabe aclarar que esta retención había sido instaurada por el macrismo, que en 2018 impuso un derecho a la exportación de $4 por dólar, que llegó a gravar hasta el 12% de las ventas al exterior.

Aplicar derechos de exportación a los servicios fue una política errada consecuencia de una mirada exclusivamente fiscalista sobre los derechos de exportación durante el período 2015-2019, cuando se resolvió aplicar alícuotas a todos los bienes y servicios (independientemente del nivel de valor agregado) y con poca diferenciación entre bienes primarios, industriales, servicios, etc.”, detallaron desde el Gobierno.

El arancel cero contribuirá a generar los 500.000 empleos y USD 10.000 millones de exportaciones proyectados al 2030, según cálculo de comienzos de año del presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), Sergio Candelo.

Seguir Leyendo

Argentina

El albertismo busca frenar a Manzur: creen que está preparando una candidatura para 2023

Publicado

en

Tanto el entorno como de Alberto Fernández como de Sergio Massa ven con malos ojos que Manzur utilice su buen desempeño como Jefe de Gabinete para candidatearse junto a Cristina en 2023.

Juan Manzur aterrizó en el gobierno nacional para sacar las papas del fuego después de la peor derrota de la historia del peronismo. Sólo un par de días le bastaron para modificar esa imagen, y las primeras encuestas empiezan a demostrar una leve suba en la imagen del gobierno, especialmente tras anunciar el levantamiento de las restricciones sanitarias.

“El gobernador”, como le dicen internamente en el Frente de Todos, no vino a ser un secretario del presidente, si no que fue ungido por Cristina Kirchner como una suerte de primer ministro preparado para tomar las riendas del gobierno y pasar a Alberto Fernández a un segundo plano.

Su llegada encendió las alarmas en las cercanías de Alberto Fernández, no solo por desplazarlo en el Ejecutivo nacional si no porque todavía está convencido que él va a ser candidato en 2023 para reelegir con el peronismo unido atrás suyo.

Juan es un turco pícaro y ambicioso, pero está corriendo un riesgo demasiado alto”, advirtió una persona cercana al presidente ante la consulta de cuál es el proyecto de Manzur como Jefe de Gabinete.

Y es que Manzur arrancó su gestión como jefe de Gabinete poniendo quinta. Prácticamente lo corrió de escena al jefe de Estado. Él hizo el anuncio del “fin de la cuarentena”, les dio las órdenes a los ministros que estaban acostumbrados a trabajar directamente con Alberto y anunció que va encabezar reuniones de gabinete todas las semanas, algo que Cafiero rara vez hacía.

Su agenda es inagotable. Este miércoles recibió a su par bonaerense, Martín Insaurralde, en la Casa de Gobierno, para ponerse en sintonía tras el desembarco de ambos en la administración. El encuentro fue para “ordenar y planificar el trabajo conjunto entre el gobierno nacional y provincial con el objetivo de fortalecer las políticas de producción y creación de empleo”, consignó el parte oficial de la provincia.

En el entorno del presidente hay inquietud e incomodidad, porque en pocas horas Manzur le intervino el Gobierno y no desmiente sus pretensiones presidenciales. Tampoco les agrada la estrategia del jefe de Gabinete de excluir o reducir sustancialmente las apariciones públicas del presidente de la campaña electoral que reanudará en octubre.

“A Alberto podés descalificarlo o ridiculizarlo. Lo que no acepta es que le saquen el micrófono. Su adicción mediática es su talón de Aquiles, dijeron hace poco en un mitín del Frente de Todos.

Pero no solo al albertismo molesta el alto perfil que está adoptando Manzur. Sergio Massa, quien tiene unas muy públicas ganas de ser candidato en 2023 si Alberto no se presenta, entiende que Manzur le frustra sus intenciones políticas. Lo mismo le ocurre a Máximo Kirchner, quien no estaba de acuerdo con el pacto que hizo su madre y también ve a Manzur como un adversario que puede sacarle poder en el kirchnerismo.

No es secreto para nadie que todo el universo peronista siente mucha más empatía y confianza hacia Juan Manzur que hacia el volátil Alberto Fernández o la soberbia despectiva de Máximo Kirchner. Sin embargo, varios son los que temen que haya mostrado demasiado rápido su juego y termine eyectado.

Seguir Leyendo

Trending