Conecte con nosotros

Argentina

Es Ley el Impuesto a la Riqueza del kirchnerismo: la oposición, dividida, no pudo frenar el proyecto redistributivo del Gobierno

El kirchnerismo logró aprobar el Impuesto a la Riqueza para gravar desde un 2% a todas las fortunas mayores a 200 millones de pesos en Argentina. Juntos por el Cambio no pudo frenar al Gobierno.

Publicado

en

Por 42 votos positivos contra 26 en contra, el kirchnerismo logró aprobar el proyecto de ley del “Aporte Solidario para Morigerar los Efectos de la Pandemia”, conocido coloquialmente como el Impuesto a la Riqueza, propuesto en Diputados por Máximo Kirchner y Carlos Heller.

En la Cámara Alta hay 72 senadores: 41 del Frente de Todos, 25 de Juntos por el Cambio, 4 de Lavagna, 1 del Partido de la Concordia Social de Misiones y 1 de Juntos Somos Rio Negro. En Diputados, la oposición votó dividida y el kirchnerismo había logrado pasar este peligroso proyecto de ley.

Esta vez, el voto fue según líneas partidarias, y con el kirchnerismo superando la mayoría simple de 36 senadores, el proyecto no pudo ser frenado por la oposición. De esta manera, el Gobierno se anota una gran victoria y el pueblo argentino una gran derrota.

La ley prevé implementará una tasa del 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley más de 200 millones de pesos en su patrimonio. Se supone que será un cobro único, “para ayudar a las cuentas públicas durante la pandemia”, aunque si hay algo que nunca es temporal en Argentina son los impuestos.

Dada la enorme inflación que ostenta Argentina (la segunda más alta de Latinoamérica y la quinta más alta del mundo), preocupa que el piso de $200 millones quede “anticuado” más temprano que tarde y en un futuro este impuesto termine siendo cobrado no a “las grandes fortunas” si no a la clase media.

Además, está la cuestión de los patrimonios en moneda extranjera, que con un tipo de cambio tan volátil rápidamente puede exponer a la clase media a este impuesto. Según el texto de la ley, el dólar será computados al tipo de cambio oficial del día de la promulgación de la ley para establecer si supera o no ese límite. Sin embargo, si se termina prorrogando este impuesto para la pos pandemia, el tipo de cambio será un serio problema.

Ad

La letra chica de la Ley indica que:

  • Estarán alcanzadas las personas físicas residentes en el país, por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior. El impuesto no tiene un mínimo no imponible.
  • Las personas humanas de nacionalidad argentina que con domicilio o residencia en “jurisdicciones de baja o nula tributación”, se considerarán residentes. Las personas residentes en el exterior, lo pagarán por la totalidad de sus bienes situados en el país.
  • La tasa se elevará al 2,25% para las fortunas que se encuentren en el rango de los $300 millones a los $400 millones; será de 2,50%, para aquellos que tengan entre $400 millones y $600 millones y de 2,75% para aquellos patrimonios entre $ 600 y 800 millones de pesos.
  • La última escala tiene una tasa que arranca en 3% para las fortunas entre los $800 y $1.500 millones; se incrementa al 3,25% para quienes tengan entre $1.500 y $3.000 millones.
  • Para aquellos contribuyentes que tengan más de $3.000 millones, la tasa a pagar será del 3,5 por ciento. Según la AFIP, en la Argentina hay 380 personas físicas que están en esa situación, cuyos aportes representarán el 55% del total de lo recaudado por el nuevo tributo.
  • Para aquella parte del patrimonio que se encuentra fuera del país, las alícuotas tendrán una penalidad de 50%, es decir, el mínimo es de 2% y el máximo es de 5,25%. Sin embargo, si hay una repatriación de al menos el 30% de las tenencias financieras que tiene declaradas en el exterior en los 60 días posteriores a la promulgación de la ley, ese diferencial de 50% se elimina y, además, paga por la totalidad de sus bienes como estuvieran en el país.
  • Si en los últimos 180 días hubiera variaciones en los bienes que hicieran presumir una operación destinada a eludir el pago, la AFIP podrá disponer que esos activos se computen a los efectos determinar el monto a pagar.

Ad

El senador cordobés y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Carlos Caserio, aseguró que esta ley será usada para programas de exploración, desarrollo y producción de gas natural para comprar equipamientos de salud, para subsidiar PyMEs, para financiar un relanzamiento del plan de las becas Progresar destinado a jóvenes estudiantes, y para urbanizar villas: “Según un informe de la oficina de presupuesto del Congreso, con este aporte el Estado va a recaudar $420.000 millones. 120.000 millones de pesos más que en las estimaciones preliminares”.

Según los datos brindados por la AFIP, se alcanzaría unas 12.000 personas. “Si tomáramos a las personas alcanzadas, tendríamos que el 0,02% son los que tienen que hacer este aporte. Para que la gente no se deje engañar, porque pareciera que estamos persiguiendo a los ricos, que no tiene nada de malo ser rico, pero el 99,98% de los argentinos no tiene que hacer este aporte y no estamos persiguiendo a nadie”, concluyó Caserio antes de ordenar la votación.

Los de Juntos por el Cambio en el Senado, liderados por el socialista Martín Lousteau, no atacaron los fundamentos de la ley, si no que debatieron sobre cuál sería el uso de esta multimillonaria suma que se le quiere extraer a los ricos.

Este no es el mejor esfuerzo que podemos hacer, tiene un montón de falencias y no va a resolver nada de lo que decimos que queremos resolver. ¿Qué se hace con lo que recauda este proyecto? Por ejemplo, el 25% en proyectos gasíferos y vamos a incentivar a YPF que creo que va a generar un problema de litigiosidad, estamos creando un impuesto para darle fondos a YPF que es mixta, privada y pública y va un 15% al fondo de integración socio urbana y otro porcentaje a las becas Progresar. ¿Esto es solo por un año? Porque este aporte es solo por un año. Esto genera dudas de qué va a pasar”, aseveró el ex ministro de Cristina Kirchner.

Concluyó la ponencia el senador del PRO, Esteban Bullrich, quien adelantó que el bloque no iba a acompañar la medida “no porque creamos que el que más tiene, tiene que pagar menos, sino todo lo contrario. Justamente porque creemos que el sistema impositivo argentino debería ser progresivo y no regresivo. Es por eso que estamos en contra. Nosotros creemos que este gobierno enfrentó muchos problemas y que la pandemia trajo más, pero la verdad que ha mostrado una gran falta de creatividad frente a esos problemas. Se enamoró de la solución cuarentena”.

Martín Lousteau, líder de Juntos por el Cambio en el Senado.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Milei argumenta en favor de la libre portación y explica que Argentina puede volver a ser potencia en 35 años

Publicado

en

El popular economista liberal Javier Milei continúa recorriendo los medios después de su apabullante triunfo en las urnas el pasado domingo, cuando obtuvo casi el 14% de los votos en una elección totalmente polarizada entre Cambiemos y el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires.

En el programa “Buenos Días América” de Antonio Laje, Javier Milei explicó con enorme tranquilidad su ideología, haciendo un recorrido histórico de cuándo se arruinó la Argentina, fecha que la marcó en el primer gobierno del radical Hipólito Yrigoyen, y todos los errores que cometimos como sociedad hasta el presente para haber pasado de ser la mayor potencia global junto a Estados Unidos, a uno de los países más conflictivos del mundo.

También explicó cómo sería un sistema de obra púbica-privada en un potencial gobierno suyo, cómo se administraría la educación pública, donde explicó con detalle cómo funcionaría un sistema de vouchers, y la importancia no solo económica si no moral de eliminar el Banco Central.

Pero el tema que más ruido hizo fue el de la libre portación de armas. Javier Milei explicó, usando de ejemplo a países como Estados Unidos o Suiza, que donde se eleva el costo de la delincuencia, la inseguridad baja. Con un concepto tan simple explicó que la mejor manera de combatir la inseguridad es flexibilizando la portación civil de armas de fuego, y que el delincuente, al no saber quién pueda estar armado y quién no, sepa que con cada delito puede estar poniendo en riesgo su vida y quede desincentivado de delinquir.

Según Milei, las reformas económicas, políticas y sociales son de tres generaciones: primero se debe reformar el Estado, bajar impuestos y flexibilizar el mercado laboral. “Esto te va a dar 15 años de un crecimiento espectacular que te va a dejar en condiciones de reformar las jubilaciones y pasar a un sistema de capitalización privado”, aseguró.

Por último, después de casi tres décadas de crecimiento, el gobierno puede pasar a eliminar los planes sociales, que según Milei “ni siquiera va a ser necesario porque la gente en todos esos años van a optar por trabajar en vez de ser asistidos por el Estado”.

Seguir Leyendo

Argentina

Martín Guzmán confronta a Cristina Kirchner: “No hicimos ningún ajuste fiscal”

Publicado

en

El ministro de Economía aseguró que hubo una política fiscal expansiva durante la pandemia contradiciendo la acusación de Cristina en su carta pública que puso en jaque al gobierno.

Luego de la carta pública donde Cristina Kirchner asegura que Alberto Fernández y Martín Guzmán habían llevado a cabo un “ajuste fiscal”, el ministro de Economía dio su respuesta en una entrevista esta mañana luego de sobrevivir la purga interna que llevó a cabo la vicepresidente.

“En la Argentina no hubo un ajuste fiscal, yo soy uno de los que dicen que no. Ha habido una política fiscal expansiva”, explicó en declaraciones a Radio AM 750.

Según detalló el Ministro, el gasto primario creció interanualmente un 64,8% (y excluyendo los gastos que tienen que ver con restricciones de la pandemia creció 87%. “Creció muy por encima de la inflación, hubo una expansión fiscal en términos reales. Obviamente a uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos”, advirtió.

“Con la vicepresidenta yo tengo la buena fortuna de haber tenido mucho diálogo en estos 21 meses de gestión. Me encontré con una persona con una inteligencia, fuerza y compromiso con el país excepcional y que busca cuidar a nuestra gente. Hay un diálogo muy franco sobre la base de convicciones. Ella es muy honesta en lo que manifestó en la carta. Consideró que había un ajuste fiscal. Pero ha habido una política fiscal expansiva, puntualizó Guzmán.

De acuerdo a la explicación de Guzmán, la política fiscal potenció la recuperación económica y evitó que la Argentina vaya una crisis cambiaria. Sin embargo, reconoció que el Estado no tuvo la capacidad de llegar a toda la población. Por suerte.

“El lugar más difícil de llegar es a los sectores informales. A los sectores formales se llegó con ATP, Repro. Pero a los sectores informales les pegó con la pérdida de oportunidades de empleo y caída en del salario en el bolsillo, agregó.

Sobre la carta de Cristina, Guzmán señaló: “La vicepresidenta habló de forma pública con la convicción de cuidar a la Argentina. Es una persona que debemos cuidar; yo también la quiero cuidar. Pero en la Argentina hubo una política de ajuste fiscal que tuvo consecuencias, con nosotros hubo una reducción del déficit que no es lo mismo que un ajuste fiscal.

Guzmán explicó que el déficit se redujo porque tres razones: el crecimiento de la recaudación, la recuperación de la economía y por la medidas tributarias que deshicieron la reforma del Gobierno de Mauricio Macri.

“Esas reformas el Gobierno anterior las hizo con la idea de que bajar impuestos genera un boom de inversiones, pero no hizo nada de eso”, destacó. Lo que no dijo es que el gobierno macrista no bajó los impuestos de manera efectiva, y las inversiones no vinieron porque el anterior gobierno no otorgó las garantías jurídicas que habían sido violadas durante el kirchnerismo.

Seguir Leyendo

Argentina

Larreta peor que el kirchnerismo: el uso del barbijo continuará siendo obligatorio en CABA

Publicado

en

El gobierno porteño no acatará la recomendación de la Casa Rosada. “Es una señal que vamos a dar cuando tengamos al 70% de la población vacunada con dos dosis”, informó.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no acatar la modificación del protocolo de la Casa Rosada que libera el uso del barbijo a nivel nacional. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio al aire libre: “Creemos que todavía no es el momento de quintarnos el barbijo”.

Ayer, el gobierno nacional anunció una batería de medidas destinadas a flexibilizar las restricciones vigentes por la pandemia. El flamante jefe de Gabinete Juan Manzur y la ministra Carla Vizzotti anunciaron que ya no será necesario utilizar barbijos al aire libre, pero por la tarde aclararon que era una recomendación y que la decisión final dependía de las jurisdicciones.

Los gobiernos de Salta y Jujuy, dos provincias gobernadas por la oposición, fueron los primeros en adelantar que no adherirán. Este miércoles por la mañana, se sumó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta mantendrá una restricción que ya ni el kirchnerismo cree necesaria.

“Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas”, explicó Quirós en Radio Con Vos.

Las idas y vueltas en la comunicación oficial de la Ciudad generaron confusión entre los porteños. Ayer se vio a muchos jóvenes celebrando en los bosques de Palermo sin barbijos porque creían que ya no era obligatorio utilizarlos. Ahora Quirós explicó que no hay cambios y los porteños deberán seguir cubriéndose la boca y nariz.

En la misma línea, y en diálogo con el periodista Luis Novaresio, en radio La Red, Quirós ratificó que hoy, todavía no es momento para dejar de usar el barbijo al aire libre, estamos esperando alcanzar el hito que nos comprometimos, y seguramente en las próximas semanas lo alcancemos”.

Seguir Leyendo

Trending