Conecte con nosotros

Argentina

Falsas promesas de Alberto Fernández: se volvió a cajonear el proyecto y el Presidente traiciona a su base

El Presidente sostuvo que no quiere “generar otro motivo de debate y discordia entre argentinos” y todo indica que congelará el proyecto de legalización del aborto por lo menos hasta el año que viene. Massa se juntará con los bloques del Congreso para definirlo.

Publicado

en

En estas últimas semanas se reactivaron los reclamos de los sectores feministas para que Alberto Fernández, un Presidente que había prometido tratar el aborto en su primer semana de gobierno, envíe la ley del aborto y habilite el debate nacional.

La grieta acerca del aborto volvió a evidenciarse luego de inquietantes declaraciones de varios funcionarios públicos, que llenaron de tensión el panorama político, pero finalmente el Presidente desistió de la idea y cajoneó el proyecto de legalización hasta el año que viene. Aunque, considerando que 2021 es un año electoral, tal vez este debate Argentina lo vuelva a tener recién en 2022.

De un lado, el sector provida insiste que antes del aborto está la crisis, y advierten sobre un estallido social si el proyecto llega al Congreso, ya que el cóctel que implicarían las manifestaciones en medio de una crisis económica y una cuarentena que afecta sobre todo a los sectores populares sería explosivo.

Desde el macrismo se habló de que el retorno de este tema a la agenda del Gobierno fue para desviar la atención de la crisis económica. Irónicamente, una maniobra parecida había realizado el ex presidente Macri en 2018, cuando enviaron el proyecto en plena corrida cambiaria y negociaciones con el FMI.

El lobby abortista asegura que el tratamiento de la “Ley IVE” en el Congreso es urgente ya que, según plantean los referentes feministas, el aborto clandestino causa también muertes en el medio de la pandemia, a pesar de que las cifras con las que cuenta el Ministerio de Salud demuestran lo contrario.

Tampoco faltan quienes conjeturan acerca de la presión que podría recibir el gobierno de parte de ONGs y organismos supranacionales como el FMI, con el cual las negociaciones financieras están muy delicadas y que además es conocido por sus planes demográficos de control de la natalidad.  

Ad

Este martes, el Presidente Alberto Fernández habló acerca del proyecto de legalización en una entrevista del programa “Buenos Vecinos” en Radio 10.

Al respecto, Fernández sostuvo con una altura respetable que en este momento no quieregenerar otro motivo de debate y discordia entre argentinos“. 

Estamos avanzando con eso. Es una promesa electoral mía y yo las promesas las cumplo, dijo Fernández. “Nunca oculté en la campaña electoral lo que a mi juicio hay que hacer con el aborto, sostuvo al tiempo que explicó que tenemos que estar serenos y tenemos que respetarnos, cuando llegue el momento del debate.

El Presidente dijo que se enviará el proyecto al Congreso tan pronto como podamos e insistió: Estamos trabajando en eso. En ese marco, el mandatario dijo que, mientras todo esto pasa (en alusión a la pandemia), los abortos siguen existiendo y muchas mujeres terminan siendo lastimadas o terminan muriendo en abortos clandestinos”. 

“Yo lo que quisiera es que el tema no se convierta en una nueva disputa entre los argentinos. Respetemos a todos, lo que no quiero es que se genere un nuevo debate”. 

A pesar de su mensaje de paz, lanzó duras críticas contra la manifestación de la agrupación “Más Vida” el sábado pasado, quienes protagonizaron una ruidosa protesta frente a la residencia de Olivos: Vinieron con un bebé grandote en un camión, y tiraron petardos; ese no es el modo, indicó. 

En tanto, ratificó que el día que llegue la ley que va a permitir a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar, también se promoverá la iniciativa del plan de los 1.000 días, que establece la asistencia del Estado a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad y con el cual Fernández busca venderle el aborto a legisladores provida, con los cuales deberá negociar obligatoriamente si quiere pasar una Ley IVE, ya que la composición del Congreso no quedó tan favorable al lobby abortero, como detallamos en el pasado en La Derecha Diario.

Se trata de un plan de los 1.000 días, para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros tres años de vida, detalló el mandatario. 

El pasado 16 de octubre, la feminista Dora Barrancos, asesora ad honorem del Presidente y una referente feminista de trabajo asiduo en la Casa Rosada, reactivó la polémica cuando aseguró que “la semana que viene” enviarían el proyecto, lo cual finalmente no ocurrió. Las distintas agrupaciones provida demostraron su gran capacidad de reacción, armando una manifestación en cuestión de horas, ventaja con la que no contaban en 2018 cuando eran pocas, muy dispersas y mal coordinadas.

Ad

Sergio Massa, Presidente de la Cámara de Diputados, anunció que se reuniría en estos días tanto con representantes de Unidad Provida como de Campaña por el Aborto Legal para confirmarles que el proyecto no se tratará en estas sesiones ordinarias de 2020. 

Sin embargo, estas son especulaciones ya que la reunión se postergó debido al debate por el Presupuesto 2021.

Tras los rumores, ACIERA, la agrupación que reúne a casi todas las iglesias evangélicas, lanzó un fuerte comunicado este 19 de octubre donde toman una postura decisiva en contra del aborto. Exactamente lo mismo realizó la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) en un comunicado del 22 de octubre. 

A su vez, distintos grupos de activistas provida e influencers en redes como Guadalupe Batallán y Eugenia Rolón activaron hashtags en Twitter como #AbortoEsEstallido o #AbortenAlGobierno que rápidamente colmaron las redes con un claro mensaje: aborto ahora, menos que nunca. Distintos grupos se congregaron en Casa Rosada y el Congreso y realizaron intervenciones, pintadas y pegadas de afiches frente a las recientes campañas publicitarias del lobby verde.

Ad

Desde un enfoque más electoral, uno de los grandes beneficiados por la presentación del proyecto de Ley IVE sería el ex candidato a presidente Juan José Gómez Centurión, quien en 2019 hizo del aborto su principal arma en las elecciones, que le valió incluso el 3er puesto en algunas provincias del interior.

Gómez Centurión contestó con un tono humorístico el comunicado de la organización inglesa Amnesty International, demostrando que la demanda por el aborto legal es fuertemente impulsada por intereses extranjeros.

Si el proyecto de ley entrara en juego en 2021, todo espacio que reivindique la defensa de la vida cosecharía un gran caudal de votos de los simpatizantes de la causa provida. En su defecto, este voto quedaría disperso entre muchas agrupaciones distintas. 

Por este mismo motivo, previendo que esto puede ser una posibilidad el año que viene, Patricia Bullrich dentro de Juntos por el Cambio y más específicamente del PRO, acompañó el lanzamiento de dos espacios: Una Nueva Oportunidad (UNO) y Unión Republicana, los cuales cuentan con el aval de la Diputada Rezinovsky y el Diputado Sánchez, entre otros referentes provida. 

Por otro lado, dentro del peronismo, Guillermo Moreno lanzó su propio sello denominado Principios y Valores, con el cual aspira a ser un peronismo doctrinario y provida que englobe también este voto.

El aborto en tiempos de crisis y elecciones puede ser una bomba pero también una catapulta electoral, será cuestión de ver en los próximos meses quien lo use mejor, Alberto para rescatar su imagen; la derecha para entrar al Congreso o Juntos por el Cambio para recuperar votos perdidos.


Por Facundo Bello Gutiérrez, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Kicillof sigue las órdenes de Cristina y también desplaza a su Jefe de Gabinete: asumirá Martín Insaurralde

Publicado

en

En otro gobierno que Cristina Kirchner mete mano, la Provincia tendrá como Jefe de Gabinete a uno de los pocos intendentes peronistas que ganaron fácilmente su Municipio en las elecciones del domingo pasado.

Axel Kicillof también sigue las ordenes de Cristina Kirchner y lleva a cabo un cambio en su gabinete en la Provincia de Buenos Aires. Esta tarde, oficializó la salida de Carlos Bianco como su Jefe de Gabinete, famoso por pelearse con los medios y firmar al aire las multas a los que incumplían la cuarentena.

Será reemplazado por el hasta ahora intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. En el comunicado, que se conoció este domingo, se indicó que las modificaciones se harán “de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia”, sin mencionar la derrota histórica del peronismo en el territorio bonaerense. 

Son tres las incorporaciones. Además de Insaurralde, se suman al Gabinete el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, quien se hará cargo del Ministerio de Infraestructura, y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez asumirá el Ministerio de Gobierno.

Mientras que Carlos Bianco permanecerá en el gobierno, así como Cafiero logró sobrevivir en el gobierno nacional, y pasará a ser el Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un puesto de significativamente menor poder.

La carrera de Insaurralde llega a su punto más alto, a sus 51 años, el marido de la vedette Jésica Cirio fue electo Intendente de Lomas de Zamora por primera vez en 2011, por el Frente para la Victoria, con un arrollador 66% de los votos, luego de ejercer el cargo como interino desde 2009, con 2 años de una explosión del gasto público para ganarse el voto de los locales.

Durante la campaña de 2011, le fue diagnosticado un seminoma, un tipo de cáncer de testículo, que superó con cirugía, radioterapia y quimio. Dos años después, encabezó la lista de diputados nacionales del Frente de la Victoria por la provincia de Buenos Aires.

Su gestión en Lomas fue siempre muy cuestionada por los altos niveles de corrupción y gasto público desmedido, además del hecho de que vive en Puerto Madero, la zona más opulenta de la Ciudad, mientras gobierna un Municipio de la Provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vuelve La Morsa: Aníbal Fernández es el nuevo Ministro de Seguridad a pesar de ser investigado por su vínculo al narco

Publicado

en

Reemplazará a Sabina Frederic y regresa para marcar una mayor presencia de Cristina Kirchner en el gobierno nacional.

Este viernes, después de una vertiginosa reestructuración del Gabinete ordenada por Cristina Kirchner, Aníbal Fernández volvió a formar parte del gabinete nacional, después de perder estrepitosamente la Provincia de Buenos Aires en su primera incursión electoral en 2015.

Como lo ha hecho tantas veces durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ocupará el Ministerio de Seguridad, que deja vacante Sabina Frederic, tras ser renunciada por la Vicepresidente.

Aníbal estuvo en la Casa Rosada el miércoles por la tarde, cuando el kirchnerismo le hizo un vacío de poder a Alberto Fernández y los ministros que responden a Cristina Kirchner presentaron su renuncia como herramienta de presión. Entrevistado por los medios cuando salió del palacio de gobierno, dijo que solo fue a “hablar de política” con el presidente, y que no tenía intenciones de ingresar al gabinete. Algo que tan solo dos días después se probó falso.

Hasta el momento, Aníbal se desempeñaba como Interventor de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT). Fue su regreso a un cargo del estado después de dejar la función pública en el 2015, cuando fue Jefe de Gabinete del último tramo del gobierno de Cristina Kirchner y fue elegido para competir en la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador. En esa oportunidad perdió con María Eugenia Vidal.

“La Morsa”, como se le dice a Aníbal por sus supuestos vínculos al narcotráfico, es uno de los funcionarios más de confianza de Cristina Kirchner, y su llegada a la cartera de Seguridad indica que la mandataria tiene la intención de volver al esquema de fusión del gobierno nacional con el crimen organizado que imperó hasta el 2015.

En la campaña en el territorio bonaerense del 2015, cuando tuvo que competir primero contra Julián Domínguez en las PASO, hoy compañero de gobierno ya que el ex Presidente de la Cámara de Diputados será el próximo ministro de Agricultura, y luego contra María Eugenia Vidal, donde terminó perdiendo, fue acusado de ser el responsable intelectual del triple crimen de General Rodríguez.

El triple crimen de General Rodríguez fue el homicidio de los empresarios farmacéuticos Sebastián ForzaDamián Ferrón y Leopoldo Bina, que fueron hallados en aquella localidad de la provincia de Buenos Aires. El crimen tuvo lugar en agosto de 2008, y estaba vinculado al tráfico ilegal de efedrina, del cual se ha acusado a Aníbal de ser uno de los mayores promotores en Argentina.

En 2016, Aníbal fue señalado por Mario Segovia, “el rey de la efedrina”, como el líder de la banda criminal narcotraficante más grande de Argentina, luego de ser arrestado por las autoridades por ser el mayor proveedor de efedrina a los carteles mexicanos. En 2012, la Justicia lo condenó a 14 años de prisión.

Seguir Leyendo

Argentina

Cambios en el gabinete: Quién es Juan Manzur, el nuevo Primer Ministro que gobernará Argentina con Cristina

Publicado

en

Manzur reemplazará a Cafiero como Jefe de Gabinete, pero implementará en ese cargo un nuevo sistema donde sea Cristina Kirchner la que gobierno de facto el país.

Luego de varios días de crisis política por el pedido de Cristina para que Alberto Fernández cambiara su gabinete tras la derrota de las PASO, finalmente se conocieron los nombres de algunos de los nuevos funcionarios que integrarán el Poder Ejecutivo, entre ellos el del jefe de Gabinete, Juan Manzur.

El puesto que hasta ahora le pertenecía Santiago Cafiero, quien irá a Cancillería, será ocupado por el actual gobernador de Tucumán, que viene de ganar la interna electoral en su provincia, además de ser el único que obtuvo una contundente victoria para el Frente de Todos en un distrito competitivo.

Manzur, sin embargo, no será un simple Jefe de Gabinete más, si no que a partir de este 18 de septiembre, la dinámica presidencial cambiará radicalmente. Cristina pasará a hacerse cargo del Poder Ejecutivo argentino en la práctica, rompiendo con el sistema que había implementado hasta ahora, de dejar a Alberto gobernar en el día a día y solo participar de las decisiones más importantes.

Este poder Cristina lo ejercerá a través de sus nuevos ministros, empezando como Manzur que pasará a ser una suerte de Primer Ministro a-la-europea, donde el presidente está pintado y solo cumple un rol protocolar.

¿Quién es Juan Manzur?

Médico cirujano de profesión, Manzur fue ministro de Salud durante gran parte de la gestión de Cristina Kirchner, hasta que en febrero del 2015 se alejó del Gobierno en medio de fuertes diferencias con la entonces presidente.

En 2007 fue compañero de fórmula del entonces gobernador, José Alperovich, lo que lo convirtió en vicegobernador provincial. Pero, en 2009 se le otorgó licencia a ese cargo, por pedido de Cristinas Kirchner, para que pudiera asumir como ministro nacional.

Duró en el cargo hasta 2015, cuando fue reemplazado por el ahora gestor de la cuarentena bonaerense, Daniel Gollán. Ese año, Manzur se puso como objetivo tomar la Provincia de Tucumán, y logró desplazar al alperovichismo en las elecciones generales de ese año, que dominaba el territorio tucumano desde 2003.

En 2019 compitió cara a cara contra Alperovich y terminó de vencerlo en las urnas, para hacerse del total control de la provincia. Sin embargo, ese mismo año empezó con una nueva rivalidad con su propio vice, Osvaldo Jaldo.

La tensión comenzó cuando Jaldo le empezó bloqueando proyectos en la legislatura provincial con su bloque y todo explotó a principios de este año, cuando el vice se alió con la oposición para imponer su propio candidato a Defensor del Pueblo, lo que aceleró la fractura política. Esto culminó en una candidatura de Jaldo con lista propia en las internas del Frente de Todos del domingo pasado.

Jaldo terminó perdiendo pero ganó un importante poder en la política tucumana. De hecho, Manzur dudó en asumir el cargo nacional para no dejar la provincia en manos de Jaldo, un peronista que ya ha demostrado capaz de unirse al radicalismo y al bussismo. Pero las ordenes de “la jefa” fueron imposibles de rechazar, y el gobernador tucumano será el nuevo Jefe de Gabinete del gobierno.

La impronta de Manzur es la opuesta a la de Cafiero o Alberto Fernández. Manzur es un peronista clásico, conservador en lo social y fascista en lo económico. Está a favor de la vida, rechazando fervorosamente la ley del aborto que pasó el gobierno a fines del año pasado, además de ser profundamente anti feminista, habiéndose reído públicamente del movimiento pañuelo verde en los debates del 2018 y 2020.

Juan Manzur se convierte en una de las personas más poderosas de Argentina del día a la mañana.

Seguir Leyendo

Trending