Conecte con nosotros

Argentina

Fuerte derrota y dudas sobre el futuro gobierno de Alberto Fernández

Publicado

en

El gobierno nacional aceptó que las elecciones legislativas de este año serían un plebiscito sobre su gestión. La respuesta popular fue contundente. En 18 de las 24 provincias fue derrotado, en la mayoría de manera categórica. A excepción de Catamarca, Formosa, La Rioja, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán, el mapa se pintó de amarillo.

No fue una sorpresa la derrota electoral. A la mayoría de los gobiernos que debieron afrontar la pandemia les ocurrió lo mismo. Emmanuel MacronAngela MerkelJair BolsonaroSebastián Piñera y muchos otros podrían dar cuenta de esta cruda realidad. Pero la diferencia en el caso argentino es el clima de fin de ciclo que se respiraba en el búnker del Frente de Todos.

La incapacidad conmovedora de Alberto Fernández para ejercer la presidencia no es una novedad para nadie. A los condicionamientos sufridos por las condiciones económicas y sociales en que asumió deben sumarse el drama de la pandemia, la falta de un programa de gobierno compartido dentro de la coalición Frente de Todos, la poderosa figura de Cristina que siempre le hizo de contrapeso y, sobre todo, sus propias limitaciones. Esa capacidad excepcional de ser incapaz de explotar los modestos logros y de dispararse reiteradamente en los pies por sus acciones y discursos injustificables.

Apenas un año de gobierno bastó para comprobar sus limitaciones para ejercer una responsabilidad tan importante en un contexto tan adverso. Con sus dislates y contradicciones diluyó la autoridad presidencial, irritó a la sociedad, decepcionó a votantes y militantes, destruyó su relación con la mayoría de los gobernadores, confrontó con los sindicatos, chocó de frente con las organizaciones sociales y no fue capaz de dar un solo paso positivo frente a los grandes desafíos que se le imponían.

Los males heredados de la gestión de Mauricio Macri sólo se profundizaron. Desempleo, inflación, cierres de industrias y comercios, indicadores de pobreza e indigencia, concentración de la riqueza, exclusión social… No hubo variable que no lo condenara. ¿Cómo esperar otro resultado que la condena generalizada en las urnas?

Por cierto que no todo es su culpa. Cristina lo eligió y por eso, en gran medida, es la responsable de sus desaciertos. Ni uno sólo de los puntos programáticos que llevaron a la victoria al Frente de Todos se cumplió. La magia no existe en política. Como decía el general, “el órgano más sensible del ser humano es el bolsillo”. Nadie gana elecciones con la retórica del ayer. Mucho menos cuando los logros a los que se hace referencia son ajenos.

Pero si la imagen presidencial ya venía diluida, el gran temor de Cristina –perder el quórum propio en el Senado- se volvería realidad con sólo repetirse los resultados de este domingo. Sería la primera vez que esto sucediera desde 1983. Y a esto, además, debería sumarse una merma en la cantidad de diputados nacionales, que le harían resignar su condición de primera minoría.

Nadie esperaba esta paliza monumental. Ni los analistas, ni los encuestadores, ni los más optimistas simpatizantes de Juntos por el Cambio. De hecho, durante toda la jornada electoral los boca de urna anunciaban una victoria del Frente de Todos, incluso los realizados por la oposición. Una victoria que hubiera sido inexplicable desde la racionalidad, y que, a la postre, lejos estuvo de concretarse.

De repetirse estos resultados en la elección de noviembre, el Frente de Todos pasaría de un bloque de 120 diputados a uno de 116, mientras que Juntos por el Cambio, que hoy cuenta con 114 diputados alcanzaría el mismo número. Tal como puede apreciarse, las expectativas oficialistas de incrementar su bancada en 9 diputados para tener quórum propio remiten al ámbito de la ciencia ficción.

Sin despeinarse, Juntos por el Cambio mantuvo sus porcentajes de 2019 y hasta los aumentó en varias provincias, con victorias sorprendentes en la provincia de Buenos Aires, el Chaco, San Luis, Salta, Misiones, Santa Cruz, Chubut y La Pampa. Otras, como las de Córdoba, Santa Fe o Entre Ríos eran esperadas, así como las de las provincias que ya administra la coalición opositora.

Para Horacio Rodríguez Larreta la victoria de Diego Santilli fue un mojón impresionante para su proyecto presidencial, y hasta la de María Eugenia Vidal –no tan contundente como se esperaba en un principio- sumó a ese objetivo. Facundo Manes tuvo un excelente debut electoral, ya que buena parte de las razones de la victoria de Juntos en la provincia se deben a los votos que acercó. Y Mauricio Macri, como contrapartida, también agregó combustible a la candidatura presidencial del jefe de Gobierno porteño al ser derrotados sus candidatos en Córdoba –“la capital del Pro”- en la única elección en la que salió a apoyar abiertamente y en soledad a una boleta.

Pero la gran sorpresa de la jornada provino de otros lados. El 13 por ciento de sufragios que obtuvo Javier Milei encendió señales de alarma en el búnker de Juntos por el Cambio en la CABA. Con sólo mantener esos números podría aspirar a ingresar entre tres y cuatro diputados nacionales, mientras que los 400 mil votos de José Luis Espert también servirían de pasaporte para la cámara baja. La elección de Milei llama la atención por la velocidad de su instalación y por el hecho de haber capturado a una juventud que no se siente representada por ninguna de las coaliciones mayoritarias.

El otro logro fue el de la Izquierda, que silenciosamente se convirtió en tercera fuerza a nivel nacional, con picos excepcionales como el obtenido en la provincia de Jujuy. Sin estridencias.

En caso de repetirse en noviembre los resultados de las PASO, el oficialismo perdería en seis de las ocho provincias en donde se ponen en juego 24 cargos de Senador. En todas ellas fue derrotado por Juntos por el Cambio, por lo que el Senado quedaría compuesto por 35 senadores del Frente de Todos, 31 de Juntos por el Cambio y 6 independientes. Para tener quórum hace falta 37 legisladores.

La pesadilla de Cristina en la cámara alta está a la vuelta de la esquina. La de la Argentina, con Alberto Fernández como presidente, comienza este lunes.

Aunque eran esperadas las derrotas en Córdoba y en Mendoza, el Frente de Todos perdió en La Pampa, Chubut, Córdoba, Santa Fe y Corrientes y en todos los casos lo hizo en manos del Juntos por el Cambio.

Hubo un distrito en donde el resultado fue peor al esperado: Córdoba. En la provincia mediterránea el Frente de Todos pasó del segundo al tercer lugar, quedando detrás de Juntos por el Cambio y del partido del gobernador Juan Schiaretti. Las primarias en Córdoba mostraron que la performance del senador del Frente de Todos Carlos Caserio, que buscaba renovar, no fue suficiente y obtuvo menos del 11 por ciento de los votos lo que lo dejó en el tercer lugar.

Pero la sorpresa más fuerte en lo que se refiere a las elecciones fueron los resultados en La Pampa. La provincia en la que hace 38 años que el peronismo no perdía una elección lo hizo frente a la sumatoria de las cinco listas que presentó Juntos por el Cambio que en total se llevó casi uno de cada dos votos.

En Chubut la situación era similar. Con las tres bancas en juego el oficialismo apostaba a mantener dos de los tres. Sin embargo, Juntos por el Cambio participó en la provincia patagónica con tres candidatos y sumó en total el 40 por ciento de los votos. En segundo lugar quedó el Frente de Todos. 

Argentina

Cristina Kirchner junto a Kamala Harris asistirán a la asunción de Xiomara Castro en Honduras

Publicado

en

La vicepresidenta asistirá a la toma de mando de Xiomara Castro y brindará una charla para jóvenes en la principal Universidad de Honduras.

Cristina Kirchner coincidirá este jueves en Honduras con Kamala Harris en la asunción de Xiomara Castro, quien ganó las elecciones presidenciales el pasado 28 de noviembre. 

Castro puso fin a los 12 años de hegemonía del Partido Nacional en el país centroamericano y es la primera mujer de la historia de Honduras en convertirse en presidenta. El triunfo de esta dirigente de izquierda fue celebrado en su momento por Cristina Kichner, quien mantiene una larga amistad con la presidenta hondureña.

En su primer viaje al exterior como vicepresidenta, Cristina no tiene programada ninguna reunión bilateral, pero la coincidencia en la misma ceremonia con la primer vicepresidenta mujer de Estados Unidos no deja de ser un dato atractivo políticamente. Kamala Harris, según trascendió, estará apenas unas horas en Honduras. La vicepresidenta de Estados Unidos está a cargo de la crisis migratoria que enfrenta su país, que se origina en Centroamérica y cruza México. De ahí su cercanía con los gobiernos de esa región.

Kamala Harris hace historia en EE.UU. por esta razón | Video
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Karris.

El vínculo de Cristina con Xiomara se remonta al 2009 en el momento que hubo un golpe de estado contra el entonces presidente y marido de la nueva jefa de Estado, José Manuel Zelaya, cuando Cristina llegó a volar en el helicóptero que llevaba a Zelaya para retornarlo al poder, sin éxito. 

De hecho, la relación entre el Partido Libertad y Refundación (Libre) de Xiomara Castro y Cristina se volvió muy cercana. Al punto que los jóvenes de Libre organizaron una charla el miércoles en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, que tendrá a la vicepresidenta como oradora principal.

La consigna de la exposición será “Los pueblos siempre vuelven” y hace referencia a una frase de Cristina en un plenario de La Cámpora del año pasado y cita como ejemplo a la vuelta del MAS en Bolivia después del golpe a Evo Morales y el retorno al poder del peronismo en 2019. Tendencia que podría completarse con un regreso de Lula al poder en Brasil. 

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto Fernández rechazó el ajuste que pide el FMI y puso en duda un acuerdo a días de quedarse sin reservas

Publicado

en

El Presidente rechazó lo que le pide el Fondo Monetario en materia fiscal y la renegociación de la deuda contraída en 2018 parece cada vez más lejana.

En el acto de lanzamiento de la Campaña Nacional de Vacunación de este año, Alberto Fernández aprovechó la oportunidad para hablar de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que todos esperaban que iban a estar solucionadas para antes de fin de año pero continúan bloqueadas.

En este sentido, aclaró que su Gobierno no aceptará el ajuste fiscal que le pide el Fondo para refinanciar la deuda del país y afirmó que cada vez que en la Argentina se aplicó un ajuste, “el pueblo padeció”.

El presidente repitió la frase que ya dijo en varios de sus discursos, “los pueblos que pierden la memoria están condenados a repetir su historia“, y señaló que eso ocurre tanto sobre los derechos humanos como también en materia económica. Lo que no recuerda Fernández es que cuando no se hizo un ajuste ordenado, el país estalló en crisis y el ajuste se hizo diez veces más fuerte.

Argentina en la primera semana de febrero debe pagar 1.100 millones de dólares al FMI, un importe que para afrontar debe utilizar todas sus reservas líquidas, y quedará completamente expuesto a un default cuando deba afrontar el segundo pago del año, en marzo, unos 2.900 millones de dólares, que el Banco Central simplemente no tiene.

“Nosotros firmemente decimos que queremos tener derecho a crecer según nosotros creemos cómo debemos crecer. Tener memoria, simplemente tener memoria y recordar en ese caso que cuando los ajustes llegaron, nuestro pueblo padeció”, anunció Fernández.

En ese sentido, pidió a los presentes que “solo recuerden el 2001, lo que significó para la Argentina. Y recuerden que el ajuste más cercano, en 2018, que el Fondo le pidió a la Argentina hizo desparecer los ministros de Salud, de Trabajo y el de Ciencia y Tecnología. Hizo perder tres baluartes centrales para el desarrollo de un Estado y de una sociedad”.

Fernández también afirmó que el Gobierno y todos los “sobrevivientes de semejante desgracia” como es la pandemia tienen “imperativos morales” que los obligan a hacer una sociedad justa y equitativa.

“Y en los tiempos que vivimos, para que una sociedad se desarrolle, la educación, el conocimiento y el desarrollo de la ciencia y la tecnología son centrales. Sin educación no hay futuro, sin conocimiento no hay riqueza y sin ciencia y tecnología, uno se queda atrapado en el pasado”, dijo.

Seguir Leyendo

Argentina

En medio de rumores, Fernández apura una foto con Manzur para frenar los comentarios sobre su renuncia

Publicado

en

El tucumano mandó a su segundo a desmentir su renuncia, en medio de la interna del Gabinete y las tensiones con Alberto.

Juan Manzur salió a negar su salida del gobierno nacional para las próximas semanas, una noticia que trascendió a partir de la tensión del tucumano con Alberto Fernández, quien prácticamente lo hizo a un lado de la gestión.

El jefe de Gabinete mandó a su segundo a negar que tenga decidido renunciar a su cargo, pero la crisis política parece difícil de ocultar: el Presidente, quien no se muestra con Manzur desde hace semanas, lo subió a último momento a un acto para una foto conjunta que frene los rumores

“Es absolutamente falso”, declaró este lunes el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme. El entorno de Manzur ya se había esforzado el domingo por negar la versión publicada en el diario Perfil sobre la supuesta decisión de irse del gobierno por la pelea con el presidente.

La aparición pública de Neme no es un dato menor ya que se trata del funcionario más importante del entorno de Manzur, prácticamente el único de peso que pudo sumar el tucumano. Desde que llegó al gobierno Neme casi no había hablado con los medios, lo que revela que la crisis existe.

La tensión de Alberto con Manzur, que se generó en los resquemores que provocó el tucumano en su primer mes de gestión, cuando intentó cambiar la impronta de una gestión adormecida y se mostró hiperactivo. Esto -cuentan en la Rosada- molestó al Presidente y a Santiago Cafiero, a quien Alberto nunca dejó de tener como su mano derecha.

Esto causó que Alberto castigue a Manzur sacándole el manejo de la pauta oficial y luego lo opacó con la designación de Gabriela Cerruti como portavoz de la presidencia, lo que le quitó al tucumano una de sus principales funciones. En las últimas semanas hubo otro dato muy significativo que fue que Aníbal Fernández se puso al frente de la crisis eléctrica.

En el entorno de Manzur aseguran, además, que no planea volver a la gobernación de Tucumán, un lugar poco tentador teniendo en cuenta que no tiene posibilidad de reelección. Igualmente, admiten que quedarse en esta situación, donde claramente ha sido marginado por Alberto, no es lo ideal.

Manzur fue el único gobernador que aceptó dejar su cargo para ponerle el cuerpo al momento más duro de la gestión de Alberto, cuando su futuro era incierto y otros mandatarios provinciales rechazaron su oferta. El tucumano tuvo además que cerrar un acuerdo muy complejo con su vice Osvaldo Jaldo para poder mudarse a la Rosada.

Además de su pelea con Alberto, el momento de Manzur se explica porque nunca logró recomponer su relación con Cristina Kirchner y encima chocó con Sergio Massa cuando hizo trascender su proyecto presidencial, un objetivo que también persigue el tigrense. 

Seguir Leyendo

Trending