Conecte con nosotros

Argentina

Insólito: el Banco Central aprobó el uso obligatorio del lenguaje inclusivo

En plena crisis económica y con el peso más devaluado que nunca, la entidad monetaria destinó recursos a la elaboración de un instructivo que obliga a sus empleados a utilizar las variantes idiomáticas que no sugieran un “sesgo de género”.

Publicado

en

En un nuevo capítulo de la agenda progresista de Alberto Fernández, el Banco Central extendió su autoridad monetaria a la lingüística y aprobó la “Guía del Banco Central de la República Argentina para una comunicación inclusiva”, la cual propone “variantes inclusivas” a expresiones de uso habitual en la actividad financiera. 

El documento está compuesto por ejemplos concretos, sugerencias y recomendaciones, y ofrece opciones para nombrar colectivos y grupos, o para expresar cargos y posiciones. Extiende ejemplos sobre el uso de artículos y pronombres, formas impersonales, y recomendaciones sobre el uso de imágenes, como indicaron desde la autoridad monetaria.

Un ejemplo de la guía proporcionada por el Banco Central.

La guía fue supuestamente diseñada como un documento de trabajo colaborativo con recomendaciones, sugerencias y buenas prácticas, la cual no tiene como objetivo imponer una sola manera de hacer las cosas (aunque estas sean hechas de manera totalmente natural y sin ningún tipo de imposición), sino convertirse en una herramienta para “reflexionar sobre la manera de comunicar”. 

“Usar lenguaje inclusivo para evitar sesgos de género, expresiones sexistas, invisibilizar géneros no binarios, la reproducción de estereotipos o situaciones de discriminación es un proceso de aprendizaje constante”, señala la guía.

Este tipo de recomendaciones plantea moldear los nuevos comunicados de la entidad monetaria, en detrimento de la voluntad de los trabajadores afectados, para expresarse de la forma que quieran.

Ad

Ante una frase que nos genere dudas, es útil aplicar la regla de inversión: dar vuelta la frase, cambiar un género por otro. Esta regla es muy útil en casos de adjetivaciones para verificar que estemos dando un tratamiento igualitario a todas las identidades de género”, propone la nueva disposición.

Asimismo, se estableció que en la comunicación del BCRA los distintos cargos del personal y las autoridades de la entidad tengan una denominación “en femenino gramatical” en todos los casos, por lo que se incorporan palabras como capataza, choferesa, mayordoma u oficiala, entre otras. 

De esta manera, el gobierno kirchnerista sigue afianzándose en su rol de héroe de batallas imaginarias y ha encontrado, esta vez, un enemigo a vencer en la lengua española: la guía propone el uso de un lenguaje “que no discrimine”, pues permitir “visibilizar todas las identidades de género es un compromiso institucional del Banco Central de la República Argentina”. 

Sin embargo, y como un gesto mínimo a la cordura y a la legibilidad, “a fin de facilitar la lectura no se incluyen recursos como “@” o “x”. Además, se mantuvieron las formas de escritura originales de los textos citados”, manifiesta el texto oficial.

Pero el delirio no centra únicamente su obsesión hacia el lenguaje, sino que también rige para las imágenes: entre otros puntos, la guía del BCRA aconseja “evitar las imágenes de la primera página de los bancos de imágenes” porque “suelen contener las imágenes más estereotipadas”. 

Ad

El documento subraya que se debe “visibilizar la diversidad”, debido a que hay muchos tipos de personas y para esto se recomienda “usar imágenes que muestren diferencias de géneros, color de piel, estaturas, fisonomías, culturas, edades”. 

También “presentar personas en roles diferentes a los tradicionales, para evitar estereotipos de género”. Asimismo, sugiere “evitar la jerarquización de imágenes, lograr un equilibrio numérico y de tamaño entre imágenes de distintas identidades de género”.

El Banco Nación también presentó la ridícula agenda progresista, en detrimento de cuestiones realmente importantes.

Por su parte, en el día de ayer el Banco Central puso en marcha esta serie de disposiciones innecesarias y difundió su primer Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) correspondiente al mes de julio haciendo uso del lenguaje inclusivo, reconociendo “la influencia del lenguaje sobre las ideas, los sentimientos, los modos de pensar y los esquemas de valoración”. 

Lo primordial para el gobierno parecen ser las formas dialécticas para comunicar el informe, y no la evolución de la economía. El kirchnerismo persiste en centralizar esfuerzos para una agenda progresista, no necesariamente productiva. 

Se proponen paliativos que contenten a grupos extremistas debido a la falta de respuestas políticas idóneas para lidiar con la verdadera causa subyacente y que deriva en estas normativas payasescas: la discriminación. 

Es necesario reflexionar acerca del idioma, su uso y su función y preguntarse: ¿el lenguaje realmente discrimina o sólo nombra la discriminación? 

Es bien sabido que los idiomas no son estáticos, están en constante evolución y dinamismo, pero si para terminar con la discriminación la inmediata respuesta social (con su respectivo respaldo estatal) va a ser modificar el idioma, llegará el día en el que pudiendo hacer uso efectivo de nuestra propia voz, terminaremos todos hablando en lenguaje de señas para no herir ninguna susceptibilidad.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Kicillof sigue las órdenes de Cristina y también desplaza a su Jefe de Gabinete: asumirá Martín Insaurralde

Publicado

en

En otro gobierno que Cristina Kirchner mete mano, la Provincia tendrá como Jefe de Gabinete a uno de los pocos intendentes peronistas que ganaron fácilmente su Municipio en las elecciones del domingo pasado.

Axel Kicillof también sigue las ordenes de Cristina Kirchner y lleva a cabo un cambio en su gabinete en la Provincia de Buenos Aires. Esta tarde, oficializó la salida de Carlos Bianco como su Jefe de Gabinete, famoso por pelearse con los medios y firmar al aire las multas a los que incumplían la cuarentena.

Será reemplazado por el hasta ahora intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. En el comunicado, que se conoció este domingo, se indicó que las modificaciones se harán “de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia”, sin mencionar la derrota histórica del peronismo en el territorio bonaerense. 

Son tres las incorporaciones. Además de Insaurralde, se suman al Gabinete el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, quien se hará cargo del Ministerio de Infraestructura, y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez asumirá el Ministerio de Gobierno.

Mientras que Carlos Bianco permanecerá en el gobierno, así como Cafiero logró sobrevivir en el gobierno nacional, y pasará a ser el Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un puesto de significativamente menor poder.

La carrera de Insaurralde llega a su punto más alto, a sus 51 años, el marido de la vedette Jésica Cirio fue electo Intendente de Lomas de Zamora por primera vez en 2011, por el Frente para la Victoria, con un arrollador 66% de los votos, luego de ejercer el cargo como interino desde 2009, con 2 años de una explosión del gasto público para ganarse el voto de los locales.

Durante la campaña de 2011, le fue diagnosticado un seminoma, un tipo de cáncer de testículo, que superó con cirugía, radioterapia y quimio. Dos años después, encabezó la lista de diputados nacionales del Frente de la Victoria por la provincia de Buenos Aires.

Su gestión en Lomas fue siempre muy cuestionada por los altos niveles de corrupción y gasto público desmedido, además del hecho de que vive en Puerto Madero, la zona más opulenta de la Ciudad, mientras gobierna un Municipio de la Provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vuelve La Morsa: Aníbal Fernández es el nuevo Ministro de Seguridad a pesar de ser investigado por su vínculo al narco

Publicado

en

Reemplazará a Sabina Frederic y regresa para marcar una mayor presencia de Cristina Kirchner en el gobierno nacional.

Este viernes, después de una vertiginosa reestructuración del Gabinete ordenada por Cristina Kirchner, Aníbal Fernández volvió a formar parte del gabinete nacional, después de perder estrepitosamente la Provincia de Buenos Aires en su primera incursión electoral en 2015.

Como lo ha hecho tantas veces durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ocupará el Ministerio de Seguridad, que deja vacante Sabina Frederic, tras ser renunciada por la Vicepresidente.

Aníbal estuvo en la Casa Rosada el miércoles por la tarde, cuando el kirchnerismo le hizo un vacío de poder a Alberto Fernández y los ministros que responden a Cristina Kirchner presentaron su renuncia como herramienta de presión. Entrevistado por los medios cuando salió del palacio de gobierno, dijo que solo fue a “hablar de política” con el presidente, y que no tenía intenciones de ingresar al gabinete. Algo que tan solo dos días después se probó falso.

Hasta el momento, Aníbal se desempeñaba como Interventor de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT). Fue su regreso a un cargo del estado después de dejar la función pública en el 2015, cuando fue Jefe de Gabinete del último tramo del gobierno de Cristina Kirchner y fue elegido para competir en la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador. En esa oportunidad perdió con María Eugenia Vidal.

“La Morsa”, como se le dice a Aníbal por sus supuestos vínculos al narcotráfico, es uno de los funcionarios más de confianza de Cristina Kirchner, y su llegada a la cartera de Seguridad indica que la mandataria tiene la intención de volver al esquema de fusión del gobierno nacional con el crimen organizado que imperó hasta el 2015.

En la campaña en el territorio bonaerense del 2015, cuando tuvo que competir primero contra Julián Domínguez en las PASO, hoy compañero de gobierno ya que el ex Presidente de la Cámara de Diputados será el próximo ministro de Agricultura, y luego contra María Eugenia Vidal, donde terminó perdiendo, fue acusado de ser el responsable intelectual del triple crimen de General Rodríguez.

El triple crimen de General Rodríguez fue el homicidio de los empresarios farmacéuticos Sebastián ForzaDamián Ferrón y Leopoldo Bina, que fueron hallados en aquella localidad de la provincia de Buenos Aires. El crimen tuvo lugar en agosto de 2008, y estaba vinculado al tráfico ilegal de efedrina, del cual se ha acusado a Aníbal de ser uno de los mayores promotores en Argentina.

En 2016, Aníbal fue señalado por Mario Segovia, “el rey de la efedrina”, como el líder de la banda criminal narcotraficante más grande de Argentina, luego de ser arrestado por las autoridades por ser el mayor proveedor de efedrina a los carteles mexicanos. En 2012, la Justicia lo condenó a 14 años de prisión.

Seguir Leyendo

Argentina

Cambios en el gabinete: Quién es Juan Manzur, el nuevo Primer Ministro que gobernará Argentina con Cristina

Publicado

en

Manzur reemplazará a Cafiero como Jefe de Gabinete, pero implementará en ese cargo un nuevo sistema donde sea Cristina Kirchner la que gobierno de facto el país.

Luego de varios días de crisis política por el pedido de Cristina para que Alberto Fernández cambiara su gabinete tras la derrota de las PASO, finalmente se conocieron los nombres de algunos de los nuevos funcionarios que integrarán el Poder Ejecutivo, entre ellos el del jefe de Gabinete, Juan Manzur.

El puesto que hasta ahora le pertenecía Santiago Cafiero, quien irá a Cancillería, será ocupado por el actual gobernador de Tucumán, que viene de ganar la interna electoral en su provincia, además de ser el único que obtuvo una contundente victoria para el Frente de Todos en un distrito competitivo.

Manzur, sin embargo, no será un simple Jefe de Gabinete más, si no que a partir de este 18 de septiembre, la dinámica presidencial cambiará radicalmente. Cristina pasará a hacerse cargo del Poder Ejecutivo argentino en la práctica, rompiendo con el sistema que había implementado hasta ahora, de dejar a Alberto gobernar en el día a día y solo participar de las decisiones más importantes.

Este poder Cristina lo ejercerá a través de sus nuevos ministros, empezando como Manzur que pasará a ser una suerte de Primer Ministro a-la-europea, donde el presidente está pintado y solo cumple un rol protocolar.

¿Quién es Juan Manzur?

Médico cirujano de profesión, Manzur fue ministro de Salud durante gran parte de la gestión de Cristina Kirchner, hasta que en febrero del 2015 se alejó del Gobierno en medio de fuertes diferencias con la entonces presidente.

En 2007 fue compañero de fórmula del entonces gobernador, José Alperovich, lo que lo convirtió en vicegobernador provincial. Pero, en 2009 se le otorgó licencia a ese cargo, por pedido de Cristinas Kirchner, para que pudiera asumir como ministro nacional.

Duró en el cargo hasta 2015, cuando fue reemplazado por el ahora gestor de la cuarentena bonaerense, Daniel Gollán. Ese año, Manzur se puso como objetivo tomar la Provincia de Tucumán, y logró desplazar al alperovichismo en las elecciones generales de ese año, que dominaba el territorio tucumano desde 2003.

En 2019 compitió cara a cara contra Alperovich y terminó de vencerlo en las urnas, para hacerse del total control de la provincia. Sin embargo, ese mismo año empezó con una nueva rivalidad con su propio vice, Osvaldo Jaldo.

La tensión comenzó cuando Jaldo le empezó bloqueando proyectos en la legislatura provincial con su bloque y todo explotó a principios de este año, cuando el vice se alió con la oposición para imponer su propio candidato a Defensor del Pueblo, lo que aceleró la fractura política. Esto culminó en una candidatura de Jaldo con lista propia en las internas del Frente de Todos del domingo pasado.

Jaldo terminó perdiendo pero ganó un importante poder en la política tucumana. De hecho, Manzur dudó en asumir el cargo nacional para no dejar la provincia en manos de Jaldo, un peronista que ya ha demostrado capaz de unirse al radicalismo y al bussismo. Pero las ordenes de “la jefa” fueron imposibles de rechazar, y el gobernador tucumano será el nuevo Jefe de Gabinete del gobierno.

La impronta de Manzur es la opuesta a la de Cafiero o Alberto Fernández. Manzur es un peronista clásico, conservador en lo social y fascista en lo económico. Está a favor de la vida, rechazando fervorosamente la ley del aborto que pasó el gobierno a fines del año pasado, además de ser profundamente anti feminista, habiéndose reído públicamente del movimiento pañuelo verde en los debates del 2018 y 2020.

Juan Manzur se convierte en una de las personas más poderosas de Argentina del día a la mañana.

Seguir Leyendo

Trending