Seguinos en redes

Argentina

La Derecha Diario y Agencia Numen trajeron a Eduardo Bolsonaro a la Argentina: Los motivos y la agenda del hijo del presidente

Publicado

en

Mostrando la cruda realidad de Argentina y advirtiendo a los brasileños sobre las consecuencias de votar socialismo, Eduardo Bolsonaro hizo una histórica recorrida por las calles de Buenos Aires.

Entre el miércoles y el sábado, Eduardo Bolsonaro estuvo recorriendo las calles de Buenos Aires con el objetivo de mostrar la realidad de Argentina para que los brasileños vean el futuro que les depara si Lula vuelve al poder, a dos semanas de la segunda vuelta en Brasil.

Si visita estuvo patrocinada por Fernando Cerimedo, director de la agencia Numen y armador de la derecha en varios países de Latinoamérica. También contó con el apoyo de La Derecha Diario, quien hizo cobertura completa de su paso fugaz por la Argentina.

Eduardo llegó al país con Giovanni Larosa, corresponsal de La Derecha Diario en Brasil y asesor del diputado en asuntos internacionales, y estuvo acompañado en todo momento por Ezequiel Acuña, editor de La Derecha Diario, quien ofició de coordinador de la agenda del hijo del presidente y guía local.

La agenda de Eduardo Bolsonaro en Argentina

El diputado Bolsonaro paró en el Hotel NH de Corrientes y Alem. En su primer día en el país fue a comer al HardRock de Puerto Madero, donde Eduardo notó el primer traspié de la economía argentina: quiso comer la Messi Burger pero ya no quedaba carne.

Al día siguiente, Bolsonaro tuvo una reunión con los dueños de la productora Reyes. Ellos fueron los encargados de documentar la actividad de Eduardo en el país durante el jueves y el viernes, en busca de mostrar las consecuencias del socialismo en Argentina.

Ese jueves a la mañana, Eduardo, junto a Giovanni y Ezequiel se dirigieron a Ronigra SA, una distribuidora oficial de Neumáticos Bridgestone en Parque Patricios. Ahí visitaron al dueño, Gianfranco Sodano, quien les contó todo sobre el conflicto con el sindicato y lo difícil que es mantener abierta la PyME, resultando imposible contratar más personal.

Después de eso, fueron a recorrer La Boca. Visitaron comercios, el casco turístico y un comedor comunitario ubicado en Quinquela Martin y Garibaldi. En el comedor se encontraron con la familia que lo mantiene a flote, quienes contaron lo difícil que es sobrevivir y la poca ayuda que reciben del Estado.

Pintaron una situación que Eduardo sospechaba pero no había podido confirmar hasta el momento: cómo en los últimos 4 meses se acrecentó la pobreza, el hambre y la miseria. Entre otras cosas, contaron que las familias que asisten al comedor no comen los fines de semana y el lunes vienen desesperados con mucha hambre.

El cocinero también contó que trabaja en un restaurante de San Telmo pero que en la pandemia fue echado por no poder solventar su sueldo al estar parada la actividad gastronómica. Cabe recordar que en Brasil, su padre decidió mantener la economía abierta, y salvó a millones de personas de caer en el desempleo y en la pobreza.

Caminando por La Boca, mucha gente reconoció a Eduardo y lo saludó y le pidieron fotos. Incluso una comerciante le dijo que quería tener deflación cómo tienen en Brasil. Practicamente todos los turistas brasileños que lo cruzaron le pidieron fotos también.

Terminada la jornada en La Boca, la comitiva se dirigió a Microcentro, dónde recorrieron la calle Florida, muy golpeada por los dos años de cuarentena de Alberto Fernández. Allí Eduardo cambió reales y quedó sorprendido con la cantidad de billetes que recibió por 300 reales. Los que trabajaban en la casa de cambio le contaron a Eduardo que la mayoría de brasileños que iban a cambiar reales les hablan de Jair Bolsonaro y las facilidades para cambiar divisas que hay en Brasil.

Después recorrieron Av. Corrientes, donde habló con vecinos, comerciantes y varios repartidores que lo reconocieron, todos venían de Venezuela. Ellos le contaban a Eduardo el paralelismo de lo que vivieron en su país, de lo que se vive acá y de lo que se podría vivir en Brasil si gana Lula.

Terminada la caminata hasta el Obelisco, se dirigieron al Carrefour de Avellaneda, donde Bolsonaro presenció las consecuencias del programa de “Precios Cuidados”, como el desabastecimiento: había una heladera entera vacía sin carne; y la limitación de productos por familia: cuando quiso comprar algunos productos le dijeron que no podía llevar más de uno porque estaban bajo el programa de congelamiento de precios.

A la noche del jueves, el diputado mantuvo un encuentro privado con dirigentes afines de todos los espacios políticos afines a la derecha, entre ellos Miguel Ángel Pichetto (líder de Encuentro Federal), Nahuel Sotelo (legislador de Avanza Libertad), Agustín Coto (constituyente de Ushuaia por Republicanos), Solana Marchesan (concejal de Milei en Pilar), Dina Rezinovsky (diputado evangélica del PRO), Carolina Píparo (diputada Avanza Libertad), Ramiro Marra (legislador de Milei), Francisco Sánchez (diputado conservador del PRO), Catalina Buitrago (legisladora bonaerense de San Miguel) y Joaquín de la Torre (senador bonaerense de San Miguel); por último Victoria Villarruel no fue alegando cuestiones familiares pero envío a su principal asesor y jefe de despacho Guillermo Montenegro; todos los presentes habían brindado su apoyo públicamente a la reelección de Jair Bolsonaro antes de las elecciones.

El diputado y candidato a presidente Javier Milei no quiso presentarse porque no quería compartir mesa con miembros de Juntos por el Cambio, pero en su representación estuvo Ramiro Marra.

Dicho encuentro tuvo lugar en un salón del Chateu, fue organizado por Fernando Cerimedo y su esposa, Natalia Basil, directora de Madero Media, con el objetivo de afianzar los distintos espacios de la derecha y lograr un apoyo en común al líder máximo de la derecha en la región: Jair Bolsonaro.

En la cena se conversó de la situación país, qué podría ocurrir en Brasil de ganar Lula, cómo venía la campaña y el trabajo que realizan los Bolsonaro desde que son gobierno. Allí también Fernando remarcó la importancia del evento, un hito que no ocurre en décadas. Dónde se juntaron decenas de dirigentes de varios partidos distintos con el fin de respaldar una causa mayor.

Eduardo les agradeció por el apoyo y quedó contento de que haya gente de la derecha argentina organizada desde distintos sectores, haciendo una comparación de lo que ocurria en Brasil antes del 2018, haciendo alusión de que se está germinando la semilla de algo más grande.

En la cena, Eduardo comentó su deseo de recorrer el conurbano: “la verdadera Argentina” y uno de los presentes se ofreció a llevarlo. Joaquín de la Torre lo invitó el viernes a la mañana a recorrer el límite entre San Miguel y Moreno (barrio Trujui), para conocer la realidad de vecinos y comerciantes que allí viven, principalmente sectores humildes que no tienen mucho. Ahí Eduardo puedo encontrar testimonios crudisimos de cómo vive la gente a causa de las políticas socialistas que implementó Fernandez y quiere implementar Lula en Brasil.

Allí se visitó un centro de aprendizaje infantil y contención familiar para madres y chicos en situaciones vulnerables. En este establecimiento, los chicos reciben educación básica mientras las mamás hacen actividades de oficio como coser, cocinar, etc. También son contenidas por su situaciones de vulnerabilidad y los chicos son estimulados. Eduardo escuchó con atención los duros testimonios de las personas, que despotricaron por la inflación, la falta de trabajo y el cierre mortal durante la pandemia.

Terminada la recorrida, hubo un almuerzo privado entre Joaquín de La Torre, Jaime Mendez, el intendente de San Miguel, Eduardo y el resto del equipo. Allí se charló sobre la situación de la Provincia, el trabajo que intenta llevar Joaquín en su municipio y la experiencia de Bolsonaro en la gestión económica para mejorar la vida de las personas.

En la tarde del viernes, Eduardo arrancó la gira de medios. En el hotel recibió a un periodista de Infobae América, donde mantuvo un mano a mano. Después se dirigió a los estudios de Madero Radio donde fue entrevistado por los conductores de Enroscados y terminó en una entrevistas en La Nación+ con Jonathan Viale.

Al concluir, Eduardo cenó en el Johnny B. Goode de Puerto Madero con el Director de La Derecha Diario, a quien el diputado brasileño quería conocer en persona y felicitar por su labor periodística, cubriendo la realidad del gobierno de su padre y siendo el único medio de derecha en Argentina.

El sábado a la mañana, último día en Argentina, Eduardo comenzó el día con un desayuno privado junto a Javier Milei, Victoria Villarruel y el resto del equipo, finalmente pudiendo conocer a los dos diputados de la derecha argentina que no pudo ver en la cena del jueves.

Allí se conversó temas de actualidad, y se habló de la importancia de que la derecha esté conectada a nivel regional y lo vital que es que Bolsonaro reelija. Milei le contó sobre la economía de Argentina y el diputado brasileño recibió el marco teórico detrás de la miseria que vio en sus recorridas en los días previos.

Tras el desayuno, Eduardo fue al Planetario de Palermo, donde organizó una convocatoria para ver a sus seguidores en Argentina. A pesar del corto aviso previo, más de 50 personas dijeron presente en la Plaza Benjamin Gould, donde se pudieron sacar fotos con el popular referente de la derecha sudamericana.

Después de eso, Eduardo, siempre acompañado por Giovanni y Ezequiel, almorzó en el Gardiner, en un almuerzo junto a las hermanas María Laura Assis (directora de Jornal Direita, versión de La Derecha Diario en Brasil) y Eugenia Assis.

En el Gardiner, Eduardo se cruzó a Marcos Galperin, dueño de Mercado Libre, quien también está visitando Argentina (actualmente vive en Uruguay). El empresario más importante de Argentina conversó por un momento con Bolsonaro y lo felicitó por la buena labor del gobierno de su padre.

Terminado al almuerzo, el diputado juntó todos los billetes utilizados por los comensales para pagar la cuenta y se filmó contando la cuantiosa cuenta. El video se viralizó rápidamente y el siempre desubicado periodista Ernesto Tenembaum lo criticó por pagar en efectivo, sin entender que un extranjero no puede pagar con tarjeta en Argentina sin arriesgarse a recibir casi 80% de gastos en impuestos financieros.

Finalmente, después de sacarse fotos con más personas que lo frenaban en la calle, se dirigió a Ezeiza, donde partió hacia Brasil. En los próximos días se publicará la filmación de su recorrida por el conurbano, y podrá mostrarle a los brasileños en carne propia las consecuencias del socialismo.

Argentina

Se hizo justicia: Cristina fue condenada a 6 años de prisión y se baja de la carrera presidencial del 2023, aunque no irá presa

Publicado

en

“En 2023, no voy a ser candidata a nada, ya no voy a tener fueros”, dijo a los gritos en su defensa después del veredicto por parte del TOF 2.

La vicepresidente Cristina de Kirchner fue condenada esta tarde a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en la causa por la corrupción en la concesión de obras públicas en Santa Cruz conocida como “Causa Vialidad“, la culminación de casi una década de denuncias e investigaciones contra la dirigente más corrupta de la historia argentina.

La sentencia fue laxa, considerando que los fiscales habían pedido 12 años, y solo se la consideró autora del delito de administración fraudulenta, quedando absuelta del delito de asociación ilícita. Sin embargo, marca un antes y un después en la democracia argentina, demostrando que el sistema judicial es independiente del poder de turno y no avala la impunidad.

Cristina así se convierte en la primera ex presidente y primera vicepresidente en el cargo en ser condenada por robarle al erario público. Los argumentos de los jueces tardarán en llegar, sin embargo, ya que disponen de un período de 40 días hábiles para darlos a conocer.

A pesar del ejemplar fallo, Cristina todavía tiene la posibilidad de apelar la decisión judicial, por lo que la sentencia no estará firme hasta que se resuelva en todas las instancias. Esto podría tomar entre 1 o 3 años, dependiendo la celeridad de la justicia y la insistencia de la líder kirchnerista en cuestionar la decisión.

Además, incluso si la sentencia estuviera firme, Cristina actualmente cuenta con fueros por su cargo de Vicepresidente, por lo que no iría presa. Para ello, debería tratarse su desafuero en el Senado, una votación que ya sobrevivió en el pasado cuando se pidió la prisión preventiva y ella todavía era senadora.

El desafuero podría tratarse en cualquier momento en el Congreso, pero para esta causa no tiene sentido por el momento ya que los fiscales, extrañamente, no pidieron la prisión preventiva. Esta decisión fue polémica, ya que no hay dudas que Cristina en libertad puede influenciar la causa o escaparse del país.

Tras la sentencia, Cristina dio un discurso grabado desde su oficina en el Senado, donde a los gritos aseguró que no será candidata a presidente en 2023, una promesa que no suena muy creíble pero por el momento es la única declaración sobre su potencial presentación en las elecciones del año que viene.

“En 2023, no voy a ser candidata a nada, y ya no voy a tener fueros”, anticipó en su defensa. “No voy a someter a mi fuerza política a que la maltraten por una candidata condenada. No voy a ser candidata en el 2023. Pero mascota de usted, Magnetto, nunca. A nada. Mi nombre no va a estar en ninguna boleta. Termino el 10 de diciembre y me vuelvo a mi casa”, dijo la jefa del Frente de Todos.

La vicepresidenta argumentó que con el fallo en su contra “buscan disciplinar a la dirigencia política” y agregó: “La condena no son los seis años en la cárcel. La condena real es la inhabilitación perpetua a ejercer cargos electivos, cuando todos los cargos a los que accedí fueron por elección popular”.

Me van a poder meter presa el 10 de diciembre. Eso sí, siempre y cuando, a algún Caputo de la vida no se le ocurra financiar alguna banda de marginales me peguen un tiro, que eso es lo que quieren. Presa o muerta”, concluyó victimizándose por el reciente atentado en su contra.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto Fernández da su primera cadena nacional como presidente para apoyar a Cristina, al borde de la condena

Publicado

en

El presidente instruyó al Ministerio de Justicia para que impulse acciones penales contra el grupo de funcionarios que viajaron a Lago Escondido para determinar si se cometió algún delito

El presidente Alberto Fernández dio su primera cadena nacional este lunes para expresar su apoyo a la vicepresidente Cristina Kirchner en la causa Vialidad, que la tiene contra las cuerdas y una condena este martes es prácticamente una certeza.

En su corto discurso, que parecía estar pre-grabado, aseguró que instruyó al Ministerio de Justicia para que impulse acciones penales contra un grupo de jueces, fiscales, funcionarios y empresarios de medios que se habrían reunido en Lago Escondido, quienes según una investigación del diario kirchnerista Página 12 estaban confabulando para arrestar a Cristina.

En una guerra de operaciones de prensa, los diarios ultra-kirchneristas Página 12, Tiempo Argentino y El Cohete a la Luna, publicaron material hackeado de una línea de celular, adjudicada al sitio breached.vc, que muestra un supuesto intercambio de mensajes de audio entre los jueces Julián Ercolini (Juzgado Federal 10), Pablo Yadarola (Penal Económico 2), Pablo Cayssials (Contencioso Administrativo 9), y Carlos Mahiques (sala II de Casación Penal), el ministro de Seguridad y Justicia porteño Marcelo D’Alessandro, quien sería el propietario de la línea, y el procurador de CABA Juan Batista Mahiques.

Según el sitio web patagonianfacts.com, alineado al kirchnerismo, también aparecen en las filtraciones el director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín, Pablo Casey, y el CEO del multimedios, Jorge Rendo, quienes, según se desprende de los mensajes de voz difundidos, habrían organizado y solventado el costo del vuelo privado y la estadía posterior en Lago Escondido.

Reunión en Lago Escondido

El viaje de los jueces se habría dado el pasado jueves 13 de octubre en un vuelo de la empresa Flyzar que partió desde el aeropuerto de San Fernando. Llegaron todos juntos en un avión privado al aeropuerto de Bariloche para trasladarse luego a la inmensa propiedad del británico Joe Lewis en las afueras de El Bolsón.

Según los medios kirchneristas, el mismo día los protagonistas crearon un grupo de Telegram para acordar una estrategia de respuesta a la inevitable condena a Cristina Kirchner, que incluía supuestamente presionar a algunos medios para que guardaran silencio y al mismo tiempo planificar una versión unificada para difundir a través de ciertos periodistas.

Este fue el contexto en el que los cuatro jueces, más el procurador Mahiques, D’Alessandro y los directivos de Clarín, Casey y Rendo, se reunieron para elaborar una estrategia unificada para evitar que prospere la denuncia kirchnerista contra los magistrados por el delito de dádivas, que Cristina intentó esgrimir para contraatacar en la causa.

En los mensajes que supuestamente se cruzaron por Telegram, acuerdan que intentarían condicionar a la fiscal federal subrogante de Bariloche, María Cándida Etchepare, para que envíe la causa a los tribunales federales de Capital Federal, en Comodoro Py, donde sería cajoneada.

Alberto le rinde pleitesía a Cristina

Entre los mensajes figura un nombre que complicó a Alberto Fernández y llevó a que hoy tenga que salir con algo tan pesado como una cadena nacional para demostrar lealtad a Cristina. Se trata de Julián Leunda, el actual jefe de asesores del presidente.

El joven de 32 años, que se desempeñó como Director de Asuntos Institucionales de C5N y de Ámbito Financiero, aparece mencionado en los chats por uno de los implicados, asegurando que ya habló con él y que les aseguró que los ayudaría a mantener las reuniones en secreto.

Pablo Casey, director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín y sobrino de Héctor Magnetto, dice: “Gente: me acaba de llamar Julián Leunda. Parecía que hubiera venido con nosotros. Caliente con Kollmann por la nota”. Esto lo dijo en referencia del periodista de Página 12 que publicó originalmente la noticia del viaje a Bariloche.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto Fernández logra mantener oculta la letra chica de los contratos de las vacunas por US$ 2000 millones de dólares

Publicado

en

El kirchnerismo logró aprobar en la Auditoría General de la Nación (AGN) sin debate un documento que valida los 10 contratos que se firmaron con laboratorios sin mostrar los textos completos.

La mayoría kirchnerista que conforma la Auditoría General de la Nación (AGN) aprobó mantener oculto el texto final de los 10 contratos de compra de vacunas contra el coronavirus por parte del Estado argentino y dispuso que se mantuviera bajo secreto todas las actuaciones de los convenios.

En otras palabras, el Gobierno se negó a mostrar la letra chica de los acuerdos que el Estado suscribió con las compañías farmacéuticas en 2020, y que le costaron al país unos US$ 1.737 millones de dólares.

De esta forma, además, Alberto Fernández logró que no se avance en una auditoría integral sobre sus negociaciones en las compra de las vacunas. Cabe recordar que en un primer momento acordó solamente con la rusa Sputnik, luego con la china Sinopharm, y recién casi un año después, accedió a firmar un contrato con la norteamericana Pfizer y la inglesa AstraZeneca, lo cual generó polémica por parte de la oposición, que denunció intereses económicos de fondo.

Los auditores de Juntos por el Cambio, en minoría, presentaron un dictamen de “rechazo total” al informe del oficialismo, que hubiera requerido mostrar los contratos tal y como fueron firmados.

Sin embargo, el Frente de Todos hizo pesar su mayoría y aprobó el documento sin que se pudiera discutir cuestiones tales como la elección de los laboratorios, los montos que se pagaron y la entrega de las vacunas, entre otras cuestiones.

La decisión de declarar o transformar en reservada es, a mi juicio, infundada y perjudicial y yo podría citar a un destacadísimo cientista político italiano, Giovanni Sartori, que llama la atención sobre una de las principales promesas de la democracia es la transparencia que está siendo afectada por esta circunstancia”, manifestó el jefe auditor de la oposición Jesús Rodríguez.

El equipo de auditores de la oposición, compuesta por Miguel Ángel PichettoAlejandro Nieva y Jesús Rodríguez, asegura que el documento que suscribió el kirchnerismo “autolimita” el accionar de la AGN ya que no les permite realizar un control exhaustivo de los convenios de las compras de las vacunas.

Desde el entorno de los auditores aseguran que en la letra chica que se quería auditar se quería determinar por qué se tardó tanto en firmar el contrato con Pfizer o cuál es el contenido de las cláusulas confidenciales que se firmaron.

En particular la oposición quería conocer la letra chica del convenio con AstraZeneca, quien tuvo diversos incumplimientos que afectaron la campaña de vacunación en la Argentina, y se han denunciado sobreprecios con el productor en el país, Hugo Sigman, dueño del grupo farmacéutico Insud, amigo del entonces ministro de Salud, Ginés González García.

El kirchnerismo usa como argumento para mantener el secreto las cláusulas de confidencialidad que pidieron y firmaron los laboratorios. El Gobierno asegura que no quieren “defraudar” a las grandes multinacionales que esto podría generar demandas por parte de las farmacéuticas.

Diez contratos por 146.000.000 vacunas a cambio de U$S 1737 millones

En total, Alberto Fernández firmó 10 contratos por un total de 146 millones de vacunas que le representaron al país el pago de US$ 1.737 millones de dólares. Entre los sueros adquiridos se encuentra la Sputnik V (Rusia); Sinopharm y Cansino (China); CovidShield (India); AstraZeneca (Reino Unido); y Pfizer y Moderna (Estados Unidos).

Durante la presentación del informe, que comenzó el miércoles a la mañana, la oposición cuestionó la “pobreza” del informe y hasta el propio Pichetto dijo que en el sitio oficial del Ministerio de Salud puede encontrarse mayor información. También hablaron de demoras en la presentación del documento.

En los 30 años de la AGN es difícil encontrar un tema más relevante que este de los contratos”, expresó Rodríguez. Y agregó: “No sólo por la magnitud del esfuerzo fiscal involucrado, si no por las razones que justificaron esas contrataciones. Excepción hecha de las cuentas de inversión que la Constitución nos manda que analicemos”.

Seguir Leyendo

Tendencias