Ad

Martes 20 de Octubre, 2020🌙15ºC en Buenos Aires

Dólar Blue: $181

+1.69%

Dólar Solidario: $107,25

0%

Riesgo país: 1432

+30

Dólar B. Nación: $82,5

0%

Dólar Mayorista: $77,52

0%

Bitcoin: $11755,99

+2.05%

Merval: $49162,13

+0.28%

Bovespa: $98657,65

+0.35%

Dow Jones: $28195,42

-1.44%

S&P 500: $3426,92

-1.63%

Nasdaq: $11478,88

-1.65%

Soja Chicago: $387,65

+0.48%

Soja Rosario: $325

+1.09%

Petróleo WTI: $40,84

-0.1%

Petróleo Brent: $42,5

-1%

Oro: $1901

+0.01%

28/08/2020

La fatal arrogancia de la izquierda: hablan de un liberalismo que no entienden

La reconocida periodista de Página 12, Sandra Russo, acusó al PRO de ser el único partido "neoliberal" del mundo. Sin entender lo que es el liberalismo o los distintos movimientos de derecha que existen hoy en Occidente, la izquierda no puede entender la realidad.

Portada
Recientemente la reconocida autora y periodista de Página 12, Sandra Russo, escribió en su cuenta de Facebook un comentario que se volvió viral entre sus seguidores y muchos militantes del kirchnerismo. Es difícil comprender que alguien con su rica trayectoria (más de 30 años en periodismo, editora, conductora y escritora de muchos libros) cometa tantos errores conceptuales en solo un párrafo.
Pudimos identificar 5 frases erróneas o mentirosas en tan solo 6 líneas de texto, aunque muchas fueron profundizadas por los lectores de izquierda en los comentarios.


Ad

“No hay ningún partido neoliberal en el mundo, salvo el PRO. Experimento fallido” 
Es importante aclarar que “neoliberalismo” es un concepto que utilizan, mayoritariamente, los detractores del liberalismo como chivo expiatorio para no mencionar al liberalismo en sí, que conlleva poco más de dos siglos de éxitos tanto económicos como políticos en todo el mundo, y que ha logrado sobrevivir conflictos mundiales de los más complejos, y al día de hoy comprende uno de los sistemas de gobierno más populares del planeta.
El concepto de "neoliberal" se encuentra cargado, generalmente, con un negativo juicio previo. El prefijo "neo-" implica que es una nueva corriente de liberalismo, como si fuera un liberalismo manchado, sin las mismas bases fundacionales. Sin embargo, las ideas de la libertad individual atribuibles a muchos movimientos liberales y conservadores en el mundo mantienen la misma esencia ayer y hoy. El liberalismo es una doctrina política, económica y moral, que defiende la libertad del individuo y apunta a minimizar el estado a lo más mínimo posible. 

De todos modos, entendemos la publicación como que quiso decir que no hay países que estén tomando políticas liberales en su gobierno o plataforma, ya que si lo tomamos de forma literal, sería tan simple como citar al Partido Liberal Democrático en Japón, Partido Liberal Radical en Suiza, Partido Nacional en Nueva Zelanda, etc., y sería suficiente para evidenciar el error.

Las políticas liberales, en menor o mayor medida, son adoptadas en la actualidad en los países que más exitosos han sido económica y políticamente: Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, Suiza, entre muchos más, tienen una altísima correlación entre libertad económica y democracia, libertad económica y reducción de la pobreza, etc.
No hay con que darle: los países más libres son también los más exitosos, a pesar de los enormes problemas internos que puedan tener, hay cuestiones que ya tienen resueltas, en especial en el ámbito económico, que no se discute más.
Mientras tanto, Argentina después de 4 años del PRO al mando, sigue en los últimos puestos de países más libres, situándose en la ubicación 149 sobre 180.
Ranking global de libertad económica vigente: 


Ad

Mauricio Macri prometía tomar algunas medidas liberales en su campaña política pero finalmente hizo todo lo contrario, y por eso coincidimos en que ha sido un gobierno fallido. Citaremos a continuación algunas de sus políticas anti liberales y que por consecuente derivaron en el fracaso:

  1. Adquisición de deuda externa a sabiendas que no se iba a poder pagar.
  2. Emisión monetaria descontrolada, provocando inflación y comprometiendo la macroeconomía.
  3. Crecimiento del gasto público. Expansión de planes sociales y mayor cantidad de empleo público de la historia.
  4. Incremento del 25% de la estructura del Estado: crearon cinco nuevos ministerios (de 16 a 21), 17 secretarias y 38 subsecretarias.
  5. Incremento en la cantidad de impuestos y regulaciones, yéndose con retenciones, cepo y al borde del default.
  6. Altísima carga tributaria (34% del PBI) y presión fiscal.
  7. Congelamiento de precios.
  8. El ya mencionado puesto 149 (al 2019) en el índice de libertad económica.

Todas estas características son directamente contrarias al liberalismo. El mismo partido PRO, reformado unas cuantas veces desde su fundación original, no se identifica con el liberalismo. Es celebre la frase de Marcos Peña, ex-Jefe de Gabinete del Gobierno nacional y principal referente dentro del PRO, que inmortalizó en una entrevista para el diario El País en 2016: "el gobierno de Cambiemos es socialista y popular. El radicalismo está en lo socialista y en el PRO estamos en lo popular; hay gente liberal, pero la mayoría viene de la izquierda"

Ad

“[Los neoliberales] Se infiltran en partidos populares” 
Es importante destacar que a lo largo de la historia fueron las distintas doctrinas políticas que necesitaron de la medicina liberal frente a la enfermedad ya contraída por años de des-gobierno. 
Sandra Russo menciona una infiltración del liberalismo en el Partido Laborista inglés, en el PJ argentino y en el PSOE español, aunque ignora que todo eso fue parte de un periodo de convergencia que se dio en la década del 90, cuando muchos partidos socialistas llegaron al poder luego de una década de éxitos de gobiernos conservadores que aplicaron las recetas liberales. Enfrentados a un electorado que demandaba continuidad, le rogaron al liberalismo que se haga cargo de la cartera económica mientras ellos se enfocaban en la agenda social.
El mayor exponente de esto fue el Partido Demócrata en Estados Unidos, que tras 12 años de republicanos, tuvo que adoptar su agenda económica casi punto por punto para obtener la elección.
Pero esto fue un periodo específico de la historia, no un episodio recurrente. Esta unión entre progresistas y liberales al mando de las principales potencias del mundo finalizó con el triunfo de Bush en Estados Unidos en los 2000, que volvió a producir esta división izquierda-derecha que tanto se vivencia hoy en día.
"Duhalde y Menem les abrieron la puerta. Entregaron todo”
Una vez más, no cuenta que tanto Menem como Duhalde tuvieron que "entregarle todo" al liberalismo porque habían recibido una economía devastada por políticas socialistas. En el caso de Menem, Domingo Cavallo recurrió a recursos e ideas liberales para subsanar en tiempo récord la economía de un país devastado por la hiperinflación de 1989. 
Tal como mencionamos recientemente: medicina liberal para enfermedades que han dejado políticas adversas.

Ad

 “Hoy Duhalde rema en el equipo que más le promete a él” 
La realidad muestra que Eduardo Duhalde se reúne con frecuencia con Alberto Fernández, y admitió que también lo hace con Cristina Fernández de Kirchner. El pasado 19 de agosto fue la última conversación que tuvo con el Presidente e incluso antes de asumir el propio Fernández admitió tener un íntimo y sólido vínculo con el ex-Presidente.

Si Duhalde habló de un "posible golpe de Estado" en 2021 es porque sabe algo que, incluso teniendo la oreja del Presidente a disposición, necesitó decirlo en la prensa. Probablemente, el ex-Presidente haya estado operando la agenda de alguien, tratando de meter presión a Alberto Fernández, pero que seguro no es la agenda liberal. Lo más probable es que Duhalde haya sido enviado a los medios o por la vicepresidente Cristina Kirchner o por el presidente de Diputados, Sergio Massa.
Tan solo unas horas reunidos en privado con el ministro de Defensa, Agustín Rossi, fueron suficientes para que Duhalde salga este jueves a pedir perdón por sus dichos y recular completamente. Le bajaron línea, "tu mensaje ya llegó a donde tenía que llegar."
 “Es hora de que nadie más se suba a ese bote lleno de mierda”
Duhalde es parte del armado del Frente de Todos, no como un político pero sí como un operador político. Si no está trabajando para los intereses de Alberto Fernández, lo hace por los intereses de la Vicepresidente, o de otras figuras peronistas. Sin lugar a dudas, la autora kirchnerista cuando habla del "bote lleno de mierda", sin darse cuenta, habla de su propio navío.

Por Matías Magnético, para La Derecha Diario.

¡Suscribite a la Newsletter!

Todas las semanas, un resumen de lo más importante, con notas y reportajes exclusivos.

Imagen de la newsletter

Ad

Ad

Ad

Ad

Logo

Unite a nuestro equipo

Economía...
La Derecha Diario 2020 © Todos los derechos reservados
Diseño y desarrollo por