Seguinos en redes

Argentina

La gestión que revivió la inflación en la Argentina: Los fatídicos cuatro años de Néstor Kirchner

Publicado

en

La génesis del proceso inflacionario que hoy azota a la economía argentina y erosiona el poder adquisitivo del salario tuvo lugar en la gestión de Néstor Kirchner. Su presidencia está marcada por un retroceso histórico en las reformas estructurales que se habían llevado a cabo en los años 90s.

El proceso inflacionario que sufre la economía argentina terminó por eliminar el acceso al crédito de largo plazo, erosiona sistemáticamente el poder adquisitivo de los salarios, impide la previsibilidad y el cálculo económico para las empresas. Este problema, que se creía superado con la aplicación de la Ley de Convertibilidad hasta 2001, fue reintroducido por la gestión de Néstor Kirchner. La inflación constituye la herencia más nociva del primer experimento kirchnerista.

Tras la abrupta salida de la Convertibilidad en enero de 2002, los precios sufrieron un shock inflacionario debido a la emisión récord para poder pesificar los depósitos y las deudas en dólares de grandes grupos económicos (en forma asimétrica). Sin embargo, la economía se encontraba des-indexada y el Banco Central logró doblegar la inflación para mediados de 2003, con una demanda de pesos favorable al nuevo régimen de flotación cambiaria.

Pero con la llegada de Néstor Kirchner al poder y Martín Redrado al Banco Central, esto cambió para siempre. La política del gobierno pasó a enfocarse en esfuerzos para evitar la apreciación del tipo de cambio nominal a toda costa.

Comprando todos los dólares que ingresaban al país, Redrado habilitó una agresiva expansión de la oferta monetaria, emitiendo miles de millones de pesos en un corto tiempo. Pero a diferencia de lo que ocurría en el régimen de Convertibilidad, esta emisión de pesos no estaba respaldada en nada (ni en demanda genuina ni en una promesa de conversión por parte del BCRA), y así reactivó la llama de la inflación después de más de una década sin que esto afectara la economía argentina

El exceso de oferta de dólares se contrarrestó con masivas compras por parte del BCRA, retornando así al equilibrio del tipo de cambio nominal en aproximadamente $3 por dólar. Sin embargo, como contrapartida se generó un exceso de oferta de pesos que no logró contrastar al 100% con la emisión de Lebac (simular al rol que cumplen hoy las Leliq) y este desequilibrio revivió finalmente la inflación.

La inflación interanual de precios minoristas solo alcanzaba el 2,27% en febrero de 2004, había estabilidad incluso con estándares internacionales. La política cambiaria y monetaria del kirchnerismo llevó la inflación al 6,1% en diciembre de ese mismo año, 12,3% en diciembre de 2005 y 12,44% en el último mes de la gestión Kirchner

Este problema se trasladó hacia las administraciones posteriores: la inflación interanual promedió el 20,2% en la primera gestión de Cristina Kirchner, 29,3% en la segunda, 38,8% en la administración Macri y un promedio de casi 60% para la gestión Fernández. Los precios se dispararon hasta un 104,5% interanual en marzo de 2023, una situación que desde los estándares del año 2004 parecería completamente surrealista.

Política monetaria y cambiaria entre 1993 y 2007.

La segunda herencia más nociva del primer experimento kirchnerista es la fuerte distorsión de los precios relativos. El Gobierno de Kirchner se negó a permitir la actualización de las tarifas de los servicios públicos en 4 años de gestión, a pesar de que los precios aumentaban con una tasa de inflación que triplicaba a la internacional. 

El atraso real de estos precios no solo generó una peligrosa erosión en la calidad de los servicios públicos prestados, sino que trasladó implícitamente un ajuste y un esfuerzo social muchísimo mayor hacia el futuro del que se podría haber permitido entre 2003 y 2004. El exministro de Economía Roberto Lavagna fue expulsado de su cargo precisamente por plantear un ajuste tarifario sensato cuando los costos para hacerlo eran aún muy poco significativos. 

Evolución del atraso tarifario en la gestión de Néstor Kirchner.

Argentina

Milei avanza con la Motosierra: En solo seis meses, echó a 20 mil empleados públicos que fueron identificados como ñoquis

Publicado

en

Se pasó la motosierra por todos los ministerios, siendo el de Capital Humano, la cartera más grande del Estado, el de mayor número de contratos cancelados.

Desde la toma de posesión en diciembre hasta el mes de mayo, el Gobierno de Javier Milei despidió a 18.019 empleados estatales, marcando un hito durante los primeros seis meses de su administración.

Los despidos ocurrieron a lo largo de todas las dependencias del Estado, y se redujo la plantilla de aproximadamente 72.000 empleados públicos a 53.981, aunque el plan es continuar con los recortes hasta llegar a aproximadamente 30 mil.

La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, fue la funcionaria que más recortes hizo: canceló 4.930 contratos relacionados en su ministerio, que abarca las secretarías de Trabajo, Educación, Cultura y Niñez y Familia.

El titular de Economía, Luis "Toto" Caputo, ocupa el segundo lugar en la lista: despidió a 3.195 empleados, pertenecientes a 15 secretarías como las de Transporte, Energía, Obras Públicas, Finanzas e Industria. Además, asumió la mayoría de las dependencias del ex ministro de Infraestructura Guillermo Ferraro, donde también hubo recortes.

El ministro de Salud, Mario Russo, redujo la cantidad de empleados estatales en su organismo en 1.656, mientras que el ex jefe de Gabinete Nicolás Posse, despidió a 1.249 durante su corto mandato. El ministro de Defensa, Luis Petri, no renovó 759 contratos. Por su parte, Guillermo Francos, en su paso como Ministro del Interior, despidió a 574 trabajadores.

Particularmente en presidencia, Javier Milei y la secretaria General, Karina Milei, llevaron a cabo un recorte de 421 empleados contratados en las áreas de la Casa Rosada.

Por último, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dio de baja 331 contratos, el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, desplazó a 251 trabajadores, y la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino, hizo lo propio con 220 empleados.

Uno de los mayores recortes se hizo en las empresas públicas, donde los interventores despidieron 4.432 contratados, en consonancia con el esfuerzo por privatizar algunas de ellas.

Esta reducción de personal afectó únicamente a trabajadores con contratos anuales, que el Gobierno había extendido por tres meses en dos ocasiones, en diciembre y marzo. Las bajas de personal permanente fueron mucho menores en comparación, ya que la ley del Empleo Público impide estas desvinculaciones.

Es por eso que el Gobierno se enfoca en el artículo 52 de la Ley Bases, que establece un marco normativo para la reducción del personal de planta permanente de la Administración General de la Nación.

El proyecto propone que los empleados afectados queden un año con goce de sueldo mientras esperan ser reubicados en caso de estar vinculados a organismos eliminados o modificados. También permite al Ejecutivo no pagar indemnizaciones en casos donde se hayan encontrado irregularidades, como el incumplimiento del horario, inasistencias injustificadas y abandono de tareas.

Este cambio también contempla la posibilidad de transferir empleados de la Nación a las provincias y ofrece una indemnización equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de tres meses, tomando como base la mayor remuneración del último año.

La Casa Rosada busca implementar la reforma del Estado a través de las facultades extraordinarias otorgadas a Milei, las cuales le permitirían modificar y eliminar organismos de la administración central o descentralizada creados por ley o por decreto.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei se reunió con la directora del FMI en el G7: Hablaron sobre la importancia de salir urgente del cepo cambiario

Publicado

en

El encuentro tuvo lugar durante la cumbre del G7, justo después de que el organismo aprobara las metas de Argentina debido al "sobrecumplimiento" de la mismas. Según se informó, "fue una reunión muy productiva".

En el marco de su participación como invitado a la cumbre del G7, el presidente Javier Milei se encontró este viernes con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, con quien nuevamente dialogó sobre el exitoso programa económico en curso y el objetivo del Gobierno de levantar el cepo, una medida que también había sido solicitada por la institución financiera. "Fue una reunión muy productiva", informaron.

En el exclusivo complejo hotelero Borgo Egnaza, donde se celebra desde el jueves la reunión de los líderes de los países más avanzados del mundo, el mandatario argentino conversó en privado con la líder del organismo internacional de préstamo.

El encuentro se retrasó debido al aplazamiento generalizado de todas las actividades programadas para el día, pero finalmente tuvo lugar según lo previsto y en un contexto favorable para Milei, quien recientemente aseguró la aprobación de la Ley Bases en el Senado y está logrando exterminar la inflación.

Además, este encuentro tuvo lugar un día después de que el Fondo Monetario Internacional anunciara que su equipo técnico aprobó la octava revisión del programa de Facilidades Extendidas (EFF) de Argentina y se aprobara un desembolso cercano a los 800 millones de dólares para el país.

En la Oficina del Presidente, la cuenta oficial que divulga actividades y comunicados del Gobierno, se compartió un breve video del encuentro en el que Milei y Georgieva intercambian algunas palabras:

En este momento, el Gobierno está buscando avanzar en una nueva negociación con el FMI con el fin de acelerar la eliminación del cepo e impulsar la recuperación económica.

En relación a este tema, de hecho, hubo coincidencia, ya que el mismo viernes la subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, le recomendó a la administración libertaria a través de un comunicado a flexibilizar la política cambiaria, reducir los subsidios y ampliar el impuesto a las Ganancias.

Se han logrado avances significativos hacia el logro de un equilibrio fiscal general y ahora es crucial mantener las metas conseguidas. Debe continuarse con los esfuerzos para reformar el impuesto a la renta personal, racionalizar los subsidios y los gastos tributarios, y fortalecer los controles del gasto”, expresó la funcionaria del FMI.

Milei y Georgieva se habían encontrado unas horas antes en la sala donde se llevó a cabo la sexta sesión de trabajo conjunto del grupo, que se centró principalmente en discusiones sobre inteligencia artificial y sus posibles riesgos, así como en temas de energía y las relaciones con África y los países del Mediterráneo.

En esa ocasión, ambos tuvieron una charla breve y relajada, incluso se sacaron una foto juntos con sonrisas. Más tarde, se reunieron nuevamente para la foto tradicional de la familia ampliada en una de las plazas del complejo.

Para la imagen, Milei se posicionó en el extremo derecho de la tarima, donde también estaban otros líderes invitados como el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; el presidente de Kenia, William Ruto; el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan; el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune; y el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani.

Además, estaban presentes el primer ministro de India, Narendra Modi; el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán; el Rey Abdalá II bin Al Hussein de Jordania; el Papa Francisco; Kristalina Georgieva y el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, junto con todos los miembros del G7.

La última vez que Milei y Georgieva se encontraron fue el 17 de enero pasado, durante el Foro Económico de Davos, donde el Presidente reafirmó su compromiso político de implementar un sólido plan de ajuste para combatir la inflación y reducir el déficit fiscal.

Desde entonces hasta la fecha actual, el gobierno ha logrado cumplir con su objetivo. Según datos del Indec, el índice de precios mayoristas ha mostrado una tendencia a la baja, con el último dato registrado en mayo que indicó un aumento del 4,2%, el menor en 2 años.

Además, durante la única hora disponible para los encuentros oficiales, Milei también sostuvo una reunión bilateral con Ajay Banga, quien lidera el Banco Mundial. Estaba previsto que mantuviera otras dos reuniones bilaterales, una con Meloni y otra con Macron, aunque no se confirmó si finalmente tuvieron lugar.

El presidente argentino ya había encontrado previamente a la primera ministra italiana, quien lo invitó a la cumbre y lo recibió con un cálido abrazo a su llegada. El último encuentro con ella había sido el 12 de febrero pasado en Roma, como parte de una gira que también incluyó una visita al Vaticano, donde fue recibido por el Papa Francisco en audiencia.

Las últimas actividades del Presidente en Italia serán de relajación: por la noche, tiene planeado asistir a un espectáculo musical a cargo del renombrado cantante Andrea Bocelli y a un show de baile, seguido de un brindis y una cena organizada por Meloni en uno de los restaurantes de Borgo Egnazia.

El sábado por la mañana, a las 8:30 hora local (3:30 en Buenos Aires), Milei y su equipo abordarán nuevamente el avión presidencial para dirigirse a Zúrich. Desde allí, viajarán por carretera hasta la ciudad de Bürgenstock para participar en la Cumbre Global por la Paz, organizada por el presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Papelón de Jorge Macri: Se fugó del hospital el piquetero que se subió desnudo a un monumento en el Congreso

Publicado

en

Después de que los socorristas del BEFER lo asistieran para bajar, el SAME lo trasladó al hospital Ramos Mejía, donde permaneció durante la noche bajo. Al no haber tramitado custodia policial, se pudo fugar.

Desde que Jorge Macri, Jefe de Gobierno Porteño, asumió su cargo, nada cambió respecto a la paupérrima gestión de Horacio Rodríguez Larreta. La ciudad sigue completamente abandonada, y a su gobierno parece no importarle la seguridad de los porteños. Desde hace varios meses que vienen ocurriendo inexplicables fugas de presos en comisarias porteñas, y ahora, se les escapan hasta de los hospitales.

Este miércoles, mientras las Fuerzas de Seguridad defendían el Congreso de la Nación del asedio de los terroristas de izquierda, y los senadores debatían en el recinto de la Cámara Alta la aprobación de la Ley Bases, en la Plaza del Congreso, un hombre desnudo se trepaba a uno de los monumentos.

El hombre, que lo hizo en un ataque de locura en modo de protesta contra la aprobación de la Ley, fue rescatado y detenido por agentes de la Brigada Especial Federal de Rescate (BEFER) de la Policía Federal, los mismos que recientemente habían bajado al influencer polaco Marcin Banot luego de que escalara hasta el piso 28 de un edificio en Puerto Madero el martes anterior.

Inmediatamente, fue trasladado por el SAME al hospital Ramos Mejía, en el barrio porteño de Almagro, a menos de 20 cuadras del Congreso. "En la ambulancia sufrió un brote psicótico y fue necesario contenerlo y sedarlo", explicaron las fuentes.

Según fuentes, el diagnóstico al ingresar al hospital Ramos Mejía fue "intoxicación por alcohol". En términos simples, estaba completamente borracho. "Se le proporcionó ropa y se lo mantuvo en observación hasta la mañana del jueves, cuando se fue por decisión propia, fugándose", confirmaron las fuentes.

El gobierno de Jorge Macri falló en poner una custodia policial de la Ciudad en el hospital, ni presentó cargos en su contra por participar de la protesta, por hacer exhibicionismo y por escalar el monumento, entre otros delitos que cometió. El hombre ni siquiera fue identificado.

Esto hecho no se trata de un caso aislado ya que, desde hace bastante tiempo que vienen ocurriendo fugas de presos en las comisarias porteñas, producto de la deficiente gestión de Macri en materia de seguridad.

Por ejemplo, el pasado 8 de abril, cuatro detenidos alojados en la Comisaría Comunal 6, ubicada en la avenida Avellaneda al 1500, en el barrio porteño de Caballito, se fugaron en la noche de un domingo. Dos de ellos fueron recapturados, en medio de un enfrentamiento donde cuatro efectivos policiales resultaron heridos.

A principios de ese mismo mes, se produjeron dos fugas masivas con apenas unas horas de diferencia. El domingo 31 de marzo, nueve presos lograron escapar de la Alcaidía N° 1 de San Telmo, ubicada en Perú al 1000. Horas más tarde, el 1° de abril, ocurrió otro incidente en Balvanera. En la Alcaidía 3°, situada en Lavalle al 2600, en pleno barrio de Once, dos detenidos también lograron darse a la fuga.

Con estos eventos, los presos prófugos de la justicia no paran de aumentar, poniendo en peligro la vida y la seguridad de todos los porteños.

Seguir Leyendo

Tendencias