Conecte con nosotros

Argentina

La Secretaría de Comercio creó un sistema para “monitorear” los costos de las empresas y verificar que no se estén llevando “ganancias extraordinarias”

Después de tres meses con datos de inflación desalentadores, el Gobierno dispuso la intensificación de los controles de precios. La Secretaría de Comercio buscará monitorear las empresas y aplicar sanciones a las que no se adapten a los precios máximos.

Publicado

en

Con una inflación que crece mes a mes y que trepó al 40,7% en febrero, el Gobierno kirchnerista apuesta a los controles de precios y regulaciones sobre el abastecimiento como una herramienta para tratar de contener la inflación, una estrategia que siempre les ha fallado y que ya ha quedado obsoleta. 

La Secretaría de Comercio, impulsada por la socialista Paula Español, creará un sistema de monitoreo para un total de 1.000 empresas correspondientes a grandes rubros.

El objetivo será estudiar las estructuras de costos de estas empresas, y verificar que no estén poniendo precios que les den “ganancias extraordinarias” en medio de la pandemia. Esta absurda idea se basa en la teoría valor trabajo profundizada por el marxismo y pretende “evitar el desabastecimiento”.

Lo que el Gobierno no entiende es que el peligro por desabastecimiento es precisamente generado por la propia Secretaría de Comercio, y su política de precios máximos.

Si la empresa no puede poner el precio que la cantidad ofertada le demanda, no le queda otra opción que o perder plata, o vender menos.

Ad

Español está determinada en aplicar medidas típicas de la planificación económica centralizada, que atentan directamente contra el normal funcionamiento de una economía moderna basada en el sistema de precios. 

El esquema fue pautado en el Boletín Oficial con el nombre de Sipre (Sistema Informativo para la Implementación de Reactivación Económica), y amenaza con implementar multas severas para todas aquellas empresas que no se adapten a esta política disfuncional de precios. 

Se plantea la aplicación de la Ley de Abastecimiento para aquellas empresas que no sean capaces de sostenerse con los esquemas de precios máximos y las regulaciones vigentes. 

El sistema no solo busca monitorear empresas, sino que demandará un informe por parte de las mismas en el cual se indique detalladamente información en torno a los precios ofertados, las cantidades vendidas de bienes finales e intermedios, así como los niveles de stock disponibles mes a mes. 

De esta manera, las autoridades aseguran que el Sipre generará una suerte de alertas tempranas para detectar el desabastecimiento cuando sea necesario y actuar en consecuencia. 

Ad

En abril se incluirá un listado con cerca de 500 empresas que serán afectadas por las nuevas normativas, esto como parte de una primera etapa de implementación del sistema. En esta etapa el Gobierno se concentrará en el sector del comercio, la construcción y la industria

Dado el esquema planteado, se pondrá un énfasis especial en el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas, productos de limpieza, electrodomésticos, productos químicos, y electrónica

En una segunda etapa se plantea incluir otra tanda de 500 empresas de otros rubros menos específicos, y con una amenaza latente de desabastecimiento sensiblemente menor a las comprendidas en abril. 

Este tipo de herramientas constituyen un paliativo de nula eficacia para detener el aumento de precios, y evidencian la debilidad del programa económico a la hora de defender sus propios lineamientos y objetivos en torno a la inflación.  

La meta del 29% de inflación anual para diciembre de este año fue constantemente defendida por Martín Guzmán, pero cada vez es más rechazada dentro de las estimaciones privadas.  

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Alberto Fernández rechazó el ajuste que pide el FMI y puso en duda un acuerdo a días de quedarse sin reservas

Publicado

en

El Presidente rechazó lo que le pide el Fondo Monetario en materia fiscal y la renegociación de la deuda contraída en 2018 parece cada vez más lejana.

En el acto de lanzamiento de la Campaña Nacional de Vacunación de este año, Alberto Fernández aprovechó la oportunidad para hablar de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que todos esperaban que iban a estar solucionadas para antes de fin de año pero continúan bloqueadas.

En este sentido, aclaró que su Gobierno no aceptará el ajuste fiscal que le pide el Fondo para refinanciar la deuda del país y afirmó que cada vez que en la Argentina se aplicó un ajuste, “el pueblo padeció”.

El presidente repitió la frase que ya dijo en varios de sus discursos, “los pueblos que pierden la memoria están condenados a repetir su historia“, y señaló que eso ocurre tanto sobre los derechos humanos como también en materia económica. Lo que no recuerda Fernández es que cuando no se hizo un ajuste ordenado, el país estalló en crisis y el ajuste se hizo diez veces más fuerte.

Argentina en la primera semana de febrero debe pagar 1.100 millones de dólares al FMI, un importe que para afrontar debe utilizar todas sus reservas líquidas, y quedará completamente expuesto a un default cuando deba afrontar el segundo pago del año, en marzo, unos 2.900 millones de dólares, que el Banco Central simplemente no tiene.

“Nosotros firmemente decimos que queremos tener derecho a crecer según nosotros creemos cómo debemos crecer. Tener memoria, simplemente tener memoria y recordar en ese caso que cuando los ajustes llegaron, nuestro pueblo padeció”, anunció Fernández.

En ese sentido, pidió a los presentes que “solo recuerden el 2001, lo que significó para la Argentina. Y recuerden que el ajuste más cercano, en 2018, que el Fondo le pidió a la Argentina hizo desparecer los ministros de Salud, de Trabajo y el de Ciencia y Tecnología. Hizo perder tres baluartes centrales para el desarrollo de un Estado y de una sociedad”.

Fernández también afirmó que el Gobierno y todos los “sobrevivientes de semejante desgracia” como es la pandemia tienen “imperativos morales” que los obligan a hacer una sociedad justa y equitativa.

“Y en los tiempos que vivimos, para que una sociedad se desarrolle, la educación, el conocimiento y el desarrollo de la ciencia y la tecnología son centrales. Sin educación no hay futuro, sin conocimiento no hay riqueza y sin ciencia y tecnología, uno se queda atrapado en el pasado”, dijo.

Seguir Leyendo

Argentina

En medio de rumores, Fernández apura una foto con Manzur para frenar los comentarios sobre su renuncia

Publicado

en

El tucumano mandó a su segundo a desmentir su renuncia, en medio de la interna del Gabinete y las tensiones con Alberto.

Juan Manzur salió a negar su salida del gobierno nacional para las próximas semanas, una noticia que trascendió a partir de la tensión del tucumano con Alberto Fernández, quien prácticamente lo hizo a un lado de la gestión.

El jefe de Gabinete mandó a su segundo a negar que tenga decidido renunciar a su cargo, pero la crisis política parece difícil de ocultar: el Presidente, quien no se muestra con Manzur desde hace semanas, lo subió a último momento a un acto para una foto conjunta que frene los rumores

“Es absolutamente falso”, declaró este lunes el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme. El entorno de Manzur ya se había esforzado el domingo por negar la versión publicada en el diario Perfil sobre la supuesta decisión de irse del gobierno por la pelea con el presidente.

La aparición pública de Neme no es un dato menor ya que se trata del funcionario más importante del entorno de Manzur, prácticamente el único de peso que pudo sumar el tucumano. Desde que llegó al gobierno Neme casi no había hablado con los medios, lo que revela que la crisis existe.

La tensión de Alberto con Manzur, que se generó en los resquemores que provocó el tucumano en su primer mes de gestión, cuando intentó cambiar la impronta de una gestión adormecida y se mostró hiperactivo. Esto -cuentan en la Rosada- molestó al Presidente y a Santiago Cafiero, a quien Alberto nunca dejó de tener como su mano derecha.

Esto causó que Alberto castigue a Manzur sacándole el manejo de la pauta oficial y luego lo opacó con la designación de Gabriela Cerruti como portavoz de la presidencia, lo que le quitó al tucumano una de sus principales funciones. En las últimas semanas hubo otro dato muy significativo que fue que Aníbal Fernández se puso al frente de la crisis eléctrica.

En el entorno de Manzur aseguran, además, que no planea volver a la gobernación de Tucumán, un lugar poco tentador teniendo en cuenta que no tiene posibilidad de reelección. Igualmente, admiten que quedarse en esta situación, donde claramente ha sido marginado por Alberto, no es lo ideal.

Manzur fue el único gobernador que aceptó dejar su cargo para ponerle el cuerpo al momento más duro de la gestión de Alberto, cuando su futuro era incierto y otros mandatarios provinciales rechazaron su oferta. El tucumano tuvo además que cerrar un acuerdo muy complejo con su vice Osvaldo Jaldo para poder mudarse a la Rosada.

Además de su pelea con Alberto, el momento de Manzur se explica porque nunca logró recomponer su relación con Cristina Kirchner y encima chocó con Sergio Massa cuando hizo trascender su proyecto presidencial, un objetivo que también persigue el tigrense. 

Seguir Leyendo

Argentina

Un legislador bonaerense pide que se condecore a los miembros de las Fuerzas que sirvieron en “La Tablada”

Publicado

en

Se trata de una iniciativa proveniente del diputado provincial, Nahuel Sotelo, y los sus compañeros del bloque “Avanza Libertad”. La misma tiene como objetivo reconocer lo adeudado a los miembros de las fuerzas de armadas y de seguridad que sirvieron en el copamiento a “La Tablada”.

Se trata de una iniciativa proveniente del bloque Avanza Libertad, quienes presentaron dos proyectos para evitar “vivezas políticas”. En primer lugar solicitan que se reconozca con medallas a los que combatieron en el popularmente llamado “Copamiento de La Tablada”. Además, también pidieron que se los reconozca con una pensión graciable, mensual y vitalicia para el personal militar, de seguridad y/o soldados conscriptos.

Según Sotelo “Los que combatieron en La Tablada deberían tener el reconocimiento de toda la sociedad, muchos sectores de la política se llenan la boca hablando de democracia, pero cuando se trata de reconocer que el enemigo de la misma fue la izquierda marxista y violenta que a fuerza de sangre y fuego quisieron tomar el poder, muchos se callan la boca por miedo a ser tildados de ´derecha´ basta de tibios”.

Sotelo dijo presente el domingo pasado en el acto de conmemoración por lo sucedido el 23 y 24 de enero de 1989 y sobre el tema indico que “le entristecía haber sido el único político presente” y agrego que “Debería ser un acto donde todos los representantes del pueblo que dicen defender al mismo, deberían estar presentes. ¿Qué es eso de tener miedo por reivindicar que se combatió con armas a quienes atacaron con armas?

También señalo que “En aquel Regimiento murieron uniformados cumpliendo con su juramento a la patria, morir por ella si así lo requiere. De un lado había miembros de las fuerzas defendiendo una democracia que había vuelto hacia poco tiempo y del otro lado, un grupo de resentidos que, no por primera vez, tomaban las armas en busca de una supuesta revolución popular. Si hay una grieta acá, déjame siempre del lado de las fuerzas”

Seguir Leyendo

Trending