Conecte con nosotros

Argentina

Los gobernadores radicales firmarán el consenso fiscal del kirchnerismo para subir impuestos provinciales

Publicado

en

Los principales referentes del radicalismo a nivel nacional, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez, aseguraron que firmarán el consenso fiscal presentado por el Gobierno kirchnerista.

El presidente Alberto Fernández impulsó un nuevo consenso fiscal para las provincias, con el objetivo de habilitar la creación de nuevos impuestos y/o aumentar los que ya existen. Este esquema pretende, entre otras consideraciones, habilitar la creación de un impuesto sobre la herencia a nivel regional.

Pese a todas las promesas de la campaña electoral, los gobernadores de la Unión Cívica Radical ya adelantaron que firmarán mansamente el esquema presentado por el kirchnerismo. Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suarez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes) dieron el visto bueno para firmar el consenso fiscal.

A diferencia de los mencionados gobernadores, el líder del PRO Horacio Rodríguez Larreta, sorprendió anunciando que se negará a firmar el acuerdo, precisamente por considerarlo una vía para seguir aumentando los impuestos en las distintas jurisdicciones del país. “La Ciudad no va a firmar el Consenso Fiscal que incluye aumento de impuestos”, precisó Rodríguez Larreta.

El caso de Larreta es electoralista. El jefe de Gobierno porteño ya subió los impuestos en reiteradas ocasiones desde 2019 a la fecha, y los ajustes impositivos que hizo le dan margen para no tocarlos hasta después de 2023, en una campaña que sin lugar a dudas lo va a ver yendo por la presidencia.

Los referentes del radicalismo explicaron que esta decisión no implicará un aumento de impuestos en sus respectivas jurisdicciones, y que su firma responde a una estrategia por medio de la cuál creen poder renegociar mejor las deudas provinciales con la Nación.

Sin embargo, si bien Juntos por el Cambio (JxC) se comprometió a no aumentar ni crear nuevos impuestos, la firma del consenso fiscal habilita este tipo de acciones para el resto del país. En otras palabras, aunque los gobernadores radicales se nieguen a subir o crear impuestos en sus respectivas jurisdicciones, su firma al consenso fiscal habilita hacerlo en otras provincias.

Entre otras consecuencias, las firmas proporcionadas por Morales, Suarez y Valdés podrían permitir que se discuta y se implemente el impuesto a la herencia a nivel provincial, en jurisdicciones por fuera de su alcance. Rechazando el acuerdo, esto hubiera podido evitarse.

Pero no conforme con esto, el acuerdo fiscal supone además la suspensión total a la rebaja de impuestos que había sido proyectada en el consenso fiscal del gobierno de Mauricio Macri, concretamente aplicada sobre Ingresos Brutos. Este impuesto es particularmente nocivo y casi inexistente en los países desarrollados. IIBB desalienta las exportaciones, desalienta la inversión productiva y genera una tributación en “cascada”.

Aunque los gobernadores radicales no plantearán aumentos impositivos abiertos o creación de nuevos impuestos, al firmar el acuerdo están renegando continuar con la baja o eliminación de Ingresos Brutos, un elemento que también formaba parte de las promesas de la campaña electoral.

Esta polémica decisión del radicalismo despertó profundizas críticas incluso dentro de la propia coalición de Juntos por el Cambio. Diputados del PRO como Gerardo Milman consideraron esta decisión como una estafa a los votantes de JxC, que confiaron en ese espacio para no aumentar ni crear nuevos impuestos.

Los gobernadores radicales decidieron seguir la misma estrategia que algunos gobernadores peronistas, como el santafesino Omar Perotti o el cordobés Juan Schiaretti, que suscribirán el acuerdo, pero también se comprometieron a no utilizar las facultades recibidas para subir o crear nuevos impuestos hasta 2023.

Argentina

Moyano presiona a la CGT para que se sumen a las protestas en contra de La Corte

Publicado

en

El dirigente camionero y su clan agitan la interna sindical. Acuña no cede ante la presión. 

Hugo Moyano, junto con su hijo Pablo, presionan a la CGT para que se movilicen en contra de La Suprema Corte. Camioneros adhiere y convoca a la protesta.

Si es algo para reclamar justicia los Camioneros seguramente vamos a participar, dijo el patriarca de la familia sindical. Son tantas las denuncias contra la Corte que se han hecho que hay que corregir esto, agregó.

Por su parte, Pablo que forma parte del triunvirato conductor CGT, dijo que solo, con un camión o con miles, pero acompañando a los trabajadores. Voy a marchar para exigir de una vez por todas que en la Corte Suprema se haga justicia, agregó el hijo de Hugo.

Hugo Moyano fue a la yugular del movimiento sindical, alegando que la Central debe participar y que si no lo hace es porque algunos de sus integrantes son sumisos a los poderes mandantes, en referencia al macrismo.

Históricamente, la CGT se muestra reacia a manifestarse en marchas organizadas por el kirchnerismo, más aún teniendo en cuenta que de la misma participarán la CTA y la CFT. 

Carlos Acuña, otro de los peces gordos, fue a contramano de los Moyano y dijo que la CGT no participó de ninguna reunión vinculada a esa manifestación. A la fecha se desconocen los objetivos de esa concentración, agregó dirigente.

Héctor Dáer, el otro dirigente del triunvirato, no se refirió al tema pero se descuenta que se alineara con Acuña, a menos que Alberto Fernández se pronuncie a favor de la misma. 

Seguir Leyendo

Argentina

Santilli arranca su campaña para ser gobernador de Buenos Aires en 2023

Publicado

en

El ex-ministro de seguridad y vicejefe de gobierno de la ciudad empieza su recorrido por los municipios bonaerenses.

Su gira comienza el jueves 20 de enero en Mar Del Plata, distrito gobernado por el intendente del PRO, Guillermo Montenegro. En paralelo, sueña con ser una figura clave en el armado presidencial de Larreta en 2023. 

No obstante, “El Colo” no la tendrá fácil, internamente el radicalismo encabezado por Manes, el ala de Ritondo o una figura de los intendentes del PRO también querrán disputar la gobernación por el espacio. Por otra parte, la derecha liderada por Milei o Espert, también colocará su figura propia para competir. 

Para eso, el equipo de Santilli pretende mostrarlo como un “político no tradicional” y “cercano a la gente”. Tratando de vincularlo a los sectores populares o marginales del conurbano, lo que en realidad forma parte de una vieja táctica del peronismo provincial

A su vez, pretende lucirse mediante los proyectos de ley que presente en el Congreso, relacionados a los ejes de su campaña pasada. Desde su entorno, también afirman tener un programa de Gobierno “2023-2027”.

Además busca apuntalar a dirigentes de peso propio en los distritos claves de la primera y tercera sección electoral con el fin de tener aceitado su aparato de cara al 23´.

Seguir Leyendo

Argentina

Sigue desplomándose la imagen de Alberto: Seis de cada diez argentinos desaprueba su gestión

Publicado

en

La consultora Management & Fit realizó una encuesta los primeros días de enero y el resultado fue contundente. Un 63,7% de la población desaprueba el mandato del kirchnerismo. 

La encuesta se llevó a cabo en todo el territorio nacional con 2.200 casos con ciudadanos de 16 a 75 años de distintas clases sociales. Las entrevistas fueron realizadas desde el 3 hasta el 10 de enero. 

El resultado de la encuesta es catastrófico para el gobierno, el 63,7% de los participantes desaprobaron la gestión de Alberto. Además, más de la mitad (55,3 por ciento), indicó que votaría por un opositor si las elecciones fueran el próximo domingo. 

Dentro de los campos estudiados, donde se destaca mayor desaprobación es en el segmento de adultos menores de 40 años (66,7 por ciento) y la aprobación más alta está en el segmento mujeres de 40 años o más (30 por ciento). 

Comparando las encuestas anteriores el nivel de desaprobación e indecisos aumentó exponencialmente, mientras que la aprobación disminuyó abruptamente. No obstante, en esta misma comparación, cayó un punto el porcentaje de posibles electores opositores. 

Según la encuesta, las problemáticas que más preocupan a los argentinos son la inseguridad y la suba de los precios. A pesar del constante bombardeo mediático, el aumento de casos de coronavirus no es parte de la discusión central en la población. 

Tres de cada cuatro entrevistados (75,2 por ciento) cree que el campo peor administrado por la gestión es la inseguridad. También se desaprobó contundentemente el manejo económico (69,8 por ciento) y del trabajo (68,8 por ciento).

La visión de los entrevistados no es optimista en ninguno de los campos consultados (las ya mencionadas más salud, educación y obra pública), en todos la desaprobación a la gestión es mayor al 50%.

Seguir Leyendo

Trending