Seguinos en redes

Argentina

Ley del Aborto 2020: cómo votaría cada senador

Un análisis detallado de como votarían los senadores, cómo se están moviendo las fichas y cual será el peso real de Alberto y Cristina en este proyecto tan codiciado por el kirchnerismo.

Publicado

en

En 2018, la histórica votación del aborto el 8 de agosto en el Senado se resolvió con 31 votos verdes, 38 celestes, 2 abstenciones y 1 ausente. Tras un año electoral sin estado parlamentario, en las primeras semanas de marzo, el Presidente Alberto Fernández presentaría un proyecto propio (no el proyecto que anduvo dando vueltas en la campaña) que cambiaría las expectativas.
Tres cuestiones son esenciales para entender el nuevo panorama: la presión del nuevo gobierno, las modificaciones al anterior proyecto y la nueva composición de la cámara alta.
Sin lugar a dudas la astuta forma “conciliadora” de Alberto (por lo menos públicamente), podría influir en el resultado. Especialmente si entendemos que el candidato fue elegido por Cristina para seducir al peronismo conservador y del interior, en contraposición a la popularidad del peronismo progresista (kirchnerismo) del Gran Buenos Aires.
Es así que una presión combinada sobre los senadores del bloque Frente de Todos podría surtir efecto. Cristina como presidente de la cámara alta actuaría sobre los senadores que le responden. Por otro lado, Alberto, como Presidente de la Nación, trabajaría sobre los gobernadores del interior a quienes se reportan los senadores más conservadores. Además, el plan de los mil días parecería ser un guiño a la Iglesia.

En lo que respecta a cambios en el proyecto de ley, fuentes oficialistas de La Nación, mencionaron como posibles, la reducción del limite para realizar un aborto legal de 12 a 14 semanas; la objeción de conciencia absoluta e inclusive institucional, y modificaciones a los causales que extiendan el plazo previsto. Esto, junto al proyecto de acompañamiento y asistencia a la madre y su hijo durante los primeros mil días, podría cambiar algunos votos celestes menos comprometidos.



Nuevos votos verdes

De acuerdo a declaraciones públicas, los Senadores electos en 2019 del Frente de Todos que votarían a favor son: Taiana, reemplazo de CFK (Buenos Aires); Recalde (CABA); Del Valle Giménez (Salta), Pilatti Vergara (Chaco), Parrilli y Sapag (Neuquén) y Dure (TDF) . Los ex-diputados Doñate (Río Negro) y Rodríguez (TDF) que apoyaron el proyecto IVE en 2018 asumen también.
Además por Juntos por el Cambio se sumaría el voto de Tagliaferri, ex-ministra de Larreta (CABA) y por el bloque Juntos Somos Río Negro el de Weretilneck, gobernador hasta 2019.
Se sumaría además el voto de María Eugenia Catalfamo (Frente de Todos – San Luis) quién se declaró pro-aborto pero en 2018 estuvo ausente, casualmente por maternidad.
En conclusión, habría solo 1 voto a favor más que en 2018.

Nuevos votos celestes

Conforme a declaraciones públicas, los Senadores pro-vida electos en 2019 del Frente de Todos son: Rodas, reemplazo del gobernador Capitanich (Chaco) y Neder (Sgo. del Estero). Los ex-diputados “Oso” Leavy (Salta) y Ledesma de Zamora, esposa del gobernador y presidente provisional del Senado (Sgo. del Estero) no apoyaron el proyecto IVE en 2018, y este año asumieron como Senadores.
Además por Juntos por el Cambio se sumaría el voto de Zimmerman (Chaco) y Blanco (TDF) y por el monobloque Mediar, la senadora Vega (La Rioja) 
En resumen, se perderían 2 votos respecto a 2018.


Los votos neutrales

Hay cuatro senadores indefinidos, uno más que en 2018; son:
  1. Edgardo Dario Kueider (Frente de Todos – Entre Ríos): confirmó al Diario Perfil apoyo al protocolo ILE en su provincia pero nunca se refirió a la legalización total.
  2. Lucila Crexell (MPN – Neuquén): se abstuvo en 2018 en la cámara baja y presentó un proyecto de despenalización paralelo.
  3. Stella Olalla de Moreira (UCR – Entre Ríos): declaró a la Radio La Red Concordia: “Nadie puede obligar a una persona a hacerse un aborto o no hacerlo”.
  4. Roberto Mario Mirabella (Frente de Todos – Santa Fe): está a favor del proyecto del Gobernador Perotti el cual extiende el causal malformaciones a “incompatibilidad del feto con la vida extrauterina” pero no adhiere al aborto “libre”.
Aún en el caso de que este cuarteto se pronuncie a favor de la legalización del aborto, habría un empate. El desempate, un panorama posible, lo daría Cristina, quien se llevaría el crédito histórico de aprobar el aborto en Argentina, algo muy beneficioso para su figura política. ¿Será capaz de ajustar los números para llevar adelante un empate teatral con un desenlace esperado? Por su conocida trayectoria no solo es posible, sino que probable.

  • 36 En contra
  • 32 A favor
  • 4 Indecisos


Más allá de los nuevos senadores, mucho se especula si quienes tomaron una postura el año pasado podrían “venderse al mejor postor”. 
Sobre los votos celestes supuestamente ya definidos cabe hacer una aclaración: Existen dos tipos de senadores; quienes “cargaron la lucha al hombro” y asumieron posturas públicas que los compromenten con el movimiento pro-vida como Elías de Pérez, Fiad, Fiore Viñuales, De Angeli o Bullrich, y quienes jugaron “de callados” para no asumir responsabilidades como García Larraburu (FdT – Río Negro), Rozas (FdT – Chaco) y Marino (UCR – La Pampa), pero votaron en contra. 
Esta división es difusa pero se puede definir siguiendo la votación de la Defensora del Niño abortista y los argumentos edulcorados utilizados en 2018 (o incluso si no hablaron) que refieren a cuestiones como que “no es el tiempo” o que “Macri utilizó el proyecto como telón”.
Mientras tanto, senadores como Cobos y Mayans, ya dieron el positivo mediante declaraciones públicas.
“El Estado está autorizando a matar a una persona […] Hay que trabajar en las prioridades en la salud pública para atender las prioridades: Acá nadie tiene que morirse, ni la mujer ni el niño” Declaró Mayans a FM Futurock.
Vale recordar que tanto la Presidencia provisional del Senado, a cargo de Ledesma de Zamora, como la del Bloque Frente de Todos, de Mayans, son ambas pro-vida. En 2018 los bloques Justicialista y FpV – PJ se encontraban separados, el primero aportó 11 votos celestes de 20 y el segundo solo 1 de 9.
En este sentido, es poco probable que senadores pro-aborto cambien su voto. Sin embargo, algunos senadores celestes del Frente de Todos podrían cambiar su voto por presiones claras de las altas esferas del partido.

Una de esas incógnitas será Silvina García Larraburu, mujer elogiada por el colectivo pro-vida que empero definió su voto a último minuto. Se presume que fue por la presión de Cristina Kirchner, quien querría dejar el mérito del aborto para una gestión peronista. Conforme a lo expresado en su discurso de 2018, se podría prever que con el plan de los mil días bastaría para negociar su voto afirmativo.

Por último, nos encontramos con José Alperovich, senador tucumano, peronista y “pro-vida”, recientemente acusado de violación por su sobrina. En medio de este conflicto, le fue aprobada una licencia semestral que vencería en mayo. La pregunta es: ¿Será destituido, volverá o continuará de licencia?

Durante el debate en 2018 se sospecha se operó desde el oficialismo de Cambiemos a favor de la legalización del aborto. Si bien el Presidente Macri se había declarado pro-vida, en 2018 flexibilizó su postura con un mensaje feminista, abrió el debate y negó el veto dando un apoyo tácito. 
Las actividades del entonces Jefe de Gabinete, Marcos Peña, mediante su esposa, las del Ministro Rubinstein y las de De Andreis y Rodríguez Simón; la presión de los mandos de la UCR; el cambio radical de postura de la Senadora Gladys González, electa como pro-vida; los 4 votos “comprados” que lograron la media sanción en diputados, y los compromisos de Macri con grupos y organismos como el T20, UNICEF, la ONU, la OCDE, Amnistía y HRW, y organismos crediticios como el Banco Mundial y el FMI, parecen fundar estas sospechas.
No obstante, todos esos intereses hoy en día siguen activos y el panorama se vuelve más complicado al  ver un gobierno que es abiertamente pro-aborto, con todos los ministros ejerciendo presión, la nueva Defensora del Niño abortista y los presidentes de ambas cámaras, verdes.
La fuerza conjunta y esta vez, organizada y unida, de la Iglesia Católica, el Papa y la Conferencia Episcopal; ACIERA, la alianza de las iglesias evangélicas; el peronismo conservador y pro-vida; las asociaciones civiles celestes con alguna sutil influencia de los gobiernos extranjeros de derecha populista, darán su mayor batalla: enfrentarse al gobierno nacional y a los intereses globalistas.
Una derrota del aborto será también una herida, quizás mortal, para el peronismo progresista de Fernández-Férnandez, y reafirmará en todo el mundo la soberanía del pueblo argentino en un tema como los derechos del niño por nacer.
No obstante, como siempre en la política, serán los indecisos quienes definirán el resultado final.
Pero algo es seguro: por lo pronto, y con la información que se tiene hoy en día, el aborto no será ley.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

No se aguanta más: Los salarios reales cayeron un 2% desde que Alberto Fernández asumió la presidencia

Publicado

en

Los salarios perdieron sistemáticamente contra el aumento de los precios a lo largo de la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El INDEC registró una caída real del 2% desde diciembre de 2019.

El aumento promedio de los salarios sube por las escaleras mientras que los precios suben por el ascensor. El INDEC confirmó que el índice salarial promedio aumentó un 4,8% en el mes de junio, pero los precios minoristas tuvieron un incremento del 5,3%.

Los salarios del sector privado formal aumentaron un 5,1% en junio, en el sector público el aumento alcanzó el 4,6%, y por lo tanto las remuneraciones para la totalidad del sector formal de la economía promediaron un aumento del 4,9%. Por otra parte, las remuneraciones en la economía informal subieron un 4,6%, y de esta manera ningún sector logró superar la inflación.

El promedio salarial tuvo un aumento interanual del 67,7% en comparación a junio de 2021, mientras que entre enero y julio de este año se acumuló un aumento del 34,3%. Para el sector privado registrado el aumento acumulado en lo que va del año fue del 36%, en el sector público llegó al 35,2%, y en la economía informal alcanzó solamente el 27,9%.

La inflación acumulada en lo que va del 2022 fue del 46,2%, y logró superar con facilidad a cada uno de los segmentos salariales del mercado laboral. Las variaciones registradas en junio corresponden al último mes en el cuál Martín Guzmán ejerció funciones como ministro de Economía.

La recuperación prometida por Alberto Fernández no se materializó sobre el poder adquisitivo. Desde diciembre de 2019 los salarios perdieron constantemente contra el alza de los precios, y acumularon una pérdida real del 1,9% sobre el piso heredado de la gestión Macri.

En otras palabras, la remuneración promedio percibida por cualquier persona en cualquier momento de la administración de Alberto Fernández es inferior, en términos reales, a cualquier salario percibido durante el Gobierno anterior.

Evolución del salario real durante la administración de Alberto Fernández.

La mayor pérdida de poder adquisitivo se produjo entre marzo de 2020 y junio de 2021, para registrar un tenue repunte posterior. Sin embargo, desde diciembre del año pasado comenzó a producirse nuevamente una tendencia declinante que se acentúa cada vez más.

El poder adquisitivo de los salarios, en términos de bienes y servicios que pueden adquirirse con él, es el más bajo registrado desde diciembre de 2003 y es hasta un 15,9% inferior a la remuneración promedio que se percibía en diciembre del año 2001. Estas cifras relevadas por el INDEC permiten tomar dimensión acerca del verdadero deterioro de los salarios. 

Seguir Leyendo

Argentina

Cuatro iraquíes fueron detenidos en Ezeiza a punto de abordar un avión utilizando pasaportes falsificados

Publicado

en

¿El gobierno más cómplice de la historia? Cuatro iraquíes fueron detenidos el lunes en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Provincia de Buenos Aires, mientras intentaban abordar un avión con rumbo a Holanda.

El lunes por la noche la Policía de Seguridad Aeroportuaria, con pedido de la Dirección de Migraciones, apresó y dejó incomunicados a 4 jóvenes iraquíes de alrededor de 20 años, que pretendían viajar utilizando pasaportes falsos. El vuelo, KL702, era operado por la aerolínea holandesa KLM, y tenía como destino Ámsterdam, capital de los Países Bajos.

El juez Federico Villena es a quién recayó la causa por documentación apócrifa. Es el mismo juez que tiene otro polémico caso a su responsabilidad que también tiene como escenario Ezeiza, y es el vuelo venezolano-iraní de la empresa Emtrasur Cargo, que aterrizó en Argentina el 6 de junio y cuya tripulación está ligada al terrorismo islamista.

Los iraquíes son dos parejas de ascendencia kurda que ingresaron al país desde Brasil utilizando pasaportes franceses falsificados. Según reporta La Nación, investigadores del caso apuntan a que se trataría de un común caso de inmigrantes ilegales que buscaban llegar a Europa.

Según declararon las fuentes del medio argentino, compraron los pasaportes falsificados en Brasil esperando que en Argentina puedan pasar desapercibidos. Sus identidades reales serían Massod Faeedi, Ozan Edo, Salma Al Saleem y Saad Qolo.

En el pase fronterizo de Misiones lograron pasar con sus pasaportes falsos, tras lo que se desplazaron desde esa provincia norteña hasta PBA con rumbo a Ezeiza. Sin embargo, en Ezeiza no pudieron engañar a los funcionarios, quiénes apenas se dieron cuenta los separaron y elevaron el reporte.

Sus documentaciones están secuestradas y es el juez Villena, mismo que decidió este jueves 11 de agosto la incautación del avión venezolano-iraní tras el pedido de Estados Unidos, quién deberá decidir el futuro de los 4 jóvenes iraquíes, que despertaron incluso preocupaciones por la posibilidad de una conexión con el terrorismo, la cuál por el momento parece estar descartada por los investigadores.

Villena es el mismo juez que interviene en el caso del avión de Emtrasur retenido en Ezeiza desde el 8 de junio. En ese expediente, el juez autorizó la salida de 12 de los 19 tripulantes (11 venezolanos y 1 iraní), y hasta les devolvió sus pasaportes, pero la medida no se hizo efectiva porque fue apelada por la fiscal del caso, Cecilia Incardona.

Se desconoce la intenciones de los iraquíes y qué hacían en Argentina, pero el hecho de que hayan sido identificados poco tiempo después del caso del avión de Emtrasur, que tenía tripulantes iraníes vinculados al grupo militar-terrorista Fuerzas Quds, despiertan varias sospechas.

Muchos iraquíes chiítas, aunque pertenezcan a otro país, suelen apoyar la causa iraní en el plano internacional y trabajan codo a codo en operaciones terroristas en el mundo. No se debe descartar el vínculo y en caso de que exista, daría un nivel de magnitud de las células iraníes en Argentina.

Se dispuso que se realizara una investigación en las bases de datos de Interpol y del Registro Nacional de Reincidencia, para determinar si los detenidos tienen antecedentes penales o alguna orden internacional de detención o de información sobre el paradero.

Seguir Leyendo

Argentina

Juntos por el Cambio aprueba el nuevo Consenso Fiscal del Kirchnerismo y los gobernadores podrán subir impuestos

Publicado

en

El pacto firmado el año pasado entre Nación y 21 provincias fue apurado por los gobernadores tras el desembarco de Sergio Massa en Economía, quien logró el apoyo de 1/3 de los senadores opositores.

Juntos por el Cambio, como ya hizo en innumerables ocasiones durante los últimos tres años donde fueron la principal oposición, apoyó la nueva Ley de Consenso Fiscal que había sido acordado entre 21 gobernadores y el presidente Alberto Fernández.

Este proyecto, que Massa pidió destrabar en el Congreso para poder aumentar la recaudación, habilitará a las provincias a subir impuestos locales. Recibió media sanción en el Senado, con 45 votos a favor, 17 negativos y 1 abstención. Además, hubo 9 senadores ausentes.

El Frente de Todos prestó 32 votos de sus 35 votos, los 4 senadores provinciales de Río Negro, Misiones, La Rioja y Córdoba también apoyaron, y Juntos por el Cambio dio los 9 votos restantes para alcanzar la mayoría de 45 positivos.

Alfredo Cornejo (JxC) se abstuvo, y los senadores Carmen Crexell (JxC), Silvia Giacoppo (JxC), Cristina López Valverde (FdT), Stella Maris Olalla (JxC), Antonio Rodas (FdT), Adolfo Rodríguez Saá (FdT), Guillermo Snopek (FdT), y María Belen Tapia (JxC) estuvieron ausentes.

La ley pasa a Diputados, donde su aprobación parece que será incluso más fácil, ya que varios legisladores de Juntos por el Cambio anticiparon que apoyarán su aprobación. Los gobernadores podrán elevar impuestos provinciales a distintos sectores hasta cierta alícuota.

En 2017, Macri había aprobado un Consenso Fiscal donde ponía topes a los impuestos provinciales que se podían implementar a los distintos sectores. Esta ley, si bien no los libera, en muchos casos duplica las alícuotas que se pueden aplicar.

Por ejemplo, se podrán poner impuestos a la industria papelera del 6% (previamente del 3%). Lo mismo para las comunicaciones, del 5,5% (previamente del 3%), la telefonía celular verá un aumento de 5% a 6,5%, y servicios como el gas, el agua, la electricidad y el transporte pasarán de 0% impuestos provinciales a casi 4%.

Esto se suma a impuestos generales que se habilitan, como un aumento a Impuestos a los Ingresos Brutos, a la Herencia y a los Sellos. Se especula que este golpe de impuestos impactará en hasta un 25% de los ingresos de los argentinos en promedio a lo largo de las distintas provincias.

Las provincias de La Pampa, San Luis, Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires prometieron que a pesar de la aprobación del nuevo Consenso Fiscal, ellos seguirán respetando los topes establecidos por la ley del 2017.

Jujuy y Corrientes, dos provincias controladas también por el radicalismo de Juntos por el Cambio, generaron la polémica apoyando la nueva ley del kirchnerismo. Si bien los gobernadores Gerardo Morales y Gustavo Valdés apoyaron la regla fiscal de Macri en 2017, ahora cambiaron de discurso y argumentan que necesitan aumentar la recaudación local.

Seguir Leyendo

Tendencias