Seguinos en redes

Argentina

Los oscuros negocios de Larreta en el Teatro Colón: ¿Podrá cambiar algo Telerman o seguirá con el club de amigos?

Publicado

en

Trabajadores del Colón están desesperados por la situación del histórico Teatro después de 7 años de gestión de la larretista María Victoria Alcaraz, donde se promovió la decadencia, los contratos a los amigos y familiares, además de shows privados que solo le dejan rédito económico a la casta política de la Ciudad.

El jueves pasado asumió Jorge Telerman como el nuevo Director del Teatro Colón, quien llega a la casa porteña de la ópera después de 7 años de decadencia cultural impulsada por la larretista María Victoria Alcaraz, quien fue nombrada para el cargo en 2015.

El ex jefe de Gobierno, que a pesar de su pasado kirchnerista hoy mantiene una estrecha relación con Larreta, tendrá un desafío enorme de limpiar la corrupción, los contratos irregulares, el aguantadero de militancia, y la tendencia progresista que han sacado al Teatro Colón de su camino de ser una casa del arte y la cultura.

Desde la asunción de Alcaraz como directora del Teatro, la importancia de la dirección artística parece haber tomado un rumbo un tanto escabroso, diluyéndose entre shows decadentes y contratos para amigos y militantes.

Enrique Diemecke, director general artístico, es uno de los jerarcas que con sus múltiples viajes al exterior habría dejado el Colón en las pringosas manos del verdadero patrono tras bambalinas: Martín Boschet, director ejecutivo y al mismo tiempo proveedor desde el Grupo ARS que gerentea junto a su esposa Liana Vinacur. Una incompatibilidad total con la Ley de Ética Pública.

Por su parte, Boschet, experto en marketing formado en las filas de la agencia publicitaria Grey, se fue escandalosamente del teatro en 2008, luego de que se hiciera público que cobraba el doble del salario máximo impuesto por el GCBA para su categoría.

La gota que rebalsó el vaso fue el escándalo que estalló cuando se supo que gestionó la presentación de unas zapatillas Converse en el Centro de Experimentación del Teatro Colón, un acto totalmente ajeno a la tradición cultural de tal casa.

A pesar de esta problemática salida, retomó su cargo (y su abultado sueldo) en 2016 tras la designación de Alcaraz. Según fuentes del teatro, al volver retomó todas las prácticas que habían generado su renuncia. Inflar sus bolsillos, los de Alcaraz y la caterva de amigos productores que habrían montado un teatro paralelo de lo más variopinto.

Star Wars, Disney, La Berisso, Colón para Bebés, colonia de vacaciones, son solamente algunos de los dudosos espectáculos que se subieron al escenario junto a las cantantes líricas y el cuerpo de bailarinas durante la gestión de Alcaraz con Boschet a su lado.

Benito Alcocer Flores, asistente y representante de Diemecke, es uno de los implicados que comenzó como director de la Filarmónica en 2010, cargo del que fue destituido al corto plazo. Regresaría en 2019, nuevamente con el aval de Alcaraz, con un exorbitante contrato por 432 mil pesos bimestrales. La indignación fue tal ante la publicidad de semejante cifra que luego fue rebajado a $112 mil. 

Dos años antes, en 2017, supuestamente sin siquiera estar en el país, Alcocer fue beneficiario de cuantiosos contratos por la dirección artística de varias óperas. 

Por ejemplo, cobró casi 70 mil pesos (a plata de hoy, más de $320.000) por “Ascenso y Caída de la Ciudad de Mahagonny” y 130 mil pesos (más de $600.000 hoy) por “La Bella Durmiente del Bosque“, valores exorbitantes que no se ven regularmente en el Colón. Como éstos, hubo varios más.

Festival Únicos: Negocio de la clase política y decadencia cultural

Bajo la dirección de Alcaraz, el Teatro Colón se convirtió en un lugar para hacer negocios de la clase política y se corrompieron los shows artísticos clásicos.

Taja Producciones fue designada como la productora de Festival Únicos, que viene dando desde hace años “shows populares” en el teatro, con la dirección de Avelino Tamargo, un ex legislador del PRO.

Hasta mitad de año habría contratados shows privados con entradas por miles de pesos. Todos negocios aprobados directamente por la dirección ejecutiva de Boschet, pasando por alto a las direcciones artística y administrativa que, a diferencia de su cargo, sí se encuentran en la nómina del Colón.

Con la patética excusa de “democratizar” y “abrir el Colón a la sociedad” se ha diluido la función primordial del teatro que según la Ley de Autarquía es “la creación, formación, representación, promoción y divulgación del arte lírico, coreográfico, musical, y experimental”.

Democratizar la cultura no es hacer eventos decadentes para vender entradas o hacer este tipo de negocios ajenos a un teatro público y de la talla del Colón. Por el contrario, sería por ejemplo ofrecer abonos para estudiantes y entradas accesibles para las temporadas del ballet estable, la filarmónica y la ópera.

Estos “shows populares” ponen en riesgo no solo la tradición cultural del teatro, sino también su condición edilicia. Por ejemplo, circulan videos del show de la Beriso con sus asistentes saltando en los palcos y generando daños en las plateas. El teatro es un edificio histórico de la Ciudad, no una cancha de fútbol para un show musical.

Sin ir más lejos, el Festival Únicos presentó en 2018 al DJ Hernán Cattaneo, que habría llegado a superar los 105 decibeles de intensidad, cuando el máximo que puede soportar el salón para no sufrir daños es de 90.

Quitar a Alcaraz y dejar a todo el resto es un despropósito, es lo mismo que continuar todos los negocios, todas las empresas vinculadas a estos eventos pasan por este señor” afirmó una fuente de alto cargo dentro del teatro en referencia a Boschet.

No se estaría respetando tampoco la programación que debería tener éste como teatro público. “Cancelan espectáculos, no devuelven el dinero de los abonos o los devuelven tardíamente con la moneda devaluada. Es una degradación que está llegando a límites intolerables” agregó. 

El Teatro Colón araña el 40% de la recaudación pública destinada a cultura de la Ciudad, con presupuestos más altos que Hábitat y Vivienda. ¿Cómo puede ser entonces que se utilice para negocios privados si ya tiene un presupuesto elevado?

Han habido cócteles, desfiles privados, la presentación de un trago Negroni con vedettes subidas al escenario. Este señor [Tamargo] dispone del Teatro Colón cuando se le antoja”, concluyó esta fuente que dado su enojo con la situación accedió a hablar con nosotros.

Se ha convertido efectivamente al que debería ser un teatro de primer nivel en el mundo en un Salón de Usos Múltiples para el goce y recaudo económico de algunas figuras de la política porteña.

Otros casos de denuncias de corrupción

Santiago Talledo, empleado de Boschet en el Grupo ARS, sería otro de los beneficiarios de contratos por “coordinación de la producción de la OFBA”, cobrando en 2019 casi 700 mil pesos.

¿Audiovisual la filarmónica? Sí, así como leen. Según fuentes del teatro, fueron directamente a la Dirección Ejecutiva de la OFBA a preguntar por el nuevo compañero. No lo conocía nadie.

Caso incluso más extraño es el de Diego Armengol, supuestamente protegido por la gremialista de SUTECBA y proveedora del Colón, Andrea Merenzón.

Armengol ostentaría dos cargos públicos al mismo tiempo, estando a la vez en la Orquesta Sinfónica Nacional y en la Orquesta Estable del teatro. Constitucionalmente, nadie puede acumular dos o más empleos o funciones públicas rentados, por lo que está incurriendo en un acto delictivo.

Quienes no están de acuerdo con esta dirección paralela del teatro en manos de Boschet se tienen que ir, comenzando por la escandalosa salida de Paloma Herrera, ex Directora del Ballet Estable, luego de denunciar el mes pasado que le querían imponer un cuerpo de bailarinas sin la capacitación necesaria. Este mediático conflicto se dio directamente entre Herrera y Boschet.

También habría tenido que retirarse de su cargo MJ (decidimos mantener su nombre anónimo), luego de negarse a transferirle un porcentaje de su sueldo a Elisabeth Sarmiento, de la Dirección de Recursos Humanos. Habría muchos casos de empleados que cobran un sueldo y luego deben devolver una parte de él a sus superiores o si no son echados.

Lucas Ariel Bustos, muchacho vinculado a la danza y quien sería sobrino de Boschet, también se vio beneficiado con cuantiosos contratos para la temporada de danza del ISA

Quien habría arrancado como coordinadora de giras del Colón Federal, Sonia Stigliano, se fue moviendo de cargo en cargo con distintos contratos a su nombre: Investigadora del Plan Anual del Colón Federal y finalmente Asistente del Coordinador General Artístico.

¿Cuál es el problema? Según altos directivos del teatro, en el 4to piso donde funciona la Dirección Artística al mando de Diemecke, nadie la conocería. Ni siquiera su secretaria AM (decidimos mantener su nombre anónimo).

Otro eyectado por no cumplir con las extravagantes exigencias de Boschet y asociados sería F (decidimos mantener su nombre anónimo), quien luego de ser presionado por Andra Morbelli, secretaria de Diemecke, para firmar una orden de compra de cuerdas para los músicos por $7.298.000, se negó ya que nadie había hecho ese pedido.

“F” terminó con pedido de licencia y finalmente dado por despedido, revela que solo había elevado dos marcas meses antes, y en la compra que llegó no coincidían ni las marcas ni con la orden de compra elevada. 

Por supuesto, toda la asistencia de estas estructuras paralelas a la función del Teatro, deben ser atendidas por el equipo técnico del Colón, quienes además continúan trabajando en la verdadera temporada de ópera y ballet, esmerilados por tener que seguir las directivas de estos personajes ajenos a la cultura. 

El ISA, por ejemplo, desalojado del teatro y supuestamente mudado a un sucucho de oficinas sin siquiera agua para que los bailarines tomen una ducha. La camerata del mismo, retirada de su beca y utilizada como show con propósitos electorales.

Los talleres, también desalojados. Los músicos retirándose porque el escenario estaba ocupado por Los Palmeras. Funciones privadas de Panamerican Company, presentaciones de productos de empresas privadas. Todo vale.

Algunas de estas creaciones habrían permitido contratar por altas sumas de dinero a FUNDECUA, la productora de la gremialista Andrea Merenzón y directora de Radio Nacional, contratada para realizar shows para niños en el Centro de Experimentación.

Así también habría Alcaraz encontrado la manera de apartar al director del CETC, que consideraba un espía macrista opositor a la política de amiguismo del teatro de Boschet, gente fiel al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. 

Finalmente, esta nota de varios trabajadores del Teatro se hizo pública entre círculos de amantes de la cultura: es desesperante.

Los trabajadores le piden a Telerman que haga un total cambio de rumbo. Algunos piensan que como Telerman viene de la oposición no seguirá con el aparente esquema de corrupción de Larreta, pero cabe recordar que el ex vicejefe de Gobierno de Aníbal Ibarra, es desde 2015 el Director del Complejo Teatral Buenos Aires, y un íntimo de Larreta.

¿Quitar a María Victoria Alcaraz es la respuesta correcta? No es un mal comienzo, pero mientras todos sus subalternos del teatro paralelo sigan en sus cargos, no puede haber un verdadero cambio

¿De qué sirve cambiar la dirección del teatro si toda la estructura paralela y ajena a las funciones primordiales del mismo sigue manteniendo el poder? Jorge Telerman tiene un gran desafío por delante si decide hacer un verdadero cambio de rumbo.

De lo contrario, nos encontraríamos de vuelta ante otra María Victoria Alcaraz, dejando ser y dejando pasar los oscuros negocios del oscuro personaje Martín Boschet y asociados. Es urgente repensar la dirección que va a tomar el Colón antes de seguir con su total desmantelamiento. O al menos, que los votantes de la Ciudad sepan lo que Larreta está haciendo con el mítico Teatro Colón.

Argentina

Revolución de Mayo: La verdadera historia del origen de Argentina

Publicado

en

Fue una revolución militar, religiosa, aristocrática, de señores, y con una inclinación monárquica. No fue contra el orden establecido, ni tampoco fue republicana. La importancia de desmitificar la historia.

La exposición del marxista italiano Antonio Gramsci en los años veinte sobre que la izquierda debía infiltrarse en las instituciones educativas, nunca está demás recordarla. Principalmente por el hecho de que dicha estrategia funcionó. Con la lectura izquierdista de que la cultura se puede cooptar se desprende la idea del “constructivismo social”. La noción que subyace de fondo es que la cultura es maleable, de manera tal que controlar la cultura es controlar las mentes.

Argentina es presa de esta maligna concepción. Si la pobreza tocó un piso histórico en los años 90 no importa, la cultura se encargará de borrar eso y ubicar a Carlos Menem como un enemigo de los pobres y convertir dicho período (el menemismo) en mala palabra. Si durante la década de 1930, Argentina siguió siendo potencia y fue uno de los países que más rápido se recuperó de la Gran Depresión, pues tampoco importa, la cultura se encargará de imponer una audaz etiqueta, la de “Década Infame”, para convertir a esos años en tiempos oscuros y esclavistas solo mejorados por un redentor democrático llamado Juan Domingo Perón. Si consiguieron que una persona tenga derecho a creerse un perro, ¿cómo no iban a lograr cambiar la historia?

Es por eso que el 25 de mayo de 1810 debe re-leerse. Eso implica contradecir lo que la izquierda nos ha vendido, por ejemplo, de que la nuestra fue una revolución de carácter jacobino, igualitario y democrático. Y que el alma de aquella Primera Junta era Mariano Moreno. Demasiada falsedad junta.

Los hechos

Los criollos del Río de la Plata no se levantaron de un día para el otro contra el virrey, ni tampoco acusándolo a éste de explotación. De hecho, una de las mayores gestas criollas en Buenos Aires había tenido lugar unos años antes. En 1806 y 1807, los porteños con escasos armamentos se encargaron de reconquistar la ciudad y el puerto contra las invasiones inglesas, y quien comandó la famosa reconquista fue glorificado en un Cabildo Abierto y declarado Virrey.

El hecho de nombrar a un Virrey (aunque luego recibió el aval del rey español Carlos IV), era verdaderamente revolucionario, como bien lo expone el historiador rosarino Pablo Yurman. El elegido Virrey era Santiago de Liniers, un francés católico que había escapado de las persecuciones religiosas ejecutadas por los jacobinos en el período más terrorífico de la Revolución Francesa.

No fue casual que Liniers haya sido ejecutado injustamente por orden de Moreno en 1810, suceso que la izquierda debió justificar con mil artimañas, entre ellas la de que Liniers era un traidor. ¿Cómo va a ser un traidor quien peleó codo a codo con los porteños en las invasiones inglesas mientras Moreno se escondía con su hermano como un cobarde?

Lo cierto es que para mayo de 1810, los porteños ya se creían con autoridad para deliberar quién tenía que gobernar. Deponer al Virrey de entonces, que era Baltasar Hidalgo de Cisneros, no fue más que el mismo acto protocolar que tuvo lugar unos años antes para nombrar a Liniers. Que haya sido un acto protocolar implica que no fue un golpe contra el orden establecido, que no pretendía cambiar el status quo.

No hizo falta que corriera ni una gota de sangre. Fue una conspiración trabajada por las fuerzas militares (al mando de Cornelio Saavedra) y los propietarios más importantes que demandaban ciertas libertades comerciales.

El 22 de mayo votaron y ganó la figura de Saavedra, quien también aseguró que sólo el Cabildo podría ahora deliberar sobre los impuestos y aranceles. También vale aclarar que la votación no hace referencia al pueblo. Días antes fueron convocados, entre las 50 mil almas que habitaban Buenos Aires, apenas 450 hombres para elegir las nuevas autoridades.

De esos 450, solo asistieron 250. Es decir, casi la mitad no estaba muy interesada en los acontecimientos políticos. El sufragio final (si se le puede llamar así) le otorgó 155 votos a Saavedra y 69 al Virrey. Evidentemente no fue ni popular ni democrático aquel evento: fue un acuerdo diplomático entre la aristocracia para oficializar una mayor autonomía.

Existía una suerte de grieta entre Saavedra y Moreno en el proceso  revolucionario” – Canal Abierto

También tuvo un componente religioso, infaltable en aquellos días. Tal como se evidencia en los clérigos que rodearon la Primera Junta. Uno de los sacerdotes que la integró, el patriota Manuel Alberti, fue el editor de La Gazeta de Buenos Ayres. No, no fue Moreno el creador de La Gazeta, ni siquiera fue redactor.

El 30 de mayo de 1810 los 7 integrantes de la Junta se arrodillaron para celebrar una misa. Le guste o no a la izquierda, la bandera y la cruz están juntas en el origen de nuestra patria. La Revolución de Mayo también fue de inclinación monárquica y bajo ningún aspecto republicana.

¿Por qué monárquica? Pues porque juraron en nombre del rey Fernando VII. Este fue el nombre oficial de la Junta: Junta Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Señor Don Fernando VII.

Es cierto que también esto pudo haber sido una “máscara” para hacer una transición más gradual. Pero incluso cuando rechazaron su autoridad recién en 1814, la pretensión fue buscar otro monarca, búsqueda que perduró hasta 1820 cuando los caudillos federales del interior vencieron a Buenos Aires.

Saavedra: el verdadero héroe

Así que sí. Fue una revolución militar, religiosa, aristocrática, de señores, y con una inclinación monárquica. No fue contra el orden establecido, ni tampoco fue republicana. Una vez consumados los hechos, la autoridad pasó a estar en manos de Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, héroe de la reconquista, y el gran gestor de que la Revolución de Mayo sea pacífica. Fue quien puso su vida al servicio de la patria.

Lamentablemente, la historia oficial progresista, eligió olvidarlo. Como también olvidó a aquellos próceres que más hicieron por el origen de nuestra nación. Eligieron reemplazarlos por personajes insignificantes como Mariano Moreno, solo por el hecho de que simpatizaba con las ideas de Maximilien Robespierre. Lo mismo sucedió posteriormente con Julio Argentino Roca, Juan Bautista Alberdi, entre otros que cayeron en la difamación histórica.

¿En cuál de nuestras escuelas se enseña que Saavedra es la gran figura del 25 de mayo y que él salvó dos veces a la Revolución arrojando su espada en el platillo donde estaba la suerte de la patria, una el 1° de enero de 1809 (contra el golpe jacobino de Mariano Moreno) y otra el 22 de mayo de 1810?”, se pregunta el historiador Hugo Wast en su libro Año X.

La respuesta es dolorosa, ya que evidencia el triunfo de la izquierda, incluso en la historia. Es tiempo, empezando por estas líneas, de ir ubicando los hechos en su lugar y evitar que el progresismo siga destruyendo la realidad. En materia de historia, la derecha liberal quizás debe recordar una frase del gran Don Quijote para identificar al enemigo: “los historiadores que de mentiras se valen habían de ser quemados como los que hacen moneda falsa”.

Seguir Leyendo

Argentina

El subsidio más grande de la historia: Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de renunciar

Publicado

en

Unos días antes de dejar el cargo, el funcionario favorito de Cristina dio comienzo al fideicomiso del trigo, a pesar de que sabía que se iría de la Secretaría de Comercio tras la absorción de Guzmán.

Un escándalo del que pocos medios hablan. Roberto Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de dejar la Secretaría de Comercio como parte de la puesta en marcha del “fondo del trigo”.

Este fin de semana comenzaron finalmente a llegar las bolsas de harina de 25 kilos con la leyenda “subsidiada por el Estado Nacional” y la principal beneficiada fue la alimenticia de Aldo Navilli, que cobró el 80% de los $1.394 millones que distribuyó Feletti antes de presentar su renuncia.

Molino Cañuelas es la empresa líder en molienda de harinas y el año pasado pidió el concurso de acreedores sobre una deuda de más de 1.400 millones de dólares que dejó de pagar en septiembre de 2018. La mayor parte de los acreedores son bancos provinciales estatales.

El ahora ex funcionario Feletti planeaba destinar alrededor de 800.000 toneladas de trigo a precios subsidiados. Dicho volumen representa cerca del 11% del total del consumo interno que ronda las 6 millones de toneladas por año. El fideicomiso pretende recaudar unos $7.000 millones anuales, pero se puso en pausa desde que Guzmán absorbió la Secretaría de Comercio.

Los otros dos molinos que recibieron subsidios son los que adhirieron al fideicomiso (lo aceptaron 3 empresas de alrededor de 160). Éstos son Molinos Florencia y Molisud, con sede la localidad pampeana de Jacinto Arauz.

La resolución de Feletti, que tiene como propósito subsidiar la harina de trigo destinada a la elaboración de productos panificados artesanales e industriales, incluye severas sanciones y multas ante la falta de cumplimiento y ausencia de la identificación “subsidiada por el Estado Nacional”, lo cual fue un pedido directo de Cristina Kirchner, según fuentes consultadas.

Después del escándalo de Vicentin, con una deuda de al menos USD 1.100  millones, Molinos Cañuelas fue declarada en concurso preventivo -  ENREDACCIÓN - Córdoba - Argentina
Planta de Molino Cañuelas.

Feletti estaba convencido que, mediante el fideicomiso, lograría que el precio de la tonelada de trigo empezara una trayectoria descendiente. El viernes en la zona de Rosario (Up River) el trigo se pagó $44.895 por tonelada. En febrero pasado valía alrededor de $ 27.000.

Esa diferencia de casi $18.000 por tonelada se financiaría con el subsidio. El tema es que los molinos descreen de ese mecanismo en función de los antecedentes que hubo con la ex ONCCA (entre 2007 y 2011) cuando quedaron millonarias deudas que nunca se pagaron.

En el Mercado de Chicago (CBOT) el viernes pasado el trigo disponible se negoció en baja a 430 dólaras por tonelada. Hace exactamente un año atrás se vendía a 250 dólares. El récord histórico se registró a principios de marzo cuando tocó los 473 dólares.

Ahora Feletti quedó reemplazado por Guillermo Hang, una figura del círculo íntimo de Guzmán, y la Secretaría de Comercio dejó de depender del Ministerio de Producción, donde actuaba con total autonomía, y pasó al de Economía.

El fideicomiso se puso en pausa y desde el entorno de Guzmán aseguran que revisarán todos los contratos que firmó Feletti. De todos modos, no se esperan mayores cambios en la política del Gobierno para combatir la inflación.

Desde el kirchnerismo creen que la inflación se combate con políticas de control de precios, cuando más de 4.000 años de historia y una robusta teoría monetaria afirman que el nivel de precios de una economía sube porque se devalúa la moneda, y se devalúa la moneda porque la oferta (emisión) excede la demanda.

Por lo que intentar pelear contra la inflación desde cualquier otro lado que no sea el Banco Central es una guerra literalmente imposible. No importa si está Paula Español, Roberto Feletti o Martín Guzmán. Si Miguel Ángel Pesce no impulsa una reforma monetaria desde el BCRA, la inflación no se revertirá.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto sin respaldo político: gobernadores e intendentes dejaron solo al presidente en el acto de la Uocra

Publicado

en

La convocatoria estuvo lejos de la anunciada por Gerardo Martínez. De los 16 gobernadores del FDT, solo apareció el sanjuanino Uñac. De los intendentes, no apareció ninguno. También faltaron 12 ministros.

Alberto Fernández no logró la foto de respaldo político que esperaba en el acto que le armó el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez. Varios diputados kirchneristas, y los gobernadores e intendentes peronistas pegaron el faltazo a la cita, que estuvo lejos de la convocatoria esperada.

El sanjuanino Sergio Uñac fue el único gobernador que dijo presente en Esteban Echeverría, confirmando la distancia que los mandatarios provinciales están tomando del Presidente, en un clima de extrema tensión con la Casa Rosada porque el ministro Martín Guzmán quiere hacer pasar buena parte del ajuste acordado con el FMI por las provincias.

El líder de la Uocra esperaba juntar a gobernadores, ministros, intendentes y sindicalistas en un acto que imaginaba multitudinario, con 20 mil militantes de su gremio. Nada de eso ocurrió. Además de la poca presencia de dirigentes importantes en el acto, la cifra del público estuvo bien lejos de la esperada.

El fracaso de la convocatoria de la Uocra acaso es también un síntoma de la decadencia del movimiento sindical argentino, que ya no logra las grandes convocatorias de otras épocas. En la CGT admiten que perdieron la calle a mano de los movimientos sociales, como Barrios de a Pie, el Polo Obrero o las agrupaciones de Juan Grabois.

Por otro lado revelaron la fallida apuesta de Alberto de apoyarse en la CGT y los gobernadores, que tampoco tienen capacidad de movilización en actos nacionales y encima le vaciaron el acto. Si bien éstos dos grupos siguen siendo la principal razón por la cual Fernández sigue en la Casa Rosada, su apoyo pende de un hilo.

Además de despegarse del proyecto de reelección de Alberto, los gobernadores están en alerta por la amenaza de un fuerte ajuste, y no quieren más fotos al lado del presidente, de quien aseguran que su imagen está en picada y en 2023 será la razón de la derrota del peronismo.

Acto de la UOCRA: Alberto apuntó contra la especulación empresaria por la  inflación - Informe Político

Además de Uñac, en el palco estuvieron Sergio Massa, Héctor Daer, Pablo Moyano, Emilio Pérsico, el Chino Navarro y segundas líneas de la CGT. El albertismo aportó la presencia de los diputados Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, y del embajador Daniel Scioli, quien se perdió la foto con Elon Musk en Brasil por ir a este evento.

Entre los funcionarios estuvieron Juan Manzur, Martín Guzmán, Matías Kulfas, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Martín Soria, Jaime Perczyk, Claudio Moroni, Matías Lammens y Jorge Ferraresi.

Un día antes el jefe de Gabinete le había pedido a todos los ministros que vayan al acto de la Uocra a apoyar al Presidente. Pareció un pedido un poco insólito, pero tampoco logró presencia plena.

No estuvieron ni Julián Domínguez, Daniel Filmus, Eli Gómez Alcorta, Carla Vizzotti, Aníbal Fernández, Jorge Taiana, Santiago Cafiero, Juan Cabandié, Alexis Guerrera ni Tristán Bauer.

Pero la ausencia más resonante fue la de Wado de Pedro, el funcionario más importante del kirchnerismo en la Casa Rosada, quien según varios reportes está con un pie afuera y ya está preparando su propio proyecto presidencial para 2023.

Aunque no invitaron a Máximo y Cristina Kirchner, en la Uocra esperaban la presencia de Wado y Axel Kicillof para una mínima muestra de unidad con el kirchnerismo. Pero el gobernador bonaerense tampoco apareció.

Kicillof prefirió hacer su propio acto en Escobar, al que fueron varios de los intendentes pesados del peronismo del Conurbano, que usualmente nunca se perdían un acto del Presidente en la provincia.

Seguir Leyendo

Tendencias