Seguinos en redes

Argentina

Luego de fracasar en sus negociaciones con Alberto Fernández, Larreta lanza un impuestazo en el Presupuesto 2021 para cubrir el agujero de la coparticipación

El PRO anunció que aplicará un importante aumento impositivo en el Presupuesto 2021, junto a un ajuste en la obra pública y en la Policía, para suplir el recorte de coparticipación que efectuó el presidente Alberto Fernández en septiembre.

Publicado

en

Luego del robo del 50% del Presupuesto en Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires por parte de Alberto Fernández, que significó reducir en casi un punto porcentual la coparticipación que recibe la Capital, Horacio Rodríguez Larreta busca suplir la falta de recursos con un fuerte aumento de la carga fiscal de los porteños.

Larreta asegura que serán gravámenes transitorios, hasta que se resuelva la disputa de recursos entre CABA y Nación, pero el Jefe de Gobierno fracasó en todas las instancias de negociación y el kirchnerismo ya cerró filas contra él. Aún queda en manos de la Justicia el desenlace del conflicto pero puede tardar años.

Es por esta situación que el PRO decidió incluir el aumento impositivo en el Presupuesto 2021, asegurando una abultada recaudación se resuelva el conflicto legalmente o no. 

En concreto, se propuso eliminar la exención al impuesto sobre Ingresos Brutos a las Leliqs (así como otras operaciones con pases del BCRA), y se propone la aplicación del impuesto a los sellos (1,2%) a los pagos con tarjetas de crédito.

Además, el Gobierno porteño aseguró que se vendrán nuevas actualizaciones del impuesto inmobiliario, algo que ya se venía haciendo desde hace años y que es poco común en el mundo. Este aumento estará estrictamente atado a la inflación.  

La nueva aplicación del impuesto a los sellos no pasó para nada inadvertida de las críticas, pues supone en la práctica una suerte de aumento a la tasa del IVA del 21%. Entre ambos, cualquier compra tendría un impuesto consolidado en torno al 22,2%, que pagarán todos los porteños cada vez que hagan una compra a crédito, tan común especialmente en tiempos de crisis económica como ahora.

Ad

El proyecto, promovido por el PRO, entrará en discusión en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires el próximo miércoles. La propuesta fue diseñada a nivel técnico por el Ministro de Economía y Finanzas de CABA, Martín Mura, quien había dicho en spetiembre que “con este cambio de la coparticipación perdemos los fondos para pagar 1000 sueldos por día

El PRO se defendió de las críticas, y planteó que son impuestos que actualmente se aplican en otras provincias, como Buenos Aires. Esto es cierto, el kirchnerismo implementó estos mismos impuestos hace varios años para todos los bonaerenses. Lo que preocupa es que el PRO haya empezado a medirse con la vara del movimiento político que más pobreza generó en Argentina y que supuestamente es su oposición. 

Con los dos gravámenes, la expectativa supone recaudar $12.000 millones para el caso de la generalización de Ingresos Brutos (Leliqs y pases) y unos $7.700 millones en concepto de impuesto a los sellos para tarjetas de crédito.

Otro punto preocupante es que el proyecto posee las mismas estimaciones macroeconómicas planteadas por Martín Guzmán, es decir, un crecimiento en torno al 5,5%, un tipo de cambio oficial en los $102,4 y una inflación promedio del 29% para el año que viene: todas predicciones poco probables que sin lugar a duda tendrán que ser ajustadas en el transcurso de 2021.

En base a estas estimaciones, se propuso un gasto total de $612.643 millones para CABA en 2021, mientras que los recursos totales ascenderían a $587.568 millones. Aun con los nuevos impuestos, el Gobierno de Larreta no prevé alcanzar el equilibrio fiscal para el año próximo. 

El resultado financiero, adicionando los intereses, cerrarían el 2021 en un rojo de $25.074 millones. A este ritmo, el gobierno del PRO plantea un gradualismo fiscal hasta llegar al equilibrio financiero para 2022, algo que habían prometido lograr para este año.

Ad

Con el objetivo de un equilibrio cuasi-fiscal en 2 años, Mura adicionó una serie de recortes importantes en algunas partidas del gasto público porteño. 

Se decidió mantener estable la cantidad de personal en la administración pública, aún con el incremento notorio que experimentó entre 2005 y 2017.

El ajuste será notorio sobre la obra pública. Según informaron las autoridades, se procederá a la suspensión y postergación de una gran cantidad de obras, atendiendo a criterios de prioridades crecientes. 

A su vez, el recorte de gastos recaería fuertemente sobre las fuerzas de seguridad de CABA, especialmente en el gasto en equipo policial, como el mantenimiento de vehículos. También se suspenderán o retrasarán obras pendientes en el subte, y el traslado de la cárcel de Devoto.

En conjunto con otras reducciones en las erogaciones de la ciudad, el Gobierno de Larreta se propone alcanzar un ahorro de $32.300 millones. En conjunto con los ingresos esperados por los impuestos, el objetivo es reemplazar totalmente a los fondos de la coparticipación, y sin la necesidad de reformar la administración pública local.

En definitiva, para no confrontar con Alberto Fernández, Larreta recortará gastos en obras públicas y en la Policía. Una interesante visualización de su manera de hacer política, especialmente de cara a las elecciones de 2023, donde el mandatario buscará la presidencia.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Impresentable: Captaron a Alberto Fernández quedándose dormido durante la asunción de Petro

Publicado

en

Se viralizó una imagen de Alberto Fernández dormido durante el discurso de Gustavo Preto en pleno acto de asunción como presidente de Colombia.

Este domingo, el ex guerrillero terrorista de extrema izquierda Gustavo Petro asumió como presidente de Colombia, e invitó a todos los mandatarios regionales a la Plaza de Bolívar de Bogotá para participar del evento.

Uno de ellos fue su “buen amigo” Alberto Fernández, quien parece estar exhausto de ser mandoneado por Cristina y se quedó dormido durante el discurso de aceptación de Petro, según captaron medios colombianos.

Luego de que el presidente pidiera que le trajeran la espada de Bolívar empezó a hablar y le agradeció a los presidentes latinoamericanos que acudieron a su asunción. “Agradezco la presencia de presidentes, presidentas y otros representantes de los pueblos hermanos de Latinoamérica y del mundo“, dijo, momento en que la transmisión oficial enfocó al sector de líderes regionales invitados, y apareció Alberto Fernández dormido.

La imagen se quedó casi 30 segundos enfocando a los presidentes, por lo que se pudo apreciar con detalle al impresentable del presidente argentino con los ojos cerrados, una mano en su entrepierna y cabeceando de sueño.

En la siguiente toma, unos minutos después, la transmisión oficial captó al presidente argentino con la cabeza hacia atrás y con una postura como si estuviera completamente dormido.

Sorprende además que Alberto Fernández se quede dormido en la única tarea que le queda al frente de Ejecutivo argentino: la diplomacia. Desde la llegada de Massa al Gabinete, la figura del presidente ha quedado desdibujada en favor del “super ministro”.

Según fuentes consultadas, junto al canciller Santiago Cafiero, Fernández se dedicará a las relaciones exteriores, y ha llenado la agenda de viajes a Europa, a México y al resto del mundo para mantenerse entretenido mientras Massa intenta evitar el colapso total de la economía.

En redes sociales, algunos usuarios que estaban atentos al acto en Colombia comenzaron a viralizar la foto y el video del mandatario completamente dormido.

El Presidente Argentino Alberto Fernández agotado con tener que aprenderse tanto nombre de Ministros nuevos y la Grabación de su album debut “Duré más que de la Rúa ”se queda dormido en plena ceremonia de asunción del Presidente electo, Gustavo Petro“, escribió Infomedia.

El Presidente Alberto Fernández se quedó dormido en plena asunción del flamante Presidente de Colombia. Absolutamente terminado. Fin“, se burló el economista y periodista Manuel Adorni.

Seguir Leyendo

Argentina

Los gobernadores ponen a prueba a Massa y esperan que el ajuste no pase por las provincias

Publicado

en

“Sergio es un amigo de las provincias”, dicen, pero están inquietos por los subsidios al transporte y la energía.

Los gobernadores están aliviados por la salida de Silvina Batakis del ministerio de Economía y esperan que el ajuste que planea Sergio Massa no afecte a las provincias.

Un par de semanas después de asumir como ministra, Batakis filtró a los medios un textual que hizo enfurecer a los gobernadores. “No podemos seguir girando fondos para solventar gastos corrientes mientras que hay provincias que tienen en plazo fijo un apalancamiento que le permitiría afrontar los costos de la administración pública por un año”, sugirió la ahora titular del Banco Nación.

Las provincias reciben fondos a través de la coparticipación, que no se pueden tocar porque están fijados por ley. Pero los fondos que el Gobierno gira a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y obras públicas dependen del Ejecutivo de turno, por lo que el textual de Batakis cayó como un mazazo en las provincias.

Los gobernadores no pueden emitir como hace el gobierno a través del Banco Central, por eso algunas tienen un fondo anticíclico para asegurar los sueldos. Sin embargo la situación de algunos distritos es más compleja, a tal punto que una provincia debió conseguir un crédito de un banco internacional para pagar los salarios en los últimos meses.

No fue casual el operativo clamor de algunos gobernadores que pidieron que Massa se hiciera cargo del ministerio de Economía aún cuando Batakis estaba en Washington negociando con el FMI.

Un día antes de que la Rosada oficializara la llegada de Massa, una docena de gobernadores mantuvo una tensa reunión con Alberto Fernández en la Rosada en la que le advirtieron que no iban a resignar un peso de sus provincias.

Ahora los gobernadores esperan un trato más amigable con el nuevo ministro mientras se preparan para dos discusiones centrales, que son los subsidios al transporte y a la energía.

Pese al mejor marco político que sienten los gobernadores, los economistas suponen que si el Gobierno intenta cumplir con el 2,5% déficit que pide el FMI, es difícil que las provincias salgan ilesas

La primera señal que dio Massa fue frenar la fusión de los ministerios de Obras Públicas y Transporte, porque creía que complicaría la revisión completa de todos los subsidios. Massa prefirió tener un control directo del tema del transporte con Alexis Guerrera, un dirigente de su espacio. Respecto de las obras, los gobernadores recibieron de parte del Ejecutivo la promesa de que no se frenará el financiamiento de ninguna obra en marcha, aunque no se prevén obras nuevas para 2023.

Seguir Leyendo

Argentina

La CGT ratificó la marcha del 17 de agosto: Massa apuesta llegar a una negociación

Publicado

en

La central sindicalista busca que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad en los rubros de educación y transporte.

Sergio Massa, ministro de Economía, Producción y Agricultura, respalda a la Confederación General del Trabajo (CGT), por lo que apuntaría que se levante la movilización propuesta para el 17 de agosto.

La CGT está presionando al Gobierno por las obras sociales, dado que no se está dictando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en pos de darle un respiro a la crisis del sistema de salud.

El mismo se vio agravado por el alza de un 25% que recayó sobre las prestaciones por discapacidad. La mesa chica de la CGT confirma que la marcha se estará realizando.

La CGT le pide a Sergio Massa un DNU por las obras sociales

El conflicto pasa porque Sergio Massa no estaría dictando el DNU que pretende la CGT para que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad. Esto lo proponen en los rubros de educación y transporte.

Las molestias se ven más marcadas luego de que el Gobierno fijó el martes pasado el aumento del 25% sobre los valores de las prestaciones.

En una reunión entre dirigentes cegetistas y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quedó planteado el martes pasado el problema. Manzur se comprometió a tomar cartas en el asunto sobre el DNU.

Pero la central obrera también presiona a Sergio Massa para que lo destrabe. El gran inconveniente es que este DNU comprometería uno de los pilares que planteó el ministro sobre su gestión: reducir el déficit fiscal.

Es por ello que, ante las dudas de si se llevará a cabo, la CGT mantendría su posición de hacer la movilización el próximo 17 de agosto.

Una medida que cayó bien en el sindicalismo, fue el anuncio de Massa en su primera conferencia, de que se “enfocará en el estudio de la modificación de las asignaciones familiares”.

Seguir Leyendo

Tendencias