Seguinos en redes

Argentina

Nace una nueva era de relaciones entre Argentina y Hungría: Entrevistamos al Director Político de Viktor Orbán, Balázs Orbán

Publicado

en

El jefe de Asesores del Primer Ministro de Hungría visitó Buenos Aires como parte de la comitiva para la asunción de Javier Milei, y se sentó a un mano a mano exclusivo con La Derecha Diario.

El pasado 10 de diciembre asumió la presidencia el libertario Javier Milei, quien tuvo un ascenso político meteórico, pasando de ser un economista trabajando en el sector privado y un polémico panelista en la televisión a ser el candidato a presidente más votado de la historia argentina.

Con motivo de su asunción, un numeroso grupo de líderes de derecha llegó a Buenos Aires para participar de la ceremonia en el Congreso, entre el cual se destacó la comitiva del gobierno de Hungría que encabeza el conservador Viktor Orbán.

Orbán se reunió con Javier Milei en la previa del traspaso de mando, y discutieron el vínculo entre Argentina y Hungría, además de cuestiones de política internacional y de la economía.

De su comitiva, La Derecha Diario tuvo la oportunidad de conversar con Balász Orbán, Director Político de Hungría, una cartera con rango ministerial equivalente a lo que sería el jefe de Asesores en Argentina, y considerado la mano derecha del Primer Ministro.


Ha pasado mucho tiempo desde que el Primer Ministro, Viktor Orbán, visitara por última vez Argentina. ¿Cuáles son las expectativas de Hungría con respecto al nuevo gobierno argentino?

– "En primer lugar, estamos muy contentos de haber sido invitados. Siempre es un placer estar aquí, visitar su maravilloso país y ser parte de la ceremonia de inauguración. Esperemos que pueda ser el comienzo de una hermosa amistad.

Vemos la oportunidad de que líderes y fuerzas conservadoras de derecha trabajen cada vez más juntos. Aunque nuestros países están lejos el uno del otro, hay una creciente necesidad de trabajar estrechamente. La izquierda lo está haciendo, con mucho éxito. Por todo eso tomamos en serio la invitación y vinimos aquí, con la esperanza de tener la oportunidad de reunirnos con el nuevo liderazgo argentino y todos los líderes conservadores de América del Sur."

Después de un año y medio de la guerra entre Rusia y Ucrania, ¿cómo le está yendo económicamente a Hungría?

– "Como decíamos desde el primer momento, esta es una guerra que solo puede tener efectos negativos en Hungría y en Europa. Rusia atacó a Ucrania, lo cual no es aceptable moralmente, pero la continuación de la guerra es un gran desafío para Europa. Desde el primer momento, los húngaros abogamos por un alto al fuego, conversaciones de paz y finalmente un acuerdo de paz a largo plazo. Muchas personas murieron, estamos hablando de cientos de miles de personas en ambos lados; además, millones de personas abandonaron Ucrania.

Financieramente, ahora Ucrania depende al 100% de la ayuda occidental, así que la situación es muy mala. Desde que comenzó la guerra, los precios de la energía se dispararon en Europa y algunas de las principales economías europeas entraron en recesión y con crecimiento de la tasa de inflación. Así que, esta guerra no es buena ni para Europa ni para Hungría.

La economía húngara sobrevivió: tuvimos nuestras dificultades, pero ahora estamos de nuevo en el buen camino, la inflación bajó, los precios de la energía se normalizaron y tenemos nuevamente un crecimiento del PIB. Pero seguimos pensando que el mundo y Occidente deberían encontrar un camino para soluciones pacíficas."

Tras las elecciones del pasado 15 de octubre, hay un nuevo gobierno de izquierda en Polonia. ¿Podría esto poner a Hungría en una situación más débil frente a la Unión Europea?

– "Polonia es históricamente uno de los aliados más cercanos a Hungría: las dos naciones se tratan mutuamente como hermanas. Así que también la cooperación tiene un elemento emocional, no solo racional. Es cierto que los gobiernos conservadores húngaros y polacos fueron muy atacados por los burócratas progresistas de Bruselas y nos apoyábamos mutuamente.

Ahora hay otro gobierno, para ellos habrá otras prioridades, pero creo que la cooperación húngaro-polaca tiene una base geopolítica y emocional mucho más profunda, así que esperamos poder salvar al menos algo. Todo el panorama europeo está cambiando: en Italia tenemos un gobierno de coalición conservadora de derecha, un nuevo gobierno en Eslovaquia, que proviene principalmente de círculos izquierdistas, pero es más soberanista que el anterior.

Hubo elecciones en los Países Bajos, Geert Wilders es un viejo amigo nuestro: tiene una esposa húngara, así que conoce muy bien nuestro país, pasa sus vacaciones con frecuencia allí. Con Francia y su presidente Macron, en términos ideológicos no estamos del mismo lado, pero vemos el futuro de Europa de una manera bastante similar, así que siempre hay oportunidad de cooperar con ellos de manera práctica. Estábamos muy contentos de tener a nuestros fuertes y duros amigos conservadores polacos de nuestro lado: tratamos de ayudarlos, cooperamos con ellos, pero también buscamos fortalecer las relaciones bilaterales con otros socios."

El próximo año se llevarán a cabo las elecciones europeas. ¿Crees que esta podría ser una oportunidad para que los conservadores sean mayoría en el Parlamento Europeo?

– "Bueno, creo y espero que sí. Ahora las fuerzas conservadoras de derecha son minorías en el Parlamento Europeo: tienen fracciones sólidas, pero están divididas en partes más pequeñas y superadas en número por la mayoría progresista, izquierdista, verde, etc. Por encima, los centristas tienen más disposición a cooperar con la izquierda que con la derecha. Esta estructura no es buena ni para Europa ni para los partidos conservadores.

Debemos cooperar estrechamente para obtener un buen resultado electoral, tener mayor cantidad de diputados y luego averiguar cómo podemos estar más unidos y tener una voz más fuerte en la toma de decisiones. Lo cual es crucial: no se trata solo del Parlamento, sino de la influencia que el mismo tiene sobre la Comisión Europea que, originalmente y según los tratados, debió ser una institución neutral, justa, equilibrada y burocrática, sin participación en los debates y en cambio, de hecho, está actuando como un agente político, lo cual es un grave problema.

Los líderes de izquierda y liberales y la mayoría del Parlamento están abusando de su poder, intentando imponer una agenda que va en contra de la soberanía de los Estados miembros, promoviendo políticas de puertas abiertas y respaldando las ideologías de George Soros y sus ONG. Es una legislación ideológicamente impulsada que también es catalizada por la Comisión.

Así que, si somos capaces de formular una nueva Comisión y reorganizar el Parlamento, esperemos tener la oportunidad de volver al buen camino, para que el proceso de integración esté dominado por los gobiernos de cada Estado, la Comisión Europea actúe de manera justa, normal y neutral. En ámbito parlamentario, que ambos lados luchen entre sí pero intentando encontrar un modus vivendi."

La izquierda piensa que la inmigración es la solución debido a que la población europea está disminuyendo, pero Hungría no piensa lo mismo.

– "Sí, en efecto pensamos que es una ilusión muy arriesgada. La disminución demográfica es un problema y debemos encontrar una solución. Necesitamos más personas pero que sean de nuestra propia cultura. Por eso decimos que deberíamos tener una política familiar sólida, que apoye a las familias tradicionales, a personas casadas, un hombre y una mujer con la voluntad de tener más hijos.

La forma húngara consiste en decir no a la inmigración y especialmente tener una tolerancia cero hacia la ilegal sin control, y decirle sí a un programa de apoyo familiar aumentado: si quieres casarte y tener más hijos, entonces el Estado está de tu lado y trata de ayudarte de cualquier manera. Desafortunadamente, los progresistas de Bruselas piensan completamente distinto: simplemente intentan abrir nuestras fronteras, invitar a todos y otorgarles un estatus de inmediato, primero de refugiado y luego ciudadanía. "Cuanta más gente venga, mejor para Europa" es su eslogan.

Lo que vemos en los sucesos de todos los días es que se han formado “sociedades paralelas”: no se ve una verdadera integración, lo que a largo plazo causará problemas graves y una decadencia muy evidente de la civilización europea. Los húngaros no pretendemos tener la razón, ni convencer a Francia, Alemania, Suecia y a los otros países con políticas de inmigración más izquierdista de que sigan nuestro modelo, porque esa es su decisión.

Lo que queremos es que ellos no intenten obligarnos a seguir su camino: no queremos correr el riesgo de dejar entrar a cientos de miles de personas de diferentes culturas y, después de dos años de terror o dos generaciones, tener esa “sociedad paralela”, fuente de tensión social, disminución de la seguridad pública y aumento de la posibilidad de terrorismo. Esta es la lucha que está teniendo lugar en Europa."

Ha mencionado anteriormente a Italia. ¿Ve Hungría a la primera ministra Giorgia Meloni como una líder fuerte en Europa?

– "Por supuesto, es una líder muy talentosa y fuerte. Conocemos a ella y a su partido desde hace mucho tiempo. Fidesz, el partido gobernante en Hungría, y Fratelli d’Italia comenzaron a cooperar antes de que ella se convirtiera en primera ministra. Cuando tenían un 3% en las encuestas, Fidesz los apoyaba, porque los veíamos como potenciales líderes en Italia y nosotros necesitamos una Italia fuerte dentro de Europa, porque sin eso el equilibrio de poder dentro de la Unión Europea no está resuelto.

Así que estamos muy contentos de tener al gobierno de Meloni en la mesa. Tratamos de trabajar con ellos muy de cerca en cuestiones de política familiar, en el tema de la inmigración y sentimos que, en general, para un mejor futuro de Europa no se trata de crear un superestado, un imperio gestionado por Bruselas, sino lograr mayor cooperación entre los Estados miembros.

Entonces, el Estado-nación no es el problema, sino que sigue siendo parte de la solución y el futuro de la Unión Europea debería basarse en su cooperación. El trabajo de Meloni no es fácil porque tienen el euro, son financieramente muy dependientes de Bruselas, pero les deseamos buena suerte."

¿Por qué la agenda de Bruselas está tan alejada de las verdaderas necesidades de la población europea?

– "Creo que se debe al déficit democrático y a la estructura de la Unión. Tenemos una burocracia donde decenas de miles de personas no son elegidas en absoluto. En el Parlamento los diputados son elegidos, pero en una forma completamente diferente a la de su país de origen. Entonces, es muy fácil ser influenciado por ideas izquierdistas y locas desde afuera y el control democrático del pueblo no es efectivo. Este es el problema de la burocracia de Bruselas.

Tenemos un liderazgo, una élite burocrática, que está completamente adoctrinada por las ideologías del Foro de Sao Paulo, por usar el término sudamericano, y que piensa que su papel no sea el de servir los intereses del pueblo europeo, sino impulsar esta agenda de arriba hacia abajo.

Hay algunos Estados miembros, algunas fuerzas políticas y, obviamente, la mayoría de los europeos que están tratando de resistir, porque si observamos las encuestas de opinión pública, es obvio que la mayoría de los europeos no quieren renunciar a su soberanía, no quieren tener inmigración masiva, quieren fronteras cerradas, no les gusta la ideología woke, no quieren tener guerras, quieren paz, quieren una cooperación respetuosa y pacífica con todas las partes del mundo, no quieren elegir entre Estados Unidos o China y el resto del mundo.

Quieren cooperar de manera equitativa con todos, basándose en los intereses de los europeos. Eso piensa la mayoría de los europeos sobre el futuro de Europa, pero la presión desde arriba es muy alta: no se trata solo de políticos elegidos o de la burocracia, se trata de los medios de comunicación, de la red de ONG, de los grupos de cabildeo, en todo el planeta."

Algunas personas desacralizan la imagen de Cristo o de la Virgen en nombre de “arte”. ¿Cree que el cristianismo está bajo ataque?

– "Sí, creo que sí. También está siendo atacado, es la religión más perseguida fuera del hemisferio occidental. Por eso, los húngaros iniciamos un programa llamado "Hungary Helps", intentamos apoyar a estas comunidades cristianas que necesitan ayuda en todo el mundo.

Esta es una parte y la otra parte es que creo que el cristianismo también está siendo atacado dentro del hemisferio occidental y es principalmente debido a una creciente ola de intolerancia o tendencia de liberalismo, neoliberalismo o ideología progresista, como quieran llamarlo.

Esta ideología sostiene que, para tener una sociedad exitosa, debes deconstruir todo lo que pertenece al pasado, comenzando obviamente por el amor por tu país, el amor por Dios, el amor por tu familia, los valores tradicionales. Así que éstos valores están siendo atacados, aún cuando nadie sepa qué debería ser esa “cosa nueva”.

Los húngaros somos un caso muy interesante en este sentido, porque el porcentaje de los húngaros practicantes es muy bajo en comparación por ejemplo con Polonia o incluso con Estados Unidos: estamos hablando de un 15 o 20%.

Pero si preguntas a la gente si están dispuestos a luchar por preservar la cultura cristiana, qué estándares morales aceptamos, cómo vivimos nuestra vida, cómo hablamos con los demás, entonces el 80% o 90% está de nuestro lado. Así que la enorme mayoría de la sociedad piensa que la cultura cristiana en sí misma debería ser defendida y preservada.

Si quieres tener un futuro exitoso y tener una cooperación fértil con otros países del hemisferio occidental, esta es la base sobre la cual podemos hablar entre nosotros. Por ejemplo, para los húngaros y los argentinos, el terreno cultural común es el cristianismo: si eliminamos al cristianismo, ¿cómo podemos encontrar un terreno común?

Estamos lejos el uno del otro, hablamos diferentes idiomas, tenemos diferentes experiencias culturales: todo lo que nos conecta se basa en el cristianismo y este tipo de coincidencias debería ser el pegamento social entre los países occidentales y cristianos, la base sobre la cual puedan cooperar."

Algunas personas hablan de batalla cultural mientras que otras de una guerra espiritual, ¿qué cree usted?

– "La batalla cultural está claramente presente, lo vemos a diario, y es sangrienta. Estamos observando lo que está ocurriendo en el continente americano y también en Europa: se trata de nuestro futuro y de la civilización. Algunas personas piensan que, si “queremos tener éxito”, tenemos que transformar todo lo que tenemos y entonces debemos construir una nueva sociedad, una nueva economía, una nueva plataforma cultural.

Hay otros, creo que pertenecemos a este grupo, que recuerdan que hubo períodos exitosos en la historia de Occidente y que eso ocurrió gracias a nuestra herencia, nuestros valores y nuestro trasfondo. Entonces es como en el caso del cristianismo: la idea de un Estado-nación, la familia, las creencias religiosas y la libertad económica no son obstáculos.

Esto no es parte del problema, es parte de la solución. Estamos en declive porque estamos tratando de deshacernos de todos estos valores, principios o formas de vida. Entonces, lo que debemos hacer es protegerlos, construir sobre ellos, fortalecerlos: luego, estaremos de vuelta en el camino correcto."

Muchas gracias Balász Orbán por tus palabras y por otorgarnos esta entrevista.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario

Argentina

El encuentro más esperado: Milei y Trump se saludaron en el CPAC, la cumbre de derecha más importante del mundo

Publicado

en

El presidente argentino se cruzó con el ex jefe de Estado republicano, quien en su discurso le dijo que “es uno de los pocos que puede hacer a Argentina grande de nuevo”.

El presidente argentino Javier Milei y el expresidente y actual candidato Donald Trump se cruzaron en la trastienda del evento de la derecha más importante del mundo, la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que tiene lugar este año en Washington D.C.

Los dos máximos referentes de la derecha del mundo y líderes del mundo libre se fundieron en un cálido abrazo al verse, en el primer encuentro personal que tienen, a pesar de que ya han hablado por teléfono en el pasado.

En su exposición, el ex presidente estadounidense, había elogiado de manera contundente al argentino: “Quiero agradecer al presidente de la Argentina, que tuvo mucha publicidad. Es un gran señor, es MAGA, Make Argentina Great Again. Es el único que puede hacerlo bien. Javier Milei. Gracias Milei, muchas gracias, es un gran honor tenerte aquí”.

¡Presidente! Qué lindo conocerlo. Es un gran placer conocerlo, Presidente. Es un gran honor para mí. Gracias por sus palabras hacia mí. Estoy muy contento, es muy generoso. Muchas gracias, es un gran placer”, expresó Milei tras el abrazo.

Trump, por su parte, retrucó con palabras similares a las que utilizó en su discurso: “Muchas gracias, está haciendo un gran trabajo. MAGA, Make Argentina Great Again, saquémonos unas fotos”.

Muchas gracias, lo digo en serio. Usted fue un gran presidente y espero que gane. Espero verlo otra vez. La próxima vez, como presidente”, le deseó el jefe de Estado argentino al republicano, que buscará este año volver al poder en su país tras ser expulsado mediante fraude electoral. Trump cerró con el mismo deseo: “Yo también lo espero”.

El encuentro se da en un momento de máxima tensión entre Trump y el actual presidente, Joe Biden, quienes se enfrentarán en noviembre en lo que parecería ser una repetición de la elección del 2020, pero esta vez sin voto por correo ni crisis de la pandemia de coronavirus.

Seguir Leyendo

Argentina

"Juntos por la Casta": Milei se enfrenta a la corporación política que no quiere perder sus privilegios

Publicado

en

En un episodio inédito, los gobernadores de JxC y peronistas del interior, comandados por Nacho Torres y Larreta, decidieron encolumnarse en contra del Gobierno Nacional. La respuesta de Milei y su voluntad inquebrantable de defender al pueblo de la casta.

Este viernes se generó un revuelo a nivel nacional a partir de las actitudes chavistas y patoteras de Nacho Torres, el gobernador del PRO de Chubut. Este personaje declaró en un comunicado y luego en un video que estaba dispuesto a paralizar la economía argentina cortando todos los suministros de gas y petróleo que provienen de la provincia que gobierna.

La amenaza extorsiva se da porque Torres pretende que el Gobierno Nacional le libere unos fondos por aproximadamente $13.000 millones de pesos, que el gobernador chubutense se niega a pagar de una deuda que tiene con la Casa Rosada.

Torres declaró: “Les damos tiempo hasta el miércoles. Si no nos quitan la pata de encima, no va a salir un barril más de petróleo de Chubut a la Argentina… y ahí te quiero ver”. En ese sentido, se cree que el gobernador tendría todo arreglado con los sindicatos para poder llevar a cabo su maniobra subversiva ese mismo día, entrando en complicidad con ellos para parar las actividades y forzar el desabastecimiento.

Así, Torres cometió dos graves errores. Por un lado realizar un reclamo ilegítimo. El dinero que reclama corresponde a unos fondos que Nación le retuvo a Chubut legítimamente porque dicha provincia no estaba pagando una deuda que tenía con el Estado Nacional.

El segundo error es que incurre en un delito al amedrentar al Gobierno y evaluar cortar el suministro de gas y petróleo, ya que un bloqueo de dichas características va en contra de lo pronunciado por la Constitución Nacional, lo cual además implica una masiva expropiación de la producción.

La casta en acción

Torres fue respaldado y motivado oficialmente por los gobernadores de Juntos por el Cambio y gobernadores peronistas, "patagónicos": Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz, Neuquen, Rio Negro. Extraoficialmente se habla de que también habría apoyo y motivación de Horacio Rodriguez Larreta, fiel aliado de Torres durante su fallida campaña presidencial.

En ese sentido, queda claro cómo se ordenó el tablero en esta batalla. Por un lado, se encolumnó toda la casta. Con Juntos por el Cambio a la cabeza, la corporación política parece atrincherarse en su totalidad en contra del presidente Javier Milei. Se genera un escenario de “David contra Goliath”.

La casta se plantó para no perder sus privilegios y entendió que la mejor manera de hacerlo era salir todos juntos a pegarle al presidente y desafiar las leyes de imperan en la Nación. La realidad es que no sorprende esta actitud corporativa de la política, parece hasta normal que se atrincheren en contra de un Gobierno que quiere terminar con todos sus privilegios de casta.

Parecería que está llegando la hora que Juntos por el Cambio vaya pensando otro nombre para las proximas elecciones, ya que de “cambio” no les queda nada. Los gobernadores que en su momento se posicionaron a favor del progreso y un cambio real para el país ahora le dan la espalda a su electorado y deciden defender sus propios intereses en contra del pueblo.

Afortunadamente, el presidente Javier Milei no se quedó con los brazos cruzados frente a estos acontecimientos, a pesar de que estaba en pleno viaje a Estados Unidos para hablar en el CPAC. En un comunicado oficial y a través de su cuenta de “X”, el Presidente resaltó que no iba ceder ante las extorsiones ilegales del gobernador de Chubut y que Torres iba a tener que responder ante la justicia si es que procede con sus amenazas. 

Muchos, después de lo acontecido, salieron a decir que el Presidente está “solo” o “aislado”. Por un lado, eso puede ser cierto, porque efectivamente Javier Milei está en una cruzada histórica contra toda la corporación política. El mandatario decidió no transar con la casta, entonces no queda otra que enfrentarla de cuajo, incluso aunque ellos se agrupan y encolumnan en su contra.

Ahora bien, por otro lado, su “aislamiento” es relativo. Milei cuenta con todo el apoyo incondicional de su Gabinete y además tiene la voluntad del pueblo detrás suyo, más de 14 millones de votos a su favor hace algunos meses.

El Presidente está siendo quien representa a esa gente que está harta de la casta, harta de la corporación política que solo vela por sus intereses propios. Milei está moviendo cielo y tierra para resistir los embates de la casta, porque ese es el mandato que tomó con todo el pueblo argentino.


Por Lucas Bello, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Sergio Massa comienza a trabajar en el fondo buitre Greylock Capital, que se hizo millonario con el default argentino en 2002

Publicado

en

El fondo liderado por Hans Humes tuvo un rol activo en el default del 2002 y en la reestructuración de la deuda privada liderada por Martín Guzmán en 2020.

El ex ministro de Economía y ex candidato a la presidencia de Unión por la Patria, Sergio Massa, se sumará a trabajar a Greylock Capital Management, un fondo de inversiones estadounidense que tiene prácticas generalmente llamadas en la Argentina como "buitres".

Estos fondos compran deuda de alto riesgo de distintos países que saben que no van a poder pagarlas, y luego se encargan de recuperar el dinero a través de embargos a los países que entran en defualt.

Esta empresa, comandada por el famoso buitre Hans Hume, hizo una fortuna con el default de Argentina en 2002, y tuvo un rol activo en la reestructuración de la deuda privada liderada por Martín Guzmán en 2020.

La información fue confirmada por tres fuentes a la agencia estadounidense REDD Intelligence, que detalló que Massa no se ocupará de los temas argentinos en su nuevo espacio de trabajo por conflicto de intereses, lo que implica que seguirá interfiriendo en la política local.

Massa pronto lanzará una nueva fundación, llamada "Fundación Encuentro", que estará compuesto por varios funcionarios que trabajaron con él durante su mandato en el Ministerio de Economía como Gabriel Rubinstein, Lisandro Cleri, Eduardo Setti y Guillermo Michel.

Massa seguirá trabajando en la arena política argentina, pero con un perfil más bajo, trabajando en las sombras. Tendrá un despacho en Buenos Aires y otro en Nueva York.

Además, trabaja en un libro que será editado por el sello Planeta y que se titularía “Por sí o por no”, la frase que repitió en el debate con el entonces candidato Javier Milei, que fue asesorada por los cerebros brasileños que estuvieron detrás de su fracasada campaña.

El reporte de REDD también indica que varias personas que integraban su equipo en el Ministerio de Economía también se sumarán al fondo. En principio, Massa y los que se sumen tendrán un contrato por dos años. 

Los directores de Greylock Capital han participado en más de 50 negociaciones de comités de acreedores y transacciones de gestión de pasivos en más de 30 países, incluidos varios en Argentina, detalla la firma en su sitio web. El fondo tiene su sede en Nueva York e invierte en mercados emergentes.

El nuevo socio de Massa

Hans Humes, jefe de Greylock Capital, fue uno de los acreedores más colaborativos para cerrar el acuerdo de reestructuración de la deuda privada de US$66.100 millones que gestionó Martín Guzmán en agosto de 2020.

A tal punto, que esa firma se apartó de comités de acreedores que sostenían una postura agresiva y denunció su obstruccionismo. Con el correr del tiempo, el acuerdo de Guzmán fue calificado por Massa como “pésimo”, porque había sido “el único canje de la historia económica mundial en el que, al día siguiente que se terminó, cayó el valor de los bonos en lugar de subir”.

Humes ya había mostrado su interés por Massa durante la campaña electoral, que terminó con la derrota del kirchnerismo en el balotaje frente a Javier Milei. Una victoria de Massa “es una especie de escenario ideal”, había dicho el inversor a la agencia Bloomberg.

Debería haber mucha más confianza en el mercado en torno a Massa. Creo que la gente verá que este tipo es competente y un par de buenas manos”, declaró. 

 

Seguir Leyendo

Tendencias