Seguinos en redes

Argentina

Para el presidente sólo los políticos viven de su sueldo

Alberto Fernández esgrimió una extraña excusa para justificar por qué la casta política se rehúsa a bajarse el sueldo como muestra de solidaridad ante la pandemia. Según el Presidente “ellos viven de su sueldo”, como si el resto de los argentinos no.

Publicado

en

Luego de otra semana signada por aplausos a los médicos desde los balcones y las terrazas de los edificios de la Capital y el Gran Buenos Aires, se sumaron también consistentes cacerolazos exigiendo que la casta política reduzca sus privilegiados sueldos. 
Con la consigna de #BajenseElSueldo y #Ruidazo en las redes sociales, se puso sobre la mesa un tema polémico y recurrente en la sociedad, esta vez atizado por el ejemplo de dirigentes de países vecinos que apelaron al sentido común y redujeron sus dietas para dar un verdadero y legítimo ejemplo de solidaridad, lejos de la demagogia vernácula que pide hacer esfuerzos al sector privado, sin embargo, se niega a hacerlos de su parte. 
En este contexto, el domingo pasado desde Olivos, en el programa oficialista El Cohete a la Luna, conducido por el comunista Horacio Verbitsky, Alberto Fernández reflexionó sobre esta coyuntura que involucra a sus bolsillos, relativizando los reclamos y ensayando una contradictoria justificación de la “innecesaria” muestra de buena voluntad por parte de los funcionarios de su gobierno. 

“Yo he visto que los jueces de la Corte Suprema donaron el 25% de sus sueldos y está muy bien. Pero quiero decirle que el 25% del sueldo de un juez de la corte es casi el total del salario del Presidente”, comparó Fernández. 

Ad

El elegido de Cristina agregó que, en su gobierno “todos viven de su sueldo” y que “no hay ñoquis, no hay sobres, cuentas en el exterior, empresas offshore ni empresas propias” y puso como ejemplo a sus ministros que están disponibles las 24 horas del día para ayudar a quienes más sufren con la cuarentena. 

Además, aseguró que ninguno de ellos tiene sueldos exorbitantes ni son corruptos; peligrosa afirmación que se vio empañada por el escándalo de los sobreprecios en la compra de alimentos y alcohol en gel, por parte del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo y del PAMI.
Por otro lado, el sector privado dio el “presente” otra vez y, por ejemplo, en el ámbito del fútbol, del que tanto le gusta hablar al Presidente, los planteles de fútbol en todo el mundo están disponiendo enormes recortes de sus sueldos. En España, sin ir más lejos, el plantel del club Barcelona, donde juega Lionel Messi, aceptó un recorte del 70% de su salario, a fin de garantizar, entre otras cosas, el cobro total de los empleados no-deportivos del club catalán.

En otras ligas de deportes también se oficializaron rebajas del sueldo. Luego de suspender su liga, en muchas de las franquicias de la NBA se dispuso una suspensión de los sueldos de sus empleados pero los jugadores, en solidaridad, redujeron su sueldo para evitar la reducción del personal.

Ante todas estas palpables y reales muestras de solidaridad, cabe preguntarse: ¿realmente existe alguna posibilidad de justificación por parte de la casta política para no ser ellos también solidarios ante la emergencia social?  

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Los gobernadores ponen a prueba a Massa y esperan que el ajuste no pase por las provincias

Publicado

en

“Sergio es un amigo de las provincias”, dicen, pero están inquietos por los subsidios al transporte y la energía.

Los gobernadores están aliviados por la salida de Silvina Batakis del ministerio de Economía y esperan que el ajuste que planea Sergio Massa no afecte a las provincias.

Un par de semanas después de asumir como ministra, Batakis filtró a los medios un textual que hizo enfurecer a los gobernadores. “No podemos seguir girando fondos para solventar gastos corrientes mientras que hay provincias que tienen en plazo fijo un apalancamiento que le permitiría afrontar los costos de la administración pública por un año”, sugirió la ahora titular del Banco Nación.

Las provincias reciben fondos a través de la coparticipación, que no se pueden tocar porque están fijados por ley. Pero los fondos que el Gobierno gira a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y obras públicas dependen del Ejecutivo de turno, por lo que el textual de Batakis cayó como un mazazo en las provincias.

Los gobernadores no pueden emitir como hace el gobierno a través del Banco Central, por eso algunas tienen un fondo anticíclico para asegurar los sueldos. Sin embargo la situación de algunos distritos es más compleja, a tal punto que una provincia debió conseguir un crédito de un banco internacional para pagar los salarios en los últimos meses.

No fue casual el operativo clamor de algunos gobernadores que pidieron que Massa se hiciera cargo del ministerio de Economía aún cuando Batakis estaba en Washington negociando con el FMI.

Un día antes de que la Rosada oficializara la llegada de Massa, una docena de gobernadores mantuvo una tensa reunión con Alberto Fernández en la Rosada en la que le advirtieron que no iban a resignar un peso de sus provincias.

Ahora los gobernadores esperan un trato más amigable con el nuevo ministro mientras se preparan para dos discusiones centrales, que son los subsidios al transporte y a la energía.

Pese al mejor marco político que sienten los gobernadores, los economistas suponen que si el Gobierno intenta cumplir con el 2,5% déficit que pide el FMI, es difícil que las provincias salgan ilesas

La primera señal que dio Massa fue frenar la fusión de los ministerios de Obras Públicas y Transporte, porque creía que complicaría la revisión completa de todos los subsidios. Massa prefirió tener un control directo del tema del transporte con Alexis Guerrera, un dirigente de su espacio. Respecto de las obras, los gobernadores recibieron de parte del Ejecutivo la promesa de que no se frenará el financiamiento de ninguna obra en marcha, aunque no se prevén obras nuevas para 2023.

Seguir Leyendo

Argentina

La CGT ratificó la marcha del 17 de agosto: Massa apuesta llegar a una negociación

Publicado

en

La central sindicalista busca que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad en los rubros de educación y transporte.

Sergio Massa, ministro de Economía, Producción y Agricultura, respalda a la Confederación General del Trabajo (CGT), por lo que apuntaría que se levante la movilización propuesta para el 17 de agosto.

La CGT está presionando al Gobierno por las obras sociales, dado que no se está dictando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en pos de darle un respiro a la crisis del sistema de salud.

El mismo se vio agravado por el alza de un 25% que recayó sobre las prestaciones por discapacidad. La mesa chica de la CGT confirma que la marcha se estará realizando.

La CGT le pide a Sergio Massa un DNU por las obras sociales

El conflicto pasa porque Sergio Massa no estaría dictando el DNU que pretende la CGT para que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad. Esto lo proponen en los rubros de educación y transporte.

Las molestias se ven más marcadas luego de que el Gobierno fijó el martes pasado el aumento del 25% sobre los valores de las prestaciones.

En una reunión entre dirigentes cegetistas y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quedó planteado el martes pasado el problema. Manzur se comprometió a tomar cartas en el asunto sobre el DNU.

Pero la central obrera también presiona a Sergio Massa para que lo destrabe. El gran inconveniente es que este DNU comprometería uno de los pilares que planteó el ministro sobre su gestión: reducir el déficit fiscal.

Es por ello que, ante las dudas de si se llevará a cabo, la CGT mantendría su posición de hacer la movilización el próximo 17 de agosto.

Una medida que cayó bien en el sindicalismo, fue el anuncio de Massa en su primera conferencia, de que se “enfocará en el estudio de la modificación de las asignaciones familiares”.

Seguir Leyendo

Argentina

Tensión en el Gobierno: renunció el cristinista Darío Martínez a su cargo como secretario de Energía

Publicado

en

La noticia de su alejamiento se confirmó en horas de la noche de este jueves. Sergio Massa podría avanzar así en la designación de sus propios colaboradores.

Darío Martínez, quien hasta hace unas horas era el secretario de Energía, presentó su renuncia. En su gestión fue crítico de Martín Guzmán por la segmentación de las tarifas.

Sergio Massa anunció este miércoles una serie de cambios sobre la implementación del recorte de subsidios, lo que hizo que Martínez tomara la determinación de renunciar al secretariado.

El subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, podría correr con la misma suerte que Martínez, lo que le daría a Massa la posibilidad de elegir a sus colaboradores.

Martínez impulsaba que la segmentación de las tarifas debían hacerse por geolocalización. Los aumentos quedarían concentrados en aquellas zonas de mayor valor inmobiliario, distinto de lo que se plantea por los ingresos.

Pero Massa avanzó con la segmentación de las tarifas a partir del nivel del consumo y ya anunció cuál será el límite (400 KW en electricidad) para mantener la tarifa subsidiada. Lo que supere este consumo, se pagará con el valor completo.

El nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura señaló que así se incluirá al 80% de los usuarios, y se abarcará al 50% del consumo. Cerca de 10 millones de hogares pidieron que se les mantenga el subsidio.

Seguir Leyendo

Tendencias