Seguinos en redes

Argentina

Polémica campaña del INADI contra el racismo fue duramente criticada en las redes

Tras la polémica campaña del INADI con la que busca “concientizar” sobre el racismo en el país, la directora Victoria Donda hizo un tour por los medios esta semana para tratar de explicar su confuso y mal pensado proyecto.

Publicado

en

Luego de la enorme polémica por las viñetas de tinte racista publicadas por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), su directora, la hija de montoneros Victoria Donda, salió a aclarar que fueron elaboradas para “ilustrar estereotipos raciales”.

Donda declaró en entrevista a La Nación que las viñetas son parte de la campaña #EsRacismo, la cual fue creada para “ilustrar conductas y una serie de gestos cargados de estereotipos raciales en detrimento de las minorías étnicas, [y] para reflexionar sobre estas prácticas discriminatorias cotidianas“.

El problema radica en que las viñetas publicadas en la cuenta de Twitter oficial del INADI están cargadas de un nivel de racismo implícito muy fuerte.

En una de las viñetas, por ejemplo, puede verse a una pareja de adultos mayores, de tez blanca, quejándose por cumplir con la prepaga y abonar sus impuestos, mientras una chica de tez morena, mucho más joven, supuestamente se queda con la cama que les corresponde a ellos en un hospital público. Irónicamente, el INADI explota los mismos estereotipos contra los que supuestamente quiere luchar.

No se aclara en ninguna parte del tweet esta intención, por lo que implícitamente para el INADI la mujer de tez negra sería la que no paga impuestos porque trabaja de manera informal o es desempleada.

Además, el texto que acompaña la viñeta hace uso del mal llamado (e incorrecto) “lenguaje inclusivo”, que nada tiene que ver con el racismo o la discriminación de clase.

Ad

La semana pasada, pocas horas después de la primer publicación, el INADI ya había salido a tratar de explicar su confusa y peligrosa campaña.

“Muchas veces se reproducen estereotipos racistas de manera inconsciente. La campaña #EsRacismo ilustra conductas y una serie de gestos cargados de estereotipos raciales, en detrimento de las minorías étnicas, para reflexionar sobre estas prácticas discriminatorias cotidianas.”

Ante la pregunta de por qué fue necesario una aclaración “rápida” a algo “tan visible”, Victoria Donda respondió: “No pensé que iba a ser tan buena la campaña. No esperaba la reacción. Lo que no valoré es cómo nos cuesta, como sociedad argentina, hacernos cargo de nuestro propio racismo“. Es comprensible que algunas de las reacciones ante la campaña la sorprendieran, ya que las críticas no se hicieron esperar:

Ad

Al referirse a varios comentarios en los cuales se acusó directamente al organismo de promover el racismo, la dirigente respondió que “lo que estamos haciendo es pelear contra la discriminación y por eso estamos exponiendo los estereotipos. Lo que deberían hacer, en realidad, es revisar por qué los interpela tanto”. 

Por otro lado, en declaraciones a Infobae como parte de su tour por los medios tratando de limpiar su imagen, señaló que “fue una campaña contra el racismo. El racismo existe en Argentina, somos un país racista. La primera causa de denuncias en nuestro país es el racismo y asociados. La segunda son las de género”. Tal afirmación podría considerarse temeraria e irresponsable, dado que los datos y las estadísticas sobre lo que menciona no están de su lado.

Argentina tampoco tuvo una historia marcada por la esclavitud racial, la segregación entre blancos y negros, ni nada parecido. A diferencia de otros países del mundo, Argentina tuvo un récord casi impecable con respecto al tema de la discriminación racial, y eso es algo que debería ser motivo de orgullo para todos los argentinos, no el foco de una campaña mal pensada y sin sentido.

En el artículo 25 de nuestra Constitución Nacional se dice que se ‘fomentará la inmigración europea’. Tenemos un Estado racista desde Menem, cuando le dijo a Bush que no tenemos un problema con los negros y que ese es un problema de Brasil, pasando por Macri, quien sostuvo que los argentinos y las argentinas venimos de los barcos europeos. Es un Estado racista porque así se construyó“, señaló enfáticamente Donda. Es pertinente acotar, sin embargo, que tal argumento omite, con clara intencionalidad, el contexto histórico en el que fue redactado dicho artículo de la Constitución. 

Hoy más que nunca, la izquierda se empeña en adaptar la historia a su agenda ideológica y crear una nueva narrativa, mostrando la fachada de “justicia social”, al mismo tiempo que se escuda y usa el poder del Estado para implantar su teoría de las estructuras opresivas, la ideología de género y la corrección política, elementos fundacionales del marxismo cultural, cuyos nocivos efectos erosionan las valores de la sociedad argentina.   

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Muere una niña de 11 años por desnutrición en la Ciudad: El fracaso de décadas de asistencialismo

Publicado

en

Docentes de la Escuela 11 de la Villa 21-24 denunciaron la muerte de una niña de 11 años, ocurrida este lunes en el Hospital Penna.

Según informaron distintos medios de la Ciudad de Buenos Aires, una niña de 11 años de la Villa 21-24 murió este lunes por desnutrición en un caso que conmocionó a los porteños pero que poco se ha hablado en los medios tradicionales.

El medio La Retaguardia entrevistó a una docente de la Escuela 11 de la Villa 21-24, que contó que este lunes una alumna suya, cuyo nombre se pidió mantener en anonimato, falleció en el Hospital Penna de Parque Patricios, a pesar de los intentos de los médicos por reanimarla, luego de perder el conocimiento por hambre.

Ailén Galante, la maestra que informó a los medios sobre el suceso, criticó duramente tanto al gobierno de Larreta como al Gobierno Nacional. ”Hicimos todo lo que pudimos, hasta lo que no podíamos, intentamos por numerosos medios con organizaciones, con donaciones, con la comunidad, con el barrio, con las maestras de la escuela, conseguir todo lo que necesitábamos: útiles, ropa, zapatillas, todo lo que estaba necesitando, no solo esta familia sino muchísimas de la familias que tenemos hoy en día en la escuela“, aseguró.

Según cuenta, el Gobierno porteño ya tenía un certificado de que la niña estaba desnutrida y en una precaria situación pero nunca mandó ayuda. Esto va directamente en contra de la imagen de Estado de Bienestar que intenta dar Larreta, mientras se dilapida todos los recursos de la Ciudad en su campaña para el 2023.

El Estado ya tenía un certificado de que la niña estaba desnutrida”, remarcó. “La intervención del Equipo de Orientación Escolar demoró tres años y aunque derivaron su caso a la Defensorìa Zonal, nunca brindaron respuestas a la situación, ni se tiene noticias de seguimiento alguno“.

Además, la solicitud de un refuerzo hipercalórico de vianda, para paliar el hambre, fue rechazada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en todas las ocasiones en las que fue solicitada, incluso siendo acompañada de un certificado médico que indicaba su necesidad”,relató.

El crudo relato de la muerte de la niña

El día viernes 12 de este mes, la niña se descompensó en la escuela y, después de llamar al SAME dos veces, desde un teléfono particular de un trabajador escolar porque el establecimiento no tiene uno propio, y de esperar en vano una ambulancia del SAME que nunca llegó, la familia retiró a la menor y la ingresó en la guardia del Hospital Penna por su cuenta.

Llamamos a una ambulancia desde la escuela con una situación urgente y nunca vino“, contó la docente. “Las salitas en nuestros barrios no tienen turno. Hay que esperar más de 3 meses para tener un turno, para tener un certificado, para tener una derivación“.

Lamentablemente, los médicos le dieron suero y distintos nutrientes para intentar reanimarla, pero no pudieron. Terminó falleciendo este lunes 15, luego de tres días de internación.

La precaria situación después de décadas de asistencialismo

Una vez más demostrando que el “Estado presente” lo único que crea es más pobreza, el cuerpo docente denunció que no es un caso aislado y que más niños pueden morir en los próximos meses de desnutrición si no se ofrece una ayuda.

Sin embargo, no hay ayuda que sea suficiente si no se resuelve el problema de fondo en Argentina: la falta de trabajo, los salarios de miseria y la inexistencia de una moneda que le otorgue estabilidad al país.

Sumado a la crisis socioeconómica que se vive en todo el país, la pobreza se está convirtiendo en indigencia. No fue gratis cerrar la economía del país por más de un año y medio durante la pandemia, ni es gratis tampoco emitir miles de millones de pesos para pagar un Estado insostenible.

Ailén Galante dijo en ese sentido que “las dificultades son numerosas. En nuestros barrios, nuestras familias y nuestra comunidad están padeciendo los últimos años y esta crisis que estamos viviendo”. También dio cuenta de la tardanza de la asistencia de salud como parte del problema: “La ambulancia que nunca llegó es solo un síntoma de lo que estamos viviendo. Es la falta de atención, la falta de turnos médicos, la falta de alimento general, la falta de dinero“.

Según la docente, quien más ayuda le presta a la Escuela en estos momentos es la Iglesia de Caacupé, que tiene parroquias en toda la Ciudad y destina recursos a ayudar a las zonas más vulnerables del territorio porteño.

Seguir Leyendo

Argentina

Le tiraron un paquete de polenta a Brancatelli en Corrientes: Denuncia persecución del gobernador

Publicado

en

El periodista dice que gue golpeado en el pecho, aunque en el video no se ve una agresión física. El periodista asegura que fueron enviados del gobernador radical Gustavo Valdés.

Tras ser echado de Intratables sin recibir indemnización y el quiebre de su supermercado, Diego Brancatelli viene en una mala racha. Esta semana, en una visita a la ciudad de Goya, Corrientes, el periodista denunció que fue atacado por dos hombres que lo golpearon con un paquete de polenta.

Me acaban de amenazar. Era cantado. Seguramente en las próximas horas, el gordo cobarde que se me acercó (y se fue corriendo) suba un video porque vino con un amigote con la cámara prendida. No esperaba nada del (gobernador) Gustavo Valdés, pero sí que actúe si hay imágenes”, tuiteó.

Y agregó: “Cuando llegamos a la puerta de un bar había dos personas que se acercaron con buena onda, una actitud positiva. Pensé que se trataba de un pedido de fotos o un saludo. Pero, cuando me acerco, sacan un paquete de polenta y me pegan un golpe en el pecho con el paquete”.

A pesar de la afirmación de Brancatelli, quien declaró lo mismo ante la policía, en las imágenes no se ve un violento “golpe en el pecho” como uno pensaría por la descripción del periodista. En verdad, lo que se ve es que le ponen el paquete de polenta en el pecho, y cuando Brancatelli no lo agarra, el escrachador se lo tira al piso cerca de los pies.

Este tipo de escrache se han normalizado en los últimos meses contra los defensores de este gobierno kirchnerista, una situación lamentablemente esperable después de la cuarentena criminal que se impuso por casi 2 años a la población, la brutal suba de impuestos y el constante aumento del nivel de precios.

La pobreza actualmente se ubica en torno al 50%, la inflación en julio marcó un alza interanual del 70%, y quitando los planes sociales y los contratos laborales en el Estado otorgados por este gobierno en los últimos tres años, el desempleo alcanzaría a casi un tercio de la población.

Según contó Brancatelli en diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, las dos personas fueron identificadas y serían imputadas por agresiones contra el ex panelista del Grupo América. “Afortunadamente, en estas últimas horas se hizo un laburo de investigación, lograron dar con los agresores, y ya tenemos los nombres, no fue algo espontáneo“, aseguró.

El periodista dijo que una de las personas “era un ex candidato del gobernador Gustavo Valdez”, el actual mandatario radical de la provincia. “Y el otro pertenece al partido libertario de Milei“, afirmó, aunque sin pruebas.

También dijo que “lo que buscaban era ‘provocar a Brancatelli’ para un video de YouTube, todo Goya habla de ellos, lograron un poco lo que querían, pero con una agresión en el medio. Es eso y es un poco lo que está pasando”.

Seguir Leyendo

Argentina

Muerte de bebés en Córdoba: Denuncian negligencia del Hospital y la posibilidad de una asesina serial entre las enfermeras

Publicado

en

Nueve enfermeras han sido apartadas de sus tareas y la muerte de bebés ha frenado. Hay más de 13 casos de bebés que nacieron sanos y que murieron a las pocas horas por exceso de potasio en sangre.

Hace poco menos de una semana se dio a conocer la impactante noticia de que una decena de bebés han muerto en los últimos meses en el Hospital Materno Neonatal, un número excesivamente por encima de la cantidad de muertes que debería tener un hospital infante en el siglo XXI.

El caso es investigado por la Justicia y la Provincia de Córdoba se metió en la causa como querellante, mientras el Ministerio de Salud provincial firmó un sumario administrativo de la maternidad más importante de la ciudad y de toda Córdoba.

Según pudo averiguar La Derecha Diario, nacieron el año pasado 4.640 bebés vivos en el Neonatal e 2021, lo cual es equivalentes al 10% de todos los nacimientos de la provincia, mientras que fallecieron unos 37 niños, con un promedio de tres casos por mes.

En lo que va de este año, ya han habido 28 muertes, 4,6 por mes, un número muy por encima del promedio mensual que tuvo el Hospital el año pasado. Además, todas las muertes del año pasado se pueden atribuir a pacientes prematuros y/o malformaciones congénitas. Pero entre los 28 fallecidos hasta la fecha, por lo menos 13 casos estaban completamente sanos.

Esta decena de casos son investigados no solo por la irregularidad de que un niño que estaba sano muera repentinamente, si no por la coincidencia en la causa de muerte: todos tenían exceso de potasio en sangre que no es compatible con una causa natural de muerte.

En diálogo con especialistas en el tema, un médico nos mencionó que bajo ninguna circunstancia debería darse esa cantidad de potasio a un bebé recién nacido, ni hay posibilidad de que su muerte haya estado vinculada a potasio en mal estado.

Hay dos escenarios: o los enfermeros en el Hospital incurrieron en un grosero caso de mala praxis sin precedentes y a una escala masiva que ya afectó a 1 de cada 3 pacientes neonatos este año, o hay una persona, enfermero o médico, que está provocando la muerte de bebés conscientemente.

En el lugar trabajan 800 personas y hubo 23 separadas del cargo en los últimos meses, según informó el Ministerio de Salud cordobés esta semana. Según se reporta, tras la separación de estas personas, las muertes de los bebés han frenado, y 14 personas apartadas ya han sido reincorporadas después de una investigación interna del Hospital. Según pudo averiguar este medio, hay 9 enfermeros que todavía permanecen suspendidos.

Según reporta LA NACIÓN, el personal está en alerta, pero no habla. La única persona que habló hasta el momento prácticamente confirmó la existencia de un “ángel de la muerte“, como se llama a médicos o enfermeros que matan a sus pacientes.

Se trata de la supervisora de enfermería, Gladys Edith Ríos, quien calificó los hechos como un “genocidio, y le dijo a El Doce TV que tiene pruebas de que “hay una ‘mano negra” entre el personal del Hospital. “Espero que la Justicia haga justicia por estos nenes que nada tienen que ver con lo que está pasando acá”, dijo.

El caso que desató la investigación: la beba de María Martín

Tal como describió LA NACIONfue la noche del 6 de junio la que marcó un punto de quiebre. Hasta entonces había solo tres muertes de bebés nacidos completamente sanos, de embarazos normales y madres sanas. En tan solo 24 horas, hubo varios bebés que involucionaron repentinamente, y terminaron muertos.

Ese 6 de junio nació la beba de María Martín, la mujer que contactó a la prensa y desató tal vez la noticia más triste y preocupante de las últimas décadas. A las seis horas del parto, con ella en la habitación, advirtió que la beba “empieza a descompensarse, a ponerse pálida, con las manos frías, y que no quería la teta”. Las enfermeras se la llevaron y a los minutos regresaron y le preguntaron si se le había caído porque tenía un hematoma en la espalda. La respuesta fue que no, que solo le había cambiado el pañal y nada más.

La beba quedó internada. El hematoma hizo una necrosis, se ulceró la espalda y llegó casi hasta el hueso. Los análisis dieron altos niveles de potasio en sangre y que el hematoma fue producto de un pinchazo. Las autopsias de otros dos bebes fallecidos previamente dieron el mismo resultado. Ya con 3 casos similares, se decidió empezar una investigación y el caso llegó a la prensa.

Estuvo un mes internada. Ahora está bien”, dijo Martín, quien a su vez contó que ese mismo día escuchó que dos bebas nacidas con poca diferencia con la suya también se descompusieron y a los pocos días habrían muerto. También recuerda que una enfermera le sugirió ese día que consultara con un abogado, y le habría dicho que “acá están pasando cosas raras“.

La abogada Daniela Morales y María Martín con su bebé, la única neonata que sobrevivió hasta el momento.

El Hospital es el mejor centro de salud neonatal de Córdoba, y todos los pacientes entrevistados por la prensa en las últimas semanas han hablado maravillas del servicio. Sin embargo, sea mala praxis o un “ángel de la muerte”, esta situación derribaría la reputación de excelencia de la institución y abriría la puerta a una serie investigación de negligencia entre las autoridades.

Según reveló LA NACIÓN, hay una enfermera que está en el centro de la hipótesis principal de la investigación judicial por al menos cinco muertes de bebés, y se está investigando su rol en los otros fallecimientos. En esta hipótesis, la mujer habría actuado con intencionalidad y sería una asesina serial. Esta persona “empezó a trabajar en el Hospital en 2020” y tenía “buenos antecedentes”, según una fuente consultada, y de ser culpable, habría esperado casi 2 años para empezar a matar.

No obstante, hasta el momento no hay imputaciones en el expediente, mientras desde la Justicia y el Ministerio de Salud provincial indicaron que no habrá más declaraciones hasta que se avance con las averiguaciones. El fiscal Raúl Garzón tiene a su cargo la investigación.

Seguir Leyendo

Tendencias