Seguinos en redes

Argentina

Por los gastos millonarios en la campaña de Vidal, Larreta debe cargas sociales a los empleados de la Ciudad

Publicado

en

La aparición de Javier Milei en la Ciudad tomó por sorpresa a Larreta, quien debió aumentar el gasto en la campaña de Vidal y terminó debiendo las cargas sociales de miles de empleados públicos.

El Presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires depende mayormente de la recaudación del Impuesto a los Ingresos Brutos, estimado para 2021 en aproximadamente $336.626 millones; del ABL, estimado en $40.957 millones, de Coparticipación, unos $101.831 millones, y del Impuesto al Sello, unos $34.029 millones.

Cabe recordar que, a principios del 2021, Larreta extendió el impuesto a los sellos del 1,2% sobre el total de las compras en pesos o dólares con tarjeta de crédito, haciendo crecer enormemente la recaudación para el año.

Sin embargo, hay algo que Larreta no esperaba: la masiva campaña que tuvo que desplegar en la Ciudad para apoyar la candidatura de María Eugenia Vidal, quien tuvo el peor rendimiento de un candidato del PRO desde que Macri llegó al gobierno en 2007.

Movilizando a la militancia, mayormente empleados públicos del GCBA, pegando afiches, pagando propaganda en redes sociales, TV y radio, y mucho más, la campaña de Juntos por el Cambio en la Capital salió fortunas, y la gran mayoría de esto fue pagado con las arcas porteñas.

Larreta no esperaba tener que gastar tanto, pero la incursión del economista libertario Javier Milei tomó por sorpresa al jefe de Gobierno, y tuvo que rescatar la candidatura de Vidal que sangraba votos todos los días a La Libertad Avanza.

El inesperado gasto, llevó a que el Gobierno porteño no tuviera la plata para pagarle los sueldos a los empleados públicos, que Larreta suele usar para sus caminatas, timbreos y repartija de boletas.

Imagen extraída de los aportes en línea sin clave fiscal de AFIP de uno de los más de 150 casos consultados.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires registra más de 104.000 empleados en blanco, a lo que debemos agregar a los decenas de miles de monotributistas que trabajan allí desde hace años.

Lo cierto es que, desde mayo pasado, Larreta empezó a deber los pagos de las cargas sociales de la gran mayoría de los empleados de la Ciudad sin corresponder a un sector específico o área. Se registran varios meses impagos o con pagos parciales de, por lo menos el 80% de una base de datos consultada que asciende a más de 150 casos, una pequeña muestra del total de empleados que están esperando su sueldo.

Quizás es propicio recordar la afinidad de Larreta por el marketing político y los excéntricos gastos millonarios que realizó en su página de Facebook, en propaganda en redes, y contratación de servicios de “comunicación”, como consultoras que miden la opinión pública hasta 3 veces por día. 

No olvidemos de la RESOLUCIÓN N.° 1534/MHFGC/21 publicada en el Boletín Oficial del 30 de abril de 2021, donde se aprobaba el gasto de 830 millones en la contratación de consultoras “amigas” para hacer encuestas y focus groups que analicen los resultados. 

El masivo presupuesto de la Ciudad, que opera con déficit y una deuda sideral, quedó aún más en rojo después de la campaña del 2021. En el año pasado, parecería que Larreta tuvo que redirigr gastos de obra pública, seguridad y educación a las áreas que utiliza para el marketing político.

Esto se nota en las calles porteñas: están en peores condiciones y más oscuras, basura por todos lados, plazas en deplorables condiciones, decoraciones por festividades nacionales nulas o patéticas como los árboles de Navidad de botellas de plástico sin limpiar, y ahora, empleados con deudas en cargas sociales. Lo que sí vimos fue propagandas, encuestas, Tik Toks, la cara de Vidal hasta en la sopa y decoraciones para la Marcha del Orgullo

Recomendamos a nuestros lectores, si son empleados de la Ciudad, que chequeen sus cargas sociales y en caso de que no las tengan al día, que le escriban por Tik Tok a Larreta, ya que suele estar allí activo reaccionando a bandas de K-Pop o mostrando cómo come helado en la Provincia de Buenos Aires con Santilli. 

Argentina

El subsidio más grande de la historia: Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de renunciar

Publicado

en

Unos días antes de dejar el cargo, el funcionario favorito de Cristina dio comienzo al fideicomiso del trigo, a pesar de que sabía que se iría de la Secretaría de Comercio tras la absorción de Guzmán.

Un escándalo del que pocos medios hablan. Roberto Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de dejar la Secretaría de Comercio como parte de la puesta en marcha del “fondo del trigo”.

Este fin de semana comenzaron finalmente a llegar las bolsas de harina de 25 kilos con la leyenda “subsidiada por el Estado Nacional” y la principal beneficiada fue la alimenticia de Aldo Navilli, que cobró el 80% de los $1.394 millones que distribuyó Feletti antes de presentar su renuncia.

Molino Cañuelas es la empresa líder en molienda de harinas y el año pasado pidió el concurso de acreedores sobre una deuda de más de 1.400 millones de dólares que dejó de pagar en septiembre de 2018. La mayor parte de los acreedores son bancos provinciales estatales.

El ahora ex funcionario Feletti planeaba destinar alrededor de 800.000 toneladas de trigo a precios subsidiados. Dicho volumen representa cerca del 11% del total del consumo interno que ronda las 6 millones de toneladas por año. El fideicomiso pretende recaudar unos $7.000 millones anuales, pero se puso en pausa desde que Guzmán absorbió la Secretaría de Comercio.

Los otros dos molinos que recibieron subsidios son los que adhirieron al fideicomiso (lo aceptaron 3 empresas de alrededor de 160). Éstos son Molinos Florencia y Molisud, con sede la localidad pampeana de Jacinto Arauz.

La resolución de Feletti, que tiene como propósito subsidiar la harina de trigo destinada a la elaboración de productos panificados artesanales e industriales, incluye severas sanciones y multas ante la falta de cumplimiento y ausencia de la identificación “subsidiada por el Estado Nacional”, lo cual fue un pedido directo de Cristina Kirchner, según fuentes consultadas.

Después del escándalo de Vicentin, con una deuda de al menos USD 1.100  millones, Molinos Cañuelas fue declarada en concurso preventivo -  ENREDACCIÓN - Córdoba - Argentina
Planta de Molino Cañuelas.

Feletti estaba convencido que, mediante el fideicomiso, lograría que el precio de la tonelada de trigo empezara una trayectoria descendiente. El viernes en la zona de Rosario (Up River) el trigo se pagó $44.895 por tonelada. En febrero pasado valía alrededor de $ 27.000.

Esa diferencia de casi $18.000 por tonelada se financiaría con el subsidio. El tema es que los molinos descreen de ese mecanismo en función de los antecedentes que hubo con la ex ONCCA (entre 2007 y 2011) cuando quedaron millonarias deudas que nunca se pagaron.

En el Mercado de Chicago (CBOT) el viernes pasado el trigo disponible se negoció en baja a 430 dólaras por tonelada. Hace exactamente un año atrás se vendía a 250 dólares. El récord histórico se registró a principios de marzo cuando tocó los 473 dólares.

Ahora Feletti quedó reemplazado por Guillermo Hang, una figura del círculo íntimo de Guzmán, y la Secretaría de Comercio dejó de depender del Ministerio de Producción, donde actuaba con total autonomía, y pasó al de Economía.

El fideicomiso se puso en pausa y desde el entorno de Guzmán aseguran que revisarán todos los contratos que firmó Feletti. De todos modos, no se esperan mayores cambios en la política del Gobierno para combatir la inflación.

Desde el kirchnerismo creen que la inflación se combate con políticas de control de precios, cuando más de 4.000 años de historia y una robusta teoría monetaria afirman que el nivel de precios de una economía sube porque se devalúa la moneda, y se devalúa la moneda porque la oferta (emisión) excede la demanda.

Por lo que intentar pelear contra la inflación desde cualquier otro lado que no sea el Banco Central es una guerra literalmente imposible. No importa si está Paula Español, Roberto Feletti o Martín Guzmán. Si Miguel Ángel Pesce no impulsa una reforma monetaria desde el BCRA, la inflación no se revertirá.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto sin respaldo político: gobernadores e intendentes dejaron solo al presidente en el acto de la Uocra

Publicado

en

La convocatoria estuvo lejos de la anunciada por Gerardo Martínez. De los 16 gobernadores del FDT, solo apareció el sanjuanino Uñac. De los intendentes, no apareció ninguno. También faltaron 12 ministros.

Alberto Fernández no logró la foto de respaldo político que esperaba en el acto que le armó el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez. Varios diputados kirchneristas, y los gobernadores e intendentes peronistas pegaron el faltazo a la cita, que estuvo lejos de la convocatoria esperada.

El sanjuanino Sergio Uñac fue el único gobernador que dijo presente en Esteban Echeverría, confirmando la distancia que los mandatarios provinciales están tomando del Presidente, en un clima de extrema tensión con la Casa Rosada porque el ministro Martín Guzmán quiere hacer pasar buena parte del ajuste acordado con el FMI por las provincias.

El líder de la Uocra esperaba juntar a gobernadores, ministros, intendentes y sindicalistas en un acto que imaginaba multitudinario, con 20 mil militantes de su gremio. Nada de eso ocurrió. Además de la poca presencia de dirigentes importantes en el acto, la cifra del público estuvo bien lejos de la esperada.

El fracaso de la convocatoria de la Uocra acaso es también un síntoma de la decadencia del movimiento sindical argentino, que ya no logra las grandes convocatorias de otras épocas. En la CGT admiten que perdieron la calle a mano de los movimientos sociales, como Barrios de a Pie, el Polo Obrero o las agrupaciones de Juan Grabois.

Por otro lado revelaron la fallida apuesta de Alberto de apoyarse en la CGT y los gobernadores, que tampoco tienen capacidad de movilización en actos nacionales y encima le vaciaron el acto. Si bien éstos dos grupos siguen siendo la principal razón por la cual Fernández sigue en la Casa Rosada, su apoyo pende de un hilo.

Además de despegarse del proyecto de reelección de Alberto, los gobernadores están en alerta por la amenaza de un fuerte ajuste, y no quieren más fotos al lado del presidente, de quien aseguran que su imagen está en picada y en 2023 será la razón de la derrota del peronismo.

Acto de la UOCRA: Alberto apuntó contra la especulación empresaria por la  inflación - Informe Político

Además de Uñac, en el palco estuvieron Sergio Massa, Héctor Daer, Pablo Moyano, Emilio Pérsico, el Chino Navarro y segundas líneas de la CGT. El albertismo aportó la presencia de los diputados Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, y del embajador Daniel Scioli, quien se perdió la foto con Elon Musk en Brasil por ir a este evento.

Entre los funcionarios estuvieron Juan Manzur, Martín Guzmán, Matías Kulfas, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Martín Soria, Jaime Perczyk, Claudio Moroni, Matías Lammens y Jorge Ferraresi.

Un día antes el jefe de Gabinete le había pedido a todos los ministros que vayan al acto de la Uocra a apoyar al Presidente. Pareció un pedido un poco insólito, pero tampoco logró presencia plena.

No estuvieron ni Julián Domínguez, Daniel Filmus, Eli Gómez Alcorta, Carla Vizzotti, Aníbal Fernández, Jorge Taiana, Santiago Cafiero, Juan Cabandié, Alexis Guerrera ni Tristán Bauer.

Pero la ausencia más resonante fue la de Wado de Pedro, el funcionario más importante del kirchnerismo en la Casa Rosada, quien según varios reportes está con un pie afuera y ya está preparando su propio proyecto presidencial para 2023.

Aunque no invitaron a Máximo y Cristina Kirchner, en la Uocra esperaban la presencia de Wado y Axel Kicillof para una mínima muestra de unidad con el kirchnerismo. Pero el gobernador bonaerense tampoco apareció.

Kicillof prefirió hacer su propio acto en Escobar, al que fueron varios de los intendentes pesados del peronismo del Conurbano, que usualmente nunca se perdían un acto del Presidente en la provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Roberto Feletti presentó la renuncia a la Secretaría de Comercio Interior y en su lugar asumirá el cargo Guillermo Hang

Publicado

en

El funcionario dimitió del cargo ante el ministro de Economía, Martín Guzmán, a tres días de reconfiguraciones en la cartera.

El secretario de Comercio InteriorRoberto Feletti, renunció este lunes a su cargo dependiento del Ministerio de Economía, a cargo de Martín Guzmán.

La decisión llegó tres días después de cambios de parte del Gobierno en la reconfiguración en el área de economía y la Secretaría de Comercio Interior quedara bajo la órbita de Guzmán. El ahora exfuncionario dimitió de su cargo ante el Ministro por desacuerdos ante la política de precios que se lleva adelante.

He presentado mi renuncia al cargo de Secretario de Comercio Interior. Agradezco al presidente Alberto Fernández por la confianza, y a los ministros Matías Kulfas y Martín Guzmán por su trato siempre profesional y respetuoso”, confirmó Feletti en su cuenta de Twitter donde adjuntó la carta con los fundamentos.

El contador público había asumido a su cargo el pasado 12 de otubre en reemplazo de Paula Español. La última semana, el Gobierno decidió el traspaso de la Secretaría de Comercio Interior del ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas a la cartera de Martín Guzmán, razón que motivó la renuncia de Feletti.

Guillermo Hang asumirá como secretario de Comercio de la Nación

El actual director del Banco Central de la República Argentina, Guillermo Hang, asumirá como secretario de Comercio de la Nación tras la repentina renuncia de Roberto Fetelli. Tiene larga trayectoria en la función pública, habiéndose desempeñado en diferentes áreas del Ministerio de Economía desde el año 2008 al año 2015.

Hang es miembro del directorio del Banco Cental de la República Argentina. También es licenciado en Economía por la Universidad de La Plata, donde fue compañero del ministro Guzmán.

En trayectoria, cuenta con una gran experiencia en el área de investigación. Participó en el Centro Económico y Financiero para el Desarrollo de Argentina (Cedif-AR) entre 2010 y 2015.

Seguir Leyendo

Tendencias