Conecte con nosotros

Argentina

Quién es Marisa “La Loca” Herrera, la peligrosa militante feminista que integra la Comisión de Reforma de la Corte

La abogada feminista y ferviente militante por el aborto, Marisa Herrera, participará de la Comisión que definirá el futuro de la Justicia en la Argentina, a pesar de su extremismo de izquierda y su historial de violencia.

Publicado

en

La reciente propuesta del Poder Ejecutivo de crear de una Comisión para Reformar la Corte Suprema de Justicia ha generado muchas preocupaciones en todos los ámbitos de la sociedad, en parte no menor por la escasa transparencia de esta Comisión y quienes la integran: la misma está conformada por los abogados personales de Cristina Fernández de Kirchner y del ex-AFIP Ricardo Echegaray, entre otras figuras militantes del peronismo y el radicalismo.

Sin embargo, uno de los nombres que genera más preocupación entre abogados y académicos es uno menos conocido para el público en general, y por ende a simple vista menos polémico: se trata de la abogada feminista y férrea defensora del aborto, Marisa Herrera. También conocida en el entorno como “La Loca” Herrera.

Marisa Herrera posando junto a parte de su colección personal de parafernalia peronista. Foto de Alejandro Guyot para LA NACIÓN.
Poco se habla en la prensa de esta militante kirchnerista y fanática feminista. Fuentes del ámbito jurídico que hablaron con La Derecha Diario la describen como una “ideóloga de género”, que se destaca por su extrema violencia verbal contra sus colegas, sus prédicas en contra de la igualdad ante la ley, y sus reclamos por una Justicia “con perspectiva de género”.

La cercanía de Herrera con el poder político y su capacidad de destruir las carreras de abogados y jueces, incluso algunos de enorme relevancia y trayectoria, le otorgaron hasta ahora un manto de impunidad. En otras palabras, nadie se atrevía a hablar de ella, hasta ahora.

Por tal motivo, nuestras fuentes de los ámbitos universitario y judicial nos han pedido secreto y absoluta reserva previo a compartir con nosotros la información que se expone a continuación.

Ad

“Militante y operadora política muy bien conectada”

Esas fueron las palabras utilizadas por una de nuestras fuentes judiciales para describir a Marisa Herrera.

Hermana de la bailarina de ballet de fama mundial Paloma Herrera e hija de un “marxista algo demodé”, tal como lo describió la abogada en una entrevista con La Nación, las conexiones políticas de Marisa Herrera no llegarían desde su familia de nacimiento; en cambio, quizá de forma algo irónica debido a su militancia feminista, dichos contactos vienen del lado de su marido, José Cárdenas.

Cárdenas es miembro de una histórica familia de gran prestigio en el ámbito del derecho de familia, hijo del reconocido Eduardo José Cárdenas, quien fuera profesor en UBA y UCA, y fundador de la Fundación Retoño, de fuerte presencia en Uruguay y con contactos en el Frente Amplio uruguayo. Es Cárdenas hijo quien, según Herrera, la define como “una fanática en lo que hace”.

A través de sus contactos en la élite argentina, logró pisar con pie de plomo en el entorno del Partido Justicialista, particularmente durante la era de los primeros dos gobiernos kirchneristas. Allí fue ascendiendo posiciones, cultivando íntimas amistades, de las que se ha jactado en público, con dirigentes de peso como el ex-ministro de Justicia y Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, el también ex-ministro de Justicia Julio Alak, y Aída Kemelmajer de Carlucci, integrante de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Estos vínculos permitieron a Herrera hasta soñar con una carrera política: gracias a su cercanía con Daniel Filums, en 2017 fue primera candidata suplente para la Cámara de Diputados en la Ciudad de Buenos Aires, dentro del frente kirchnerista Unidad Porteña. Filmus asumió su banca, pero Herrera no se quedó sin su cargo: desde entonces ofició como asesora de Filmus en la cámara baja.

Boleta del frente kirchnerista Unidad Porteña para la elección legislativa de 2017 en la Ciudad de Buenos Aires. Marisa Herrera figura como primera suplente en la lista de Diputados Nacionales.

Estos aceitados contactos con el poder también le habrían conseguido a Herrera una posición de privilegio en la cátedra Bossert en la Universidad de Buenos Aires.

El ex-juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Gustavo Alberto Bossert.
Nacido en Rosario en 1938, Gustavo Alberto Bossert es doctor en derecho civil especializado también en derecho de familia, y fue ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación entre marzo de 1994 y octubre de 2002, cuando renunció alegando “hartazgo espiritual” tras el juicio político del Congreso hacia la Corte. Los medios de ese entonces destacan a Bossert como el juez “menos cuestionado” de la Corte pre-kirchnerista, recibiendo incluso la menor cantidad de votos en contra en el mencionado juicio político.

Desde 1985 Bossert ejercía como Profesor Titular en la Facultad de Derecho de la UBA. Pero en 2004, se genera su salida de dicha titularidad, para pasar al cargo de Profesor Consulto. Dicho cargo es reservado para los profesores que alcanzan los 71 años de edad; sin embargo, Bossert tenía 66 al momento del cambio. Según nuestras fuentes, estas circunstancias fueron precipitadas por influencia de Marisa Herrera, quien tras la salida de Bossert se apropió por completo de su cátedra.

Ad

Como docente, “adoctrinadora y maleducada”

Como bien se jacta ella misma, Marisa Herrera es docente de la materia Familia y sucesiones en la Universidad de Buenos Aires. Sin embargo, quienes la conocen en ese ámbito aseguran que toda clase sobre sucesiones la derivaría a otros docentes, por lo que sólo consideran apropiado considerarla profesora de derecho de familia.

La materia de Herrera perdió carga horaria en años recientes; sin embargo, nuestras fuentes nos indican que esto no pareciera modificar el plan de estudios de Herrera, ya que la docente tiene por costumbre utilizar las dos primeras semanas de clase exclusivamente para obligar a sus alumnos a ver documentales feministas. Además, dedica clases enteras a conversar sobre el movimiento feminista, e instando a sus alumnos hombres a que se “deconstruyan”. Nada tiene que ver todo esto, claro está, con el derecho de familia.

En la misma línea, algunos de sus alumnos denuncian que Herrera los habría tildado durante las clases de “trogloditas”, “machirulos”, “excremento varonil” y “cavernícolas”, entre otros originales calificativos. Incluso, alumnos cuentan que los habría echado del aula simplemente por hacer preguntas en clase. Actitudes que Herrera replica en sus propias redes sociales, insultando a colegas, instituciones, y todo aquel que no comparta sus opiniones.

Ad

“La Loca” Herrera: El origen del apodo

En el ambiente universitario y jurídico, se la conoce a esta abogada como Marisa “La Loca” Herrera. A simple vista, este pareciera ser un apodo asignado por sus alumnos en forma de “venganza” — una teoría verosímil, teniendo en cuenta el maltrato psicológico al que somete generalmente a los mismos, según nuestras fuentes universitarias.

Sin embargo, una fuente del Poder Judicial nos dio una explicación diferente. Según esta funcionaria, Marisa Herrera participó en cierta ocasión en un debate sobre la reforma del Código Civil y Comercial de la Nación (CCCN), junto con otros oradores, incluyendo a Graciela Medina y Aída Kemelmajer de Carlucci.

Allí, cada orador tenía un tiempo determinado para exponer, como es costumbre. Sin embargo, Herrera no quería respetar su turno, y decidió hablar más allá de su tiempo. Tras insistirle repetidamente que finalice su exposición y respete los turnos, el moderador del debate decidió apagar su micrófono, lo cual empeoró la situación. Lejos de aceptar las reglas, Marisa Herrera se paró sobre la mesa y comenzó a gritar que la querían “censurar por ser mujer”. Nuestra fuente nos asegura que fue allí donde Herrera se ganó el apodo que la acompaña hoy por los pasillos.

Por otro lado, un profesor de derecho civil de la UCA nos describió lo difícil que era comunicarse con Herrera. Dicha fuente se expresó al respecto:

“La comisión que pretendía consensuar una reforma en el libro de familia en el CCCN fue un absoluto fracaso, toda vez que una tal Herrera no aceptaba conversar con otros colegas, a pesar de no haber participado hasta ese entonces en la redacción del proyecto. Incluso insultaba a juristas de gran trayectoria y no dejaba hablar. Finalmente se impuso un texto sin discusión de comisión, lo cual ofendió a muchos. Desconozco quien fue el autor o autora del texto final.”

Ad

Becas y subsidios de dudosa reputación

Otro asunto a tener en cuenta sobre el trabajo de Herrera son sus fuentes de financiamiento. A pesar de ser abogada y no tener ningún conocimiento científico, “La Loca” Herrera es investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) desde el año 2006.

Esta posición es aún más extraña si tenemos en cuenta que Herrera nunca ejerció realmente como abogada. Antes de ser investigadora del CONICET, trabajó poco tiempo en el Poder Judicial, pero nunca pudo ascender de los escalafones más bajos a través del mérito.

Esto no detiene a diversas instituciones que han decidido contratarla como investigadora y docente, incluyendo a la UBA y la UP. Según nos informan fuentes de estas universidades, sus investigaciones son siempre subvencionadas por el Estado argentino.

Extrañamente, Herrera se define como legisladora, y hasta se arroga participación en proyectos legislativos que no incluyen en ningún apartado su nombre. Quizá Herrera considera que su tarea de asesora de diversos legisladores, incluyendo al ya mencionado Filmus, la habilita para tal calificativo.

Enemiga acérrima de la libertad de expresión

Otro escándalo en el historial de Marisa Herrera fue un reciente intento de censurar a sus competidores, enteramente en base a sus posturas políticas.

Según reportó el medio ultra-kirchnerista Página 12, Herrera fue en junio de 2020 una de las principales promotoras de una denuncia ante el INADI contra la profesora de derecho de familia Alicia García de Solavagione, titular de una cátedra de Derecho Privado VI en la Universidad Nacional de Córdoba. Para dicha denuncia, Herrera contó con el apoyo y peso político de la diputada nacional por Córdoba del Frente de Todos y también militante feminista Gabriela Estévez.

Portada del Manual de Derecho de Familia dirigido y co-escrito por la Dra. Alicia García de Solavagione, el cual Marisa Herrera busca censurar.

Según las denunciantes, el Manual de Derecho de Familia escrito por la Dra. García de Solavagione “fomentaría la discriminación”, motivo por el cual debería ser prohibida la difusión de dicho manual y cerrada la cátedra de Solavagione.

Sin embargo, las doctrinas socialistas y feministas que profesa Herrera no tienen el mismo acojo en la provincia de Córdoba que en la Ciudad de Buenos Aires, donde Herrera acostumbra operar. Incluso, el manual denunciado y llamado a la censura fue declarado de interés legislativo por el Concejo Deliberante de la capital cordobesa.

En otras palabras, la denuncia de Herrera y la diputada Estévez ante el INADI se trataría en principio de un verdadero caso de censura, promovido por la envidia y la frustración de no poder imponer sus ideas en un determinado espacio y tiempo.

Ad

Premios a la militancia obediente

Los “premios” que ha recibido Herrera a lo largo de los años por su obediente militancia no se limitan a becas “científicas”, prestigiosos puestos universitarios, candidaturas simbólicas al Congreso, sueldos de asesora parlamentaria, ni viajes en avión para visitar la CIDH junto con Aníbal Fernández.

Herrera tuvo también grandes beneficios editoriales durante el kirchnerismo. Esto incluye el haber sido nombrada Directora del Código Comentado del Ministerio de Justicia, junto a juristas de mucha mayor trayectoria y renombre, como Sebastián Picasso y Gustavo Caramelo.

Portada del Tomo I del Código Civil y Comercial de la Nación Comentada, incluyendo a Marisa Herrera como directora.

Incluso, Herrera se promociona a sí misma como co-autora del libro de familia del reformado CCCN, a pesar de que su nombre no figura oficialmente durante el debate de comisión.

Tras las elecciones presidenciales de 2019, “La Loca” Herrera buscó aumentar exponencialmente su poder político, y los rumores durante el proceso de armado del gabinete del entonces presidente electo Alberto Fernández incluyeron en más de una ocasión el nombre de Herrera.

Se cree que fue una de las principales candidatas para ser posicionada en el Ministerio de Justicia, o en su defecto en la Secretaría de Justicia. También sonó su nombre para el por entonces rumoreado “Ministerio de la Mujer”, el cual terminó materializándose como el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, cuya cartera quedó en manos de la abogada de Milagros Sala, Elizabeth Gómez Alcorta.

En 2018 Herrera intentó candidatearse para el puesto vacante de la Defensoría del Niñas, Niños y Adolescentes. Sin embargo, también perdió la pulseada, yendo dicho cargo a la también activista feminista y pro-aborto Marisa Graham.

Desde entonces y hasta ahora, Herrera tuvo que conformarse con el puesto de coordinadora en el equipo de Justicia del Partido Justicialista, un cargo de relevancia dentro de la estructura partidaria y cercano al poder, pero de mucha menor exposición pública que los mencionados ministerios, secretarías y dependencias.

Pero ahora, finalmente, con la Comisión de Reforma de la Corte Suprema de Justicia, Marisa “La Loca” Herrera obtiene su mayor “premio” político hasta ahora, en un puesto que le permitirá participar de la definición del futuro de la Justicia argentina.

Ad

Un potencial peligro para la democracia

La Comisión de Reforma de la Corte genera preocupación en la sociedad por diversos motivos, y los miembros que conforman la misma no son uno menor. El mero concepto de una reforma judicial de este calibre, en plena crisis económica y social, es suficiente para generar preocupación. Pero que la misma involucre a figuras como Marisa Herrera en su elaboración es un factor que genera más dudas que certezas.

A fin de cuentas, el problema no es la figura de Herrera ni sus posturas y actitudes personales, sino el hecho de que ella es tan solo un exponente de la clase de gente que el gobierno kirchnerista ha decidido convocar para esta “comisión de expertos”, en cuyas manos descansa el futuro de la Justicia en la República Argentina.

El ascenso político de nefastos personajes como Marisa “La Loca” Herrera representa, entonces, un potencial peligro para las instituciones democráticas de la Nación, y tan solo un paso más hacia el abismo.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Alberto Fernández rechazó el ajuste que pide el FMI y puso en duda un acuerdo a días de quedarse sin reservas

Publicado

en

El Presidente rechazó lo que le pide el Fondo Monetario en materia fiscal y la renegociación de la deuda contraída en 2018 parece cada vez más lejana.

En el acto de lanzamiento de la Campaña Nacional de Vacunación de este año, Alberto Fernández aprovechó la oportunidad para hablar de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que todos esperaban que iban a estar solucionadas para antes de fin de año pero continúan bloqueadas.

En este sentido, aclaró que su Gobierno no aceptará el ajuste fiscal que le pide el Fondo para refinanciar la deuda del país y afirmó que cada vez que en la Argentina se aplicó un ajuste, “el pueblo padeció”.

El presidente repitió la frase que ya dijo en varios de sus discursos, “los pueblos que pierden la memoria están condenados a repetir su historia“, y señaló que eso ocurre tanto sobre los derechos humanos como también en materia económica. Lo que no recuerda Fernández es que cuando no se hizo un ajuste ordenado, el país estalló en crisis y el ajuste se hizo diez veces más fuerte.

Argentina en la primera semana de febrero debe pagar 1.100 millones de dólares al FMI, un importe que para afrontar debe utilizar todas sus reservas líquidas, y quedará completamente expuesto a un default cuando deba afrontar el segundo pago del año, en marzo, unos 2.900 millones de dólares, que el Banco Central simplemente no tiene.

“Nosotros firmemente decimos que queremos tener derecho a crecer según nosotros creemos cómo debemos crecer. Tener memoria, simplemente tener memoria y recordar en ese caso que cuando los ajustes llegaron, nuestro pueblo padeció”, anunció Fernández.

En ese sentido, pidió a los presentes que “solo recuerden el 2001, lo que significó para la Argentina. Y recuerden que el ajuste más cercano, en 2018, que el Fondo le pidió a la Argentina hizo desparecer los ministros de Salud, de Trabajo y el de Ciencia y Tecnología. Hizo perder tres baluartes centrales para el desarrollo de un Estado y de una sociedad”.

Fernández también afirmó que el Gobierno y todos los “sobrevivientes de semejante desgracia” como es la pandemia tienen “imperativos morales” que los obligan a hacer una sociedad justa y equitativa.

“Y en los tiempos que vivimos, para que una sociedad se desarrolle, la educación, el conocimiento y el desarrollo de la ciencia y la tecnología son centrales. Sin educación no hay futuro, sin conocimiento no hay riqueza y sin ciencia y tecnología, uno se queda atrapado en el pasado”, dijo.

Seguir Leyendo

Argentina

En medio de rumores, Fernández apura una foto con Manzur para frenar los comentarios sobre su renuncia

Publicado

en

El tucumano mandó a su segundo a desmentir su renuncia, en medio de la interna del Gabinete y las tensiones con Alberto.

Juan Manzur salió a negar su salida del gobierno nacional para las próximas semanas, una noticia que trascendió a partir de la tensión del tucumano con Alberto Fernández, quien prácticamente lo hizo a un lado de la gestión.

El jefe de Gabinete mandó a su segundo a negar que tenga decidido renunciar a su cargo, pero la crisis política parece difícil de ocultar: el Presidente, quien no se muestra con Manzur desde hace semanas, lo subió a último momento a un acto para una foto conjunta que frene los rumores

“Es absolutamente falso”, declaró este lunes el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme. El entorno de Manzur ya se había esforzado el domingo por negar la versión publicada en el diario Perfil sobre la supuesta decisión de irse del gobierno por la pelea con el presidente.

La aparición pública de Neme no es un dato menor ya que se trata del funcionario más importante del entorno de Manzur, prácticamente el único de peso que pudo sumar el tucumano. Desde que llegó al gobierno Neme casi no había hablado con los medios, lo que revela que la crisis existe.

La tensión de Alberto con Manzur, que se generó en los resquemores que provocó el tucumano en su primer mes de gestión, cuando intentó cambiar la impronta de una gestión adormecida y se mostró hiperactivo. Esto -cuentan en la Rosada- molestó al Presidente y a Santiago Cafiero, a quien Alberto nunca dejó de tener como su mano derecha.

Esto causó que Alberto castigue a Manzur sacándole el manejo de la pauta oficial y luego lo opacó con la designación de Gabriela Cerruti como portavoz de la presidencia, lo que le quitó al tucumano una de sus principales funciones. En las últimas semanas hubo otro dato muy significativo que fue que Aníbal Fernández se puso al frente de la crisis eléctrica.

En el entorno de Manzur aseguran, además, que no planea volver a la gobernación de Tucumán, un lugar poco tentador teniendo en cuenta que no tiene posibilidad de reelección. Igualmente, admiten que quedarse en esta situación, donde claramente ha sido marginado por Alberto, no es lo ideal.

Manzur fue el único gobernador que aceptó dejar su cargo para ponerle el cuerpo al momento más duro de la gestión de Alberto, cuando su futuro era incierto y otros mandatarios provinciales rechazaron su oferta. El tucumano tuvo además que cerrar un acuerdo muy complejo con su vice Osvaldo Jaldo para poder mudarse a la Rosada.

Además de su pelea con Alberto, el momento de Manzur se explica porque nunca logró recomponer su relación con Cristina Kirchner y encima chocó con Sergio Massa cuando hizo trascender su proyecto presidencial, un objetivo que también persigue el tigrense. 

Seguir Leyendo

Argentina

Un legislador bonaerense pide que se condecore a los miembros de las Fuerzas que sirvieron en “La Tablada”

Publicado

en

Se trata de una iniciativa proveniente del diputado provincial, Nahuel Sotelo, y los sus compañeros del bloque “Avanza Libertad”. La misma tiene como objetivo reconocer lo adeudado a los miembros de las fuerzas de armadas y de seguridad que sirvieron en el copamiento a “La Tablada”.

Se trata de una iniciativa proveniente del bloque Avanza Libertad, quienes presentaron dos proyectos para evitar “vivezas políticas”. En primer lugar solicitan que se reconozca con medallas a los que combatieron en el popularmente llamado “Copamiento de La Tablada”. Además, también pidieron que se los reconozca con una pensión graciable, mensual y vitalicia para el personal militar, de seguridad y/o soldados conscriptos.

Según Sotelo “Los que combatieron en La Tablada deberían tener el reconocimiento de toda la sociedad, muchos sectores de la política se llenan la boca hablando de democracia, pero cuando se trata de reconocer que el enemigo de la misma fue la izquierda marxista y violenta que a fuerza de sangre y fuego quisieron tomar el poder, muchos se callan la boca por miedo a ser tildados de ´derecha´ basta de tibios”.

Sotelo dijo presente el domingo pasado en el acto de conmemoración por lo sucedido el 23 y 24 de enero de 1989 y sobre el tema indico que “le entristecía haber sido el único político presente” y agrego que “Debería ser un acto donde todos los representantes del pueblo que dicen defender al mismo, deberían estar presentes. ¿Qué es eso de tener miedo por reivindicar que se combatió con armas a quienes atacaron con armas?

También señalo que “En aquel Regimiento murieron uniformados cumpliendo con su juramento a la patria, morir por ella si así lo requiere. De un lado había miembros de las fuerzas defendiendo una democracia que había vuelto hacia poco tiempo y del otro lado, un grupo de resentidos que, no por primera vez, tomaban las armas en busca de una supuesta revolución popular. Si hay una grieta acá, déjame siempre del lado de las fuerzas”

Seguir Leyendo

Trending