Conecte con nosotros

Argentina

Se extiende la cuarentena hasta el 7 de junio y la app CuidAR será de uso obligatorio

Alberto Fernández, acompañado nuevamente por Kicillof y Larreta, anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio y aseguró que la aplicación comunista “CuidAR” será de uso obligatorio en todos los teléfonos bonaerenses.

Publicado

en

El presidente Alberto Fernández, en compañía del gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta, anunció nuevamente la extensión de la cuarentena obligatoria hasta el 7 de junio, en el mismo fin de semana que se confirmara que la Argentina se encuentra oficialmente en default y que la actividad económica está en niveles peores que los del 2001.

Vamos a prorrogar hasta el 7 de junio la cuarentena. Vamos a seguir trabajando juntos como hasta ahora. Todos los que tienen un permiso hasta hoy van a caducar y deberán reinscribirse y volver al punto de origen y solo podrán ingresar los trabajadores que presten servicios esenciales”, dijo Fernández.

Alberto Fernández y su enfermiza obsesión con una cuarentena que fracasó rotundamente en aplanar la curva de contagios, redobla la apuesta y admite que saca sus ideas del doctor Pedro Cahn, un epidemiólogo muy reconocido en Argentina pero que su mentalidad de médico y de izquierdista le hace imposible analizar las variables sociales y económicas. Justamente, ese es el trabajo del presidente, tomar los consejos tanto del equipo médico como del equipo económico y armar un plan de acción que logre el balance entre activar la economía y evitar contagios.
Pero parece ser que quien gobierna Argentina en estos momentos es el Dr. Cahn. Nosotros desde hace varios días propusimos un sistema de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) con la idea de evitar el contagio y circulación del virus. Con esa idea que tanto repetí del doctor [Pedro] Cahn, que es que nosotros buscamos el virus”, dijo Fernández en el arranque de la conferencia sin admitir que su “modelo” de cuarentena es un fracaso total, ya que se ha respetado muy poco ante la necesidad económica de las personas. 

También habló de los testeos realizados en el país. El primer mandatario calificó como “excelente” la cantidad de pruebas serológicas que se han realizado en Argentina en estos dos meses, que son un poco más de 100.000 tests desde que comenzó la cuarentena. 

Sin embargo, comparados a otros países como Alemania o Suecia que tienen poblaciones iguales o menores a la nuestra, eso es lo que testean semanalmente. 

Vamos a aumentar la cantidad de test para saber dónde está el virus. Los casos van a subir porque ahora hemos detectado donde está el virus. Ahora tenemos claro dónde está, pero no sabemos a cuántos a infectado”, detalló Fernández, y agregó: “Hemos detectado dónde está el virus, por eso nos es más fácil encontrarlo. Por eso, los testeos que hacemos son muchos y es donde estamos trabajando”.

Ad

Tanto la Capital como la Provincia bonaerense quedan inmovilizadas. Así lo informaron sus autoridades, que aseguraron que es más importante preservar la vida de los ciudadanos que el comercio.

“Seguimos trabajando con los intendentes, en la provincia no vamos a avanzar en nada. Tenemos industrias que pueden abrir bajo los protocolos estrictos y con transporte propio. El 54% de la producción en Argentina esta en el corazón de la Provincia. El comercio será solo barrial, estamos al igual que la Ciudad de Buenos Aires en cuanto a la apertura de los comercios“, dijo Axel Kicillof. 

Además, aprovechó la oportunidad para aclarar el funcionamiento que se está llevando a cabo con los testeos en la provincia bonaerense, básicamente admitiendo que no se está buscando aumentar los testeos porque “no sirve testear a todo el mundo”.

“No sirve testear a todo el mundo, no funciona así. Hemos ido a testear en lugares y no hay nada. Después, a los días, nos damos cuenta que el coronavirus llegó porque es una enfermedad muy contagiosa. Estamos ante un peligro grave y eso es lo que no se esta tomando en cuenta”, expresó.

Ad

A pesar que Fernández lo dejó a “decisión de cada gobernador”, Kicillof no esperó mucho tiempo para anunciar que la app CuidAR sería de uso obligatorio en toda la provincia, a pesar del revuelo que ha causado dicha aplicación en cuanto a la violación de la información personal y libertades civiles que ocurre al ser descargada en los celulares.

Vamos a poner como obligatoria la aplicación del gobierno nacional CuidAR, esto nos servirá para mantener un mejor control y evitar la aglomeración de gente en las calles”, afirmó.

Desde La Derecha Diario revelamos las implicancias de tener una población entera con una aplicación así. Revelamos que estudios preliminares demostraron que requiere de la activación de la geolocalización para funcionar y que tiene los permisos para otorgarle tu dirección a las Fuerzas de Seguridad. Esta aplicación es una copia de las aplicaciones que el gobierno chino obliga a descargar en los celulares de todos la población del país gobernado por el comunismo.

Ad

“¿Qué me importa la cuarentena?”, el descargo de un presidente muy confundido

Durante esta alocución, el presidente evadió todas las preguntas realizadas por los periodistas, y muy enojado confirmó la duda de muchos argentinos al afirmar que no le importa la cuarentena y que durará lo que tenga que durar”. 

¿Qué me importa cuándo termina la cuarentena? […] ¿Qué me importa? El que quiera elucubrar sobre cuándo va a terminar la cuarentena, que lo haga. Nosotros estamos para gobernar, el resto, son especuladores“, dijo Alberto Fernández

Alberto Fernández está muy confundido y a la vez muy enamorado de una cuarentena que a él no le importa, pero seguramente el comerciante que está escuchando su discurso mientras su negocio está a punto de quebrar, sí. 

Axel Kicillof también realizó su descargo ante las preguntas, quién afirmó que: 

“¿Quién se puede enamorar de la cuarentena? Vinimos a poner en marcha la provincia y de pie la Argentina”.

Ad

Coronavirus en los sectores barriales

Sobre la gran preocupación del coronavirus en las villas, el mandatario sostuvo que en las últimas dos semanas, el 87% de los nuevos casos registrados de COVID-19 fueron en el área metropolitana de Buenos Aires, por ende pidió la mayor colaboración posible en estas zonas afectadas.

“Nosotros hemos invertido en salud. Hemos generado muchos centros de atención y todos fueron atendidos. Todo el que requirió atención sanitaria pudo ser atendido. La tasa de camas por coronavirus es del 5% y está muy lejos de ser ocupado. Mientras hicimos cuarentena, pudimos ir ordenando el sistema de salud”, detalló.

Además, tanto Alberto Fernández como Axel Kicillof aprovecharon esta oportunidad para criticar la gestión de María Eugenia Vidal al frente de la Provincia de Buenos Aires, con un Larreta inexpresivo a su lado.
Vidal, del mismo partido y gran amiga de Horacio Rodríguez Larreta, gobernó la Provincia de Buenos Aires de 2015 a 2019, rompiendo con casi 30 años de gobiernos peronistas ininterrumpidas en el área bonaerense. Sin embargo, en sus 4 años al frente de la Provincia no instituyó ningún cambio de fondo, de hecho, profundizó el sistema kirchnerista y miserable que le había dejado Daniel Scioli. Esta inoperancia es utilizada frecuentemente por el oficialismo para destacar que Vidal dejó “tierra arrasada en la Provincia”, y se lo recordaron otra vez, ahora por el ámbito de la salud.

En ese periodo ni Ministerio de Salud había”, dijo chicaneramente el presidente

Cabe destacar que según los últimos datos oficiales disponibles hasta el sábado, el país registra 11.353 casos, de los que 445 fallecieron. Un reporte presentado por el presidente señalaba que Argentina registró al 22 de mayo una tasa de mortalidad de 9.8 por cada 100.000 habitantes.

Fernández también explicó que se tuvo “un conflicto muy grande de concentración de casos en barrios populares. Nos pusimos como tarea concentrar toda nuestra atención en esos barrios”.

Ad

La cuarentena parece no tener fin. Allá por el 18 de marzo el presidente anunciaba en su primer conferencia de prensa que impondría el aislamiento obligatorio por tan solo 15 días, para que todos los casos de coronavirus salgan a la luz, sean tratados, y listo. Sin embargo, en ya 5 ocasiones prorrogó por 15 días la cuarentena, que en ningún momento ayudó a frenar el nivel de contagio.

Otros países, que jamás pusieron cuarentena obligatoria pero se enfocaron en promover el uso de medidas preventivas como barbijo y guantes, mientras llevaban a cabo campañas de testeo 10 veces mayores que la argentina, han aplanado la curva de contagios hace varias semanas. Argentina, en cambio, con una curva exponencial casi imparable, lleva 66 días de cuarentena y llegará hasta por lo menos 80 días, convirtiéndose sin lugar a dudas en la más larga del mundo, y también la menos efectiva.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Cristina Kirchner rompe con Alberto Fernández con una carta exigiéndole cambios en el gabinete

Publicado

en

Luego de dos días de rumores que indicaban una quiebra entre Alberto y Cristina, finalmente la vicepresidente publicó una carta abierta confirmando todas las versiones.

Cristina Kirchner rompió el silencio tras dos días de máxima tensión en el gobierno con una extensa carta publicada en su sitio web personal, una costumbre en su manera de comunicar en el último tiempo.

Allí, la Vicepresidente confirmó todos los rumores de que su sector le exigió un cambio de gabinete tras la derrota en las elecciones del domingo, y envió un muy duro mensaje contra Alberto Fernández y su entorno.

Cristina la recordó que ella es la que digitó su gabinete y que ella lo eligió para la presidencia, por lo que debe “honrar” su palabra y hacerle caso a los cambios que le sugirió.

“El domingo 12 de septiembre de este año el peronismo sufrió una derrota electoral en elecciones legislativas sin precedentes. Mientras escribo estas líneas tengo el televisor encendido pero muteado y leo un graph: “Alberto jaqueado por Cristina”. No… no soy yo. Por más que intenten ocultarlo, es el resultado de la elección y la realidad”, sentenció.

“Es más grave aún: en la provincia de Buenos Aires, termómetro inexcusable de la temperatura social y económica de nuestro país, el domingo pasado nos abandonaron 440.172 votos de aquellos que obtuvo Unidad Ciudadana en el año 2017 con nuestra candidatura al Senado de la Nación… con el peronismo dividido, sin gobierno nacional ni provincial que apoyara y con el gobierno de Mauricio Macri y su mesa judicial persiguiendo y encarcelando a ex funcionarios y dueños de medios opositores a diestra y siniestra”, continuó la ex mandataria, que, con razón, destaca que esta fue la derrota en las urnas más grande de la historia del peronismo.

El mensaje de la Vicepresidenta es claro: Alberto Fernández debe reaccionar y escuchar realmente lo que dijo la ciudadanía en las urnas para relanzar su gobierno. Principalmente, un cambio en la política económica. Según Cristina, los argentinos piden una profundización del asistencialismo y del socialismo, algo muy extraño, porque los argentinos votaron por la opción contraria a eso el pasado domingo, pero ese es su análisis.

“El año pasado, con ocasión de presentarse el mismo, se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó como es de público y notorio-. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social. No estoy proponiendo nada alocado ni radicalizado. Al contrario, simplemente estoy recogiendo lo que en este contexto global de pandemia está sucediendo a lo largo y a lo ancho del mundo, desde Estados Unidos, pasando por Europa y en nuestra región también: el Estado atemperando las consecuencias trágicas de la pandemia”, añadió al respecto en una velada crítica al modelo económico que, según su visión, ahogó a la clase media y baja.

Cristina lo llamó a Guzmán ayer por la noche para aclararle que no había pedido su cabeza.

A su vez, para marcar la importancia del método de trabajo para una gestión con dinámica, dio a conocer el dato de que durante el 2021 se reunió con Alberto Fernández 19 veces en la Quinta de Olivos: “Nos vemos allí y no en la Casa Rosada a propuesta mía y con la intención de evitar cualquier tipo de especulación y operación mediática de desgaste institucional”.

En su carta, la Vice ratifica su visión de que hay que llevar a cabo cambios en el seno del Gobierno, y recordó lo que ocurrió en 2009, cuando Néstor Kirchner perdió en territorio bonaerense: “El día lunes siguiente a las elecciones no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo como Presidenta de la Nación pedí la renuncia de quien fuera mi Jefe de Gabinete, entre otros. Y ¡ojo!… habíamos perdido en la Provincia de Buenos Aires pero habíamos ganado a nivel nacional. A Néstor Kirchner hay que recordarlo en versión completa y no editada”.

“Sin embargo ahora, al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?”, completó, en clara alusión al Gabinete de Alberto Fernández.

A raíz de esto, la Vicepresidenta contó que, efectivamente, el martes se reunió con el Presidente y aprovechó para criticarlo por no llamarla habiendo pasado 48 horas desde la elección: “El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48hs sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48hs deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía)”.

“Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi Ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi Ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a Gobernador de la Provincia de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo”, aseguró Cristina, confirmando que pidió cambios en el Gabinete y Alberto le dijo que no.

Y ahí elevó el tono de la carta. “No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”, lanzó apuntando directamente contra Juan Pablo Biondi, vocero presidencial.

“A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan… el vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio”.

Esto le sirvió como introducción para ratificar lo que sus voceros hicieron trascender ayer: que ella no estaba pidiendo la cabeza de Martín Guzmán: “Por la misma razón me comuniqué con el Ministro de Economía cuando se difundió falsamente que en la reunión que mantuve con el Presidente de la Nación, había pedido su renuncia. Las operaciones son permanentes y, finalmente, sólo terminan desgastando al gobierno. Es increíble que no lo adviertan. Es una pena tanto daño autoinfligido”.

En este sentido, Cristina confirmó que la versión de que quería la renuncia de Guzmán fue inventada por Biondi, para sacarle legitimidad a su pedido de cambiar a Cafiero y al Ministro del Interior.

Sobre el final, dio a entender que no es su intención romper el Gobierno, aunque esta carta solo contribuye a la quiebra: “He sido Presidenta durante dos períodos consecutivos. En el 2008 nos tocó atravesar la crisis global más grande después de la Gran Depresión del año ‘30. Soportamos corridas cambiarias permanentes -con muchas menos reservas en el Banco Central que en la actualidad- y el asedio de los Fondos Buitre. Sé que gobernar no es fácil, y la Argentina menos todavía. Hasta he sufrido un vicepresidente declaradamente opositor a nuestro gobierno. Duerman tranquilos los argentinos y las argentinas… eso nunca va a suceder conmigo”.

“Cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a Presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, finalizó, dejándole en claro a Alberto Fernández que ella lo eligió a él.

La carta completa de Cristina contra Alberto: “Como siempre… sinceramente”.

Seguir Leyendo

Argentina

Momento de máxima tensión en el gobierno: Alberto Fernández se recluyó en la Quinta de Olivos

Publicado

en

El Presidente está reunido con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el secretario presidencial, Julio Vitobello, entre otros funcionarios, para determinar qué hacer tras la ruptura de Cristina Kirchner.

La Carta de la vicepresidente Cristina Kirchner dejó al borde de la quiebra al gobierno nacional. “Estamos encerrados en Olivos. Cómo seguir es una decisión que solo debe tomar Alberto”, explicaron a los medios del entorno de Alberto Fernández.

En el chalet privado de la Quinta Presidencial, Alberto se reúne con Santiago Cafiero (Jefatura), Vilma Ibarra (Legal y Técnica), Julio Vitobello (Secretario Presidencial), y Juan Pablo Biondi (Vocero).

Cristina admitió en su carta que ella le pidió a Alberto que haga un recambio en la Jefatura de Gabinete, apuntando directamente a Cafiero, y que debería ser reemplazado por el gobernador tucumano Juan Manzur, el único gobernador peronista que obtuvo un buen resultado en las elecciones del domingo.

Sin embargo, desde el entorno presidencial aseguran que Alberto le dijo que sin Cafiero él no seguía, y Cristina le respondió que con Cafiero el Frente de Todos no podía seguir, porque el resultado del domingo fue el peor desde la llegada del kirchnerismo al poder, incluso peor que el del 2009, 2015 y 2017.

El problema radica en que Alberto Fernández no puede renunciar porque eso generaría una elección presidencial anticipada en un plazo de 90 días, y eso no le conviene a nadie: en esta situación, no hay manera que el Frente de Todos gane una elección de acá a fin de año.

El albertismo, el massismo, el peronismo federal y La Cámpora deben llegar a un acuerdo si no quieren darle el Poder Ejecutivo a Juntos por el Cambio en uno de los escándalos más extraños que ha tenido Argentina desde la vuelta a la democracia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vallejos explotó contra Alberto en un audio filtrado: “Es un okupa en la Casa Rosada con nuestros votos”

Publicado

en

La diputada que responde a Cristina Kirchner y que apunta al Ministerio de Economía dice que Cafiero es un “payaso” y acusa a Guzmán de ser aliado de los “yanquis”.

Crece la tensión en el gobierno tras el quiebre de gobernabilidad que hubo ayer. Ahora se filtró un audio de la diputada ultra cristinista Fernanda Vallejos donde trata de “okupa” y de “mequetrefe” a Alberto Fernández.

Es un tipo al que nosotros llevamos de Presidente”, asegura despectivamente en un tramo del audio.

Vallejos confirma la fuerte crisis que vive el gobierno tras la dimisión de varios ministros y funcionarios que responden a Cristina Kirchner y asegura que Fernández está “atrincherado” en la Casa Rosada.

Según explica, lo que quería el kirchnerismo duro es que en las horas posteriores a la fuerte derrota del oficialismo en las primarias del domingo era poner “todas las renuncias sobre la mesa”.

En el audio empieza hablándole a un hombre llamado Pedro, que sería alguien de su círculo íntimo de su equipo legislativo. “Lo que pasa es que todos esperábamos que el enfermo de Alberto Fernández, el okupa de Alberto Fernández, el lunes a las 8 de la mañana estuviera haciendo una conferencia de prensa en un escritorio, con todas las renuncias sobre la mesa diciéndole a la Argentina no que había escuchado el mensaje de las urnas como dijo hipócritamente el domingo, porque obviamente se ve que además de ciego es sordo, porque jamás ha escuchado nada ni tampoco aprendió nada de Néstor (Kirchner) ni de nadie. Pero no lo hizo”.

Y agrega: “No solamente no lo hizo, no lo quiere hacer. Quiere conservar a su núcleo de inútiles, que están ahí todos de prestado, ocupando las oficinas de la Casa Rosada y no han hecho nada”.

El audio de la discordia

Vallejos lo compara al presidente con la situación de Martín Redrado, cuando Cristina le había pedido que renuncie al Banco Central, pero el economista se negó y tuvo que ser expulsado por la fuerza.

El tipo [Alberto] está atrincherado como Redrado en el Banco Central, así atrincherado en la Casa Rosada, y él es un ocupa porque no tiene votos, no tiene legitimidad, no lo quiere nadie, dice a los gritos.

Mirá si alguien va a votar a este mequetrefe, que aparte no sirve para nada. Y la gente no lo quiere, no lo quiere porque justamente no se ha subordinado a la política para la cual fue elegido. No se asistió a la gente como se la debió haber asistido. Eso impidió además tener una política sanitaria muchísimo más efectiva y evitar un montón de muertes, porque tuvimos que abrir antes de tiempo y mal, porque justamente la gente se estaba cagando de hambre. Se siguió cagando de hambre“, admite la diputada que Cristina ya pidió varias veces para el Ministerio de Economía.

También afirma que el Gobierno supeditó las políticas de gobierno al Fondo Monetario y hace una dura crítica al ministro de Economía, Martín Guzman, al que acusa de mentir y de “salir de yankilandia“.

No tiene la más mínima formación política y evidentemente, por sobre todas las cosas, no tiene la más mínima sensibilidad social, lo acusa.

Martín Guzmán hizo un presupuesto donde se partía de la premisa de que en marzo se terminaba la pandemia. Esto todos lo sabemos bien. Una mentira que todos sabíamos que era una mentira. Pero no sólo eso. Después, cuando ocurrió lo obvio que era la pandemia, no se terminó y que hubo que endurecer las medidas de cuidado, para lo cual más o menos hubo que hacerse un harakiri durante prácticamente dos meses, porque tampoco querían hacer eso. Y no hubo políticas económicas que acompañen. Entonces la situación se fue agravando cada vez más y tenemos prácticamente equilibrio fiscal. ¿Equilibrio fiscal con 50 por ciento de pobreza, en el medio de una pandemia? Entonces es obvio que la gente no iba a venir a aplaudirnos“, dice sobre el ministro que busca desplazar.

Y luego sigue con su furia al titular de Economía: “Muchos de los que compartimos este espacio lo veníamos diciendo. Entonces, digo… ¿Hay un problema de poder? Puede ser. Pero fundamentalmente hay un problema político, que es que el pueblo nos está marcando un camino y hay un tipo atrincherado en la Casa Rosada que dice ‘me cago en el camino que el pueblo nos marcó el domingo’ y me lo mantengo al tipo este que salió del frasco del agua  se fue al frasco de yankilandia y lo trajeron y lo sentaron ahí en el Ministerio de Economía“, cerró.

Seguir Leyendo

Trending