Conecte con nosotros

Argentina

Subsidios para todos: el Gobierno asiste a su núcleo duro y abandona a la clase trabajadora

Mientras se impulsa una eterna cuarentena y se condena a cientos de miles de familias a la pobreza, el Gobierno sigue impulsando la emisión de dinero para pagar cada vez más y más subsidios que no van ni a trabajadores ni a PyMEs.

Publicado

en

Mientras el país atraviesa una cuarentena eterna que no permite que la gente pueda trabajar libremente, la solución propuesta por el gobierno kirchnerista parece ser darle subsidios a todos.


Con ya 1,5 billones de pesos emitidos en el año, la mega-emisión monetaria está creando una de las bombas inflacionarias más grandes de la historia del país. Pero ante este panorama, en vez de impulsar la flexibilización de la cuarentena, la baja impositiva y la desregulación para reactivar la economía, el presidente Alberto Fernández considera oportuno pisar el acelerador.

Hasta ahora el Gobierno entrega más de 90 mil millones de pesos por mes en la IFE, 75 mil millones de pesos por mes en la ATP, y casi 100 millones de pesos mensuales en transferencias de $500 por día a todos los que acepten internarse en las camas extra-hospitalarias del gobierno bonaerense.

Pero toda esta ayuda, como en todos los países socialistas y empobrecidos, no es suficiente. La semana pasada se anunció que, para acompañar la recuperación de jóvenes adictos, la Sedronar implementará un programa de seguimiento de varias etapas que incluirá la asistencia de un tutor y un incentivo económico de 8.500 pesos por mes para ingresar a un centro de rehabilitación. 

El programa, que arrancará en septiembre, estará destinado a jóvenes que transitan la última etapa de un tratamiento por consumo problemático y adicciones, de al menos seis meses de duración, en algún espacio de la red territorial de la Sedronar. Se implementará en todo el país a través de los dispositivos estatales y de organizaciones de la sociedad civil.

Si bien es una medida que ayudará a muchos, el dinero, que para sorpresa de algunos es un recurso escaso, no irá a otras familias que seguramente lo necesiten más, especialmente tras el dato de que más del 60% de los niños son pobres en Argentina.

Con justa razón, esta medida generó revuelo en ciertos sectores de la sociedad, ya que muchos se preguntaron si es correcto otorgar este dinero.

Lo normal sería poder asegurarle una fuente de trabajo a la persona que intenta reinsertarse en el mundo laboral, pero como estamos acostumbrados en Argentina, el Gobierno prefiere solucionar los problemas dando bonos y subsidios.

Ad

Como si esto no fuera poco, además el Presidente anunció que el Estado pagará un subsidio de $15.000 a los familiares de personas que hayan muerto a causa del coronavirus y que pertenecieran a los “sectores más vulnerables y necesitados“. La medida fue oficializada a través del Decreto 655/2020, publicado en el Boletín Oficial.

El documento, que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, y el ministro de Trabajo Claudio Moroni, establece que el dinero “se abonará al o a la cónyuge o conviviente” de la víctima, “o al padre o a la madre o alguna de sus madres o alguno de sus padres, o al hijo o a la hija del o de la causante“.

El beneficio está vigente desde 2006, y hasta el momento cubría la muerte de beneficiarios del SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) y veteranos de la Guerra de Malvinas, entre otros. Con este decreto, se incorpora a las víctimas fatales de COVID-19.

En este contexto nos preguntamos, ¿por qué se va a hacer una diferenciación con los fallecidos por la gripe común, o en tal caso por demás enfermedades respiratorias? Está claro que el coronavirus resultó ser una herramienta bastante útil para el Gobierno, quién parece estar muy interesado por mantener el apoyo de un núcleo duro de votantes.


Por Renzo Valente, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Milei argumenta en favor de la libre portación y explica que Argentina puede volver a ser potencia en 35 años

Publicado

en

El popular economista liberal Javier Milei continúa recorriendo los medios después de su apabullante triunfo en las urnas el pasado domingo, cuando obtuvo casi el 14% de los votos en una elección totalmente polarizada entre Cambiemos y el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires.

En el programa “Buenos Días América” de Antonio Laje, Javier Milei explicó con enorme tranquilidad su ideología, haciendo un recorrido histórico de cuándo se arruinó la Argentina, fecha que la marcó en el primer gobierno del radical Hipólito Yrigoyen, y todos los errores que cometimos como sociedad hasta el presente para haber pasado de ser la mayor potencia global junto a Estados Unidos, a uno de los países más conflictivos del mundo.

También explicó cómo sería un sistema de obra púbica-privada en un potencial gobierno suyo, cómo se administraría la educación pública, donde explicó con detalle cómo funcionaría un sistema de vouchers, y la importancia no solo económica si no moral de eliminar el Banco Central.

Pero el tema que más ruido hizo fue el de la libre portación de armas. Javier Milei explicó, usando de ejemplo a países como Estados Unidos o Suiza, que donde se eleva el costo de la delincuencia, la inseguridad baja. Con un concepto tan simple explicó que la mejor manera de combatir la inseguridad es flexibilizando la portación civil de armas de fuego, y que el delincuente, al no saber quién pueda estar armado y quién no, sepa que con cada delito puede estar poniendo en riesgo su vida y quede desincentivado de delinquir.

Según Milei, las reformas económicas, políticas y sociales son de tres generaciones: primero se debe reformar el Estado, bajar impuestos y flexibilizar el mercado laboral. “Esto te va a dar 15 años de un crecimiento espectacular que te va a dejar en condiciones de reformar las jubilaciones y pasar a un sistema de capitalización privado”, aseguró.

Por último, después de casi tres décadas de crecimiento, el gobierno puede pasar a eliminar los planes sociales, que según Milei “ni siquiera va a ser necesario porque la gente en todos esos años van a optar por trabajar en vez de ser asistidos por el Estado”.

Seguir Leyendo

Argentina

Martín Guzmán confronta a Cristina Kirchner: “No hicimos ningún ajuste fiscal”

Publicado

en

El ministro de Economía aseguró que hubo una política fiscal expansiva durante la pandemia contradiciendo la acusación de Cristina en su carta pública que puso en jaque al gobierno.

Luego de la carta pública donde Cristina Kirchner asegura que Alberto Fernández y Martín Guzmán habían llevado a cabo un “ajuste fiscal”, el ministro de Economía dio su respuesta en una entrevista esta mañana luego de sobrevivir la purga interna que llevó a cabo la vicepresidente.

“En la Argentina no hubo un ajuste fiscal, yo soy uno de los que dicen que no. Ha habido una política fiscal expansiva”, explicó en declaraciones a Radio AM 750.

Según detalló el Ministro, el gasto primario creció interanualmente un 64,8% (y excluyendo los gastos que tienen que ver con restricciones de la pandemia creció 87%. “Creció muy por encima de la inflación, hubo una expansión fiscal en términos reales. Obviamente a uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos”, advirtió.

“Con la vicepresidenta yo tengo la buena fortuna de haber tenido mucho diálogo en estos 21 meses de gestión. Me encontré con una persona con una inteligencia, fuerza y compromiso con el país excepcional y que busca cuidar a nuestra gente. Hay un diálogo muy franco sobre la base de convicciones. Ella es muy honesta en lo que manifestó en la carta. Consideró que había un ajuste fiscal. Pero ha habido una política fiscal expansiva, puntualizó Guzmán.

De acuerdo a la explicación de Guzmán, la política fiscal potenció la recuperación económica y evitó que la Argentina vaya una crisis cambiaria. Sin embargo, reconoció que el Estado no tuvo la capacidad de llegar a toda la población. Por suerte.

“El lugar más difícil de llegar es a los sectores informales. A los sectores formales se llegó con ATP, Repro. Pero a los sectores informales les pegó con la pérdida de oportunidades de empleo y caída en del salario en el bolsillo, agregó.

Sobre la carta de Cristina, Guzmán señaló: “La vicepresidenta habló de forma pública con la convicción de cuidar a la Argentina. Es una persona que debemos cuidar; yo también la quiero cuidar. Pero en la Argentina hubo una política de ajuste fiscal que tuvo consecuencias, con nosotros hubo una reducción del déficit que no es lo mismo que un ajuste fiscal.

Guzmán explicó que el déficit se redujo porque tres razones: el crecimiento de la recaudación, la recuperación de la economía y por la medidas tributarias que deshicieron la reforma del Gobierno de Mauricio Macri.

“Esas reformas el Gobierno anterior las hizo con la idea de que bajar impuestos genera un boom de inversiones, pero no hizo nada de eso”, destacó. Lo que no dijo es que el gobierno macrista no bajó los impuestos de manera efectiva, y las inversiones no vinieron porque el anterior gobierno no otorgó las garantías jurídicas que habían sido violadas durante el kirchnerismo.

Seguir Leyendo

Argentina

Larreta peor que el kirchnerismo: el uso del barbijo continuará siendo obligatorio en CABA

Publicado

en

El gobierno porteño no acatará la recomendación de la Casa Rosada. “Es una señal que vamos a dar cuando tengamos al 70% de la población vacunada con dos dosis”, informó.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no acatar la modificación del protocolo de la Casa Rosada que libera el uso del barbijo a nivel nacional. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio al aire libre: “Creemos que todavía no es el momento de quintarnos el barbijo”.

Ayer, el gobierno nacional anunció una batería de medidas destinadas a flexibilizar las restricciones vigentes por la pandemia. El flamante jefe de Gabinete Juan Manzur y la ministra Carla Vizzotti anunciaron que ya no será necesario utilizar barbijos al aire libre, pero por la tarde aclararon que era una recomendación y que la decisión final dependía de las jurisdicciones.

Los gobiernos de Salta y Jujuy, dos provincias gobernadas por la oposición, fueron los primeros en adelantar que no adherirán. Este miércoles por la mañana, se sumó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta mantendrá una restricción que ya ni el kirchnerismo cree necesaria.

“Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas”, explicó Quirós en Radio Con Vos.

Las idas y vueltas en la comunicación oficial de la Ciudad generaron confusión entre los porteños. Ayer se vio a muchos jóvenes celebrando en los bosques de Palermo sin barbijos porque creían que ya no era obligatorio utilizarlos. Ahora Quirós explicó que no hay cambios y los porteños deberán seguir cubriéndose la boca y nariz.

En la misma línea, y en diálogo con el periodista Luis Novaresio, en radio La Red, Quirós ratificó que hoy, todavía no es momento para dejar de usar el barbijo al aire libre, estamos esperando alcanzar el hito que nos comprometimos, y seguramente en las próximas semanas lo alcancemos”.

Seguir Leyendo

Trending