Conecte con nosotros

Argentina

Vienen por todo: Alberto Fernández envió la polémica Reforma Judicial al Congreso

Con el mensaje “la Justicia tiene potestades singulares, por eso la Constitución establece que llegado el caso puede disponer de nuestros bienes y libertades”, el presidente fue claro en su propósito.

Publicado

en

El presidente Alberto Fernández presentó ayer su tan anunciado proyecto de ley de Reforma de la Justicia, el cual pretende unificar y duplicar los juzgados federales, y además designar un consejo de “expertos” para que asesore al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del sistema.

En el acto estuvieron los principales representantes del oficialismo y sus aliados, junto a los integrantes de la comisión consultiva; sin embargo, sólo asistió una integrante del máximo tribunal, la vicepresidente Elena Highton de Nolasco y la oposición brilló por su ausencia. Según fuentes de la Casa Rosada, Cristina Kirchner también fue convocada pero declinó de asistir. 

Fernández afirmó que “la defensa del derecho reclama como indispensable que el sistema se adecue a la norma” y que “el Poder Judicial deba estar en manos dignas, no permeables a ninguna presión“. Palabras que en teoría son ideales pero que en la práctica parecen difíciles de cumplir, si se toma en cuenta la tendencia del kirchnerismo a ejercer presión. 

Ad

En su alocución, el primer mandatario dijo enfáticamente: “Los cuatro años que precedieron mi asunción como Presidente de la República, estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un Estado de Derecho”. No queda claro, sin embargo, si se admite la falta de imparcialidad que reinó en el accionar judicial durante los 12 años de gobierno del matrimonio Kirchner. 

En otra parte de su discurso, Fernández expresó: “Buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas que deciden en casi la totalidad de las causas con relevancia institucional y consecuentemente mediática. Estas han sido circunstancias determinantes para que este fuero se politizara del modo en que ha ocurrido“. Tal parece que para el presidente el gran problema es la cantidad y no la calidad de los magistrados. 

Al referirse de nuevo al gobierno de Macri, el presidente atacó diciendo que “con el devenir de los días se fue perdiendo la transparencia judicial. El cuestionamiento a los jueces que expresaran independencia judicial se tornó tan cotidiano como la manipulación de otros jueces que respondieran a los intereses del poder de turno”. Más que la presentación de un proyecto de ley, lo de ayer pareció un ‘análisis crítico’ de la gestión anterior. 

El Jefe de Estado exhortó a decirle “nunca más a una Justicia que sea utilizada para saldar cuestiones políticas“, al mismo tiempo que repudió que exista “una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno” y aseguró que sin un sistema de justicia “independiente del poder político, no hay república y democracia“. Excelente oportunidad sin duda para hacer un mea culpa sobre el mismo asunto. 

Finalmente recalcó que lo que se propone “no es otra cosa que consolidar una justicia independiente, regida por las mayores normas de transparencia, y que desarrolle los procesos con la mayor celeridad y eficiencia”. Seguramente todos los argentinos estarán de acuerdo con tan nobles propuestas; cabe preguntarse si sentirán lo mismo de sus proponentes.   

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Kicillof sigue las órdenes de Cristina y también desplaza a su Jefe de Gabinete: asumirá Martín Insaurralde

Publicado

en

En otro gobierno que Cristina Kirchner mete mano, la Provincia tendrá como Jefe de Gabinete a uno de los pocos intendentes peronistas que ganaron fácilmente su Municipio en las elecciones del domingo pasado.

Axel Kicillof también sigue las ordenes de Cristina Kirchner y lleva a cabo un cambio en su gabinete en la Provincia de Buenos Aires. Esta tarde, oficializó la salida de Carlos Bianco como su Jefe de Gabinete, famoso por pelearse con los medios y firmar al aire las multas a los que incumplían la cuarentena.

Será reemplazado por el hasta ahora intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. En el comunicado, que se conoció este domingo, se indicó que las modificaciones se harán “de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia”, sin mencionar la derrota histórica del peronismo en el territorio bonaerense. 

Son tres las incorporaciones. Además de Insaurralde, se suman al Gabinete el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, quien se hará cargo del Ministerio de Infraestructura, y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez asumirá el Ministerio de Gobierno.

Mientras que Carlos Bianco permanecerá en el gobierno, así como Cafiero logró sobrevivir en el gobierno nacional, y pasará a ser el Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un puesto de significativamente menor poder.

La carrera de Insaurralde llega a su punto más alto, a sus 51 años, el marido de la vedette Jésica Cirio fue electo Intendente de Lomas de Zamora por primera vez en 2011, por el Frente para la Victoria, con un arrollador 66% de los votos, luego de ejercer el cargo como interino desde 2009, con 2 años de una explosión del gasto público para ganarse el voto de los locales.

Durante la campaña de 2011, le fue diagnosticado un seminoma, un tipo de cáncer de testículo, que superó con cirugía, radioterapia y quimio. Dos años después, encabezó la lista de diputados nacionales del Frente de la Victoria por la provincia de Buenos Aires.

Su gestión en Lomas fue siempre muy cuestionada por los altos niveles de corrupción y gasto público desmedido, además del hecho de que vive en Puerto Madero, la zona más opulenta de la Ciudad, mientras gobierna un Municipio de la Provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vuelve La Morsa: Aníbal Fernández es el nuevo Ministro de Seguridad a pesar de ser investigado por su vínculo al narco

Publicado

en

Reemplazará a Sabina Frederic y regresa para marcar una mayor presencia de Cristina Kirchner en el gobierno nacional.

Este viernes, después de una vertiginosa reestructuración del Gabinete ordenada por Cristina Kirchner, Aníbal Fernández volvió a formar parte del gabinete nacional, después de perder estrepitosamente la Provincia de Buenos Aires en su primera incursión electoral en 2015.

Como lo ha hecho tantas veces durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ocupará el Ministerio de Seguridad, que deja vacante Sabina Frederic, tras ser renunciada por la Vicepresidente.

Aníbal estuvo en la Casa Rosada el miércoles por la tarde, cuando el kirchnerismo le hizo un vacío de poder a Alberto Fernández y los ministros que responden a Cristina Kirchner presentaron su renuncia como herramienta de presión. Entrevistado por los medios cuando salió del palacio de gobierno, dijo que solo fue a “hablar de política” con el presidente, y que no tenía intenciones de ingresar al gabinete. Algo que tan solo dos días después se probó falso.

Hasta el momento, Aníbal se desempeñaba como Interventor de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT). Fue su regreso a un cargo del estado después de dejar la función pública en el 2015, cuando fue Jefe de Gabinete del último tramo del gobierno de Cristina Kirchner y fue elegido para competir en la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador. En esa oportunidad perdió con María Eugenia Vidal.

“La Morsa”, como se le dice a Aníbal por sus supuestos vínculos al narcotráfico, es uno de los funcionarios más de confianza de Cristina Kirchner, y su llegada a la cartera de Seguridad indica que la mandataria tiene la intención de volver al esquema de fusión del gobierno nacional con el crimen organizado que imperó hasta el 2015.

En la campaña en el territorio bonaerense del 2015, cuando tuvo que competir primero contra Julián Domínguez en las PASO, hoy compañero de gobierno ya que el ex Presidente de la Cámara de Diputados será el próximo ministro de Agricultura, y luego contra María Eugenia Vidal, donde terminó perdiendo, fue acusado de ser el responsable intelectual del triple crimen de General Rodríguez.

El triple crimen de General Rodríguez fue el homicidio de los empresarios farmacéuticos Sebastián ForzaDamián Ferrón y Leopoldo Bina, que fueron hallados en aquella localidad de la provincia de Buenos Aires. El crimen tuvo lugar en agosto de 2008, y estaba vinculado al tráfico ilegal de efedrina, del cual se ha acusado a Aníbal de ser uno de los mayores promotores en Argentina.

En 2016, Aníbal fue señalado por Mario Segovia, “el rey de la efedrina”, como el líder de la banda criminal narcotraficante más grande de Argentina, luego de ser arrestado por las autoridades por ser el mayor proveedor de efedrina a los carteles mexicanos. En 2012, la Justicia lo condenó a 14 años de prisión.

Seguir Leyendo

Argentina

Cambios en el gabinete: Quién es Juan Manzur, el nuevo Primer Ministro que gobernará Argentina con Cristina

Publicado

en

Manzur reemplazará a Cafiero como Jefe de Gabinete, pero implementará en ese cargo un nuevo sistema donde sea Cristina Kirchner la que gobierno de facto el país.

Luego de varios días de crisis política por el pedido de Cristina para que Alberto Fernández cambiara su gabinete tras la derrota de las PASO, finalmente se conocieron los nombres de algunos de los nuevos funcionarios que integrarán el Poder Ejecutivo, entre ellos el del jefe de Gabinete, Juan Manzur.

El puesto que hasta ahora le pertenecía Santiago Cafiero, quien irá a Cancillería, será ocupado por el actual gobernador de Tucumán, que viene de ganar la interna electoral en su provincia, además de ser el único que obtuvo una contundente victoria para el Frente de Todos en un distrito competitivo.

Manzur, sin embargo, no será un simple Jefe de Gabinete más, si no que a partir de este 18 de septiembre, la dinámica presidencial cambiará radicalmente. Cristina pasará a hacerse cargo del Poder Ejecutivo argentino en la práctica, rompiendo con el sistema que había implementado hasta ahora, de dejar a Alberto gobernar en el día a día y solo participar de las decisiones más importantes.

Este poder Cristina lo ejercerá a través de sus nuevos ministros, empezando como Manzur que pasará a ser una suerte de Primer Ministro a-la-europea, donde el presidente está pintado y solo cumple un rol protocolar.

¿Quién es Juan Manzur?

Médico cirujano de profesión, Manzur fue ministro de Salud durante gran parte de la gestión de Cristina Kirchner, hasta que en febrero del 2015 se alejó del Gobierno en medio de fuertes diferencias con la entonces presidente.

En 2007 fue compañero de fórmula del entonces gobernador, José Alperovich, lo que lo convirtió en vicegobernador provincial. Pero, en 2009 se le otorgó licencia a ese cargo, por pedido de Cristinas Kirchner, para que pudiera asumir como ministro nacional.

Duró en el cargo hasta 2015, cuando fue reemplazado por el ahora gestor de la cuarentena bonaerense, Daniel Gollán. Ese año, Manzur se puso como objetivo tomar la Provincia de Tucumán, y logró desplazar al alperovichismo en las elecciones generales de ese año, que dominaba el territorio tucumano desde 2003.

En 2019 compitió cara a cara contra Alperovich y terminó de vencerlo en las urnas, para hacerse del total control de la provincia. Sin embargo, ese mismo año empezó con una nueva rivalidad con su propio vice, Osvaldo Jaldo.

La tensión comenzó cuando Jaldo le empezó bloqueando proyectos en la legislatura provincial con su bloque y todo explotó a principios de este año, cuando el vice se alió con la oposición para imponer su propio candidato a Defensor del Pueblo, lo que aceleró la fractura política. Esto culminó en una candidatura de Jaldo con lista propia en las internas del Frente de Todos del domingo pasado.

Jaldo terminó perdiendo pero ganó un importante poder en la política tucumana. De hecho, Manzur dudó en asumir el cargo nacional para no dejar la provincia en manos de Jaldo, un peronista que ya ha demostrado capaz de unirse al radicalismo y al bussismo. Pero las ordenes de “la jefa” fueron imposibles de rechazar, y el gobernador tucumano será el nuevo Jefe de Gabinete del gobierno.

La impronta de Manzur es la opuesta a la de Cafiero o Alberto Fernández. Manzur es un peronista clásico, conservador en lo social y fascista en lo económico. Está a favor de la vida, rechazando fervorosamente la ley del aborto que pasó el gobierno a fines del año pasado, además de ser profundamente anti feminista, habiéndose reído públicamente del movimiento pañuelo verde en los debates del 2018 y 2020.

Juan Manzur se convierte en una de las personas más poderosas de Argentina del día a la mañana.

Seguir Leyendo

Trending