Conecte con nosotros

Australia

El gobierno conservador australiano le ganó la pulseada a Facebook: la red social deberá pagar por usar contenido de otras plataformas

Australia logró pasar una ley que impacta negativamente sobre el control mediático que Facebook ejerce en el país. Ahora, el Reino Unido y Canadá analizan implementar la misma legislación en sus territorios.

Publicado

en

Este jueves el Parlamento de Australia aprobó una ley que obliga a las redes sociales a pagar por usar el contenido digital elaborado por medios de comunicación. Páginas como Facebook, Google y Twitter utilizan notas de diferentes diarios para mostrar las noticias en su sección de actualidad; esto lo hacían sin pagar y muchas veces ni siquiera dando los créditos pertinentes.

Google y Twitter y otras empresas de redes sociales aceptaron esta decisión sin mayores inconvenientes, pero Facebook decidió ir a la guerra total contra el gobierno conservador de Scott Morrison por esta ley.

La semana pasada, en retribución por la media sanción al proyecto, la empresa de Mark Zuckerberg bloqueó de su red social las cuentas de todos los medios de comunicación australianos y cuentas gubernamentales, con el objetivo de presionar a Morrison para que vetara la ley.

La abrupta decisión de Facebook tuvo un impacto en varios servicios de emergencia australianos que utilizan la plataforma para informar sobre accidentes o advertir a la población ante la posibilidad de desastres medioambientales. Además, fueron bloqueadas las agencias de salud pública que promueven información confiable sobre COVID-19.

Ocho días después de la medida, Facebook se vio obligado a levantar la suspensión tras recibir duras críticas de todos los arcos políticos por lo ocurrido. Finalmente, la ley fue aprobada y Zuckerberg terminó cediendo ante el gobierno.

El código garantizará que las empresas de medios de comunicación reciban una remuneración justa por el contenido que generan, lo que ayudará a mantener el periodismo de interés público“, dijeron el tesorero Josh Frydenberg y el ministro de Comunicaciones Paul Fletcher en un comunicado conjunto.

Mark Zuckerberg perdió la pulseada contra el gobierno de Scott Morrison.

Ad

En la mesa de negociación, Morrison terminó incluyendo en la ley una cláusula de discreción del Poder Ejecutivo para liberar a las redes sociales de este pago si pueden demostrar una “contribución significativa” a la industria de noticias nacional, algo que por ahora no han hecho con ninguna entrada, según el gobierno.

Sin embargo, esto abre la puerta a que un futuro Primer Ministro de izquierda pueda otorgarle esta concesión a Facebook, algo que sin dudas el gigante tecnológico tendrá en cuenta a la hora de apoyar financiera y mediáticamente en las próximas elecciones del 2022.

A pesar de esta concesión, Morrison logró propinarle un duro golpe financiero al poderío de Facebook, que desde hace varios años viene ejerciendo su dominio sobre la opinión pública en todo el mundo de manera indisputada, mostrando solamente las noticias que quiere mostrar, censurando las voces que quiere censurar, y interfiriendo en elecciones en favor de los candidatos que quiere apoyar.

Este es tan solo el primer paso, los parlamentarios del Reino Unido y Canadá ya anunciaron que empezarán a tratar una versión de esta ley en sus países, que después podría ser replicada en todo Europa.

Zuckerberg además teme que estas ideas lleguen al Congreso de Estados Unidos. A pesar de tener mayoría demócrata (que defiende sus intereses en el país), el año que viene hay elecciones legislativas, donde se espera que los republicanos puedan recuperar el control del Senado, y esto sería el puntapié para que se legisle un proyecto así, en un país donde podría causar un verdadero dolor de cabeza a las finanzas de la empresa.

Ex primer ministro Malcolm Turnbull y actual premier Scott Morrison en el Parlamento, los dos cerebros del gobierno conservador que decidieron abrir una guerra contra la hegemonía de las empresas de redes sociales.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Australia

Dictadura en Australia: Nueva Ley de Seguridad le otorga acceso a todas las cuentas de redes sociales a la Policía

Publicado

en

Para censurar las críticas a la gestión de la pandemia, el gobierno aprobó de manera exprés una ley que le permite a la Policía intervenir cualquier usuario en línea del país, incluso publicando contenido en su nombre.

El gobierno australiano ha aprobado de manera fugaz un proyecto de ley en el Parlamento en tan solo 24 horas, que faculta a la Policía a exigirle los datos personales de los usuarios de cualquier empresa que opere en Internet, de personas sospechadas de estar cometiendo un crimen.

Si bien uno puede pensar que el objetivo de esta ley es reducir la inseguridad y facilitar las investigaciones policiales, la medida tiene como máximo objetivo censurar el contenido en redes sociales que “divulgue información falsa” sobre la pandemia, algo que está tipificado como un delito en Australia.

A través de esta nueva ley, la Policía podrá modificar o eliminar datos, tomar el control de las cuentas de las redes sociales y recopilar la actividad de la red en la medida en que lo consideren necesario para continuar con sus investigaciones. 

Estos nuevos poderes policiales fueron vendidos como una “necesidad” para “ponerse al día” en la capacidad de luchar contra el crimen en línea, pero el objetivo represivo de la libertad de expresión en Internet es claro.

La senadora Lidia Thorpe llamó al proyecto de ley un “abuso de poder cibernético”, y aseguró que es el único país del primer mundo con una ley así. “El proyecto de ley no identifica ni explica por qué estos poderes son necesarios y nuestros aliados en los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda no otorgan estos derechos a las fuerzas del orden, escribió en una publicación de su blog.

Titulado “Proyecto de Ley 2021 de Enmienda de la Legislación de Vigilancia (Identificar y Desarticular)“, la legislación otorga a la policía el poder de obtener tres nuevas órdenes:  

  1. Órdenes de interrupción de datos: esto permite a la policía modificar o eliminar por completo los datos en línea de un “sospechoso”; 
  2. Órdenes de limitación de actividad en la red: la policía puede obtener información almacenada en las computadoras de un sospechoso, junto con las redes sociales del sospechoso y los usuarios vinculados al individuo;  
  3. Órdenes de toma de posesión de cuenta: la policía puede tomar el control de las redes sociales y las cuentas en línea de un sospechoso.

Para obtener estas órdenes judiciales, no es necesario que la policía busque la autoridad de un juez. En cambio, la policía simplemente tiene que solicitarlos al Tribunal Administrativo de Apelaciones, un órgano de revisión dentro del gobierno que revisa de forma independiente las decisiones tomadas por los funcionarios. Esto hará que sea mucho más fácil obtener órdenes judiciales para la recopilación o modificación de datos sin justificación ante un juez. 

La ley fue impulsada por el gobierno del conservador Scott Morrison, quien desde que comenzó la pandemia ha implementado medidas de extrema izquierda autoritaria. Lamentablemente para estas medidas no hay oposición en Australia, ya que los laboristas, el partido de oposición, también apoyaron este proyecto de ley, afirmando.

El proyecto de ley entrará en vigor una vez que haya recibido el Asentimiento Real, generalmente entre 5 y 10 días hábiles después de su aprobación. Estará en vigor durante cinco años, después de lo cual se realizará una revisión. 

Seguir Leyendo

Australia

Locura total en Australia: el gobierno asesina perros en adopción para que las personas no salgan a buscarlos en plena cuarentena

Publicado

en

La locura por el coronavirus continúa y los ediles del consejo de Bourke Shire decidieron matar a tiros a una decena de perros porque no querían que voluntarios se trasladen en cuarentena para rescatarlos y darlos en adopción.

Un consejo rural en el Estado de Nueva Gales del Sur, Australia, mató a tiros a decenas de perros que esperaban ser adoptados en un refugio en la ciudad de Cobar, para evitar que los voluntarios se desplacen durante las restricciones de la pandemia y que personas interesados en rescatarlos vengan a verlos.

La noticia la publicó el Sunday Morning Herald de Australia, quien consiguió un comunicado del gobierno local que informó con mucha frialdad que se tomó dicho curso de acción para “proteger a sus empleados y a la comunidad, incluidas las poblaciones aborígenes vulnerables, del riesgo de transmisión de Covid-19 cuando las personas vienen a ver a los perros“.

Mientras tanto, los voluntarios del refugio de animales involucrado afirman haber estado preparados con todas las medidas necesarias para manejar a los perros de forma segura. Pero lo más alarmante de todo esto es que, si bien la región está sometida a cuarentena, no se ha registrado ningún caso reciente de transmisión local en la ciudad.

Por su parte, los defensores de los derechos de los animales han exigido que se abra una investigación inmediata sobre el asunto para determinar si se infringieron las leyes sobre prevención de la crueldad.

Mientras tanto, Australia está lidiando actualmente con masivas protestas en contra de las cuarentenas que impuso el gobierno nacional por una muy leve suba de los casos de Covid-19, a pesar de contar con elevados números de vacunación y una prácticamente nula mortalidad.

Seguir Leyendo

Australia

Australianos estallaron en protestas en Melbourne y chocaron violentamente contra la Policía

Publicado

en

El régimen sanitario hizo valer su estricta cuarentena por la variante Delta y envió a miles de agentes de la policía a aplacar una manifestación que empezó pacífica contra las dictatoriales medidas sanitarias.

El Estado de Victoria, el más importante de Australia, ha entrado en una de las cuarentenas más estrictas del mundo, incluso con el apoyo de las Fuerzas Armadas y con campos de concentración obligatorios donde las personas que dan positivo deben permanecer contra su voluntad por 15 días.

En este contexto, los residentes de Melbourne, la ciudad más populosa del país, estallaron en protestas este sábado y se enfrentaron violentamente contra la Policía que decidió reprimir ferozmente a los manifestantes.

La Policía de Victoria dijo que había realizado 218 arrestos y que 6 oficiales fueron hospitalizados durante una serie de altercados. La policía dijo en un comunicado que la mayoría de los “4.000 manifestantes estimados vinieron con la violencia en mente“.

Sin embargo, en los videos se ve muy claro que fueron los policías quienes, bajo ordenes de aplacar la marcha, empezaron a arrojar gas pimienta y a encerrar a los manifestantes, lo cual desencadenó en violencia. Además, eran muchos más que 4.000 presentes en la marcha.

Se vio a personas de todas las edades caminando por las calles, gritando por “libertad” mientras la Policía los arrinconaban con tácticas que involucraban elementos contundentes y gas pimienta.

La Policía a caballo se alineó para bloquear la marcha, que parecía comenzar en Russell Street y unirse a otros grupos más chicos. Allí fue donde empezó el caos.

Las protestas de Melbourne se llevaron a cabo después de que el primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, anunciara que el estricto cierre en Melbourne se extendería a todo el Estado tras un informe de 77 nuevos casos de coronavirus del día viernes.

Se desplegaron más de 700 policías victorianos adicionales a los que ya están patrullando las calles diariamente en una ciudad que está completamente militarizada, para contener la protesta.

Dos policías sufrieron fracturas de nariz. Un oficial fue hospitalizado con un pulgar roto y otros sufrieron una conmoción cerebral. Cada uno de los 218 manifestantes arrestados será multado con 5.452 dólares australianos por violar las órdenes de salud pública. La policía también emitió 236 multas adicionales por violencia y dijo que se esperaba que tres personas enfrentaran cargos por agredir a la policía.

“Se llevarán a cabo más investigaciones sobre los delitos cometidos durante la protesta, incluido el asalto de numerosos agentes de policía y el uso de bengalas”, aseguraron las autoridades.

Seguir Leyendo

Trending