Conecte con nosotros

Hong Kong

Mientras los medios miran a EE.UU., China consolida su control en Hong Kong en medio de una guerra civil

Mientras los ojos del mundo están puestos en EEUU, la situación en Hong Kong está en un punto crítico. El gobierno que responde directamente a China está reprimiendo brutalmente a los manifestantes pro-democracia y se avecinan los primeros pasos de una guerra civil en la ciudad.

Publicado

en

En medio del show mediático montado en EEUU por la creciente delincuencia y saqueos, las manifestaciones Hong Kong están en un punto crítico. 

Frente al avance de China sobre la autonomía de Hong Kong, miles de personas se han manifestado en la ciudad, donde la policía, que ahora se encuentra bajo órdenes del gobierno chino, ha reprimido brutalmente a la gente que pedía la defensa de sus libertades. 

La jefa del gobierno de Hong Kong (cargo asignado por China), Carrie Lam, ha dejado de responder a los pedidos de la población, y estas últimas semanas ha dejado de ocultar o disfrazar su afinidad al gobierno de Beijing y ha acatado sus órdenes de manera directa.

China aprovechó la distracción de las principales potencias del mundo con la pandemia de COVID-19 para finalmente cumplir uno de sus sueños más preciados; incorporar a la prospera y libre ciudad de Hong Kong a su territorio nacional.

Debido a un pacto firmado entre el Reino Unido y el Partido Comunista Chino, Hong Kong sería entregada a China para el año 2047; esto lo hizo el gobierno británico con la esperanza de que para entonces China haya avanzado hacia una democracia liberal o por lo menos a una federación como Rusia. No pudieron estar más equivocados, y desde entonces el gobierno chino no deja pasar oportunidad para avanzar sobre la ciudad autónoma.

La semana pasada, el Congreso Popular de China pasó una ley por unanimidad que legislará sobre el territorio hongkonés, y obligará a esta pequeña ciudad a acatar las leyes de seguridad de China. Según el gobierno de Trump, la implementación de esta ley marcará el fin de la autonomía de Hong Kong, 27 años antes de lo pactado.

Pocos medios hablan de esto ya que desde la aprobación de la ley, Estados Unidos ha sido el centro de atención con las protestas violentas impulsadas por grupos comunistas como Antifa.

Ad

Desde que comenzaron las manifestaciones contra el avance de China sobre la autonomía de Hong Kong, decenas de estudiantes tanto universitarios como escolares han sido arrestados por la policía local; con hasta niños de 12 años detenidos. 

Se calcula que por día cerca de 400 personas son detenidas y la violencia policial es moneda corriente, que ya se ha cobrado unas cuantas vidas en la última semana.

La brutal represión que están llevando a cabo las fuerzas de seguridad contra los manifestantes pacíficos está “respaldada” juridicamente por la prohibición de reuniones de más de 8 personas por el confinamiento, demostrando como se utiliza el coronavirus con fines políticos, tal vez el plan de China todo este tiempo.

Además, hoy se tomó la decisión ejecutiva de extender por dos semanas más el confinamiento, el cual expiraba esta semana.

Por otro lado, Carrie Lam acusó a los gobiernos extranjeros de reaccionar a los planes de Beijing con un “doble rasero”, señalando principalmente a la situación de Estados Unidos. 

“Están muy preocupados por su propia seguridad nacional, pero a nuestra (China) seguridad nacional… la miran con cristales tintados”.

Luego de las medidas y declaraciones de los EE.UU. en contra del accionar chino, estos amenazaron al país norteamericano bajo el argumento de que está tomando represalias por “problemas internos e intereses nacionales chinos”.

Ad

Zhao Lijiang, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, afirmó falazmente y con un claro objetivo político y opresor que:

“Hong Kong es parte de China, las medidas estadounidenses interfieren gravemente con los asuntos internos de China, dañan las relaciones entre Estados Unidos y China y perjudican a ambas partes. China se opone a todo esto con firmeza”.

Toda esta situación pone también contra las cuerdas al sistema judicial de Hong Kong, que acatando a la nueva ley China, en un futuro cercano tendrá que enviar a sus juzgados un ‘poco’ menos transparentes a muchos manifestantes. Esto era lo que quería el Partido Comunista hace mucho tiempo; poder extraditar a cualquier detractor de la dictadura a sus campos de concentración en el interior de China. Bajo la actual legislación de Hong Kong, un hongkones solo puede ser juzgado en las cortes de Hong Kong, sin importar si el crimen cometido fue destinado contra otro país.

Desde ya que por las protestas y el sin fin de detenidos, hoy los tribunales de Hong Kong están colapsados y con esperas interminables.

El gobierno de Carrie Lam además ha prohibido por primera vez en 31 años la vigilia del 4 de junio, donde se recuerda el aniversario de la represión china de Tiananmen de 1989. 

A pesar de que los grupos pro-democrcia expresaron su fuerte rechazo a esta prohibición, el gobierno argumenta que la cancelación se debe a las restricciones para el distanciamiento social, algo muy poco creíble.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Hong Kong

El diario anti-comunista de Hong Kong Apple Daily cierra luego de que China arrestara a sus principales directivos

Publicado

en

El diario pro-democracia anti-comunista hongkonés publicará esta noche su último ejemplar luego de 26 años de operaciones, luego de que China avance sobre la libertad de prensa de la Ciudad y arreste a sus principales directivos.

El diario pro-democracia anti-comunista más popular de Hong Kong, el Apple Daily, anunció que este jueves publicarán su último ejemplar y cerrarán sus puertas para siempre, luego de que las autoridades chinas arrestaran a sus principales editores y congelaran los activos de la compañía.

La Compañía agradece a nuestros lectores por su apoyo leal a nuestros periodistas, personal y anunciantes, por su compromiso durante los últimos 26 años”, expresó en un comunicado el directorio de la empresa matriz Next Digital Ltd., que preside Jimmy Lai, el magnate de derecha que dirigía el diario. 

El lunes, la compañía dijo que cerraría las operaciones del periódico si la dictadura china continuaba bloqueando el acceso a sus cuentas bancarias luego de los arrestos de altos editores y ejecutivos.  

Apple Daily defendió al movimiento de protestas anti-China en la ciudad en 2019, cuando la dictadura comunista quería imponer su dominación sobre la ciudad, a pesar de que el Acuerdo Sino-Británico prohibía cualquier intervención a Hong Kong hasta 2047.

Esto lo terminó haciendo en 2020, cuando el mundo entero estaba sumido en la pandemia, y tanto Estados Unidos como el Reino Unido no quisieron intervenir. La desaparición del periódico es la mayor señal hasta ahora de la represión de China a la libertad de expresión desde su avance sobre la soberanía de la ciudad, sumada a la represión de la libertad política, luego de que cerrara la Legislatura, y la represión social, luego de que instale la Policía Popular China en Hong Kong.

La sede del periódico Apple Daily en Hong Kong.

La semana pasada, las autoridades chinas arrestaron a los 3 principales editores de Apple Daily, a decenas de sus columnistas y a 2 ejecutivos de Next Digital, luego de que unos 500 agentes de la dictadura allanaran las oficinas de la compañía en Hong Kong.

El martes, la jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, que responde a los intereses de China, defendió los arrestos y dijo que la ley de seguridad nacional que el Partido Comunista Chino impuso hace ya un año debería actuar como disuasivo para otros medios de comunicación.  

No se puede decir que nuestras acciones socavan la libertad de prensa sólo porque la organización sospechosa es una organización periodística y las personas sospechosas son ejecutivos de una organización periodística“, dijo Lam a los periodistas.

Carrie Lam, la jefa de gobierno hongkonés con el dictador chino Xi Jinping.

Seguir Leyendo

Hong Kong

China avanza sobre la autonomía de Hong Kong mientras todos están distraídos por el COVID-19

Mientras todo el mundo está distraído con el COVID-19, el gobierno chino avanza sobre la autonomía de Hong Kong, ante enormes protestas en las calles. El canciller estadounidense Mike Pompeo anunció que oficialmente la ciudad está bajo el control del régimen comunista chino.

Publicado

en

Por

Desde que comenzó la pandemia, China ha aprovechado que las principales potencias están con problemas internos y ha dado un gran paso en su objetivo de someter a Hong Kong

El pasado viernes se aprobó un borrador de ley para para “prevenir, detener y sancionar” cualquier acto de “traición, secesión, sedición, subversión” y otros comportamientos que pongan en peligro la seguridad nacional en Hong Kong.

Frente a esta decisión unilateral de China sobre Hong Kong, decenas de miles de personas del bloque pro-democracia han respondido invadiendo las calles y mostrando la enorme unidad del pueblo contra el gobierno comunista, inclusive con la incipiente pandemia de coronavirus. El principal argumento que se utiliza es la defensa del principio “un país dos sistemas” que rige desde 1997.

Para entender de dónde viene este conflicto, debemos remontarnos a la ‘Declaración Conjunta Sino-Británica’ firmada en 1984 y ratificada por la ONU en 1985. Esta Declaración, junto con la resolución británica de traspaso de soberanía de 1997, dictan que Hong Kong es una ciudad autónoma e independiente y China no puede ejercer soberanía sobre esta ciudad-Estado hasta 2047, año en el que Hong Kong podrá ser anexada legalmente. Este pacto fue realizado por la primer ministra británica Margaret Thatcher y el entonces presidente Deng Xiaoping, cuando entonces Occidente estimaba que en 50 años China sería un país capitalista y con una democracia liberal como la que tiene Hong Kong. La realidad por ahora viene siendo muy distinta.

Desde que Xi Jinping está en el poder, China se ha mostrado muy interesada en avanzar sobre la autonomía de Hong Kong mucho antes del cumplimiento del plazo establecido, y hasta ha logrado representación en el Parlamento hongkonés.

Ad

Desde Beijing, el canciller Wang Yi declaró a NBC que “esta ley es imperativa” luego de que las protestas en Hong Kong el año pasado “pusieron seriamente en peligro la seguridad nacional de China”

Se espera que la ley se apruebe este jueves en la Asamblea Nacional Popular china. La ley permitirá que agencias de inteligencia de China se establezcan en Hong Kong, y se proceda con la construcción de una base militar en el seno de la ciudad asiática.

La policía anti-disturbios, que responde a intereses chinos, ya está reprimiendo las concentraciones con gases lacrimógenos, gas pimienta y cañones de agua, aunque no pudieron evitar que los manifestantes tomen control de barrios como Causeway Bay y Wan Chai.

Según las fuerzas de seguridad locales, ninguna manifestación se ha autorizado el domingo y “la policía desplegará a los efectivos necesarios en los lugares apropiados, actuará con determinación para mantener el orden público y procederá a las detenciones que corresponda”.

Ad

Sin escrúpulos, el comandante del Ejército Popular de Liberación adscrito a Hong Kong, Chen Dao Xiang, advirtió a los manifestantes que tiene a 10.000 soldados preparados para defender la soberanía china en la ciudad y defender los intereses chinos.

La comunidad internacional todavía no ha tomado una postura firme frente a esta situación, pero EE.UU. está considerando una gran cantidad de sanciones a China, como imponer control en las transacciones por medio del Departamento del Tesoro  y congelar los activos de los funcionarios y las empresas chinas, como así restringir las visas de miembros del gobierno chino.

En el día de hoy, además, el canciller de los Estados Unidos, le ha reportado al Congreso que dadas las circunstancias, Hong Kong no es más autónoma y que China ha tomado control de la ciudad.


Actualización: en una enorme demostración de autoritarismo, el Congreso de China aprobó una ley a las 4 a.m. del día jueves 28 de mayo que podrá entrar en efecto tan rápido como julio o agosto y permite la implementación de la ley de seguridad china en territorio hongkonés.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Hong Kong

China concreta el fin de la doctrina “un país, dos sistemas” en Hong Kong: el Poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo ya están bajo control del Partido Comunista

China se termina de hacer con el control de los tres poderes en Hong tras la expulsión masiva de toda la oposición pro-democracia por una resolución del PCCh donde se otorgó poderes a las autoridades locales para expulsar a cualquier legislador “que amenace la seguridad nacional”

Publicado

en

Por

La semana pasada, cuatro diputados pro-democracia de Hong Kong fueron expulsados del Parlamento y destituidos de sus bancas tras una resolución tomada unilateralmente por el Partido Comunista Chino (PCCh), donde se les otorga a las autoridades locales el poder de descalificar políticos por ser una “amenaza para la seguridad nacional”.

Sin necesidad de acudir a la justicia, que ahora también está dirigida por personas afines al PCCh, el gobierno hongkonés publicó en un comunicado que los cuatro legisladores en cuestión “perderán de inmediato su título de diputado”.

Cabe recordar que Hong Kong, a pesar de ser una ciudad autónoma impoluta del dominio comunista, fue invadida este año por China, quien aprovechó la crisis del coronavirus para avanzar sobre la próspera ciudad costera. Con una ley que se aprovechaba de un vacío legal que dejó la Constitución hongkonesa, las Fuerzas de Seguridad chinas entraron a la ciudad y comenzaron a anexarla a su territorio.

Con esta medida y en señal de protesta, toda la oposición democrática renunció a sus escaños en la Legislatura de Hong Kong, concluyendo el proceso iniciado por el PCCh a mediados de este año para anexar de manera total este enclave financiero.

Los ex legisladores Alvin Yeung Ngok-kiu, Kwok Ka-ki, Kenneth Leung y Dennis Kwok  después de que fueron descalificados de su cargo. REUTERS/Tyrone Siu

Ad

Hong Kong fue entregada por Gran Bretaña a China en 1997 en un acuerdo donde esta ciudad debería ser totalmente autónoma del poder central chino por 50 años. Por casi dos décadas las autoridades chinas respetaron el acuerdo, hasta la llegada de Xi Jinping al poder.

Desde 2012, los planes expansionistas de Xi comenzaron a tomar efecto: múltiples recursos legales fueron presentados para empezar a poner un pie dentro de Hong Kong, a pesar de que faltaban varias décadas para que finalice el acuerdo.

Pero este año Xi impulsó una fuerte escalada en el conflicto, y de manera totalmente impune, con un Estados Unidos atado de manos por la elección y un Reino Unido acéfalo por la crisis del coronavirus, se hicieron con los poderes Ejecutivo y Judicial de Hong Kong y, ahora finalmente, con el Poder Legislativo .

Claudia Mo, una de las líderes del grupo pro-democracia, y ahora ex legisladora, explicó: No sé si era lo mejor que podíamos hacer, pero no nos dejaron alternativa. Está bien perder, pero no está bien renunciar. Y nosotros no estamos renunciando, se trata de un repliegue táctico. Vamos a volver“.

El pueblo hongkonés está agotado tras un año entero de pelear contra la represión policial en las calles, en plena pandemia del coronavirus, por lo que esta última toma de poder ni siquiera fue respondida con masivas protestas, como sí ocurrió en los últimos meses. Con las medidas restrictivas por el coronavirus, el gobierno local, ahora lacayo de China, se asegura poder instrumentar un profundo gobierno policial.

Claudia definió que “no podemos esperar que dos millones de hongkoneses vuelvan a tomar las calles en un futuro próximo, de ninguna manera. Y la lucha legislativa también terminó. Ya no tenía más sentido que estuviéramos allí y nos usaran para decir que teníamos un sistema democrático”.

Ad

El fin de la doctrina “un país, dos sistemas”

Este acto sin dudas marca el fin de la doctrina de “un país, dos sistemas” lanzada por el entonces presidente Deng Xiaoping, padre de la modernización china, para que los enclaves colonialistas de Hong Kong y Macao volvieran a formar parte del territorio nacional sin comprometer sus sistemas capitalistas y de democracia liberal.

En esta doctrina, estaba contemplado que dentro de la República Popular China coexistan sistemas económicos y políticos diferentes a lo largo de todo el país, manteniendo un sistema económico capitalista y con elecciones libres y democráticas en ciertas regiones del país, en paralelo con el sistema comunista y unipartidista que rige en el resto de China.

Pero Xi Jinping vio como esta doctrina exponía las graves falencias del comunismo chino. El desarrollo industrial, la entrada de inversiones y la mejora en la calidad de vida fue enormemente desproporcionado entre ambos sistemas, en una inclinación muy favorable para el capitalismo y liberalismo.

El acuerdo firmado en 1997 con Gran Bretaña debía permanecer vigente hasta el 2047. Xi Jinping y el PCCh decidieron borrarlo con 27 años de anticipación, y ante el silencio de cientos de países. Los únicos gobiernos que se han mostrado abiertamente opositores al expansionismo chino han sido EE.UU. bajo el liderazgo de Trump (podría cambiar si asume Joe Biden la presidencia), Taiwán, Japón, Australia e India.


Por Nicolás Promanzio, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending