Seguinos en redes

Bangladesh

Por qué toda Bangladesh es hincha de Argentina: Maradona, Las Malvinas y unas reformas que abrieron el país al mundo

Publicado

en

Las imágenes de los bangladesíes y su locura por la ‘Albiceleste’ recorren el mundo, pero pocos conocen realmente el trasfondo de este fanatismo que comienza con Maradona y la Guerra de las Malvinas.

El triunfo del miércoles contra México se celebró con toda la pasión de una hinchada que la pasó mal en el debut de la Selección contra Arabia Saudita. Con goles de Lionel Messi y Enzo Fernández, Argentina se volvió a encaminar en el grupo C del Mundial de Qatar, y las imágenes de las celebraciones se viralizaron en redes sociales.

Sin embargo, no todos los videos provinieron de las calles de Argentina o de Qatar, si no que hubo un país que celebró con casi la misma intensidad el triunfo: Bangladesh.

Muchos argentinos se sorprendieron con la efusiva celebración que se registró en Dacca y en otras ciudades bangladesis, donde cientos de miles de personas inundaron las calles con la camiseta y banderas argentinas.

El origen del fanatismo de Bangladesh por Argentina

Aunque muchos se enteran por primera vez, los bangladesíes hinchan por el Seleccionado argentino desde 1986, cuando el mejor de toda la historia, Diego Maradona, le metió dos goles a Inglaterra y los eliminó en cuartos de final, en un Mundial que los argentinos terminarían celebrando.

Pero el amor y la idolatría por Argentina viene desde antes. Por lo menos desde la Guerra de las Malvinas, cuando los bangladesíes vieron cómo un país con un poderío militar considerablemente menor se animaba a dar batalla contra el Reino Unido.

Lo que ocurre es que Bangladesh mantiene prácticamente como una política de estado su enemistad contra los ingleses, gracias a un episodio histórico que se reminta a 1942, cuando se produjo la famosa “Batalla de Singapur“.

En plena Segunda Guerra Mundial, de la mano de Winston Churchill, el Reino Unido cortó los suministros al pueblo de Bangladesh, que por aquél entonces era parte de Pakistán, aunque se ubicaban del otro lado de la India. Los ingleses creían que los bangladesíes colaborarían con Japón en su disputa por este territorio.

Ese bloqueo provocó la “Hambruna de Bengala” de 1943, uno de los desastres humanitarios más grandes de la historia, y para siempre los habitantes de ese territorio, que se independizaron en 1971, juraron su odio a Inglaterra.

El territorio que se convertiría en 1971 en Bangladesh, era parte de Pakistán durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la década del 80, bajo la la dictadura del Lt. Hussain Muhammad Ershad, el país atravesó un boom económico, con privatizaciones, apertura comercial al mundo e inversiones de todo el mundo.

Esto llevó a que por primera vez muchos bangladesíes puedan comprar su primera televisión, y pudieron por primera vez sintonizar en gran escala el Mundial de México de 1986. Allí vieron a un Diego Maradona abrirse camino contra todos, pero especialmente contra su tan odiado Inglaterra, por lo que su fanatismo por Argentina no hizo más que crecer.

Recientemente ocurrió lo mismo con Lionel Messi, ya que Bangladesh atravesó otro boom económico, esta vez a partir del 2009, con la llegada al poder de la dictadora Sheikh Hasina, quien volvió a aplicar medidas de apertura comercial.

Hinchas bengalesis en Qatar.

Para los bangladesíes, que este Mundial se haya llevado a cabo en Qatar resultó una bendición. Miles de indios y bangladesíes se pudieron trasladar a Doha, debido a la cercanía con su país y a la relativa bonanza económica que viven en los últimos años.

Prácticamente todos dijeron presente en el estadio Lusail para ver los dos primeros compromisos del equipo de Lionel Scaloni. En las calles, los bengalíes son mayoría, y casi todos ellos hinchan por la Selección Argentina.

Pero la misma efusividad se expresó en Bangladesh. El gobierno puso pantallas gigantes en las plazas, que se llenaron, e incluso una conductora de la televisión local que presentó el resumen del partido lo hizo con la casaca argentina.

Durante el encuentro, se viralizaron videos de celebraciones en todo el país con cada gol. Con casi nueve horas más que en Buenos Aires, el cierre del partido ante el equipo de Martino los encontró cerca de la 1 de la madrugada, pero eso no les generó ningún tipo de problema, y según se vio en las redes sociales del país, arrancaron con los banderazos y los festejos en las calles, que se extendieron hasta pasadas las 3 de la mañana.

Es por eso que en Twitter Bangladesh se volvió tendencia y se llenó de mensajes de argentinos agradeciendo por el amor al seleccionado nacional. “Son las 3 de la mañana en Bangladesh y salieron a festejar a la calle, de verdad los amo muchísimo“, escribió un usuario en Twitter. Otros pidieron que el equipo organice un amistoso cuánto antes en aquellas tierras a modo de agradecimiento.

Tendencias