Seguinos en redes

Asia

Japón y Estados Unidos realizan maniobras militares amenazando el avance de China y Rusia en el Pacífico

Publicado

en

Detrás del telón del conflicto en Kiev, descansan varios dilemas en el Pacífico que despiertan disputas y tensión diplomático-militar en el bloque occidental frente a Rusia y China.

Desde el lanzamiento de la ofensiva rusa en Ucrania, Moscú ha reforzado sus actividades militares en las costas norteñas de Japón, reavivando así, una disputa que data ya de las épocas soviéticas en torno a las islas Kuriles. En este contexto, Estados Unidos y Japón lanzan nuevas maniobras militares en la región.

En una declaración ante el Parlamento, Kishida dijo que “estas islas son japonesas y Rusia las viene ocupando ilegalmente desde 1945, y quiere hacer lo mismo con Ucrania“. Sus comentarios, lejos de ser diplomáticos, parecieron más un llamado a recuperarlas por la fuerza.

Por otro lado, las amenazas hacia el archipiélago nipón se extienden más allá del amago ruso. Ya desde comienzos de 2022, Beijing ha tenido sus desencuentros con Occidente en la región asiática. En una supuesta respuesta a las pruebas en conjunto entre Tokio y Washington, China llegó a enviar 39 aviones militares a la zona de defensa aérea (ADIZ) de Taiwán, según El País.

Tales movimientos militares, cobran aún más significancia para Japón, si se considera la cercanía de Taiwán con las Islas Senkaku. Hablamos aquí de territorios que arrastran disputas de derecho internacional de la época de la dinastía Qing, respaldados a su vez, por fuertes sentimientos nacionalistas desde ambas partes.

Aunque las tentativas de un avance chino en las islas han tenido potencial varias veces en las últimas décadas, el escenario en Kiev realza las alarmas. Japón teme que Rusia y China se pongan de acuerdo para reorganizar las fronteras de Asia Pacífico, y que Estados Unidos no haga nada por defenderlos.

Geopolítica de Japón, entre el crisantemo y la katana - El Orden Mundial -  EOM

Si bien Tokio ha sostenido sus sanciones hacia Rusia en el marco de las Naciones Unidas, y hasta ha llegado a dar soporte energético a la Unión Europea mediante sus envíos de GNL, el carácter de las respuestas se ha enervado. Las recientes maniobras anfibias han sido las primeras a gran escala entre Washington y Tokio desde que comenzó el conflicto.

Estos eventos exigen una mirada hacia el acercamiento entre China y Rusia en el marco de la invasión de Ucrania. En contraste a su comportamiento en la región, China ha tomado una postura y espíritu reconstructor ante la guerra.

El portavoz de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, llegó a afirmar la imparcialidad de China ante el asunto. Aunque, en cuestión de días el Ministerio de Relaciones Exteriores depositó la culpa de la guerra en manos de la OTAN, especialmente en las de Washington.

No sólo desde Beijing se ha reafirmado la “solidez” de sus relaciones, si no que Moscú ha acudido al apoyo militar chino en Ucrania, aunque Beijing no ha emitido respuestas oficiales todavía.

Por lo tanto, la necesidad de Japón y Estados Unidos de responder a la altura de las amenazas chinas y rusas se vuelve aún más imperiosa si el acercamiento entre estos gigantes continúa.

Un factor que marcará una diferencia será la renovada postura de Corea del Sur tras la elección de Yoon Suk-yeol como nuevo mandatario. En campaña dijo que va a pedirle formalmente a Estados Unidos que despliegue bombas nucleares en territorio surcoreano, una política que Bill Clinton abolió en los 90s luego de firmar una desescalada nuclear con Rusia y China. El rumbo que plantea Yoon supone reforzar ese nexo, por ejemplo reanudando las pruebas militares en conjunto entre Seúl y Washington.


Por Abril Trankels, para La Derecha Diario.

Bangladesh

Por qué toda Bangladesh es hincha de Argentina: Maradona, Las Malvinas y unas reformas que abrieron el país al mundo

Publicado

en

Las imágenes de los bangladesíes y su locura por la ‘Albiceleste’ recorren el mundo, pero pocos conocen realmente el trasfondo de este fanatismo que comienza con Maradona y la Guerra de las Malvinas.

El triunfo del miércoles contra México se celebró con toda la pasión de una hinchada que la pasó mal en el debut de la Selección contra Arabia Saudita. Con goles de Lionel Messi y Enzo Fernández, Argentina se volvió a encaminar en el grupo C del Mundial de Qatar, y las imágenes de las celebraciones se viralizaron en redes sociales.

Sin embargo, no todos los videos provinieron de las calles de Argentina o de Qatar, si no que hubo un país que celebró con casi la misma intensidad el triunfo: Bangladesh.

Muchos argentinos se sorprendieron con la efusiva celebración que se registró en Dacca y en otras ciudades bangladesis, donde cientos de miles de personas inundaron las calles con la camiseta y banderas argentinas.

El origen del fanatismo de Bangladesh por Argentina

Aunque muchos se enteran por primera vez, los bangladesíes hinchan por el Seleccionado argentino desde 1986, cuando el mejor de toda la historia, Diego Maradona, le metió dos goles a Inglaterra y los eliminó en cuartos de final, en un Mundial que los argentinos terminarían celebrando.

Pero el amor y la idolatría por Argentina viene desde antes. Por lo menos desde la Guerra de las Malvinas, cuando los bangladesíes vieron cómo un país con un poderío militar considerablemente menor se animaba a dar batalla contra el Reino Unido.

Lo que ocurre es que Bangladesh mantiene prácticamente como una política de estado su enemistad contra los ingleses, gracias a un episodio histórico que se reminta a 1942, cuando se produjo la famosa “Batalla de Singapur“.

En plena Segunda Guerra Mundial, de la mano de Winston Churchill, el Reino Unido cortó los suministros al pueblo de Bangladesh, que por aquél entonces era parte de Pakistán, aunque se ubicaban del otro lado de la India. Los ingleses creían que los bangladesíes colaborarían con Japón en su disputa por este territorio.

Ese bloqueo provocó la “Hambruna de Bengala” de 1943, uno de los desastres humanitarios más grandes de la historia, y para siempre los habitantes de ese territorio, que se independizaron en 1971, juraron su odio a Inglaterra.

El territorio que se convertiría en 1971 en Bangladesh, era parte de Pakistán durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la década del 80, bajo la la dictadura del Lt. Hussain Muhammad Ershad, el país atravesó un boom económico, con privatizaciones, apertura comercial al mundo e inversiones de todo el mundo.

Esto llevó a que por primera vez muchos bangladesíes puedan comprar su primera televisión, y pudieron por primera vez sintonizar en gran escala el Mundial de México de 1986. Allí vieron a un Diego Maradona abrirse camino contra todos, pero especialmente contra su tan odiado Inglaterra, por lo que su fanatismo por Argentina no hizo más que crecer.

Recientemente ocurrió lo mismo con Lionel Messi, ya que Bangladesh atravesó otro boom económico, esta vez a partir del 2009, con la llegada al poder de la dictadora Sheikh Hasina, quien volvió a aplicar medidas de apertura comercial.

Hinchas bengalesis en Qatar.

Para los bangladesíes, que este Mundial se haya llevado a cabo en Qatar resultó una bendición. Miles de indios y bangladesíes se pudieron trasladar a Doha, debido a la cercanía con su país y a la relativa bonanza económica que viven en los últimos años.

Prácticamente todos dijeron presente en el estadio Lusail para ver los dos primeros compromisos del equipo de Lionel Scaloni. En las calles, los bengalíes son mayoría, y casi todos ellos hinchan por la Selección Argentina.

Pero la misma efusividad se expresó en Bangladesh. El gobierno puso pantallas gigantes en las plazas, que se llenaron, e incluso una conductora de la televisión local que presentó el resumen del partido lo hizo con la casaca argentina.

Durante el encuentro, se viralizaron videos de celebraciones en todo el país con cada gol. Con casi nueve horas más que en Buenos Aires, el cierre del partido ante el equipo de Martino los encontró cerca de la 1 de la madrugada, pero eso no les generó ningún tipo de problema, y según se vio en las redes sociales del país, arrancaron con los banderazos y los festejos en las calles, que se extendieron hasta pasadas las 3 de la mañana.

Es por eso que en Twitter Bangladesh se volvió tendencia y se llenó de mensajes de argentinos agradeciendo por el amor al seleccionado nacional. “Son las 3 de la mañana en Bangladesh y salieron a festejar a la calle, de verdad los amo muchísimo“, escribió un usuario en Twitter. Otros pidieron que el equipo organice un amistoso cuánto antes en aquellas tierras a modo de agradecimiento.

Seguir Leyendo

Asia

Análisis: El sudeste asiático entre la espada de China y la pared de los Estados Unidos

Publicado

en

Tras la celebración de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y la Cumbre de Asia Oriental, el sudeste asiático fue protagonista en la previa del G20 tomando posición entre el expansionismo chino y la contención estadounidense.

Este domingo finalizó la 40° y 41° cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), celebrada durante 4 días en Camboya. La ASEAN es una organización intergubernamental que va rumbo a convertirse en la cuarta economía del mundo en los próximos años y cuenta ya con más de 700 millones de habitantes.

La ASEAN está compuesta actualmente por Indonesia, Vietnam, Tailandia, Singapur, Filipinas, Myanmar, Malasia, Laos, Camboya y Brunéi. En esta cumbre además se acordó la admisión de Timor Oriental como el undécimo miembro de la organización.

Si bien la cumbre se viralizó por el furcio de Joe Biden, confundiéndose “Camboya” con “Colombia”, el evento en sí fue uno de los más importantes de los últimos años, ya que puso a los países del Sudeste Asiático en una difícil disyuntiva entre Estados Unidos y China.

Mapa de países miembros de la ASEAN

El primer ministro de Camboya y mandatario anfitrión, Hun Sen, declaró que, durante los cuatro días de duración, se aprobaron y señalaron un total de 70 documentos finales y declaraciones que abracan los pilares del ASEAN, refrendando también varios marcos de cooperación con sus socios de diálogo.

Destacó en la cumbre la intervención del presidente de Indonesia Joko Widodo, nuevo presidente de la organización, quien prometió que iba a impedir que el sudeste asiático se convierta en el frente de una nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China. Aseguró que la región no se convertirá en una herramienta de ninguna potencia.

Para Widodo, la región debe ser dignificada y “defender los valores de la humanidad y democracia. […] La ASEAN debe convertirse en una región pacífica y ancla de la estabilidad global, defender de manera consistente el derecho internacional y no ser una herramienta para ninguna potencia. […] ASEAN no debe dejar que la dinámica geopolítica actual traiga una nueva Guerra Fría a nuestra región”.

Otro aspecto destacado fue el caso de Myanmar, que, a pesar de ser parte de la organización, ningún representante de la junta militar fue invitado por su falta de compromiso para resolver la crisis que vive el país tras el golpe de Estado de 2021, una condición que pidió el gobierno de Biden para asistir al evento.

Silla vacía de Myanmar

Joe Biden convirtió a la ASEAN en socio estratégico

El presidente de Estados Unidos estuvo presente en ambas cumbres. En la ASEAN, amplió el día sábado las relaciones con la organización a “asociación estratégica integral”, prometiendo ayudas millonarias al bloque y el objetivo de contener el crecimiento de la influencia de China en el sudeste asiático.

“La ASEAN está en el centro de la estrategia de mi Administración en el Indo-Pacífico y continuamos fortaleciendo nuestro compromiso” expresó el mandatario estadounidense. Además, propuso cooperación para afrontar desafíos relacionados a la seguridad alimentaria, el cambio climático y las amenazas a la seguridad, en búsqueda de una región “libre, abierta y prospera”.

Si bien Biden ha entregado fuertemente la soberanía de los Estados Unidos a la de China, deshaciendo muchas de las políticas de Trump que contenían la gigante asiático, la disputa geopolítica entre los dos países por el control del Pacífico sigue intacta.

Biden quiere afirmar la influencia norteamericana en el Sudeste Asiático, mientras que China naturalmente quiere mantener a estos países como sus satélites, tanto políticos como comerciales. En el medio, estos países son destruidos internamente por grietas artificiales creadas desde Washington y Beijing, con el objetivo de imponer gobiernos afines que cambien la balanza en la ASEAN.

A la par de la ASEAN se celebró la Cumbre de Asia Oriental, que contó con la participación del canciller ruso, Serguéi Lavrov. El funcionario confirmó la ausencia de consenso para publicar un documento por la situación en Ucrania: “No hubo acuerdo. Estados Unidos y sus aliados insisten en incluir un lenguaje inaceptable en relación a la situación en Ucrania”.

La Cumbre de Asia Oriental contó también con la presencia de Biden y los representantes de China, India, Japón y Corea del Sur, Nueva Zelanda y Australia.

Biden se reunió ese mismo día con el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, para abordar la cooperación en el Indo-Pacífico y la amenaza de las pruebas balísticas de Corea del Norte, aunque sin avances en este aspecto.

Por otro lado, a la vez de la cumbre Estados Unidos realizaba ejercicios navales con sus socios del grupo conocido como QUAD (Australia, India y Japón) en el Mar de Filipinas, al este de Taiwán. Mientras tanto, China envió 36 cazas ligeros y bombarderos cerca de Taiwán.

Seguir Leyendo

Corea del Norte

Corea del Norte dispara 23 misiles nuevos sobre Corea del Sur, con impactos sin precedentes en la costa del país

Publicado

en

En una escalada histórica del conflicto entre las dos Coreas, el régimen comunista impactó dentro de la plataforma marítima de Corea del Sur por primera vez desde la Guerra.

Las sirenas de ataque aéreo sonaron en una isla de Corea del Sur y los residentes fueron evacuados a refugios subterráneos después de que Corea del Norte disparara 23 misiles el miércoles por la mañana en lo que asegura que solo son ensayos militares.

Al menos uno cayó extremadamente cerca de la costa surcoreana, reavivando el tenso enfrentamiento por la frontera marítima entre los dos rivales. Corea del Sur respondió rápidamente lanzando sus propios misiles, que también sobrevolaron las costas del régimen comunista e impactaron en el agua.

En un comunicado, el ejército de Corea del Sur confirmó que su vecino del norte lanzó al menos 23 misiles a lo largo del día, disparando a las 17.00 horas y a las 18.00 horas en sus costas este y oeste

El presidente de Corea del Sur, el derechista Yoon Suk-yeol, prometió una “respuesta rápida y firme” a Corea del Norte, refiriéndose a los movimientos agresivos como “invasión territorial“. El flamante presidente surcoreano había prometido en campaña que no aceptaría más estas provocaciones de Pyongyang como su antecesor.

El presidente Yoon Suk-yeol señaló que la provocación de Corea del Norte hoy fue un acto efectivo de invasión territorial por un misil que invadió la NLL por primera vez desde la división de las dos Coreas“, dijo la oficina de Yoon en un comunicado.

Es un ataque sin precedentes: es la primera vez en 80 años que un misil balístico de Corea del Norte aterriza en las aguas costeras de Corea del Sur desde que se dividió la península. Previamente, todos los ensayos misilísticos del régimen comunista impactaban en el borde de la plataforma marítima de la República coreana.

El ejército de Corea del Sur señaló que las armas disparadas por Corea del Norte eran todos misiles balísticos de corto alcance y misiles tierra-aire, y agregó que Corea del Norte también disparó al menos 100 proyectiles de artillería en la Línea Fronteriza del Norte (NLL), un este Zona de amortiguamiento marítimo que Corea del Sur creó hace cuatro años para reducir las tensiones entre los dos países. 

El lanzamiento de los misiles balísticos resultó en la emisión de advertencias de ataque aéreo por parte de Corea del Sur, y los residentes de las islas de la zona huyeron inmediatamente a refugios subterráneos. El Ministerio de Transporte de Corea del Sur tuvo que cerrar las rutas aéreas sobre sus aguas orientales por el día.

Los aviones de Corea del Sur dispararon tres misiles aire-tierra hacia los mares del norte, dentro de su plataforma marítima, a través de la frontera de NLL en respuesta a los lanzamientos de Corea del Norte, también una respuesta sin precedentes por parte del país democrático.

A pesar de haber firmado la paz entre las dos Coreas durante el gobierno de Donald Trump, lo cual había llevado al fin de los lanzamientos de misiles del régimen comunista, desde la llegada de Biden a la Casa Blanca se cayeron todos los acuerdos y Kim Jong-Un reanudó sus provocaciones.

En octubre, Kim había anunciado oficialmente la intención de Corea del Norte de empazar a planificar el uso de ojivas nucleares en sus misiles balísiticos intercontinentales, que podrían alcanzar no solamente a Corea del Sur y Japón, pero a Europa y Estados Unidos.

Seguir Leyendo

Tendencias