Seguinos en redes

Asia

Putin celebró su Foro Económico en Rusia: Las claves del nuevo orden multipolar

Publicado

en

China y Rusia han presentado su visión de la configuración del sistema internacional en el 7º Foro Económico Oriental, condenando el accionar de las elites occidentales y remarcando su visión del mundo actual y futuro.

Bajó el título “En el Camino Hacia un Mundo Multipolar”, se desarrolló el 7º Foro Económico Oriental (EEF por sus siglas en inglés) en Vladivostok, Rusia, considerado la versión rusa del Foro Económico de Davos pero organizado por Putin.

Comenzó el pasado 5 de septiembre con la participación de 7.000 personas de 68 países distintos. Durante el mismo, el presidente ruso Vladimir Putin expuso por casi una hora y dejó en claro su visión del mundo actual y de la configuración multipolar que busca Rusia en el sistema internacional.

El EEF fue lanzado en 2015 y tiene como objetivo apoyar el desarrollo económico del Lejano Oriente ruso y expandir la cooperación internacional en la región de Asia y el Pacífico, despegándose de la influencia occidental. En esta ocasión, el foro internacional cobró una particular importancia ya que fue el primero durante la guerra en Ucrania, con una Rusia y China tomando el mando de la organización.

Al EEF también asistieron el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China Li Zhanshu; el primer ministro armenio Nikol Pashinyan; el primer ministro de Mongolia, Luvsannamsrai Oyun-Erdene; y el primer ministro del régimen militar de Myanmar, Min Aung Hlaing.

También participaron, pero en teleconferencia, el primer ministro de la India, Narendra Modi; el primer ministro de Malasia, Ismail Sabri Yaakob; y el primer ministro de Vietnam, Pham Minh Chinh, quienes sorprendieron abriéndose al diálogo con Putin.

Personas asisten al 7º Foro Económico Oriental (EEF, por sus siglas en inglés) en Vladivostok, Rusia, el 5 de septiembre de 2022.

Aspectos destacados del discurso de Putin

“Europa se congelará”. Bajo la apariencia de un cuento popular ruso, donde el castigo a un lobo travieso es congelarle la cola, Putin hizo una extraña referencia a Europa. Esto no lo hizo como una amenaza, sino como una declaración de hecho tras explicar los problemas de las sanciones al Nordstream 2, el suministro de gas, la desconexión del SWIFT y la congelación de activos financieros rusos en el exterior.

Economía rusa. Putin remarcó que Rusia está lidiando relativamente bien con la “agresión económica, financiera y tecnológica de occidente”. Señaló que el sistema financiero del país se ha estabilizado, la inflación está bajando y el desempleo está en mínimos históricos.

“Durante los 7 meses de enero a julio de 2022, el tráfico en los puertos rusos no ha disminuido y en algunas áreas de Rusia ha aumentado en volumen, especialmente en el Lejano Oriente ruso y Vladivostok. Mientras los puertos occidentales junto a Europa han sido sancionados, Asia ha adoptado una actitud mucho más comprensiva con Rusia” expresó el mandatario.

Economía global. El mandatario ruso atribuyó la crisis que vive la economía global a la “miopía” de las élites occidentales tras contagiarse de la “fiebre de las sanciones”. Según Putin, los líderes de Occidente dañan a sus propios pueblos por su incompetencia, y están tratando de aferrarse al poder global “mientras se les escapa de las manos”.

Para el mandatario ruso, “las naciones occidentales quieren preservar el viejo orden mundial, que solo las beneficia a ellas, para hacer que todos sigan las ‘reglas’ que ellas mismas inventaron y que regularmente rompen o cambian para su beneficio. La resistencia de otras naciones hace que las élites occidentales ‘ataquen’ y tomen decisiones arrogantes y miopes que afectan la seguridad, la política y la economía mundiales”.

Sobre los gobiernos occidentales. Putin calificó a los líderes occidentales como enemigos del interés público de sus pueblos, “los que se supone que deberían proteger”. Para él, los gobiernos de la Unión Europea son un buen ejemplo de que las élites están “distanciadas de su propio pueblo, ya que éstas decidieron desvincular sus economías de Rusia, negando a sus empresas energía asequible y acceso al mercado ruso, lo que les impide competir”.

El engaño de occidente a las naciones “pobres”. Para el presidente ruso, la crisis económica mundial va a afectar en mayor medida a las naciones vulnerables, mientras que las naciones occidentales fingen que quieren ayudar pero en realidad sostienen su centenaria cultura y experiencia de saqueo de colonias aplicada implícitamente en la actualidad.

“Rusia acordó ayudar a los barcos cargados de granos a salir de los puertos ucranianos bajo un acuerdo mediado por Turquía y la ONU en julio. Sin embargo, la mayoría de los barcos han ido a naciones de la UE en lugar de países en dificultades. Solo dos barcos de los 87 (3%) que se cargaron [en Ucrania] bajo el Programa de Alimentos de la ONU, que trabaja para brindar asistencia a los países necesitados, han ido a países en vías de desarrollo”, remarcó Putin.

Un mundo multipolar. Putin enfocó su discurso arremetiendo contra Estados Unidos, acusándolo de inventar sus propias reglas de juego a contramano de las leyes internacionales y de subordinar al reto de occidente bajo su imposición.

El mandatario ruso mencionó el artículo 51 de las Naciones Unidas, el cual proporciona solo la capacidad de autodefensa, y que Estados Unidos ha ignorado esto por décadas al atacar durante años a Irak, Libia y supervisar el bombardeo de Yugoslavia por parte de la OTAN.

Asia quiere cooperación. Oportunamente en el marco del EEF, Putin en nombre de todos los países participantes rechazó la “lógica destructiva de las sanciones” y aclaró que buscan fomentar los lazos comerciales y crecimiento económico en beneficio de su gente. “La gran ventaja competitiva y fuente de desarrollo a largo plazo es la abundancia de los países de la región Asia-Pacífico”, agregó.

Acerca de la operación militar especial en Ucrania. Putin fue claro sobre su postura en el conflicto con Ucrania: “Rusia no inició el conflicto”. Según el Kremlin, Rusia decidió usar la fuerza militar por obligación moral para el pueblo de Donbass ocho años después, tras no poder protegerlos por medios pacíficos.

“No empezamos nada en términos de acción militar. Estamos tratando de terminarlo. La acción militar se inició en 2014, luego de un golpe armado en Ucrania por parte de quienes no querían un desarrollo normal y buscaban subyugar a su propio pueblo, llevando a cabo una acción militar tras otra, y sometiendo a los ciudadanos de Donbás al genocidio durante ocho años”, concluyó.

Putin junto a funcionarios chinos.

Aspectos destacados del discurso de Li Zhanshu, presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional china

El discurso de Li se tituló “Avanzar en el Proceso de Multipolarización Mundial y Abrir un Nuevo Capítulo en la Cooperación Regional”. Para Li, “el mundo multipolar es la tendencia de la historia y la expectativa común de la comunidad internacional”.

“China apoya firmemente y promueve activamente un mundo multipolar. China está dispuesta a trabajar con Rusia y otros países de la región para profundizar la cooperación en la Franja y la Ruta, escribir un capítulo magnífico de cooperación regional en el Noreste de Asia, y hacer esfuerzos incansables para promover la construcción de una comunidad de futuro compartido de la humanidad”.

“En febrero de este año, el presidente Xi y el presidente Putin alcanzaron numerosos consensos importantes sobre la expansión de la cooperación práctica omnidireccional entre China y Rusia, además de practicar la concepción de la gobernanza global caracterizada por la codeliberación, la coedificación y el codisfrute”, indicó Li.

Además, Li expresó que China reforzará la cooperación omnidireccional con Rusia en comercio, energía, agricultura, construcción de infraestructuras, ciencia y tecnología, educación, tratamiento médico y cultura. Li remarcó que Xi ha presentado la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) y la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG) y que estas han inyectado estabilidad u energía positiva en el mundo con el aporte de la sabiduría y el plan chino para resolver los problemas de los tiempos.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario.

Taiwán

Diputados republicanos presentan una resolución para que Estados Unidos reconozca a Taiwán

Publicado

en

La Cámara de Diputados, con mayoría republicana, votará una resolución para exigirle al gobierno de Joe Biden que reconozca oficialmente la soberanía e independencia de Taiwán.

El pasado miércoles 25 de enero, un grupo de 18 republicanos de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos presentó una nueva resolución en la que le exige a la Casa Blanca que reconozca a Taiwán como un estado soberano e independiente y que reanude los lazos diplomáticos formales.

Encabezados por el republicano Tom Tiffany, de Wisconsin, se busca además que la resolución lleve al gobierno norteamericano a establecer un acuerdo de libre comercio con el gobierno taiwanés, con sede en Taipéi.

De esta manera, los republicanos presionan a Biden para dar un apoyo claro y conciso a Taiwán, que está al borde de la invasión por parte de las fuerzas del Partido Comunista Chino, quien busca hace décadas reunificar China pero esta vez bajo la bandera roja de la hoz y el martillo.

De los 18 co-patrocinadores, uno de ellos es Michelle Steel de California, una coreana-americana quien recientemente fue nombrada para integrar el nuevo Comité Selecto de la Cámara sobre Competencia Estratégica entre los Estados Unidos y China, creado por los republicanos para implementar medidas que frenen la hegemonía que ha tenido el gigante asiático en los últimos años.

Michelle Steel, nacida en Corea del Sur y Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos desde 2023

Repaso a la historia reciente de Taiwán

Taiwán mantiene su independencia desde 1949, cuando el comunista Mao Zedong tomó el poder en Beijing por la fuerza después de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno republicano del Kuomintang, dirigido por el presidente Chiang Kai-shek. Esto llevó a que los principales funcionarios, aliados de Estados Unidos, se escaparan a la isla desde donde reclaman todavía al día de hoy la legítima soberanía sobre la China continental.

Estados Unidos defendió enérgicamente la independencia de Taiwán y reconoció su soberanía desde 1949 hasta la década de los 70’. Hasta ese entonces, el gobierno de Taipéi ocupaba la silla del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de China y tenía amplio reconocimiento internacional.

Durante los 70, la política exterior China dejó de enfocarse a en Estados Unidos como su principal competidor estratégico y puso su foco en la Unión Soviética, por lo que pasó a tener un enemigo compartido con Estados Unidos. Eso generó que eventualmente, el demócrata Jimmy Carter firme un tratado para reconocer el principio de “una sola china”, dejando de considerar a Taiwán oficialmente como país soberano.

Afortunadamente, todos los siguientes gobiernos de Estados Unidos nunca dejaron de defender extraoficialmente la soberanía de Taiwán, y China nunca se ha animado a invadir directamente la isla por el riesgo de una reacción norteamericana. En otras palabras, Taiwán se mantiene independiente gracias a la disuasión que genera tener de aliado una potencia nuclear.

A pesar de esto, desde hace meses que las Fuerzas Armadas del Partido Comunista, irónicamente llamadas Ejército Popular de la Liberación, no han parado de violar el espacio aéreo y marítimo de Taiwán.

Esto, además de desgastar a la población de la isla, ha encendido las alarmas en la región. Japón, Estados Unidos y los principales aliados en el Pacífico ya siguen la situación de cerca, con el despliegue de la VII Flota americana en el Estrecho de Taiwán y el refuerzo militar en Corea del Sur, Filipinas y Japón.

Evolución del reconocimiento internacional de Taiwán como Estado soberano e independiente. En (azul) los países que apoyan a Taiwán, en (rojo) los que apoyan a China.

En una entrevista con el medio taiwanés The Epoch Times, el congresista Tom Tiffany asegura que la nación republicana en las costas de China permanece como uno de los mayores aliados de Estados Unidos y que llegó la hora de reconocer una “realidad negada por el gobierno“.

“Es hora de cambiar el statu quo y reconocer la realidad negada por el gobierno de los Estados Unidos durante décadas: Taiwán es una nación independiente“, aseguró. “Como nuestro socio valioso y de larga data, el reconocimiento correcto de la independencia de Taiwán de la China comunista hace mucho tiempo que se debe reconocer”.

Todo indica que la resolución será aprobada, debido a que tras el triunfo en las elecciones de noviembre, los republicanos dominan la Cámara de Representantes. Sin embargo, sin el apoyo del Senado esto solo podría hacerse en forma Resolución de la Cámara en lugar de un proyecto de ley, y no es vinculante.

La medida solo reflejaría el sentimiento del 118º Congreso de los EE.UU. y una recomendación política para la administración Biden, pero el mandatario demócrata no estaría obligado a hacerlo. De todos modos, el impacto simbólico igualmente sería muy fuerte.

A comienzos de esta semana se anunció que se espera que el nuevo presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy, visite Taipéi en abril para discutir las relaciones bilaterales y los temas de interés mutuo con la administración de la presidente Tsai Ing-Wen.

Cabe recordar que lo mismo hizo la anterior presidente de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, pero lo hizo a las apuradas, desesperada por mostrarse dura contra China de cara a las elecciones del año pasado. Para bajar las tensiones, Pelosi dio una entrevista desde Taipéi diciendo que apoyaba la reunificación con China, un papelón internacional sin precedentes. Restará por ver cómo McCarthy maneja la misma situación.

Seguir Leyendo

Japón

Japón duplica su gasto militar y empieza una carrera armamentística con China con apoyo de Estados Unidos

Publicado

en

Tras años de presiones militares de China sobre el sur de Japón, el gobierno japonés duplicará el presupuesto para defensa y permitirá a Estados Unidos desplegar una nueva unidad móvil de los Marines en la militarizada isla de Okinawa.

En un contexto regional de alta complejidad y la preocupación por la escalada militar de China, los ensayos de misiles de Corea del Norte y la disputa por las Islas Kuriles con Rusia, Japón se afianza como aliado estadounidense en el Pacífico y comienza a tomar medidas serias por su seguridad nacional.

El pasado mes de diciembre, el Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida, anunció su intención de duplicar los gastos de defensa del 1% al 2% del PIB, lo que significaría elevar los fondos destinados a las Fuerzas de Autodefensa a más de 300.000 millones de dólares. Para dar una referencia. esta inversión de Japón en Defensa equivale aproximadamente al 75% del PIB de Argentina.

Según expertos militares japoneses, en la actualidad la capacidad militar aérea y marítima de China es alrededor del 70% de la de Estados Unidos. Sin embargo, las fuerzas estadounidenses están desplegadas en todo el mundo, mientras que las de China están prácticamente todas en el Pacífico.

Esto hace que en el este de Asia la balanza se incline a favor de China en una proporción de 7 a 5, por lo que ahora Japón busca complementar a Estados Unidos con los 2 restantes, con una masiva expansión del gasto militar.

El alineamiento de los intereses de Japón en el Pacífico con los de Estados Unidos se revelan en la fuerte y vigente alianza de ambos países frente a sus enemigos comunes. En este escenario, la alta importancia geopolítica nipona entra en juego.

En el sur de Japón, la militarizada isla de Okinawa juega un papel clave en la contención china en la región. En esta isla, Estados Unidos anunció a comienzos de año el despliegue de una nueva unidad móvil de los Marines.

Estados Unidos desplegará una nueva unidad móvil de la Infantería de Marina en la isla de Okinawa, en el sur de Japón, en un intento por responder mejor a las crecientes amenazas lideradas por China“, dijo el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin.

Esto sucede mientras China mantiene una gran cantidad de agentes operando en Okinawa, fomentando ideas nacionalistas y buscando abrir una brecha entre los aliados japoneses y norteamericanos, utilizando las mismas tácticas que Rusia en el Donbás y Crimea.

La ubicación de la isla de Okinawa tiene una altísima importancia geopolítica.
Militarización de la isla de Okinawa.

En Japón existe el la preocupación de que una posible ofensiva y desembarco chino en Taiwán también involucre la ocupación de las fuerzas armadas chinas de las Islas Senkaku, situadas en el extremo suroccidental de Japón y disputadas con China y Taiwán.

En este caso, la posición norteamericana está clara y el secretario de Defensa de Estados Unidos reafirmó el jueves 12 de enero que el artículo 5 del tratado de seguridad mutua entre Estados Unidos y Japón se aplica a las Islas Senkaku.

Este artículo compromete a los Estados Unidos a defender a Japón si es atacado por un tercero, por lo que involucraría legal y políticamente a las fuerzas armadas norteamericanas a intervenir en el posible conflicto armado.

Las islas Senkaku están cerca de Taiwán, de Okinawa, China y Japón.

Esa misma semana se celebró una cumbre en Washington entre Joe Biden y Fumio Kishida, los mandatarios de Estados Unidos y Japón.

En el comunicado conjunto que lanzaron después de la reunión, se opusieron a cualquier intento unilateral de cambiar el statu quo por la fuerza, como también acordaron fortalecer su potencial individual y colectivo.

Según el comunicado emitido el pasado viernes 13 de enero, las regiones de los océanos Índico y Pacífico ahora “enfrentan desafíos crecientes, desde las acciones de China incompatibles con los principios del orden internacional basado en reglas hasta las provocaciones de Corea del Norte”.

Seguir Leyendo

Economía

“Bazuca Monetaria”: Japón tiene la inflación más alta en 30 años mientras el Banco Central profundiza la emisión

Publicado

en

El presidente de la autoridad monetaria, Haruhiko Kuroda, anunció para la sorpresa de los mercados que no habrá una suba de las tasas a pesar de la escalada de los precios, y ratificó una nueva expansión monetaria.

El Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón confirmó que el Índice de Precios al Consumidor registró una escalada mensual del 0,3% en diciembre de 2022, por lo que la inflación interanual alcanzó el 4%, un número bajo respecto al resto del mundo pero es el más alto en los últimos 33 años para el país asiático, históricamente deflacionario.

Las alarmas también sonaron porque los alimentos tuvieron una suba por encima del nivel general de precios, y escalaron un 7% interanual en diciembre. La última vez que se observó un episodio inflacionario semejante sobre los alimentos fue en el año 1991. 

Asimismo, los precios mayoristas lideraron la escalada de aumentos por encima del mercado minorista, y registraron una suba interanual de hasta el 10,2% en diciembre del año pasado, la cifra más elevada observada desde diciembre de 1980. Todos los segmentos del mercado sugieren que la inflación de Japón adquiere dimensiones históricamente elevadas. 

En Japón todos los ojos apuntan a una sola persona, el presidente del Banco Central de Japón (BOJ), Haruhiko Kuroda, quien tiene total independencia en sus políticas monetarias, y desde el inicio de la pandemia ha lanzado un programa bautizado informalmente como la “Bazuca Kuroda” o “Bazuca Monetaria”, por los masivos niveles de emisión.

Todos creían a fin del 2022 que Kuroda subiría la tasas de interés, para desincentivar el consumo y empezar a promover el ahorro nuevamente, una medida clásica para contener la escalada inflacionaria.

Sin embargo, sorprendió a los mercados con sus anuncios: La autoridad monetaria no modificará la tasa de interés fijada en el -0,1% nominal anual, y persistirá con el programa para seguir expandiendo los medios de pago en el país

La tasa de corto plazo fijada en el terreno negativo también afecta a las tasas pautadas para la totalidad del sistema financiero japonés, desalentando el ahorro en moneda local. Por ejemplo, la tasa promedio para depósitos fluctúa entre el -0,1 y -0,2%, y la tasa de préstamos interbancarios se acerca al 0%. Todo esto mientras los precios aumentan a razón de 4% por año, por lo que no existe ninguna razón financiera en Japón actualmente para que la ciudadanía no gaste todos sus ingresos. 

El BOJ seguirá expandiendo la oferta monetaria y abandonará la corrección sobre su hoja de balance. Los mercados muestran cierto nivel de preocupación por la falta de decisiones correctivas frente a la inflación más extrema de las últimas 3 décadas

De hecho, la inflación interanual ya duplica la meta del 2% que fija el BOJ acorde a sus preferencias entre actividad y estabilidad. Hasta 2022, la “Bazuca Monetaria” había aumentado la inflación pero siempre manteniéndose por debajo de las metas anuales, pero este año la superó por el 100%.

El escenario actual es muy diferente al que se observó en los últimos años. Las expectativas inflacionarias a 12 meses relevadas por el propio BOJ ascendieron al 2,7% en diciembre de 2022, nuevamente superando el target objetivo de la política monetaria. Las expectativas se desanclaron por encima de la respuesta que pretendía generar el Banco Central y ahora Japón corre el riesgo de caer en una brutal espiral inflacionaria.

Los mercados interpretaron la señal del BOJ como una respuesta demasiado permisiva e irresponsable, por lo que la bolsa japonesa, el Nikkei 225 cayó un 2,5%, y la tasa de los bonos a 10 años saltó casi 25 puntos básicos tras los anuncios de Kuroda que no se subirían las tasas. 

Seguir Leyendo

Tendencias