Seguinos en redes

China

China autoriza el uso de una vacuna experimental contra el coronavirus en militares

El régimen chino autorizó la aplicación de una vacuna experimental contra el coronavirus en militares, desarrollada por la empresa china CanSino Biologics. La vacuna todavía está en fase 2 y no sería de uso universal pero ha tenido buenos resultados.

Publicado

en

Mientras los laboratorios del mundo entero compiten para encontrar una vacuna para el coronavirus, detectado por primera vez a finales de 2019 en Wuhan, China, que ya infectó a más de 10 millones de personas y provocó más de 500.000 muertes, el régimen chino ya ha comenzado a vacunar a sus soldados con un prototipo experimental conocido como Ad5-nCoV, desarrollada por la empresa china CanSino Biologics.

De las 17 vacunas actualmente en proceso de ensayos clínicos (es decir, aquellas que están siendo actualmente probadas en humanos), cerca de la mitad están siendo desarrolladas por institutos chinos, según reveló recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

CanSino Biologics es una de estas 17 empresas mencionadas y actualmente colabora con la Academia Militar de Ciencias Médicas de China. Esta compañía fue creada en 2009 en Tianjin y se centra principalmente en el desarrollo y producción de vacunas. En marzo del pasado año, se convirtió en la primera compañía fabricante de vacunas de China en cotizar en la bolsa de Hong Kong.

Un equipo dirigido por Chen Wei, investigador de dicha Academia, descubrió el primer anticuerpo monoclonal neutralizante y eficiente. 

La vacuna recombinante del vector de adenovirus, desarrollada por el equipo de Chen, había sido la primera del mundo en entrar en la fase 2 de ensayos clínicos. Sin embargo, todavía no se han publicado los resultados completos de los ensayos en esa fase.

Ad

Desde CanSino Biologics han comunicado que el Ejército ha recibido el visto bueno de la Comisión Militar Central para que se pueda empezar a inyectar a los soldados con esta “vacuna recombinante” (Ad5-nCoV) después de que los “ensayos clínicos demostraran que era segura y algo eficiente“. 

“Los datos de los ensayos clínicos demostraron un buen perfil de seguridad y niveles elevados de respuesta inmunitaria humoral y celular”, se felicitó la compañía en un comunicado en la bolsa de Hong Kong.
Como siempre, toda la información que provenga de Beijing debe ser tomada con mucho cuidado ya que hubo casos en el pasado donde fue muy falsa.
Los ensayos en fase 1, cuyos resultados se publicaron el pasado 13 de junio, mostraron que muchas personas presentan inmunidad preexistente al adenovirus que se usa como columna vertebral de esta vacuna, lo que evitaría que esta sea una vacuna universal. 

Ad

“Los resultados continuos de las pruebas muestran que la vacuna Ad5-nCoV tiene potencial para prevenir enfermedades causadas por el SARS-CoV-2”, aseguró CanSino Biologics.   

El uso de este inyectable ha sido aprobado únicamente para su “uso interno en el Ejército” y su alcance “no puede ampliarse” sin la aprobación de las autoridades militares y de nuevas pruebas.

Habitualmente, el período para que un inyectable de este tipo pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de por lo menos 12 a 18 meses, esto se debe a que cuando culminan las investigaciones y se prepara “la base” de la vacuna, entra en un largo período de pruebas en laboratorio in vitro y luego en animales y humanos.
Cuando se superan todas las pruebas de la “fase 0” en animales, se procede con las pruebas en humanos en tres fases:
  • Fase 1: se prueba en grupos de entre 20 y 100 personas saludables. El estudio se centra en confirmar que no haya amenazas para la salud, que sea efectiva y se determina cuál es la dosis adecuada.
  • Fase 2: se prueba en grupos de varios cientos de personas. Aquí se evalúan los efectos secundarios más comunes en el corto plazo y cómo reacciona el sistema inmune a la vacuna.
  • Fase 3: se prueba en grupos de varios miles de voluntarios. Aquí se compara cómo evolucionan las personas que fueron vacunadas respecto a las que no y se decide si se aprueba para la comercialización o no.
Una vez que supera las tres fases, las autoridades sanitarias de cada país le ponen su aprobación y las empresas de esos países obtienen las licencias para iniciar su fabricación y comercialización, proceso que puede tardar unos 3 meses más.

Estados Unidos avisó que ni bien salga la vacuna de la fase 3, comenzarán a comercializarla, acelerando al máximo su fabricación.

Por el contrario, China ha acelerado el proceso total permitiendo que se lleven a cabo pruebas en las tres fases en simultáneo. 
Esto en teoría podría cortar a la mitad su período de prueba, aunque es extremadamente perjudicial para las personas sometidas a los experimentos y la CDC norteamericana advirtió que no hacer las pruebas de manera secuencial puede brindar resultados desfavorables.
China ha estado haciendo enormes avances, pero comprometiendo varios pasos del proceso de testeo que pueden causar una no-aprobación de las autoridades occidentales. 
Tanto Estados Unidos, Alemania, Francia e Israel han anunciado grandes avances en los últimos meses y parece que los desarrollos de las vacunas estarían cerca de entrar o ya entraron en fase 3. Sin embargo, son pocas las probabilidades de que haya personas que se puedan vacunar antes de 2021.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

China

China: el eterno confinamiento estricto

Publicado

en

La dictadura del Partido Comunista Chino no ha cedido con el confinamiento y hace dormir a ciudadanos en las calles por perder los PCR y negarles el acceso a sus apartamentos en sus QR, tras más de 1.000 días desde el comienzo de la pandemia.

Tras 1.000 días de confinamiento, numerosos informes se han viralizado de ciudadanos que tienen que dormir en las calles de Shenzhen porque perdieron las pruebas de PCR y los códigos QR que se muestran en rojo les impidieron ingresar a su apartamento.

Según los videos que verifican la situación e informes difundidos el día 6 de septiembre, los ciudadanos de Shenzhen, China, se han visto obligados a dormir en la calle después de que sus códigos QR impidieran la entrada a sus apartamentos.

La situación es una clara muestra del caos que se vive en China, particularmente en las ciudades de mayor población como Shenzhen que cuenta que 12.6 millones de habitantes, debido a las extremas medidas de control sanitario impuestas por el régimen de Xi Jinping.

Muchos videos han aparecido en las redes sociales como WeChat (el “WhatsApp chino”) y Weibo (el “Twitter chino”), donde se pueden ver constantemente choques entre ciudadanos y las policías locales cuando intentan detenerlos o llevarlos a confinamiento si poseen síntomas de Covid.

China implementa hace meses la política de “Covid Cero”, que implica que la detección de un solo caso ya es suficiente para que el régimen declare el estado de emergencia y someta a una parte (o toda) la ciudad bajo la cuarentena más estricta, en una violación total a la libertad de las personas.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo

China

Brutal golpe al petrodólar: China dejará de usar dólares o euros para pagar por el gas y el petróleo ruso

Publicado

en

La empresa estatal rusa Gazprom anunció un acuerdo con empresas chinas para aplicar el pago del suministro de gas a través de yuanes o rublos, y dejando afuera al dólar y al euro. Rusia profundiza sus políticas para desacoplarse de Occidente.

Se produce un nuevo golpe para el dólar en las transacciones internacionales. La empresa energética Gazprom, cuyo accionista mayoritario es el Estado ruso, decidió firmar un acuerdo con Corporación Nacional de Petróleo de China para efectuar transacciones por el suministro de gas y petróleo en yuanes o en rublos, y de esta manera abandonando el uso del dólar o incluso el euro a estos fines.

A su vez, la provisión de gas ruso tendrá en consideración un precio preferencial y por debajo del que hasta ahora se percibía en algunos países occidentales, a fin de garantizar los incentivos para el respeto del acuerdo a través del tiempo.

China aumentará considerablemente su posición dentro de la cartera comercial de Rusia, un lugar que hasta ahora no tenía a causa de la participación de la Unión Europea y Estados Unidos dentro del comercio bilateral.

También se estudia la posibilidad de construir un nuevo gasoducto para suministrar una mayor cantidad de gas ruso a través de Mongolia. Se propone transportar hasta 50.000 millones de metros cúbicos de gas natural cada año.

“Estamos discutiendo la posible realización de un gran proyecto de infraestructura, es decir, el suministro de gas ruso a China a través de Mongolia” anunció el presidente Putin.

Las medidas cambiarias se producen tan solo días después de que Gazprom anunciara oficialmente la interrupción total del suministro de gas a Europa. El gasoducto Nord Stream quedó completamente inutilizado a estos propósitos, y el Gobierno de Vladimir Putin amenaza con detener también el suministro de petróleo.

La mayor cantidad de transacciones internacionales denominadas en rublos, así como la adopción de un tipo de cambio fijo y convertible con la onza de oro, estabilizaron la relación entre la oferta y la demanda de dinero en Rusia.

La paridad cambiaria del dólar en el mercado ruso registró una cotización récord de hasta 103 rublos por dólar en marzo de 2022, pero para junio el tipo de cambio se ubicó en los 57 rublos por dólar y es incluso inferior a lo que se registraba en febrero.

La inflación de Rusia, que alcanzó un pico máximo de 7,6% mensual en marzo, cayó al 1,6% en abril, 0,1% en mayo y a partir de junio comenzó a registrarse deflación de precios. La inflación interanual cayó del 17,8% en marzo al 15,1% en julio, y el relevamiento de expectativas inflacionarias disminuyó del 18% al 12% en el mismo período. 

Seguir Leyendo

China

Crisis en China: El Banco Central vuelve a bajar la tasa de interés en un intento desesperado por evitar la recesión

Publicado

en

El resultado decepcionante de los principales indicadores de corto plazo para el gigante asiático provocó una rápida reacción del Banco Popular de China, que produjo una rebaja en el tipo de interés de corto plazo por segunda vez en el año.

La economía de China muestra cada vez más signos de agotamiento. El índice de producción industrial, el principal motor del crecimiento del país, creció un 0,38% en el mes de julio y solamente un 2,7% en comparación al mismo mes del año pasado.

Antes de la pandemia mundial en 2020, China registraba tasas de crecimiento interanual superiores al 6%, aunque con una tendencia declinante año tras año desde 2008. Los resultados correspondientes a julio fueron inferiores a las perspectivas de los analistas de mercado.

Las ventas minoristas reales crecieron un 0,27% en julio según la serie desestacionalizada del indicador, y con esta marca no pudieron compensar las fuertes caídas producidas entre febrero y marzo. Solamente desde enero las ventas minoristas acumularon una caída del 2,3%, y la tendencia suavizada de crecimiento se paralizó.

Ante los devastadores resultados de julio y la inminente desaceleración, el Banco Popular de China decidió rebajar ligeramente la tasa de interés de corto plazo del 3,7% al 3,65%, en contramano de lo que ocurre en casi todas las economías del mundo.

Es la segunda vez en el año que la autoridad monetaria del régimen comunista decide flexibilizar su política monetaria. La primera rebaja se produjo en febrero, cuando el tipo de interés caía del 3,8% al 3,7% en medio de la política “covid cero” del dictador Xi Jinping. También se había permitido otra rebaja hacia el último mes del año 2021.

La autoridad monetaria flexibilizó, además, otras tasas de interés para préstamos a más largo plazo. Se anunció una rebaja de 15 puntos básicos para la tasa a 5 años, pasando del 4,45% al 4,3% nominal anual. Esta última tasa es especialmente relevante para el otorgamiento de hipotecas.

Pese a los esfuerzos del Partido Comunista Chino, todas las estimaciones concluyen que la meta de crecimiento para fin de año encontrará un rotundo fracaso. Goldman Sachs estima que la economía china solamente podrá crecer hasta un 2,8% anual en 2022, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estira la proyección hasta un 3,3%.

El régimen de Xi Jinping pretendía alcanzar un mínimo de al menos 5,5% para recuperar la tendencia de crecimiento que tenía antes de la pandemia, pero esta meta parece imposible de cumplir. 

Seguir Leyendo

Tendencias