Seguinos en redes

China

China comete la mayor violación de Derechos Humanos del Siglo XXI, mientras la izquierda calla

Los uigur, la minoría musulmana que es perseguida y encerrada en “campos de reeducación” en la región china de Xinjiang, está siendo víctima de uno de los más grandes genocidios de la historia, y sin duda del Siglo XXI.

Publicado

en

Durante los últimos meses y gracias a las sanciones de EE.UU. a funcionarios chinos por este tema, la violación sistemática de los Derechos Humanos de los uigur en China se está dando a conocer en muchos medios, demostrando el inhumano accionar del régimen comunista contra su propia población.

Actualmente, el gobierno de Beijing tiene a más de 1 millón de hombres, mujeres y niños encerrados en “campos de reeducación” bajo extremo sometimiento físico y mental con el absurdo argumento de “lucha contra el extremismo religioso” y “transformación (forzosa) del pensamiento”.

A pesar de que las pocas imágenes que hay son en su mayoría propaganda anti-religiosa del PCCh para el resto del país, algunos ciudadanos han podido capturar videos donde se muestra la cruda realidad que vive esta gente. 

Algunas imágenes podrían ser comparadas a las atrocidades de la 2da Guerra Mundial. En un segmento de BBC Politics, el periodista Andrew Marr le mostró en vivo estos videos al Embajador chino en el Reino Unido, Liu Xiaoming, y el diplomático no pudo responder, balbuceando una respuesta incoherente y mintiendo con los datos.

Ad

Para comprender lo que está ocurriendo en Xinjiang debemos preguntarnos: ¿quiénes son los uigures?

Los uigures son una etnia musulmana que habita hace siglos en el noroeste de China, en la oficialmente llamada Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Esta, como también lo es Tíbet, es una región ‘autónoma’ controlada y sometida totalmente al gobierno de Beijing.

A pesar de ser una minoría en China, en algunas zonas de Xinjiang hay comunidades muy grandes de musulmanes uigur, que se ven a sí mismos como una cultura muy cercana a las naciones de Asia Central, especialmente con Kazajistán y Kirguistán, donde también habitan millones de uigures. Su vida históricamente giró en torno a la agricultura y al comercio por la Ruta de la Seda.

En 1944 se declaró la independencia de la Segunda República del Turkistán Oriental, la cual a pesar de haber sido un Estado satélite soviético y luego caer en el control de la China comunista en 1949, sigue siendo muy reivindicada por la población local.

Tras este suceso, el Gobierno central chino envió masivamente chinos a la región para poblarla y “limpiarla étnicamente” de los uigures, que pasaron de representar el 80% de la población local, a menos del 45%.

Esto se explica entre sustitución poblacional, campos de concentración, y un éxodo masivo a países limítrofes, pero todo se reduce a una palabra: genocidio.

China por su parte acusa a esta etnia de promover una campaña ‘violenta’ en pos de la independencia y de conspirar con actos terroristas y sabotear al Partido Comunista Chino. Bajo este pretexto China adoctrina a esta minoría para que rindan culto sólo al PCCh y al líder Xi Jinping.

Ad

Según estimaciones de la ONU, puesto que China no revela información oficial sobre este tema, entre 1,1 millones y 1,8 millones de uigures son explotados en más de 1300 “campos de reeducación“, donde son sometidos a trabajos forzados, torturas y maltratos inhumanos. 

En estos campos se los obliga a competir entre sí y rendir culto a la personalidad de Xi Jinping, actual dictador de China.

Además de estas atrocidades, en Xinjiang se instauró un estricto control poblacional desplomando la tasa de natalidad un 60%. Desde 2015 el límite de hijos por mujer es de 2 y muchas han sido esterilizadas en estos “campos de reeduciación” antes de llegar a este punto.

En estos meses, la cuarentena en esta provincia se mantuvo mucho más estricta que en el resto del país a pesar de que no presenta casos hace más de 100 días y dándole una excusa al gobierno de Beijing para seguir deteniendo a uigures en esta limpieza étnica que vienen proyectando.

Los medios internacionales callan ante uno de los genocidios más grandes de la historia y la izquierda recientemente comenzó a denunciar estas prácticas luego de que el Partido Demócrata estadounidense se sumara a la ley que se votó en el Congreso de EE.UU. para sancionar a China por este tema. Sin lugar a dudas, esto representa la mayor violación de los Derechos Humanos en el siglo XXI, pero a diferencias de lo ocurrido en el siglo pasado, no hay casi organizaciones que aboguen por denunciar y mostrar al mundo lo que pasa.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

China

Vuelven a caer las ventas minoristas de China mientras se profundiza la crisis inmobiliaria

Publicado

en

El comercio minorista registró una fuerte caída acumulada del 3% desde el mes de enero, y una retracción del 0,7% hacia el término de octubre. El crecimiento industrial del gigante asiático se desacelera junto con la inversión inmobiliaria y la demanda de activos fijos. 

Los objetivos de crecimiento propuestos por el régimen de Xi Jinping para el año 2022 difícilmente puedan cumplirse a la luz de los últimos datos de alta frecuencia para la economía del país. El índice desestacionalizado de las ventas minoristas registró una fuerte caída del 0,68% en el mes de octubre, el derrumbe más importante observador desde marzo.

Se observan evidentes signos de desaceleración y agotamiento del modelo económico basado en el endeudamiento doméstico. El comercio minorista acumuló una caída del 3% desde enero, y de esta forma volvió a perder la tendencia de crecimiento que mantuvo entre agosto de 2020 y febrero de este año. 

Asimismo, el shock provocado por la pandemia en enero de 2020 provocó la pérdida de la tendencia de crecimiento registrada a lo largo del año 2019, por lo que el dinamismo real de la economía china es cada vez más decepcionante. 

Crecimiento de las ventas minoristas de China desde 2019.

La industria manufacturera, otro sector con un gran peso dentro de la generación de valor bruto del país, creció un 0,33% en el mes de octubre y de esta manera desaceleró notoriamente su expansión en comparación a las variaciones de pre-pandemia. La industria china registra el crecimiento más bajo de los últimos 30 años.

Aún las cifras oficiales publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas de China confirman que la actividad inmobiliaria se desplomó un 8,8% interanual en octubre de 2022. Se trata del sector más endeudado no solo en el país asiásico sino en la economía mundial. 

El crecimiento de las inversiones en activos fijos (bienes de capital) creció un 0,12% en el mes de octubre, y desaceleró su tasa de crecimiento interanual del 6,1% en el primer trimestre al 5,8% entre enero y septiembre

En respuesta, la dictadura china presionó por un mayor impulso crediticio a partir de los bancos controlados por el Estado. Asimismo, el Banco Popular de China disminuyó la tasa de política monetaria del 3,7% al 3,65% nominal anual desde septiembre, y mantuvo esta relación sin cambios hasta la actualidad con el fin de estimular el crédito doméstico a cualquier costo. 

La tasa de interés interbancaria del país se mantiene fluctuante entre el 2,5% y el 3% nominal anual, mientras que el interés cobrado por la retención de depósitos en los bancos persiste en solamente el 0,35%. 

Seguir Leyendo

China

Históricas protestas en China: Trabajadores de la fábrica Foxconn de Apple hacen paro indefinido

Publicado

en

El Partido Comunista pierde a los obreros y operarios de fábrica. Reclaman mejores condiciones laborales, fin de la política de “COVID cero” y el pago al día de los salarios.

China atraviesa las peores protestas en 30 años, desde las manifestaciones en la Plaza de Tiananmen. En esa oportunidad fueron los estudiantes los que se rebelaron contra, pero ahora la disconformidad llegó a quienes se supone son la columna vertebral del régimen comunista: los obreros.

Trabajadores de la fábrica Foxconn, en la provincia de Zhengzhou, están en huelga desde el martes. Se trata de la fábrica más grande de China, donde la norteamericana Apple produce prácticamente todos los iPhone.

El mes pasado miles de trabajadores habían renunciado en protesta por las pésimas condiciones laborales y las medidas sanitarias por el COVID, que “hacía imposible hacer el trabajo“, según denunciaron.

Pero ahora, los trabajadores que quedaron también se unieron a las protestas, y en vez de renunciar tomaron la fábrica y se declararon en huelga hasta que el Partido Comunista derogue la política de “COVID cero” en las empresas.

En la noche del miércoles, tras una jornada de protestas, el régimen chino envió a la policía, vestidos de pies a cabeza con trajes de aislación, para reprimir brutalmente a los manifestantes. La represión no tuvo éxito, y los trabajadores decidieron replegarse a la fábrica y encerrarse allí.

Las protestas se extendieron hasta el jueves, cuando un hombre que se identificó como el secretario del Partido Comunista a cargo de los servicios comunitarios en Foxconn apareció en un video viralizado artificialmente en la plataforma Weibo instando a los manifestantes a retirarse, asegurándoles que sus demandas serían satisfechas.

El video logró que este viernes, algunos manifestantes decidieran volver a trabajar, pero otros volvieron a salir de la fábrica para continuar con las protestas. Sin embargo, esta vez las fuerzas policiales los enfrentaron con mayor violencia, y se llevaron a cientos de personas arrestadas. El Partido Comunista delcaró que la huelga había sido levantada, pero en redes sociales los manifestantes aseguran que siguen protestando y la producción todavía sigue frenada.

El estatus de China como potencia exportadora se basa en fábricas como la de Foxconn que ensamblan los productos electrónicos, juguetes y otros bienes de consumo del resto de mundo. Esto lo logran con trabajo casi esclavo, con jornadas laborales de dos turnos por persona y con pagas miserables.

Si bien estas condiciones laborales en los 80s les permitieron a los chinos capitalizarse y elevar su nivel de vida, los sueldos de obreros y operarios se mantienen estancados en la última década, y desde la llegada de Xi Jinping al poder, los líderes del Partido Comunista cada vez se llevan una mayor tajada.

Apple advirtió que las entregas del nuevo iPhone 14 se retrasarían después de que miles de trabajadores se declaran en huelga. Si bien en ningún momento se frenó completamente la producción, dado que Foxconn emplea a más de 200.000 personas y los protestantes solo lograron tomar una parte de la masiva fábrica.

Seguir Leyendo

Argentina

Un informe asegura que Argentina tiene una “alta” infiltración del Partido Comunista Chino en sus medios de comunicación

Publicado

en

El reporte de la estadounidense Freedom House clasificó a la Argentina como “sometida” y “vulnerable” a la “alta” influencia mediática del régimen comunista chino.

En un escandaloso informe publicado por la prestigiosa organización Freedom House, Argentina fue catalogada como “vulnerable” ante la influencia mediática del Partido Comunista Chino (PCCh) y su esfuerzo por infiltrar los medios argentinos fue clasificado como “alto“.

Además, la capacidad de respuesta de Argentina fue nombrada como “incapaz“, y se advirtió la enorme influencia que el PCCh ya tiene en los principales medios de comunicación en Argentina. Entre ellos PerfilÁmbito FinancieroPagina 12, BAE NegociosClarínEl Economista, El Cronistay Télam.

Argentina es uno de los países que más controlado está por China según este informe, con un puntaje de 41/85, que a pesar de parecer poco en dicha escala, lo pone al país entre los mayores influenciados del mundo. A su vez, la “resiliencia” para contrarrestar esta influencia está catalogada como “baja”, con 31/85 puntos, también, uno de los números más bajos de todos los países analizados.

Resultados clave del informe

Lo primero que destaca el informe es que Beijing parece haber aumentado de manera constante su influencia en medios de Argentina en los últimos años, renovando “acuerdos de cooperación” entre los medios estatales chinos y los medios más importantes argentinos, tanto públicos como privados.

La cooperación entre estos medios “se remonta a décadas y se realiza a través de canales de alto nivel“. Hay múltiples acuerdos vigentes entre la agencia de noticias Xinhua, los sectores de comunicación del gobierno argentino, los medios financiados con fondos públicos y los principales medios de comunicación privados.

En cuanto a las vulnerabilidades de Argentina, lo que destaca el informe es que la propiedad concentrada de los medios y la falta de regulación suficiente para garantizar transparencia y rendición de cuentas ha perjudicado el desarrollo de medios sostenibles e independientes, como La Derecha Diario. La baja experiencia periodística sobre China combinada con los continuos esfuerzos del PCCh para cooptar voces políticas y académicas influyentes han creado vulnerabilidades a la influencia de los medios chinos.

La Embajada de China en Argentina mantiene estrechos vínculos con una variedad de grupos de medios, académicos, líderes políticos y personas influyentes, habiendo publicado docenas de artículos firmados y realizado sesiones informativas con los medios para difundir las narrativas preferidas del PCCh. Los “acuerdos y el contenido resultante abarcan todo el espectro político” cita el informe, indicando que tanto medios kirchneristas como opositores han promulgado la narrativa comunista.

Situación política argentina crea “vulnerabilidades”

Sin embargo, el informe hace especial hincapié a la penetración de la propaganda china en el Partido Justicialista, y asegura que el resultado de esto ha sido la promoción de relaciones bilaterales más fuertes, que en el pasado se limitó a una relación comercial pero que en la actualidad se extiende a una dependencia política.

Los diplomáticos argentinos elogiaron regularmente los logros de China en desarrollo verde, crecimiento económico y alivio de la pobreza. Mientras que los diplomáticos chinos promovieron narrativas de solidaridad internacional contra la injerencia extranjera en asuntos internos y respaldaron los reclamos de Argentina sobre las Islas Malvinas”, asegura el reporte.

Desde la profundización de las relaciones diplomáticas entre Argentina y la República Popular China durante la gestión de Cristina Kirchner (2007-2015), el PCCh ha trabajado activamente para aumentar su influencia en el país.

En 2014, ambos países elevaron la relación bilateral al nivel de asociación estratégica integral y la Argentina ha recibido desde el 2005 hasta la fecha cerca de 17 mil millones de dólares en fondos del Estado chino. Además, las empresas chinas han anunciado proyectos de inversión en los sectores de minería, infraestructura, telecomunicaciones y energía de Argentina, todos sectores críticos.

Actualmente, la población de expatriados chinos en Argentina ronda las 200.000 personas, convirtiéndolo en el cuarto grupo migrante más grande del país. La diáspora tiene sus propios medios con contenido en chino, y son las líneas editoriales “pro-Beijing” las que dominan.

Existe también una significativa población taiwanesa en Argentina y Taiwán mantiene una fuerte presencia diplomática en el país a través de la Oficina Comercial y Cultural de Taipéi en Argentina. Además, hay medios pro-taiwaneses anti-comunistas como Bles.com, pero son eclipsados por la fuerte influencia china en el mainstream.

Esfuerzos de influencia mediática de Beijing

A través de fuertes campañas de propaganda coordinadas desde su Embajada, China ha solicitado artículos académicos, establecido relaciones con empresarios y funcionarios locales y coordinado con editoriales locales para traducir y publicar seis libros sobre el marxismo y la filosofía del Partido Comunista Chino en español enfocado en el público argentino.

Por otro lado, “los diplomáticos chinos en Argentina evitaron en gran medida los mensajes combativos contra sus enemigos como hacen en otras partes del mundi y, en cambio, se apegaron principalmente a los mensajes positivos que promovían a China como un socio fuerte para el desarrollo y la cooperación multilateral“.

Un ejemplo de este modus operandi fue la campaña mediática sobre la supuesta victoria de China sobre la pobreza extrema como un ejemplo para que Argentina solucione su problema con la pobreza endémica aplicando sus mismas recetas económicas.

Estas narrativas impulsaron los esfuerzos de la diplomacia pública china para apuntalar el apoyo a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), un acuerdo internacional que promueve China para repartir préstamos a tasas irrisorias pero destino a países que no tienen capacidad de pago, con el objetivo de sufrir un default pero quedarse con infraestructura clave en las moratorias. Argentina se unió al BRI formalmente en febrero de 2022, convirtiéndose en la economía latinoamericana más grande en hacerlo.

Qué medios están influenciados por China según Freedom House

Según una encuesta realizada por Freedom House, el número de artículos firmados y entrevistas publicadas por diplomáticos de China en medios como PerfilÁmbito FinancieroPagina 12, BAE NegociosClarínEl Economista, El Cronistay Télam se duplicó desde 2019 hasta 2020, y se triplicó entre 2020 y 2021.

En dichas notas se promovía la narrativa del Partido Comunista, tocando temas relacionados con la cooperación bilateral, la importancia del liderazgo de China en el mundo y atacando las perspectivas críticas “extranjeras” sobre la represión en Hong Kong y los derechos humanos “al estilo chino”.

El más destacado en el informe es el Grupo América, el segundo conglomerado de medios más grande de Argentina, que tiene estrechos vínculos con los medios estatales chinos. El fundador y empresario de Grupo América, José Luis Manzano, ha tenido un papel activo en los foros regionales de cooperación de medios organizados por entidades de medios estatales chinas, donde ha sido descrito como un “amigo de Beijing”.

Varias de sus publicaciones, incluidas La Capital, con sede en Rosario, y el popular diario financiero El Cronista, desde 2016 publican suplementos de “China Watch, replicados de sus versiones originales del China Daily.

Además de Grupo América, ejecutivos de los principales grupos de medios Grupo Clarín, Grupo Indalo, Grupo Perfil y Grupo Octubre también se reunieron con la Embajada de China y expresaron su interés de profundizar la cooperación con los medios estatales chinos durante el período de cobertura. El Grupo Octubre firmó un acuerdo de cooperación con la China Global Television Network (CGTN) en enero del 2021.

Dichos acuerdos de cooperación pueden tener un efecto notable en la cobertura de noticias relacionadas con China. Por ejemplo, el contenido de la Embajada domina la cobertura de China en Clarín, y puede ser difícil de distinguir de los informes de noticias regulares.

Se pueden encontrar muchas otras colaboraciones con el Partido Comunista Chino que involucran a A24, Santiago Cafiero, y el Grupo Indalo para promover una agenda de cooperación oficial entre China y la Cancillería argentina.

En cuanto a medios oficiales, la agencia de prensa estatal Xinhua mantiene una sucursal en Buenos Aires. El contenido de los medios estatales chinos está disponible en Argentina a través del Diario del Pueblo, la versión en español People’s Daily, que cuenta con información directa del portavoz del Partido Comunista Chino (PCCh), y replica información de Xinhua, China Radio International (CRI), China Global Television Network (CGTN) y la revista China Today.

El gobierno kirchnerista firmó en 2015 un acuerdo con lo que entonces era la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Cine de China (ahora Administración Estatal de Radio y Televisión).

Además, Xinhua también firmó un acuerdo de cooperación por separado con el Senado argentino para promover el intercambio cultural en los medios estatales, y en 2015, el Diario del Pueblo firmó un acuerdo de cooperación con el diario argentino La Nación.

Además, existen casos de cooperación mediática por simpatía ideológica entre la izquierda argentina y el PCCh. Por ejemplo, la Unión de Trabajadores de la Prensa de Buenos Aires (UTPBA) es miembro de la Red de Periodistas de la Franja y la Ruta (BRJN) y su secretaria general Lidia Fagale conduce el programa radial semanal Clave China, que transmite contenidos directos del Partido Comunista, en Radio Cooperativa La 770, una emisora ​​de radio marginal de izquierda.

En cuanto al ámbito político, el Departamento de Enlace Internacional del Partido Comunista Chino, que es responsable de construir lazos entre el PCCh y los partidos políticos de todo el mundo, ha desarrollado estrechos vínculos tanto con el gobernante Partido Justicialista como con el partido supuestamente de centro-derecha Propuesta Republicana (PRO).

Nota aparte: no hace mérito citar los dichos de Sabino Vaca Narvaja, embajador Argentino en China, y de Alberto Fernández, que se desviven por hablar maravillas del PCCh cada vez que les preguntan, declaraciones atadas a su desesperación por conseguir financiación de China.

En cuanto a censura: “No hubo casos informados de que la embajada china u otros agentes vinculados al estado chino intentaran censurar a periodistas en Argentina durante el período de cobertura. Sin embargo, varios medios de comunicación públicos y privados tienen vínculos estrechos con actores estatales chinos, lo que alienta a los periodistas que trabajan en estos medios a autocensurarse para mantener su acceso a beneficios profesionales, así como relaciones favorables con la embajada y sus contrapartes en los medios estatales chinos“, explica el informe.

Resiliencia y respuesta de Argentina

El informe resalta que la ley argentina garantiza la libertad de expresión, y el país despenalizó la difamación y la calumnia en 2009, lo cual frena bastante el poder de China en el país.

Además, existe la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que prohíbe que más del 30% de inversión extranjera en empresas de radiodifusión, como también el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y el Foro Argentino de Periodismo (FOPEA), que funciona como un organismo de control independiente de las libertades de prensa.

En cuanto a la resiliencia específica sobre China, existe mayor desarrollo de noticias sobre el país asiático que en el resto de Latinoamérica, pero los temas de investigación se relacionan con la economía o los negocios y “los expertos han argumentado que el país aún necesita desarrollar una gama más diversa de conocimientos sobre China, incluida la política interna china y la influencia extranjera del PCCh”.

Por el momento, los medios de comunicación independientes como La Derecha Diario han podido cubrir críticamente las inversiones y actividades chinas en Argentina sin ningún tipo de censura perceptible, aunque no hay duda que la llegada de estos diarios es menor a los que están influenciados por el Partido Comunista Chino.

Existen algunos activistas y grupos de la sociedad civil han tratado de crear conciencia sobre la influencia de los medios del PCCh y expresaron su preocupación por los riesgos potencialmente corruptores de los estrechos vínculos del gobierno actual con Beijing.

Entre ellos The Epoch Times y el mencionado Bles, fundados por practicantes del movimiento espiritual Falun Gong que está prohibido en China, mantiene una sucursal en Buenos Aires y publica informes críticos sobre el PCCh, sus abusos contra los derechos humanos y la represión transnacional.

Vulnerabilidades

Si bien el sistema argentino es resiliente, es altamento vulnerable, según el informe. El ecosistema mediático argentino está caracterizado por la concentración de grandes conglomerados de medios que, con frecuencia, favorecen a agrupaciones políticas.

Argentina carece de regulaciones efectivas que rijan la propiedad cruzada de los medios y la publicidad estatal domina el mercado publicitario en general, que se distribuye de manera desproporcionada y sin transparencia.

Investigaciones demuestran que Beijing ha priorizado el desarrollo de relaciones con comentaristas locales que brindan apoyo y legitimidad a los esfuerzos de influencia del Partido Comunista. Muchos periodistas y académicos parecen evitar temas delicados como los relacionados con los “asuntos internos” de China para mantener su acceso a financiamiento y oportunidades de investigación.

Altos funcionarios del gobierno han demostrado una preocupante tendencia a complacer a Beijing. Desde su controvertido ascenso al cargo de embajador en China en 2021, Sabino Vaca Narvaja ha sido criticado por sus fuertes elogios al PCCh y su supuesto cabildeo a favor de los intereses de las empresas chinas.

Trayectoria futura

El informe plantea una serie de áreas claves para observar en relación a la influencia de los medios de Beijing en los próximos años en Argentina, citando ejemplos que recomienda “seguir con atención”:

  • La expansión de la cooperación de los medios a través del intercambio de contenido, la coproducción o acuerdos regionales: Cita el caso Clarín y su asociación con China Media Group como ejemplo.
  • Ampliación del alcance y la influencia en redes sociales: El aumento del uso de Twitter y Facebook por medios estatales y diplomáticos chinos han hecho crecer su audiencia local. En el futuro, los investigadores también deberían hacer un seguimiento de la amplitud en que los medios de comunicación locales utilicen la propaganda de las cuentas afiliadas al PCCh como fuentes de noticias.
  • Crecimiento de actores no estatales en operaciones de influencia: En otros países, el PCCh ha aprovechado lazos encubiertos con ‘influencers’ para presentar una perspectiva más suave de la dictadura comunista, algo que se está desarrollando en Argentina y hay que hacer seguimiento.
  • Coordinación más estrecha con otras entidades de medios autoritarios: En los últimos años se ha visto una creciente alineación narrativa entre las entidades de medios estatales de países autoritarios como China, Rusia, Irán y Venezuela que ha incluido la replicación y el intercambio de desinformación y esfuerzos paralelos de propaganda para fomentar las narrativas anti occidentales.

Por Nicolás Promanzio, para La Derecha Diario.

Ver informe completo

Seguir Leyendo

Tendencias