Seguinos en redes

China

China le quiere dar clases de Derechos Humanos a Estados Unidos en la ONU

A pesar del brutal sistema genocida que ejerce el Partido Comunista Chino, la ONU le dio acceso al Consejo de Derechos Humanos a China, quien tomó la oportunidad para apuntar contra Estados Unidos y otorgarle “recomendaciones” sobre el tema.

Publicado

en

Esta semana el Representante Permanente de China ante la ONU, Ma Zhaoxu, ha dado una serie de “recomendaciones” al Gobierno estadounidense en materia de racismo, derechos, xenofobia e intervención extranjera.

China fue electa por la ONU este año para ser miembro directo del Consejo de Derechos Humanos, a partir del 1° de enero del 2021. Esta decisión cumplió un histórico pedido de la dictadura más brutal del mundo, que busca hace años limpiar su imagen a través de los organismos internacionales avalados por Occidente.

El único “pequeño” detalle de esta situación es que en China rige un sistema comunista unipartidista que viola constantemente los derechos humanos de su población, cercena las libertades civiles de sus ciudadanos y mantiene campos de concentración en todo el país para opositores y religiosos, como los más de un millón de musulmanes de la minoría uigur encerrados en ‘campos de reeducación’.

Junto con China, este año también ingresaron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU Rusia, Cuba y Pakistán, países con nulo respeto por los derechos humanos de sus ciudadanos. Con estas nuevas incorporaciones, ahora el 60% de los países miembros del Consejo no cumplen con los estándares mínimos de una democracia libre.

Ad

Por su parte, Estados Unidos, bajo la administración del Presidente Donald Trump, renunció al Consejo de Derechos Humanos en 2018 por considerar que ejercía un sesgo histórico en contra de Israel y en favor de países promotores del terrorismo.

Tras la votación, el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, expresó que “la Asamblea General de la ONU volvió a elegir países con antecedentes abominables en materia de derechos humanos. Estas elecciones sólo validan aún más la decisión de Estados Unidos de retirarse y utilizar otros lugares y oportunidades para proteger y promover los DDHH. universales“.
En un acto de inmensa hipocresía, Zhaoxu relató en frente a una cámara, con la bandera de China y de la ONU en su espalda, todas las “recomendaciones” que el Partido Comunista le quiere hacer llegar a Estados Unidos antes de su ingreso al organismo.
De entre todas las recomendaciones que dio el Representante chino, trabándose y demostrando cierto nerviosismo, las más relevantes por la hipocresía del país comunista fueron:

“Erradicar el racismo sistemático, abordar la brutalidad policial generalizada y combatir la discriminación contra los afroamericanos y asiático-estadounidenses.” 

El Partido Comunista, en la región norteña de Xinjiang, persigue activamente a la minoría musulmana uigur, en campos de concentración que recuerdan a los centros nazis o soviéticos.

La dictadura desaprueba cualquier comunidad en su país que practique una religión, y ya desde la década del ’50 lanzó “campos de reeducación” para cristianos, musulmanes y judíos, donde se los tortura y se los esteriliza para que no puedan tener hijos y seguir promoviendo sus creencias. Se estima que la población uigur bajó un 60% en China en las últimas tres décadas por este genocidio.

Aún así, China creyó sensato apuntar contra Estados Unidos por su trato con las minorías y la discriminación.

Ad

“Combatir la intolerancia religiosa cada vez más severa y los partidos xenófobos”.

China ha lanzado a través de sus medios de comunicación una masiva campaña en contra de partidos de derecha en Latinoamérica, donde su principal enemigo es Jair Bolsonaro, a quien el Global Times (diario chino) tilda constantemente de xenófobo.

“Levantar las medidas unilaterales coercitivas”

Mientras China se aprovecha del libre mercado mundial y utiliza la gran capacidad del Estado para subsidiar las exportaciones de sus empresas, le exige a Estados Unidos que se deje vencer y no dé pelea con aranceles.

“Detener la tortura en las operaciones antiterroristas y detener la intervención militar en otros países y detener la matanza de civiles”

En lo que tal vez compone uno de los reclamos más hipócritas de la historia de la política, China le exige al gobierno de Trump que pare las intervenciones militares y las matanzas de civiles. Tal vez como Joe Biden, las autoridades chinas se creyeron que en Estados Unidos sigue gobernando George Bush.
China mantiene actualmente una ocupación ilegal de Hong Kong, Nepal, 38 mil km2 de India, muchas islas del Mar del Sur de China y actualmente está planificando una invasión a Taiwán. En todos estos lugares, somete a la población local a sus extremas medidas de censura, control estatal y campos de reeducación.

“Reformar las leyes que permiten la proliferación de las armas y garantizar el derecho a la vida de las personas.”

El Partido Comunista, que llegó al poder a través de las armas y un brutal golpe de Estado al Kuomintang, le dice a Estados Unidos que revea sus políticas de armas. De todas formas, este reclamo se entiende: tal vez si China hubiera tenido una población armada y una Constitución tan liberal como la de Estados Unidos, el Partido Comunista nunca hubiera podido someter a la población como lo está haciendo hace ya 70 años.


Por Nicolás Promanzio, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

China

China: el eterno confinamiento estricto

Publicado

en

La dictadura del Partido Comunista Chino no ha cedido con el confinamiento y hace dormir a ciudadanos en las calles por perder los PCR y negarles el acceso a sus apartamentos en sus QR, tras más de 1.000 días desde el comienzo de la pandemia.

Tras 1.000 días de confinamiento, numerosos informes se han viralizado de ciudadanos que tienen que dormir en las calles de Shenzhen porque perdieron las pruebas de PCR y los códigos QR que se muestran en rojo les impidieron ingresar a su apartamento.

Según los videos que verifican la situación e informes difundidos el día 6 de septiembre, los ciudadanos de Shenzhen, China, se han visto obligados a dormir en la calle después de que sus códigos QR impidieran la entrada a sus apartamentos.

La situación es una clara muestra del caos que se vive en China, particularmente en las ciudades de mayor población como Shenzhen que cuenta que 12.6 millones de habitantes, debido a las extremas medidas de control sanitario impuestas por el régimen de Xi Jinping.

Muchos videos han aparecido en las redes sociales como WeChat (el “WhatsApp chino”) y Weibo (el “Twitter chino”), donde se pueden ver constantemente choques entre ciudadanos y las policías locales cuando intentan detenerlos o llevarlos a confinamiento si poseen síntomas de Covid.

China implementa hace meses la política de “Covid Cero”, que implica que la detección de un solo caso ya es suficiente para que el régimen declare el estado de emergencia y someta a una parte (o toda) la ciudad bajo la cuarentena más estricta, en una violación total a la libertad de las personas.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo

China

Brutal golpe al petrodólar: China dejará de usar dólares o euros para pagar por el gas y el petróleo ruso

Publicado

en

La empresa estatal rusa Gazprom anunció un acuerdo con empresas chinas para aplicar el pago del suministro de gas a través de yuanes o rublos, y dejando afuera al dólar y al euro. Rusia profundiza sus políticas para desacoplarse de Occidente.

Se produce un nuevo golpe para el dólar en las transacciones internacionales. La empresa energética Gazprom, cuyo accionista mayoritario es el Estado ruso, decidió firmar un acuerdo con Corporación Nacional de Petróleo de China para efectuar transacciones por el suministro de gas y petróleo en yuanes o en rublos, y de esta manera abandonando el uso del dólar o incluso el euro a estos fines.

A su vez, la provisión de gas ruso tendrá en consideración un precio preferencial y por debajo del que hasta ahora se percibía en algunos países occidentales, a fin de garantizar los incentivos para el respeto del acuerdo a través del tiempo.

China aumentará considerablemente su posición dentro de la cartera comercial de Rusia, un lugar que hasta ahora no tenía a causa de la participación de la Unión Europea y Estados Unidos dentro del comercio bilateral.

También se estudia la posibilidad de construir un nuevo gasoducto para suministrar una mayor cantidad de gas ruso a través de Mongolia. Se propone transportar hasta 50.000 millones de metros cúbicos de gas natural cada año.

“Estamos discutiendo la posible realización de un gran proyecto de infraestructura, es decir, el suministro de gas ruso a China a través de Mongolia” anunció el presidente Putin.

Las medidas cambiarias se producen tan solo días después de que Gazprom anunciara oficialmente la interrupción total del suministro de gas a Europa. El gasoducto Nord Stream quedó completamente inutilizado a estos propósitos, y el Gobierno de Vladimir Putin amenaza con detener también el suministro de petróleo.

La mayor cantidad de transacciones internacionales denominadas en rublos, así como la adopción de un tipo de cambio fijo y convertible con la onza de oro, estabilizaron la relación entre la oferta y la demanda de dinero en Rusia.

La paridad cambiaria del dólar en el mercado ruso registró una cotización récord de hasta 103 rublos por dólar en marzo de 2022, pero para junio el tipo de cambio se ubicó en los 57 rublos por dólar y es incluso inferior a lo que se registraba en febrero.

La inflación de Rusia, que alcanzó un pico máximo de 7,6% mensual en marzo, cayó al 1,6% en abril, 0,1% en mayo y a partir de junio comenzó a registrarse deflación de precios. La inflación interanual cayó del 17,8% en marzo al 15,1% en julio, y el relevamiento de expectativas inflacionarias disminuyó del 18% al 12% en el mismo período. 

Seguir Leyendo

China

Crisis en China: El Banco Central vuelve a bajar la tasa de interés en un intento desesperado por evitar la recesión

Publicado

en

El resultado decepcionante de los principales indicadores de corto plazo para el gigante asiático provocó una rápida reacción del Banco Popular de China, que produjo una rebaja en el tipo de interés de corto plazo por segunda vez en el año.

La economía de China muestra cada vez más signos de agotamiento. El índice de producción industrial, el principal motor del crecimiento del país, creció un 0,38% en el mes de julio y solamente un 2,7% en comparación al mismo mes del año pasado.

Antes de la pandemia mundial en 2020, China registraba tasas de crecimiento interanual superiores al 6%, aunque con una tendencia declinante año tras año desde 2008. Los resultados correspondientes a julio fueron inferiores a las perspectivas de los analistas de mercado.

Las ventas minoristas reales crecieron un 0,27% en julio según la serie desestacionalizada del indicador, y con esta marca no pudieron compensar las fuertes caídas producidas entre febrero y marzo. Solamente desde enero las ventas minoristas acumularon una caída del 2,3%, y la tendencia suavizada de crecimiento se paralizó.

Ante los devastadores resultados de julio y la inminente desaceleración, el Banco Popular de China decidió rebajar ligeramente la tasa de interés de corto plazo del 3,7% al 3,65%, en contramano de lo que ocurre en casi todas las economías del mundo.

Es la segunda vez en el año que la autoridad monetaria del régimen comunista decide flexibilizar su política monetaria. La primera rebaja se produjo en febrero, cuando el tipo de interés caía del 3,8% al 3,7% en medio de la política “covid cero” del dictador Xi Jinping. También se había permitido otra rebaja hacia el último mes del año 2021.

La autoridad monetaria flexibilizó, además, otras tasas de interés para préstamos a más largo plazo. Se anunció una rebaja de 15 puntos básicos para la tasa a 5 años, pasando del 4,45% al 4,3% nominal anual. Esta última tasa es especialmente relevante para el otorgamiento de hipotecas.

Pese a los esfuerzos del Partido Comunista Chino, todas las estimaciones concluyen que la meta de crecimiento para fin de año encontrará un rotundo fracaso. Goldman Sachs estima que la economía china solamente podrá crecer hasta un 2,8% anual en 2022, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estira la proyección hasta un 3,3%.

El régimen de Xi Jinping pretendía alcanzar un mínimo de al menos 5,5% para recuperar la tendencia de crecimiento que tenía antes de la pandemia, pero esta meta parece imposible de cumplir. 

Seguir Leyendo

Tendencias