Seguinos en redes

China

El Laboratorio de Wuhan creó ocho virus parecidos al SARS-CoV-2 en los últimos 5 años antes de la pandemia

Publicado

en

Según encontró el medio español ABC, la directora del Instituto de Virología Shi Zhengli publicó por lo menos ocho estudios de ganancia de función en virus de murciélago, con dos que exitosamente se replicaron en humanos.

Mientras el mundo entra en el tercer año de pandemia, todavía quedan muchos interrogantes sobre el origen del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19 y que mató a al menos 5 millones y medio de personas en todo el mundo desde que salió de China en los primeros días del 2020.

Si bien el régimen comunista chino y el controvertido informe de la Organización Mundial de la Salud ubicaron el origen del brote en el mercado de alimentos de Wuhan, los investigadores aún no hallaron el “huésped intermedio”, el animal desde el cual el virus saltó al hombre, ni los murciélagos que se cree son los portadores originarios del patógeno.

La falta de pruebas hizo que un creciente número de respetados especialistas pidieran investigar la posibilidad de que el virus no se haya originado naturalmente, sino que se haya fugado del Instituto de Virología de Wuhan, un laboratorio donde se almacena y experimenta con la mayor colección mundial de coronavirus de murciélago, también ubicado en el epicentro de la pandemia.

Esas sospechas se reforzaron este lunes, después que se revelara que en ese laboratorio se llegaron a crear ocho virus similares al SARS-CoV-2 desde 2015 y que al menos dos de ellos eran muy infecciosos para el ser humano, según publicó este lunes el diario español ABC.

En 2015, la viróloga china Shi Zhengli, conocida como “doctora murciélago” por sus estudios sobre los coronavirus de estos animales y quien dirige el Instituto en Wuhan, publicó un estudio sobre la técnica de ‘genética inversa’ que permite modificarle el ADN o el ARN para darle funciones que no tiene naturalmente y crear un coronavirus artificial.

Este estudio fue financiado por, entre otros, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) que dirige el Dr. Anthony Fauci, y también contó con la colaboriación de Ralph Baric, un virólogo norteamericano de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Para crear este nuevo patógeno habían utilizado la “espina dorsal’’ del virus SARS y la proteína espiga de otro coronavirus de murciélago muy parecido, llamado SHC014, que la doctora Shi Zhengli había encontrado en una cueva de Yunnan. Esa proteína es el “gancho” que permite a los virus entrar en las células e infectarlas.

Las pruebas de laboratorio con células humanas mostraron que este coronavirus artificial tenía una gran capacidad infecciosa en humanos, según un análisis publicado por MIT Reviewrevista de la prestigiosa universidad estadounidense.

La viróloga china Shi Zhengli en el laboratorio P4 de Wuhan en una foto de 2017, ampliamente considerada como la creadora del SARS-CoV-2.

Si bien el estudio tenía el fin de encontrar posibles tratamientos o vacunas contra amenazas potenciales, causó alarma en parte de la comunidad científica que alertó sobre el peligro de la creación de patógenos en laboratorio y su posible fuga. A pesar de que el estudio fue público y recibió financiamiento tanto de China como de Estados Unidos, rápidamente desapareció de los medios.

Lo que es más alarmante todavía, es que según el informe técnico, los experimentos de ganancia de función no se habían realizado en un laboratorio con seguridad BSL-3, el nivel de seguridad necesario para la contención de este tipo de virus.

En los 5 años previos a la pandemia, la doctora Shi Zhengli siguió realizando sus estudios en el Instituto de Virología de Wuhan, esta vez junto al zoólogo británico y presidente de EcoHealth Alliance Peter Daszak. Ambos trabajaron en la recolección y almacenaje de la mayor colección de coronavirus de murciélago del mundo, y llevaron a cabo por lo menos 7 experimentos más.

EcoHealth Alliance había intentado que DARPA, la agencia de desarrollo tecnológico del Ejército de Estados Unidos, le financiara estos estudios, pero el Pentágono rechazó la propuesta por la “alta peligrosidad de este tipo de experimentos”. Finalmente, Daszak cayó en el despacho de Fauci, quien le consiguió US$ 3.748.715 para “Investigar y entender el riesgo de nuevos coronavirus de murciélagos

Este dinero fue utilizado para establecer varios laboratorios en Estados Unidos y por lo menos uno en China —el Instituto de Virología de Wuhan— para este tipo de investigación.

Shi Zhengli y Daszak confirmaron que en Wuhan crearon por lo menos ocho clones del virus WIV1, un patógeno muy parecido al SARS-CoV-1, que causó de la pandemia que entre 2002 y 2003 infectó a 8.000 personas y casi se convierte en una crisis mundial como la que ocurrió en 2020.

A este virus, los científicos añadieron las espigas de nuevos coronavirus hallados en cuevas de murciélagos. Según sus propias conclusiones, al menos dos de estos nuevos patógenos resultantes “se reprodujeron muy bien en células humanas”.

A pesar de que redes sociales como Twitter o Facebook censuran este tipo de noticias, todos estos estudios están publicados y revisados por pares en la revista MIT Review. “Hemos desarrollado un método rápido y de coste efectivo para la genética inversa”, escribieron luego del segundo estudio, publicado en 2016.

Así, tres años después del cierre de mercado húmero de Wuhan el 23 de enero de 2020, el misterio sigue y nadie ha podido probar fehacientemente que el virus haya salido de un lugar o del otro.

Esto no es casual. Cuando la OMS envió un equipo de expertos a Wuhan para que investiguen el origen del coronavirus, Peter Daszak fue puesto como jefe de esta expedición. Sí: el científico acusado de conspirar con China para producir el virus fue quien dirigió la investigación al origen del virus.

Como era de esperarse, el equipo de Daszak trató de descartar la teoría de la fuga de laboratorio del virus, pero fue removido por un pedido del Comité de Salud del Senado de los Estados Unidos luego de que saliera a la luz sus vínculos con el régimen chino. Cuando el equipo trató de volver a entrar a Wuhan, ya con otro líder de equipo, China les cerró las puertas y puso fin a la investigación, que hasta el momento se mantiene como “inconclusa”.

China

En plena crisis, China pide que se levanten las sanciones contra Rusia: “No traerán paz y pueden provocar una crisis mundial”

Publicado

en

Rusia logró esquivar exitosamente las sanciones occidentales, y si bien parecía que esto beneficiaría a China, hoy el gigante asiático pide que se levanten las medidas para “salir de la crisis”.

China está al borde del colapso económico, y si bien los problemas propios del modelo chino no están tan ligados a los efectos de las sanciones a Rusia como quieren hacer creer, las recientes declaraciones del representante permanente adjunto ante la ONU, Dai Bing, dieron en el clavo.

“Las sanciones no traerán la paz y los más vulnerables sufrirán las consecuencias del impacto humanitario”, manifestó el delegado de Pekín, mientras pidió a los países occidenales que levanten todas las sanciones.

Dai sostuvo que el diálogo y las negociaciones entre las partes son la vía más “realista y viable” para lograr el alto el fuego y la paz. “La comunidad internacional debe animar a Rusia y Ucrania a volver al camino de las negociaciones y a seguir acumulando condiciones políticas para restaurar la paz“, dijo en la última sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Las sanciones no solo no traerán la paz, sino que acelerarán la expansión de la recesión, provocando una crisis alimentaria, energética y financiera por todo el mundo donde los niños, en especial, de todo el planeta, sufrirán las amargas consecuencias”, aseveró Dai.

China una vez más insta a las partes a mantener la racionalidad y actuar con moderación para una pronta resolución de la crisis en Ucrania“, enfatizó.

Parecía que las sanciones a Rusia beneficiarían al dictador Xi Jinping, ya que dejarían al gobierno de Putin a merced de la ayuda china, hoy el gigante asiático pide que se levanten las medidas para poder “salir de la crisis”, y el diario oficial del régimen comunista sentencia: “China no ha ganado nada con la guerra.

Desde el inicio del conflicto, Pekín ha llamado a buscar una solución al conflicto por la vía diplomática y se ha opuesto a todo tipo de sanciones unilaterales, pero nunca había expresado tan claramente su deseo de que sean derogadas.

Si Estados Unidos quiere realmente ayudar a desescalar la situación en Ucrania, debería dejar de echar más leña al fuego, de amenazar con sanciones o de utilizar palabras y hechos coercitivos. Debería promover la paz y las negociaciones“, manifestó por su parte el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, expresó este jueves que las sanciones impuestas a Rusia “en gran parte están provocando una crisis global“, en momentos en que varios países se enfrentan a una amenaza de hambruna.

Quiero acentuar: la culpa por esto recae en su totalidad en las élites de los países occidentales, que para mantener su dominio global están dispuestas a sacrificar al resto del mundo“, dijo.

Al mismo tiempo, subrayó que Rusia está lidiando con las sanciones “de manera segura“, gracias a una política macroeconómica “responsable” y a “soluciones sistémicas para el reforzamiento de la soberanía económica y de la seguridad tecnológica y alimentaria“.

Bajo la dirección de la monetarista Elvira Nabiúllina, el Banco Central ruso ha logrado recuperar todo el valor perdido en el rublo por la guerra, e incluso hoy la moneda nacional rusa se encuentra en una mejor posición frente al dólar que antes de la guerra.

Nabiúllina instigó a todas las empresas extranjeras que compran gas o petróleo ruso a hacerlo en rublos, lo cual generó una enorme demanda por la moneda. Además, garantizó mediante un decreto presidencial que el Banco Central entregará 5.000 rublos por cada gramo de oro, generando un respaldo en oro de la moneda, haciéndola una de las más estables del planeta.

Estas medidas, junto a un freno a la emisión monetaria, han generado una fuerte revaluación del rublo, que había caído más del 50% en los primeros días después de la invasión a Ucrania.

En síntesis, Rusia logró esquivar las sanciones occidentales, que resultaron ser un tiro en el pie para las principales potencias el mundo, que ahora tienen que enfrentar mayores precios para la energía en medio de un contexto inflacionario mundial.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

China

Tambalea la economía china y amenaza con provocar una recesión mundial

Publicado

en

China registró una contracción importante en el sector de servicios, el de mayor peso de su economía. El índice de confianza empresarial y la confianza del consumidor retrocedieron al nivel más bajo desde el año 2020.

La economía de China vuelve a registrar cifras recesivas sobre el sector de los servicios, el más dinámico y representativo de toda su estructura productiva (más del 50% del PBI y más del 40% del empleo). El índice de ventas minoristas se derrumbó casi un 2% solamente en el mes de marzo, la caída más drástica desde enero de 2020.  

En lo que va del año, las ventas minoristas en China no sólo no crecieron nada, sino que se derrumbaron un 1,2% con respecto al mes de diciembre del año pasado. El Índice de gestores de compras Caixin, que mide y cuantifica la evolución de la economía de servicios, se derrumbó violentamente en abril y cayó a los 36,2 puntos en abril, cuando en el mes de marzo llegaba a los 42 puntos.

Este indicador permite registrar que la tendencia recesiva se profundizó en el mes de abril, siendo que un puntaje por debajo de los 50 puntos refleja una contracción del nivel de actividad general.

El índice de confianza de los consumidores cayó a los 113,2 puntos del indicador, siendo el nivel más bajo registrado desde junio de 2020. La confianza empresarial corrió la misma suerte y se derrumbó al nivel más bajo desde el primer trimestre de 2020.

La dictadura comunista de Xi Jinping volvió a introducir restricciones extremas con el motivo del Covid-19, aplicando incluso una cuarentena estricta en Shanghái, la ciudad más importante de China. Esta política fue calificada por el propio dictador como “tolerancia cero contra el Covid-19”.

Aunque aún no se registra una contracción consecutiva de dos trimestres, como es requisito para hablar técnicamente de una recesión, los indicadores mensuales de actividad muestran que la economía china está en un proceso de estancamiento. Esto tendrá un fuerte impacto tanto en la demanda como en la oferta de bienes y servicios a nivel mundial.

Las importaciones chinas se mantienen en retroceso desde noviembre de 2021, acumulando una caída de US$ 24.000 millones hasta marzo. Esta tendencia se habría agudizado en el mes de abril según las estimaciones preliminares, e implica un problema importante para el sostenimiento de la demanda global.

Por otra parte, las exportaciones de China se derrumbaron en US$ 63.960 millones desde diciembre del año pasado, provocando así un shock de oferta sobre el precio de estos bienes y servicios en los distintos mercados a nivel internacional.

El impacto de una eventual recesión china sobre el comercio internacional, así como el efecto contagio sobre el mercado financiero, tiene el potencial de arrastrar a la economía mundial a una recesión similar a la de 2008

Seguir Leyendo

China

En medio de las extremas medidas por COVID, un anciano es llevado vivo a la morgue en China

Publicado

en

Ocurrió en la ciudad de Shángai, donde la dictadura comunista impuso la medida de “Covid Cero” y somete a la población a una de las cuarentenas más brutales de la historia.

Este domingo, el repudio generalizado de la población china invadió las redes sociales cuando trascendieron varios videos en los que se puede ver a empleados del régimen trasladando un cuerpo  dentro de una bolsa mortuoria y subiéndolo a un vehículo hasta la morgue más cercana. Durante el video se puede ver cómo uno de los trabajadores abre la bolsa y le dice a un compañero que el paciente aún está vivo. 

Las autoridades del distrito de Putuo (Shángai) confirmaron el incidente el lunes, luego de que los videos ya se hubieran viralizado por las principales redes sociales asiáticas, y el régimen fallara en intervenir a tiempo para censurar el video. También informaron que el paciente luego fue llevado al hospital, donde habría recibido tratamiento y que se encuentra en condición estable. 

Las autoridades distritales dijeron que fue un “error”, y aseguraron que los cuatro oficiales que intervinieron y el médico que confirmó el “deceso” fueron puestos bajo investigación y despedidos de sus cargos, junto al director del hogar de ancianos y el director de asuntos internos local. La licencia médica del doctor, cuyo apellido trascendió ser Tian, fue revocada.

El error se produce cuando la cuarentena de Shanghái entra en su quinta semana y los nuevos casos de COVID siguen siendo miles cada día, según las poco confiables estadísticas oficiales del régimen.

La situación es una clara muestra del caos que se vive en China, particularmente en la ciudad de Shángai debido a las extremas medidas de control sanitario impuestas por el régimen de Xi Jinping.

Cabe recordar que Shángai es la ciudad más grande de China, con más de 25 millones de habitantes y se encuentra bajo una cuarentena total por seis semanas debido a un aumento en los casos de contagio por Covid. 

Muchos videos han aparecido en las redes sociales como Weibo (el “Twitter chino”) y WeChat (el “WhatsApp chino”), donde se pueden ver constantemente choques entre ciudadanos y las policías locales cuando intentan detenerlos o llevarlos a confinamiento si poseen síntomas de Covid.

Por supuesto, estos videos desaparecen rápidamente, y son rescatados por valientes luchadores por la libertad de expresión, que ponen en riesgo su vida para filtrarlos a medios chinos opositores, que luego los difunden en Taiwán y Japón.

“Esto es un intento de asesinato”, escribió un usuario de Weibo que a las pocas horas fue eliminado. “La crisis de confianza en la ciudad se está agravando”, había concluido.

China comenzó a implementar hace algunas semanas la política de “Covid Cero”, que implica que la detección de un solo caso ya es suficiente para que el régimen declare el estado de emergencia y someta a una parte (o toda) la ciudad bajo la cuarentena más estricta.

Las duras restricciones y el aislamiento obligatorio al encontrarse un caso de coronavirus ha creado estragos en la ciudad, con personas que no pueden acceder a la atención médica esencial. La mayoría de las más de 400 muertes en la última ola han sido de personas mayores con problemas de salud subyacentes, que no llegan a un hospital porque no pueden abandonar fácilmente sus domicilios.

“Cuando están sometidos a una fuerte presión que viene de arriba para aplicar los objetivos de la política Cero Covid, es mucho más probable que recurran a medidas muy duras y excesivas”, sostuvo Yanzhong Huang, del Council on Foreign Relations, basado en Nueva York.

“Llevarse a la gente que es negativa al virus podría ser considerado como una estrategia preventiva”, agrega Huang, quien no descarta que podrían haber intentado asesinar a este hombre haciéndolo pasar por paciente de Covid.

Seguir Leyendo

Tendencias