Conecte con nosotros

China

La dictadura comunista china cambió la ley de control de natalidad para enfrentar la crisis demográfica: a partir de ahora las familias podrán tener hasta 3 hijos

Publicado

en

Tras el alarmante descenso en la tasa de natalidad presentado en el último censo, el Partido Comunista anunció la relajación de las medidas de planificación familiar permitiendo a sus ciudadanos tener un tercer hijo.

El régimen comunista chino anunció este lunes una relajación a los estrictos controles de natalidad que existen en el país y a partir de ahora se le permitirá a sus ciudadanos tener un tercer hijo.

Esta decisión provino de un riguroso análisis de la matriz demográfica del país por parte del Partido Comunista Chino, que entendió que la caída en la tasa de natalidad que viene desde los 90s se está convirtiendo en un gran problema para el potencial de crecimiento que pueda tener el país en las próximas décadas.

Esta medida es una respuesta directa a los resultados del censo nacional concluido el pasado 11 de mayo, en donde se reveló un envejecimiento poblacional preocupante y una nueva reducción en la tasa de natalidad.

El informe del censo fue entregado al dictador Xi Jinping, junto a otros informes realizados en los últimos años, y al leerlo, llamó al Congreso Popular a tomar medidas urgentes para revertir esta tendencia demográfica.    

El Politburó comunista prevé que si no se hace algo para enfrentar esta “crisis demográfica”, el país verá un cepo a su crecimiento potencial en sus próximos 30 años.

En este censo, realizado a finales de 2020 y presentado hace pocas semanas, se puede ver que China se mantiene como el país más poblado del mundo, pero ya no es uno de los que más crece demográficamente del mundo. Tiene hoy en día tiene casi 1.445 millones de habitantes, 110 millones más que en 2010, un 8% más. El promedio en la última década a nivel global fue del +10%.

En 2015, el Partido Comunista puso fin a su controvertida política del “hijo único” impuesta en 1979, y permitió que las parejas tuvieran hasta dos hijos, pero esto no logró revertir como se esperaba la caída de la tasa de natalidad. Hubo un “rebote” de 2 años en la que la tasa de natalidad tuvo una fuerte subida pero luego volvió a estancarse, y hoy, está en descenso. 


El número de nacimientos en 2020 fue de 12 millones, contra 18 millones en 2016, lo cual lo ubica en el nivel más bajo por millón de habitantes desde la fundación de la China comunista en 1949.

Dependiendo la zona del país, las familias que violaron las reglas de natalidad enfrentaron multas, pérdida de empleo y, a veces, abortos forzados

La política del hijo único también provocó un grave desequilibrio de género en el país, en una cultura que históricamente favorece a los niños sobre las niñas por el potencial laboral en un país industrializado como China.

Entre algunas minorías étnicas ya era posible concebir tres hijos, algo que no se les aplicaba a los “han”, la etnia mayoritaria en el país.

Además de que es claramente una aberración total la regulación de la natalidad por parte del Estado, los expertos manifestaron sus dudas sobre el posible impacto que tendría esta medida en el país a largo plazo.

Por un lado, los controles de natalidad crearon una cultura en China de tener pocos hijos, que por más que cambien las leyes, en el corto plazo quedará. Hay generaciones enteras de chinos que han vivido sin hermanos y están acostumbrados a familias pequeñas. Los jóvenes profesionales dicen que prefieren darle más ventajas a un sólo hijo que distribuir sus ingresos entre varios.  

A esto se le suma el explosivo desarrollo económico que tuvo China en las últimas décadas. A medida que sube el PBI, suben los salarios, sube el nivel de vida, pero también sube el costo de vida.

Los chinos, enfrentándose a una vida estudiantil y laboral activa, con carreras académicas que cada vez se hacen más complejas y más largas para afrontar las demandas de las nuevas industrias que aparecen en el país, no piensan en tener más de dos hijos.

China va entonces a una crisis demográfica, distinta a la que se vive en países como Europa que fue espontánea y parte de su desarrollo propio, ya que la suya fue auto-generada por políticas estatales. 

La histórica política de hijo único, el envejecimiento de la población, un sistema de pensiones y jubilaciones estatal que no está preparado para tal magnitud de ancianos y además una negativa cultural por parte de los jóvenes a tener más de un hijo, son la combinación perfecta para un serio problema demográfico que deberá enfrentar el país más poblado del mundo.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

China

Avanza el acuerdo entre el Papa Francisco y el Partido Comunista Chino para nombrar Obispos funcionales al régimen

Publicado

en

Un acuerdo del 2018 empieza a tomar tracción y ya son cinco los Obispos que se designan en acuerdo entre el Vaticano y la dictadura comunista. Anteriormente, estos Obispos eran designados internamente por la Iglesia China y eran opositores al régimen.

Mientras la fe cristiana en China atraviesa uno de los peores momentos de persecución de su historia, desde el Vaticano anuncian el nombramiento de un nuevo Obispo para la ciudad de Pingliang, Antonio Li Hui.

Esta nominación surge de un pacto firmado el 22 de septiembre del 2018 entre el Papa Francisco y el Partido Comunista Chino para mejorar las relaciones entre ambas instituciones y que los obispos que se encargan de las iglesias católicas a lo largo de todo el gigante asiático tenga el sello de aprobación tanto del Vaticano como de la dictadura.

Si bien desde la Santa Sede lo promovieron como un gran avance del catolicismo en China, un país que restringe fuertemente la veneración religiosa, la realidad es que estos Obispos son funcionales a la dictadura, ponen en sus iglesias cuadros de Mao Tse Tung o Xi Jinping en vez de Jesús o la Cruz, y rara vez celebran misa.

Imágenes filtradas de China por los medios Bitter Winter y ABC del estado de las Iglesias Católicas por dentro.

El acuerdo es muy malo. El Obispo a designarse es elegido por el Partido Comunista Chino, y el Papa Francisco solo tiene poder de veto. Pero esto no significa nada, ya que si el Santo Padre ejerce su veto, el Buró engendrará otro candidato y así hasta que uno sea aprobado por el Vaticano.

Este acuerdo también fue muy perjudicial para los católicos viviendo en China. La Iglesia China se mantenía en la clandestinidad otorgando misas en secreto para los más de 12 millones de católicos que hay en el país, pero desde la firma de este acuerdo y el blanqueo de lo que estaban haciendo, ahora las misas ahora deben ser aprobadas por el Obispo, que rara vez lo hace.

Además, la Iglesia Católica China se vio forzada a jurar lealtad al Partido Comunista. En un comunicado firmado por los principales líderes católicos del país, dijeron: “Juramos caminar por un camino adecuado a una sociedad socialista, bajo el liderazgo del Partido Comunista Chino“.

Sobre este tema, el Papa Francisco ha dicho: “A nivel civil y político, los católicos chinos deben ser buenos ciudadanos, amar a su patria y servir a su país con diligencia y honestidad, lo mejor que puedan. En el plano ético, deben ser conscientes de que muchos de sus conciudadanos esperan de ellos un mayor compromiso al servicio del bien común y el crecimiento armónico de la sociedad en su conjunto“. 

Y agregó: “En particular, los católicos deben hacer una contribución profética y constructiva nacida de su fe en el reino de Dios. En ocasiones, esto también puede requerir de ellos el esfuerzo de ofrecer una palabra de crítica, no por oposición estéril, sino en aras de construir una sociedad más justa, humana y respetuosa con la dignidad de cada persona“.

Seguir Leyendo

China

Masivas inundaciones en China dejan 69 muertos y periodistas atacados por reportar los hechos

Publicado

en

Casi 70 muertos dejan en China una oleada de inundaciones que destruyeron ciudades enteras y mostró nuevamente la represión del régimen, que atacó y acosó a los periodistas de medios internacionales por reportar los hechos.

El Papa Francisco ya comunicó su rezo por los afectados por la catástrofe ambiental que dejó en China destrucción en calles y espacios públicos y casi 70 muertos. En promedio, la lluvia de un año entero en China cayó en apenas tres días.

A su vez, el agua obligó a más de 400 mil ciudadanos de las distintas ciudades afectadas a evacuar la zona y refugiarse donde sea seguro.

Como era de esperar, el desastre también generó enormes pérdidas a la economía nacional y local, sobre todo de la muy afectada provincia de Henan en la que se arrasaron más de 44 mil hectáreas de cultivo, lo que se estima equivale a una pérdida de 10 millones de dólares y mucha comida desperdiciada.

Uno de los accidentes más notorios se dio en la ciudad de Zhengzhou, donde el agua inundó los túneles del tren subterráneo chino y provocó el ahogamiento de 12 personas.

Seguir Leyendo

China

China suspendió la investigación de la OMS en el Laboratorio de Wuhan

Publicado

en

El Ministerio de Salud chino anunció que ya no cooperará más con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su investigación acerca del origen del coronavirus en Wuhan, y rechazó el ingreso del equipo científico al país.

El subdirector de la Comisión Nacional de Salud china, Zeng Yixin, ha rechazado el ingreso de investigadores que tenían como objetivo iniciar la segunda parte de la investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Laboratorio de Wuhan para determinar el origen de la pandemia de coronavirus.

La investigación había comenzado a mediados del 2020, por pedido de Donald Trump (Estados Unidos), Boris Johnson (Reino Unido), Angela Merkel (Alemania), Emmanuel Macron (Francia) y Scott Morrison (Australia). Sin embargo, la primera etapa de la investigación, que suponía entrar en contacto con las autoridades del Instituto de Virología de Wuhan e intercambiar información, estuvo plagada de problemas.

Se reveló que el jefe del equipo de la OMS, Peter Daszsak, tenía vínculos previos con el Instituto de Wuhan y terminó renunciando. Luego de su salida, la organización internacional admitió que el equipo, que debía empezar la segunda etapa que requería estudios en Wuhan, tenía la teoría de la fuga de laboratorio como su principal hipótesis.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, dijo el jueves pasado en rueda de prensa que hubo un “impulso prematuro” para descartar la teoría que el coronavirus se filtró de un laboratorio, aunque trató de sacarle culpabilidad a China, agregando que “Yo mismo fui técnico de laboratorio. Soy inmunólogo y he trabajado en laboratorios. Los accidentes ocurren y no hay nada que ocultar cuando eso ocurre“.

En febrero de este año, Tedros había descartado completamente la posibilidad de que el coronavirus se hubiera filtrado de un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, pero la teoría ha recuperado tracción en la comunidad científica en los últimos meses a medida que surge nueva evidencia irrefutable.

China, que tuvo en Tedros un gran aliado en los últimos 5 años, estalló de furia ante estas declaraciones. Según reportó europapress este jueves, el Ministerio de Salud chino puso fin a la investigación de la OMS y no se permitirá que los científicos internacionales sigan hurgando detrás de la cortina de hierro del régimen comunista.

Seguir Leyendo

Trending