Seguinos en redes

China

Masiva filtración de datos da una nueva magnitud del genocidio uigur que el Partido Comunista está llevando a cabo en China

Publicado

en

Archivos policiales fueron hackeados por un grupo taiwanés y por primera vez tenemos evidencia de la magnitud de los campos de concentración en Xinjiang.

Una masiva fuga de datos de la Policía china, que incluye miles de fotos de mujeres, niños y ancianos detenidos, arroja una nueva luz sobre el genocidio uigur en la región de Xinjiang, que está llevando a cabo el Partido Comunista Chino.

Los documentos fueron publicados el pasado 24 de mayo por un grupo de 14 medios de comunicación internacionales, entre ellos la BBC y El País de España, y elimina cualquier tipo de duda que podía todavía existir sobre los campos de concentración en el norte de China.

La publicación de las fotos coincidió con la visita de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a la región de Xinjiang, donde fue a comprobar “personalmente” que no se esté llevando a cabo un genocidio.

La visita que duró seis días fue bochornosa. La ex mandataria chilena aseguró que “no vio nada” y decidió no condenar públicamente el genocidio. Lo máximo que se animó a hacer es instar a las autoridades locales a “evitar medidas arbitrarias e indiscriminadas” en la región.

Las fotos y videos fueron hackeados por un grupo que se presume taiwanés y anti-comunista, y fueron entregados por una fuente anónima al investigador alemán Adrian Zenz, el primero que acusó en 2018 al régimen chino de haber internado a más de un millón de uigures en lo que llamaban “centros de reeducación política”, pero no eran más que campos de concentración como los de la Alemania Nazi.

Entre los documentos filtrados figuran más de 2.800 fotos de identidad de detenidos, incluyendo la de Zeytunigul Ablehet, una adolescente de 17 años detenida por haber escuchado un discurso prohibido, y de Bilal Qasim, 16 años, condenado por haber intentado tener hijos con otra mujer, que también está como prisionera.

La lista no se queda solo en adolescentes. Anihan Hamit, de 73 años en el momento de su detención, es la más anciana de la lista.

Las filtraciones no frenan en solamente las fotos frontales de las víctimas. Hay brutales imagenes de cómo los tratan en los distintos campos de concentración.

En la página xinjiangpolicefiles.org, se muestra el accionar policial en el Centro de Detención de Tekes, ubicado en el norte de la región de Xinjiang. Las imagenes son brutales.

Algunas muestran a guardias armados con porras reduciendo a un prisionero encadenado. Otras muestran a los detenidos marchando en fila, incluso a una fila de mujeres donde se las ve “estudiando” sobre la historia de China. Según los reportes, si las mujeres no aprenden la historia del Partido Comunista Chino, son ejecutados.

En otras imagenes se los ve a los policias reduciendo a dos hombres, uno con pechera amarilla y otro con pechera verde. Estos hombres están encadenados y con las cabezas tapadas. Se cree que estos dos hombres podrían estar siendo llevados a una ejecución sumaria.

También se lo ve a un hombre con pechera azul y amañado de la misma manera siendo sacado de su celda, y luego sentado en una mesa donde algún agente del régimen le toma declaraciones.

Luego se ve a dos hombres de vuelta con pecheras azules siendo azotados. Se desconoce qué diferencia hay entre los colores de las pecheras.

En las filtraciones también hay transcripciones de discursos atribuidos a distintas personas que hablaron privadamente a las autoridades del campo de concentración.

Una de esta se le atribuye al ministro de la policía Zhao Kezhi, quien en 2018 dijo, por ejemplo, que el “presidente Xi Jinping ordenó la ampliación de los centros de detención“. Según Zhao, al menos dos millones de habitantes del sur de Xinjiang estarían “seriamente influenciados por la infiltración del pensamiento extremista”.

En un discurso de 2017, Chen Quanguo, entonces jefe de la región, ordenó a los guardias matar a balazos a aquellos que intenten escapar y “vigilar estrechamente a los creyentes”.

Pekín rechaza las acusaciones, a las que califica como “la mentira del siglo”. Afirma que los campos de concentración son en realidad “centros de formación profesional” para “desradicalizar” a personas tentadas por el islamismo o el separatismo tras una serie de atentados que azotaron a la región.

Los uigures son una etnia turca que habita el noroeste de China hace cientos de generaciones, y de hecho tuvieron varios periodos de autodeterminación, incluso un largo kanato que duró hasta la conquista del Imperio Mongol en 1209, en la cual gozaron de enorme autonomía. No fue hasta el siglo XVIII, durante la Dinastía Qing, que China invadió la región y los anexó.

Pero su control nunca fue estable, y en 1933 los uigures se rebelaron y fundaron la Primera República del Turquestán Oriental, que duró hasta 1949, cuando el Ejército Popular de Liberación de la recientemente formada China comunista ocupó nuevamente el territorio, y comenzó una brutal represión de este pueblo.

Desde entonces, la principal directiva del Partido Comunista Chino es “chinaficar” a los uigures. Este pueblo, dadas sus raíces turcas, adoptó el Islam hace más de mil años, y son extremadamente religiosos. Además, suelen tener familias muy numerosas y poca aceptación de gobiernos centralizados.

El modelo comunista chino es exactamente lo contrario. Se busca que todos los chinos sean ateos, tengan familias pequeñas y dediquen su vida al servicio del Estado. Después de algunos intentos por incorporarlos a la cultura comunista china, el Partido decidió lanzar una limpieza étnica de este pueblo.

Las mujeres son esterilizadas, los hombres son asesinados si tienen hijos. Las personas son ingresadas en estos campos de concentración, donde son obligados a trabajos forzosos hasta que mueren.

China

Apple apagó la mensajería de los iPhone de los manifestantes en China para ayudar a contener las protestas

Publicado

en

La empresa californiana puso un bloqueo a los usuarios de AirDrop en China después de que los manifestantes lo usaran para difundir carteles oponiéndose al dictador Xi Jinping y al régimen chino.

Se cumple un mes desde que estallaron protestas a lo largo de todo China de manifestantes en contra de la política de “COVID cero” que implementó el dictador Xi Jinping, con las medidas sanitarias más fuertes hasta el momento.

Esto, sumado a la fuerte recesión que atraviesa el país desde el año pasado, ha llevado a protestas en los distritos más industriales de China, incluso en la fábrica de Foxconn, en Zhengzhou, donde opera la línea de producción de Apple más grande del mundo, y sus trabajadores se han declarado en huelga el mes pasado.

Y es aquí donde entra en escena el gigante de la tecnología de California, quien, según un reporte de Business Insider, ha estado trabajando junto al Partido Comunista de China para apagar los servicios de mensajería y transferencia de datos entre los iPhone de los manifestantes.

Apple no solo inhabilitó iMessage para los manifestantes, algo que ya había hecho en Hong Kong cuando China avanzó sobre su soberanía en 2020, si no que por primera vez apagó completamente la función de AirDrop.

AirDrop es un servicio de Apple a los usuarios de iPhone que permite compartir rápidamente archivos como imagenes, videos o audios, y suele ser utilizado como una red de mensajería cuando el Partido Comunista apaga el internet cuando se lanza a reprimir las manifestaciones.

Ya a principio de mes, Apple había instalado un límite de tiempo en el que podes recibir archivos por AirDrop para los usuarios en China. Este límite fue puesto en 10 minutos en la primera semana de noviembre y fue achicándose gradualmente hasta que el lunes los usuarios reportaron que directamente ya no se podían recibir o enviar archivos.

Servicio de AirDrop, exclusivo de los teléfonos de Apple.

Los cambios fueron introducidos en la actualización iOS 16.1.1, según la revista especializada 9to5Mac, lo cual introdujo este límite de tiempo en la configuración. “Es importante notar que esta restricción se basa en el hardware en lugar del software. Esto significa que solo los modelos de iPhone comprados en China se ven afectados por la actualización“, aseguró el medio.

AirDrop había sido usado para compartir carteles que llamaban a manifestarse en contra de Xi Jinping y el régimen chino, además de videos en contra del Partido Comunista, que el año pasado celebró los 100 años desde su creación.

A principios de este mes, Apple le dijo a Bloomberg que tiene la intención de implementar esta configuración a nivel mundial para “evitar el intercambio de archivos no deseados“, una excusa que ya están preparando para replicar el modelo en otros países del mundo.

Seguir Leyendo

China

Se desploman las ventas al consumidor en China mientras se profundiza la crisis económica

Publicado

en

El comercio minorista registró una fuerte caída acumulada del 3% desde el mes de enero, y una retracción del 0,7% hacia el término de octubre. El crecimiento industrial del gigante asiático se desacelera junto con la inversión inmobiliaria y la demanda de activos fijos. 

Los objetivos de crecimiento propuestos por el régimen de Xi Jinping para el año 2022 difícilmente puedan cumplirse a la luz de los últimos datos de alta frecuencia para la economía del país. El índice desestacionalizado de las ventas minoristas registró una fuerte caída del 0,68% en el mes de octubre, el derrumbe más importante observador desde marzo.

Se observan evidentes signos de desaceleración y agotamiento del modelo económico basado en el endeudamiento doméstico. El comercio minorista acumuló una caída del 3% desde enero, y de esta forma volvió a perder la tendencia de crecimiento que mantuvo entre agosto de 2020 y febrero de este año. 

Asimismo, el shock provocado por la pandemia en enero de 2020 provocó la pérdida de la tendencia de crecimiento registrada a lo largo del año 2019, por lo que el dinamismo real de la economía china es cada vez más decepcionante. 

Crecimiento de las ventas minoristas de China desde 2019.

La industria manufacturera, otro sector con un gran peso dentro de la generación de valor bruto del país, creció un 0,33% en el mes de octubre y de esta manera desaceleró notoriamente su expansión en comparación a las variaciones de pre-pandemia. La industria china registra el crecimiento más bajo de los últimos 30 años.

Aún las cifras oficiales publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas de China confirman que la actividad inmobiliaria se desplomó un 8,8% interanual en octubre de 2022. Se trata del sector más endeudado no solo en el país asiásico sino en la economía mundial. 

El crecimiento de las inversiones en activos fijos (bienes de capital) creció un 0,12% en el mes de octubre, y desaceleró su tasa de crecimiento interanual del 6,1% en el primer trimestre al 5,8% entre enero y septiembre

En respuesta, la dictadura china presionó por un mayor impulso crediticio a partir de los bancos controlados por el Estado. Asimismo, el Banco Popular de China disminuyó la tasa de política monetaria del 3,7% al 3,65% nominal anual desde septiembre, y mantuvo esta relación sin cambios hasta la actualidad con el fin de estimular el crédito doméstico a cualquier costo. 

La tasa de interés interbancaria del país se mantiene fluctuante entre el 2,5% y el 3% nominal anual, mientras que el interés cobrado por la retención de depósitos en los bancos persiste en solamente el 0,35%. 

Seguir Leyendo

China

Históricas protestas en China: Trabajadores de la fábrica Foxconn de Apple hacen paro indefinido

Publicado

en

El Partido Comunista pierde a los obreros y operarios de fábrica. Reclaman mejores condiciones laborales, fin de la política de “COVID cero” y el pago al día de los salarios.

China atraviesa las peores protestas en 30 años, desde las manifestaciones en la Plaza de Tiananmen. En esa oportunidad fueron los estudiantes los que se rebelaron contra, pero ahora la disconformidad llegó a quienes se supone son la columna vertebral del régimen comunista: los obreros.

Trabajadores de la fábrica Foxconn, en la provincia de Zhengzhou, están en huelga desde el martes. Se trata de la fábrica más grande de China, donde la norteamericana Apple produce prácticamente todos los iPhone.

El mes pasado miles de trabajadores habían renunciado en protesta por las pésimas condiciones laborales y las medidas sanitarias por el COVID, que “hacía imposible hacer el trabajo“, según denunciaron.

Pero ahora, los trabajadores que quedaron también se unieron a las protestas, y en vez de renunciar tomaron la fábrica y se declararon en huelga hasta que el Partido Comunista derogue la política de “COVID cero” en las empresas.

En la noche del miércoles, tras una jornada de protestas, el régimen chino envió a la policía, vestidos de pies a cabeza con trajes de aislación, para reprimir brutalmente a los manifestantes. La represión no tuvo éxito, y los trabajadores decidieron replegarse a la fábrica y encerrarse allí.

Las protestas se extendieron hasta el jueves, cuando un hombre que se identificó como el secretario del Partido Comunista a cargo de los servicios comunitarios en Foxconn apareció en un video viralizado artificialmente en la plataforma Weibo instando a los manifestantes a retirarse, asegurándoles que sus demandas serían satisfechas.

El video logró que este viernes, algunos manifestantes decidieran volver a trabajar, pero otros volvieron a salir de la fábrica para continuar con las protestas. Sin embargo, esta vez las fuerzas policiales los enfrentaron con mayor violencia, y se llevaron a cientos de personas arrestadas. El Partido Comunista delcaró que la huelga había sido levantada, pero en redes sociales los manifestantes aseguran que siguen protestando y la producción todavía sigue frenada.

El estatus de China como potencia exportadora se basa en fábricas como la de Foxconn que ensamblan los productos electrónicos, juguetes y otros bienes de consumo del resto de mundo. Esto lo logran con trabajo casi esclavo, con jornadas laborales de dos turnos por persona y con pagas miserables.

Si bien estas condiciones laborales en los 80s les permitieron a los chinos capitalizarse y elevar su nivel de vida, los sueldos de obreros y operarios se mantienen estancados en la última década, y desde la llegada de Xi Jinping al poder, los líderes del Partido Comunista cada vez se llevan una mayor tajada.

Apple advirtió que las entregas del nuevo iPhone 14 se retrasarían después de que miles de trabajadores se declaran en huelga. Si bien en ningún momento se frenó completamente la producción, dado que Foxconn emplea a más de 200.000 personas y los protestantes solo lograron tomar una parte de la masiva fábrica.

Seguir Leyendo

Tendencias