Conecte con nosotros

Coronavirus

El paper que indicaba que la hidroxicloroquina era perjudicial para la salud fue retractada por sus autores

El famoso paper de The Lancet que “probaba” que la hidroxicloroquina era perjudicial para combatir el COVID-19 fue retractada por 3 de los 4 autores, tras denunciar que el otro autor proveyó una base de datos falsa para el estudio. La mayor estafa de la historia de la medicina.

Publicado

en

El 22 de Mayo del 2020 se publicó online un paper que parecía ser el más importante en lo que va de la carrera científica alrededor de la pandemia por el COVID-19, publicado encima por el prestigioso The Lancet. 

En dicho paper no solo se indicaba la ineficiencia del empleo de la hidroxicloroquina en los pacientes que poseían el coronavirus, sino que encima se consideraba que hacía un daño adicional que podía conllevar a la generación de arritmias ventriculares (una patología cardíaca que sin un buen tratamiento tiene una mortalidad mucho más elevada que la del propio virus chino).

Seguramente muchos de nuestros lectores hayan visto esta noticia en otros medios de comunicación del mundo, ya que se considera el paper más difundido mediaticamente en la historia de la medicina.

No obstante, el 5 de junio, se indicó mediante un comunicado de The Lancet que 3 de los 4 autores del paper retiraban su apoyo a la investigación publicada, debido a incongruencias y sospechas acerca de los datos proporcionados por Sapan Desai (el cuarto autor) a la realización del trabajo, por ende, los resultados obtenidos ya no pueden ser considerados como ciertos.

Pocos medios han retractado la noticia que publicaron previamente sobre esta droga basándose en el paper y los que lo han hecho, no han tenido la visualización que si tuvo la primer noticia.

¿Cuánta gente ha sido engañada de esta manera, cuántas vidas se han perdido por esta mentira?

Ad

El paper había sido firmado por los doctores Mandeep Mehra, Sapan Desai, Frank Ruschitzka y Amit Patel, y había sido publicitado como el “estudio más completo e importante hasta ahora sobre la droga hidroxicloroquina”

La conclusión del mismo era que no se debía permitir el uso de esta droga para combatir el coronavirus. La OMS, a los 3 días de su publicación y sin estar verificado por otras investigaciones de la comunidad científica, decidió compartir este paper y el director del organismo lo recomendó oficialmente como guía a todos los Ministerios de Salud del mundo a la hora de permitir o prohibir esta droga. Todavía no hubo una declaración del Dr. Tedros pidiendo disculpas o renunciando por esta estafa mundial.

Pero, ¿cómo llegó The Lancet a cometer uno de los fraudes científicos más grandes de la historia?

Si bien 4 autores firmaron el paper, los datos que se usaron para tomar las estadísticas habían sido proveídos por la empresa Surgisphere Corporation, que pertenece a uno de los autores, Sapan Desai

Como es costumbre, en un proceso que se conoce como peer-review, otros médicos de la comunidad científica quisieron replicar los resultados obtenidos, y para esto pidieron formalmente a los autores que publiquen los datos utilizados.

Sin embargo, Sapan Desai se negó a brindar la base de datos y tampoco pudo explicar de dónde los había tomado su empresa. Cuando esta información llegó a los demás autores, empezaron a cuestionar la veracidad de los mismos datos que ellos habían utilizado y mandaron sus quejas a The Lancet.

Al ver que no había reacción por parte del publicador o de los medios, los autores decidieron retirar el paper de la comunidad. Ante esta situación, The Lancet, obligado a emitir opinión, el 3 de junio emitió un comunicado diciendo: 

“Los autores no afiliados a Surgisphere [todos menos Desai] han encargado una auditoría independiente de la procedencia y la validez de los datos y está en curso”

El paper fue finalmente retirado, dando a notar un conflicto de intereses y una cuestionada veracidad de los resultados. 

No es algo nuevo ni fuera de lo normal que terceros investigadores pidan datos originales del desarrollo de un artículo, debido a que, por principios del Método Científico, se deberían de obtener los mismos resultados si es que se siguen los mismos métodos empleados en un principio.

Todavía los investigadores independientes que quisieron replicar los resultados de este paper no han podido hacerlo.

Ad

El antipalúdico ha sido utilizado extensamente en Corea del Sur, Japón, el sur de Italia, Alemania, Suiza, Australia, algunos Estados de Estados Unidos y ahora recientemente comenzó su uso en Brasil tras un largo combate de Bolsonaro por aprobarlo.

Países como Francia llegaron a retirar la hidroxicloraquina del mercado y habían empezado a perseguir a los médicos que la recomendaban utilizando como justificación este paper que ahora ya no sirve. Se espera que el gobierno de Macron revise sus recientes decisiones restrictivas sobre esta droga.

Guayaquil fue una de las ciudades más golpeadas por el virus chino, y a su vez es la ciudad o una de las ciudades que más rápido redujo la mortalidad de COVID-19 en el mundo. Guayaquil no hizo caso a la OMS ni al Ministerio de Salud nacional y hace semanas que los médicos en la ciudad han empezado a recetar la droga.

El presidente Trump, aconsejado por el prestigioso Dr. Fauci, ha inclusive tomado este medicamento sin estar infectado de coronavirus, para “crear un ambiente en el cuerpo poco favorable para el virus” si se infectará. También aclaró que esto no quiere decir que la gente deba salir a tomar el medicamento; no es de venta libre y su ingesta debe ser controlada y refinada por un médico a cargo.

Como explicamos desde La Derecha Diario, la hidroxicloroquina permite crear un canal para que ingresen iones Zinc a las células infectadas de coronavirus y así se logra reducir su capacidad de replicación. Esto no es algo novedoso tampoco, la hidroxicloraquina es uno de los principales anti-virales utilizados en el tratamiento de la malaria.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Coronavirus

La OMS recomendó una cuarentena de 14 días para frenar la variante ómicron, incluso para vacunados

Publicado

en

Ante la ola de Ómicron, el director de apoyo de la OMS recomienda a los países imponer una cuarentena de 14 días para los pacientes con Covid luego de que se curen de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se olvida de la ciencia y cae ante el pánico generado por los medios. Mientras la mayoría de las personas infectadas se recuperan de la nueva variante ómicron en un plazo de cinco a siete días, la OMS reafirmó que recomienda una cuarentena de 14 días para evitar expandir el virus.

Así lo aseguró Abdi Mahamud, del Equipo de Apoyo de la OMS para la Gestión de Incidentes relacionados con el Covid-19, quien explicó que un período de cuarentena más largo podría ayudar a mantener bajas las cifras de casos en los lugares menos comprometidos.

Sin embargo, hizo un reparo al hablar de los países más afectados, donde las cuarentenas más breves “podrían justificarse” para lograr que los países sigan funcionando.

También hizo referencia al nuevo fenómeno que están reportando los medios que promueven el pánico, la “flurona“, que implica contagiarse del SARS-CoV-2 al mismo tiempo que un virus de la comunidad. Según Abdi, “es posible contagiarse al mismo tiempo de influenza y de Covid-19, ya que los virus atacan al cuerpo de diferentes maneras“.

La “flurona” ya existe desde el momento en que empezó la pandemia, y durante los últimos dos años hubo miles de casos de personas contagiadas de varias enfermedades, incluida la gripe estacional, además de Covid. Pero ahora los medios han descubierto que usando esta palabra pueden generar un nuevo pánico en la sociedad y han empezado a reportar estos casos también.

El director de apoyo de la OMS también debió responder ante las consultas sobre si es posible que una persona con gripe y Covid genere una enfermedad nueva. “Existe poco riesgo de que se combinen para formar un nuevo virus“, aseveró, en algo que cualquier persona con el secundario completo sabe. Los virus de diferentes especies no se combinan, si no que mutan.

De acuerdo con la OMS, un total de 128 países habían reportado casos de la variante ómicron, en su gran mayoría con síntomas leves o asintomático. En Sudáfrica, país donde primero se registró, tuvo un drástico incremento de contagios seguido de una caída rápida, y las tasas de hospitalización y defunción se mantuvieron bajas en todo momento.

“Aunque todos los estudios más recientes apuntan al hecho de que la variante ómicron afecta el sistema respiratorio superior en lugar de los pulmones, lo cual es una buena noticia, esta cepa es altamente contagiable y los individuos con alto riesgo y los no vacunados todavía podrían enfermar gravemente por causa de la variante, y morir”, dijo Abdi. “El mundo nunca vio un virus tan transmisible“, conluyó.

Seguir Leyendo

Coronavirus

Entre más capitalista un país, más preparado para la pandemia está

A nivel mundial, los países más capitalistas son los que mejor han enfrentado los desafíos del coronavirus, con efectivos tests a la población y un exitoso distanciamiento social. Mientras que los países socialistas ni se esfuerzan en conocer los verdaderos números.

Publicado

en

Por

Nota de Emilio Yitzhak, editor de la sección “Latinoamérica”

Resulta bastante paradójico ver que quienes ayer cantaban “el Estado opresor es un macho violador”, hoy comunican a través de su iPhone en Twitter que “te cuida el Estado, no el mercado”.

La pandemia se trata de una situación que amenaza la seguridad de los ciudadanos, y exactamente para eso tenemos al Estado. Sin embargo, si se analiza a fondo, el Estado necesita de un mercado para afrontar este tipo de emergencias, y en múltiples casos, este último ha superado a los gobiernos en cuanto a su reacción ante la crisis.

¿Cuáles son los países que mejor han afrontado esta emergencia? Aquellos que tienen los mercados más libres. Es por lógica: un mercado rico genera más capital para el gobierno, así como recursos clave en manos de la población para enfrentarse a este tipo de emergencias (laboratorios y hospitales privados, equipo médico, químicos sanitizantes, entre otros). En un libre mercado, en donde el estándar económico de la población sube, los ciudadanos tienen más facilidad para resguardarse en casa sin morir de hambre. 

Muchos pueden trabajar en línea por medio de plataformas facilitadas por instituciones privadas. En cambio, en Estados intervencionistas, hoy vemos que la gran mayoría de las personas requieren de seguir exponiéndose en las calles y, desgraciadamente, eligen entre morir por el virus chino o morir de hambre.

Ad

Inclusive, hemos visto instituciones privadas brindando a los gobiernos y a los ciudadanos recursos para afrontar la crisis: Lamborghini ahora utiliza su línea de producción para fabricar cubrebocas, Mercedes-Benz readaptó sus fábricas para producir respiradores, Grupo Modelo dona gel antibacterial producido en sus plantas cerveceras, Medtronic liberó su patente de respiradores para que se puedan producir en todo el mundo, laboratorios y universidades privadas que se suman a la búsqueda de una vacuna, entre miles de otras empresas que se suman al combate contra el COVID-19.

Otro punto importante que debemos considerar es que el culpable de esta pandemia no fue un país capitalista ni democrático, sino la dictadura dirigida por el Partido Comunista Chino

Hoy en día sabemos que este régimen persiguió y silenció a los médicos y periodistas independientes que intentaron alarmar al resto del mundo sobre el peligro de este virus. Según un análisis de la Universidad de Southampton, el número de casos de COVID-19 se pudo haber reducido en un 86% si las primeras medidas que se tomaron el 20 de enero se hubiesen implementado dos semanas antes

Desgraciadamente, el estatismo chino, en conjunto con la institución burocrática de la Organización Mundial de la Salud, manipuló información e impidió que el mundo pudiese reaccionar a tiempo.

La realidad siempre rebasa a la ideología y, día a día, se comprueba: el capitalismo no sólo es el mejor sistema para combatir a la pobreza, lo es también el mejor para enfrentar todo tipo de crisis; por otra parte, el socialismo, no sólo es incapaz de enfrentar las crisis, este mismo las crea.

Seguir Leyendo

Coronavirus

Se analiza el uso de un antiguo antiparasitario como nuevo tratamiento contra el COVID-19

La Ivermectina es un antiparasitario antiguo que se emplea actualmente en el rubro veterinario, pero ha dado resultados prometedores en terapia in vitro de estudios realizados en busca de tratamientos del coronavirus de la Universidad de Melbourne.

Publicado

en

Por

El journal médico
de Elsevier informó hace unos días en una publicación que la FDA estadounidense aprobó el uso medico de la ivermectina como un inhibidor de la replicación del SARS-CoV-2, a nivel
experimental, es decir in vitro. 

Este, al parecer, sería capaz de reducir la carga
viral en unos 5000 viriones aproximadamente, en cuestión de 48 horas
. Hasta la fecha, indica ser un buen tratamiento contra la enfermedad.

Sin embargo, el ensayo en humanos aún no se ha dado, por ende,
no se considera que su empleo sea seguro en las dosis necesarias para generar el efecto inhibidor que se busca. Actualmente, la ivermectina se emplea como un
antiparasitario veterinario
, por su bajo costo y efecto de amplio espectro, que
lo vuelve un medicamento básico en la rama de salud animal.

No obstante, este antiparasitario en otras oportunidades ha
demostrado ser efectivo contra ciertos virus que afectan a los seres humanos
,
tales como el virus de la influenza A, el virus de la encefalitis equina
venezolana, el virus del dengue y el virus del VIH-1. Por ende, esta capacidad
antiviral no sería del todo imposible y, tal como salieron los resultados in
vitro, se espera que funcione en las pruebas en humanos que ya se comenzaron a realizar.

En Brasil, el uso de la ivermectina en humanos es muy común y se espera que sea uno de los primeros países en presentar pruebas fehacientes de que es efectivo en la lucha contra el coronavirus.

Así lo informaba el Correio Braziliense a partir de las investigaciones de la Universidad de Melbourne.

Ad

Sin duda, cada día se avanza más en la búsqueda
de algún tratamiento definitivo que permita alivianar las muertes por COVID-19 hasta que se consiga una vacuna.

Podés seguir el avance del virus de Wuhan en todo el mundo, minuto a minuto, desde aquí:

Seguir Leyendo

Trending