Conecte con nosotros

Cultura

El comienzo de la caída de Yugoslavia: a 28 años del reconocimiento de Croacia y Eslovenia

El 15 de enero 1992 la Comunidad Europea reconocería la independencia de dos de los territorios que en ese momento pertenecían a Yugoslavia, precipitando el fin del régimen comunista que gobernó parte de Europa durante 74 años.

Publicado

en

Los años 90 resultarían difíciles para la ideología del martillo y la hoz. La caída del muro de Berlín en 1989, la disolución de la Unión Soviética en 1991 y por ende la derrota del comunismo en la Guerra Fría a manos del capitalismo estadounidense.

Estos antecedentes servirían al declive del régimen comunista en Europa, quedando como último bastión la Yugoslavia socialista, quien cayó después que la Rusia soviética.

La creación de Yugoslavia

El nacimiento de Yugoslavia se dio a partir del fin de la Primera Guerra Mundial y la derrota de los austrohúngaros, que dio la separación de varios territorios entre los que se encontraban las etnias croatas, eslovenas y serbias.
Se llegó a un acuerdo el 1° de diciembre de 1918 para fusionar todos los pueblos eslavos del sur, con el objetivo de que haya una unidad entre los pueblos balcánicos en la posguerra, siendo el primer soberano elegido Aleksandar Karađorđević (Alejandro I), perteneciente a la Casa Real de Karađorđević.
Alejandro I de YUGOSLAVIA (1918-1934)

Ad

Objetivos de Alejandro y su posterior caída

Los objetivos principales de Alejandro fueron alfabetizar a la sociedad, mantener la unificación de las etnias eslavas mas allá de sus diferencias, lograr el crecimiento de la precaria economía y alcanzar la tolerancia de las creencias entre las etnias eslavas.
Si bien al principio ejerció únicamente el rol de Jefe de Estado, dejando el control gubernamental en manos del Parlamento, al ver la corrupción, los desmanejos y la crisis política constante que había en el país, junto a la inestabilidad que generaban los independentistas serbios y croatas, el 6 de enero de 1928 Alejandro I da un auto-golpe disolviendo el Parlamento y aboliendo la Constitución.
La sociedad en su mayoría vio con buenos ojos esta decisión, en particular luego del asesinato del parlamentario croata Radic, por parte del parlamentario serbio Racic. Pero los conflictos étnicos perduraron y Yugoslavia se convertiría en uno de los países más conflictivos a lo interno de todo el mundo.
Su gobierno no duraría muchos años, ya que Alejandro sería asesinado en 1934 por un búlgaro perteneciente a la Organización Interna Revolucionaria de Macedonia (ORIM), terminando así con una corta dictadura de casi 4 años.

Ad

Pacificación y estabilización del régimen

Con el expansionismo alemán que se da a finales de los años 30 y principios de los 40, Yugoslavia termina en manos del Eje, luego de ser derrotada rápidamente por el blitzkrieg.
Tras la caída de la Alemania Nazi, los guerrilleros comunistas que respondían a Josip Broz Tito (partisanos) ofician la creación de la Republica Federal  Yugoslava, deponiendo al Rey Pedro, hijo de Alejandro.
Rápidamente el país empezó a seguir políticas socialistas teniendo como principal aliado a la Unión Soviética de Josep Stalin, hasta convertirse en 1963 en la República Federativa Socialista de Yugoslavia bajo control total de Tito, quien creía en el panyugoslavismo y se oponía a las diferencias étnicas entre los distintos grupos que habitaban la región. 
Tito se encargó de ser el nexo entre los croatas, serbios y eslavos trayendo años de paz interna hasta su muerte en 1980, aunque la pobreza, la miseria y la hambruna se volvieron un problema mayor que las diferencias étnicas.
Luego de su muerte, el sentimiento independentista renació en el país y rápidamente Yugoslavia volvió a caer en el caos social, sumándose a la ya existente crisis económica.
Josip Broz Tito, Presidente Yugoslavo (1953-1980)

Ad

El comienzo del fin

Luego de la caída del muro en diciembre en 1989, se respiraba un aire a independencia y libertad por toda la Europa reprimida y ese aire llegó a Yugoslavia el 25 de junio de 1991.
Ese día, tanto los croatas como los eslovenos decidieron declararse como Estados autónomos rompiendo con la autoridad yugoslava, que quedaría solamente en manos de los serbios
Del lado esloveno se dio la Guerra de los Diez Días contra el régimen yugoslavo, que terminó con la victoria de Eslovenia y la creación de un nuevo país. En aquél entonces, el Ejército yugoslavo decidió que si no podía calmar la rebelión eslovena en 10 días, se concentrarían en evitar que Croacia se desprenda del país.
Y así es como comenzó la guerra mas sanguinaria en décadas entre croatas y bosnios contra los serbios que quedaron gobernando Yugoslavia, durando 4 años (de 1991 a 1995), con bajas por parte de los independistas de 20.000 soldados y mas de medio millón de desplazados (uno de los mayores desplazamientos de gente desde la Segunda Guerra Mundial), y por parte de los yugoslavos no se sabe a ciencia cierta la cantidad de muertos ya que se escondió dicha información pero se cree que podría rondar también los 5 dígitos.
Los primeros países en reconocer la independencia de Croacia serían: Ucrania, Inglaterra, Alemania (que jugaría un papel importante presionando a que la Comunidad Europea los reconozca) y Lituania, siendo reconocido por la Presidente de la Comunidad Europea el 15 de enero de 1992 a los que luego también se sumarian Macedonia y finalmente, Serbia.
A pesar de haber peleado brutalmente en el pasado, hoy todos estos países balcánicos han llegado a un entendimiento común basado en ideología en vez de cultura o religión, llegando a conformar un importante bloque de derecha conservadora, junto a Polonia, Austria y Hungría, que desafía la autoridad de la Unión Europea, de la que son parte.
Países que formaron la ex Yugoslavia (1918-1992): 1. Serbia, 2. Macedonia del Norte, 3. Kosovo (no reconocida totalmente), 4. Bosnia y Herzegovina, 5. Eslovenia, 6. Croacia, y 7. Montenegro.

Por Matías Ruiz, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Cultura

Por el Coronavirus Italia se queda sin el Festival de Venecia

También se suspendieron fechas de la liga italiana de fútbol y desfiles de la semana de la moda de Milán.

Publicado

en

Por

Italia ha reportado un numero de siete muertes por el virus
COVID-19 en la mañana del 24 de Febrero. El brote del Coronavirus se da en
medio de celebraciones populares y eventos coincidentes en estas fechas.

El gobierno italiano ha confirmado la suspensión de las últimas
dos fechas del Carnaval de Mascaras de Venecia. Este festejo data desde el
siglo XI y es mundialmente conocido por la delicadeza de las máscaras que los
participantes usan y la elegancia de los disfraces, las góndolas venecianas son
esenciales para el transporte. Pocas veces fue suspendido por razones de fuerza
mayor, en el siglo XIX por orden de Napoleón Bonaparte y en el siglo XX por la
Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado la Camera Nazionale della
Moda Italiana comunicó que no va a obligar a suspender los desfiles de la semana
de la Moda de Milán pero que dejaba la decisión en manos de cada marca. Giorgio
Armani realizó la presentación de su colección de esta temporada pero sin público
asistente.

El brote de Coronavirus por el
momento ha dejado en Italia 7 muertos y 213 infectados, además de 11 zonas en cuarentena.

Seguir Leyendo

Cultura

El Ministerio de Cultura kirchnerista homenajea al sanguinario caudillo comunista, Ernesto “Che” Guevara

El Ministerio de Cultura kirchnerista a través de su cuenta oficial de Twitter, publicó dos tuits homenajeando al asesino y sanguinario caudillo de la revolución cubana, Ernesto “Che” Guevara.

Publicado

en

Por

(FOTO A MODO ILUSTRATIVO – REPRESENTACIÓN TEATRAL DEL EMORY COLLEGE)

El Ministerio de Cultura de la Nación, ahora de vuelta en manos ultra-kirchneristas, realizó dos publicaciones en sus redes sociales homenajeando al asesino y golpista Ernesto “Che” Guevara por el aniversario de su cumpleaños.

Este homenaje deja en evidencia la verdadera cara del nuevo gobierno K. Ernesto Guevara, nacido en Rosario en 1928, tuvo una vida poco relevante en Argentina y pasó gran parte de su vida como caudillo en Cuba, asistiendo al dúo Fidel y Raúl Castro en su golpe de Estado y en la dictadura comunista que instauraron.

El Che fue el brazo más sanguinario del régimen castrista. Fue el responsable de crear, coordinar y gestionar campos de concentración en la isla cubana donde no sólo se enviaron a los opositores al Partido Comunista, si no que también a homosexuales, negros, gitanos y creyentes, que el mismo Guevara consideraba inferiores e incapaces de crear una nación comunista.

Junto a Fidel Castro, en una entrevista para la prensa británica aseguraron:

Nunca creímos que un homosexual pudiera tener las condiciones y requisitos de conducta que nos permitan considerarlo un verdadero militante comunista, ya que esa desviación sexual es incompatible con el hombre nuevo que necesita Cuba”.

Ad

No solo llama la atención la publicación del tweet, sino también que haya sido difundido por supuestos “representantes progresistas” de la política actual, entre ellos la ñoqui Mercedes D’Alessandro, directora de género en el Ministerio de Economía. 

Llama la atención el “apoyo” a los dichos de Cultura de la directora, ya que parece ignorar lo que Guevara y sus soldados le hicieron a tantas mujeres durante los primeros años de dictadura en Cuba.

El Che Guevara, bajo cualquier parámetro feminista actual, fue un machista, un misógino, un pedófilo y un racista.

En su primer viaje a Costa Rica en 1953, escribió en su diario personal que después fue convertido en su autobiografía:

“Al llegar yo me quede con una negrita que me había levantado, Socorro, más puta que las gallinas, con 16 años a cuesta.”

Ad

Hoy a pesar de ser el día del escritor, la cartera de Cultura de Alberto Fernández solo se enfocó en recordar la fecha de nacimiento de Guevara, dejando de lado y minimizando la memoria de argentinos que aportaron tanto a la literatura nacional como Borges o Victoria Ocampo.

Hay que recordar que el Ministerio de Cultura del kirchnerismo siempre fue foco de empleados admiradores de las políticas salvajes y totalitarias de dictadores de izquierda. En el pasado recordando con creces a dictadores como Hugo Chávez, Nicolás Maduro, los Castro, Muamar Gaddafi, Mao y muchos más.

Por estas acciones es muy clara la línea de pensamiento que busca instaurarse nuevamente en el país, una romantización constante a modelos que son fracasos y cuyas fortunas están solo a cargo de gobiernos, matando, inhabilitando a la gente a expresarse, persiguiendo opositores y callar voces.

Guevara a pesar de ser un símbolo para la izquierda, es también un objeto de marketing del capitalismo, el que tanto se dedicó a demonizar.

Siempre se dice que la pelea es cultural, y es hora de hacer un llamamiento a la insurrección de las ideas. 

En momentos donde todo parece perdido es cuando más hay que hacerse oír y difundir la verdad. Teniendo en el gabinete de Alberto Fernández, sobre todo en ministerios delicados como Educación y Cultura, donde fieles fanáticos se amoldan a las ideas comunistas, allí es menester obrar y no caer en los relatos que ellos buscan imponer al público en general.  

Seguir Leyendo

Cultura

Día de la Memoria Selectiva

Hoy, como cada 24 de Marzo, se cumple un nuevo aniversario de la toma del poder que depuso a la viuda de Perón, María Estela Martínez, y dió inicio al Proceso de Reorganización Nacional. Un Día de la Memoria que sigue dividiendo al país y profundizando una historia a medias.

Publicado

en

Por

44 años han pasado desde que la Junta Militar, encabezada por el Teniente General Jorge Rafael Videla, el Almirante Emilio Eduardo Massera y el Brigadier General Orlando Ramón Agosti, tomaron el control de una Argentina violenta y fuertemente influenciada por la inteligencia soviética-cubana. La particularidad de este gobierno es que por primera vez las tres ramas de la defensa del país se alineaban para gobernar en conjunto.

Hablar del Proceso en Argentina es muy complejo, los gobiernos kirchneristas y también los anteriores, junto a los organismos de derechos humanos han creado una versión distorsionada de los hechos, infundiendo un mensaje propagandístico y desvalorizando a las Fuerzas Armadas y de Seguridad por el resto de los tiempos.

Se jugó muchas veces con el número de desaparecidos por la Junta, método que se usaba por EL gobierno para ocultar de la opinión pública la guerra civil que estaba ocurriendo en el país. En medio de esta guerra, que ocurría atrás de escena, se creó el número mágico de los 30.000 desaparecidos para obtener ayuda de las Cortes Internacionales de La Haya.

Los propios registros y estudios de la CONADEP han publicado una cifra hasta dos veces menor. El número exagerado y “simbólico” sirvió para causar ruido y también para resarcir económicamente a las familias de los miembros de la guerrilla, muchas veces siendo parte del gobierno de turno.

También se habla mucho de la memoria, pero se deja siempre atrás a los otros desaparecidos, a aquellas victimas del terrorismo, niños, mujeres y hombres que sufrieron las consecuencias de los actos catastróficos y vandálicos llevados a cabo por movimientos de extrema izquierda, el ERP (de corte marxista-leninista) y Montoneros (la izquierda revolucionaria dentro del peronismo).

Ad

El gobierno de Néstor y Cristina Kirchner, desde su rol de Jefes de Estado, han dedicado sus presidencias a demonizar, enjuiciar y encarcelar a militares ya retirados, muchos involucrados sin evidencia y a juicio a pesar de su delicado estado de salud. 

También se recompensó voluptuosamente con grandes sumas de dinero a varios ex-terroristas, otorgándoles embajadas, puestos estratégicos dentro del Poder Ejecutivo, y permitiéndoles ser los únicos portadores de un relato manoseado y prostituido que solo busca darles la categoría de ídolos o jóvenes idealistas a los terroristas que buscaban crear de nuestro país un aliado satélite de la Unión Soviética, y un resarcidor absoluto para la economía cubana manejada por el dictador Fidel Castro.

Ad

Lo irónico de esta fecha es que nos encuentra bajo una cuarentena total y obligatoria, que recuerda a muchos a los toque de queda o estados de sitio del siglo pasado, esta vez no por conmoción interna de un país quebrado, si no que por una pandemia de un virus proveniente de China. Esta cuarentena impedirá por primera vez desde el retorno de la democracia que los organismos y agrupaciones de izquierda y de derechos humanos marchen para recordar a sus terroristas, alabar las políticas de los gobiernos pro-montoneros y callar a las demás voces que no concuerdan con su “verdad”, por el simple hecho de no coincidir con un relato. El Presidente Alberto Fernández jamás hubiera pensado que pasaría su primer 24 de Marzo en estas condiciones.

Seguir Leyendo

Trending