Conecte con nosotros

Deportes

A Colonia se le escapó un partido que tenía ganado

Cuando nadie lo esperaba, el Mainz igualó un partido que parecía irreversible. Colonia se durmió una siesta y lo pago caro: ganaba 2 a 0 y terminó 2-2.

Publicado

en

10.30 horas argentina y 15.30 horas en Alemania. Todo comenzaba. En el estadio Rhei Energie, el local, Colonia, se reñía ante el Mainz en un partido interesante. El balón lo movió el anfritión, vestido de blanco en un estadio vacío, pero con millones de personas detrás de un aparato electrónico apreciando este primer cotejo del domingo y con camisetas que hinchas habían puesto en algunos asientos de las plateas para mostrar su fiel presencia y apoyo hacia sus jugadores aunque no puedan ingresar físicamente al estadio. 

Ad

Las ‘Cabras Monteses’ eran superiores, se notaba. Lateral que se hizo cortito cercano a la propia área… Rápidamente, el defensor que recibió el balón lanzó un pelotazo para su delantero, John Córdoba; éste pivoteo para su compañero Mark Uth que la controló perfectamente con el taco dejando mal parado a Moussa Niakhate, que le termina cometiendo una falta dentro del área. El VAR lo reviso por un tiempo prolongado, pero confirmó lo visto por Guido Winkmann, árbitro del juego: penal para el Colonia.

Finalmente, a los 6′, Mark Uth materializa el tanto y pone en ventaja a su equipo gracias a un remate cruzado con su pierna izquierda. Nada pudo hacer Florian Müller que adivinó el palo. 

Transcurrían 12 minutos. ‘Los 05’’ comenzaron la travesía en busca del empate. Le costaba mucho. Hasta que una linda jugada colectiva le permitió llegar al área, gol servido: remata de derecha Jean-Paul Boëtius, pero Toni Leistner logró interponerse y desviar mínimamente la pelota, salvando a Colonia.

Ad

El partido continuaba. Mainz tiene más la posesión, pero no sabe cómo penetrar a la defensa rival que se notaba tranquila y comprometida. Colonia, firme, pudo haber concretado el segundo tanto gracias a los errores infantiles de la defensa del ‘Club del Carnaval’.

No iba ni media hora de juego y el partido entró en un interregno: Mainz seguía con la pelota pero no sorprendía. Colonia jugaba de contraataque aunque tampoco resolvía bien sus ataquen (no había vuelto a disparar al arco luego del gol). Sin embargo, los locales le sacan el ritmo al encuentro y el inocuo Mainz no sabía qué hacer.

La única jugada de peligro llegó de la mano de Karim Onisiwo llega a los 29 minutos. Perfecta, rápida y fuera de contexto jugada diagramada por Mainz, que concluyó con un centro de Robin Quaison que encontró a Onisowo. Sin embargo, Timo Horn salvó espléndidamente al Colonia.

Otra vez. Nada de nada. Pocas llegadas. Casi todo era a gusto del local, excepto que solo tenía ventaja mínima. 

El juez adicionaba dos minutos en esta primera etapa. Cuando se llegaba al final, un tiro libre de Colonia sale desviado por la barrera, empero, le terminó otorgando un tinte más peligroso al remate desviándose cerca del palo derecho de Müller.

De esta manera, finalizaba la primera etapa con una ventaja mínima en favor de Colonia, quien fue más y mereció más pero no supo llegar cómodo a las líneas finales y concretar. Por su parte, Mainz, con el resultado negativo tempranero, se hizo con el balón, aunque intrascendentemente: poca profundidad y con unos remates aislados nacidos más de errores del rival que de virtudes propias. 

Ad

Segundo tiempo. Últimos 45 minutos. Movió el Mainz. 

La primera llamada de atención al local llegó con Boëtius quién fue egoísta con su compañero mejor acomodado y terminó disipando una jugada que era peligrosa. 

52 minutos. Horn saca rápido del arco, Córdoba, uno de los mejores de la cancha, aguanta el bochazo de su arquero y le cometen falta. El Colonia, ante un Mainz volcado al ataque y dormido, saca rápido y en un abrir y cerrar ojo, a puro toque, llega el gol gracias a un testazo de Florian Kainz tras un modelo centro del recién ingresado Dominick Drexler. 

El liviano Mainz se encontraba con dos goles en contra y con pocas ideas. La derrota era asegurada, bah, eso se creía…

Tac, Tac, Tac, gol. Descontó el Mainz a los 61′. Sorprendiendo a muchos, el visitante descontaba. El grito lo propició Taiwo Awoniyi, ulterior a una jugada con toques acelerados, de primera y con la técnica justa; Bote Bakú se desmarcó por la derecha y tiró un buscapié justo para el nigeriano que concretó. 

Después del tanto del descuento, el partido se hizo chato: mucha posesión y exiguas apuestas ofensivas. Pero se veía un Mainz más decidido. El gol fue necesario, lo metió en el partido.

Ad

Nada pasaba hasta que Pierre Kunde Malong vió una luz ante tanta oscuridad a los 72 minutos. El número 14 del 05′ avanzó a toda velocidad con un defensa que le dejó un insólito y ancho pasillo. El camerunés aprovechó y marcó el inesperado pero ansiado empate. 

2-2. Inverosímil. Un tibio elenco rompió las apuestas e igualó las cosas. Luego de eso nacieron dos jugadas, una para cada uno, que pudo significar el 3 a 2. Sin embargo, no pudieron rematar con la fuerza necesaria por mérito de la marca rival que los desacomodó. El Mainz se veía mejor. 

80′ y el Colonia finalmente llegó al arco rival de manera clara, pero Müller cubrió, espectacularmente, su arco en dos ocasiones. Las Cabras Monteses no pudieron ponerse nuevamente en ventaja, aunque cinco minutos más tarde lo tuvieron de nuevo tras un cabezazo de Leistner que terminó saliendo por el sector derecho del arquero.

Cuando parecía que íbamos a apreciar un gol más, el árbitro del cotejo finalizó el juego tras los 4 minutos que había adicionado. 

Raro empate. Colonia se vió superior y tenía una ventana de dos goles jugando de local. Todo a su favor, nada en su contra. Pero se durmió, y las siestas imprevistas en el fútbol se pagan caro. Por su parte, el local llegó a las 33 unidades y desaprovechó la chance de acercarse a la zona de Europa League (si ganaba quedaba a 4, ahora está a 6 puntos). En tanto, Mainz suma ahora 27 unidades, cuatro más que Düsseldorf, quien está en zona de promoción.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Deportes

Boca eliminó a Patronato por penales y es el primer semifinalista de la Copa Argentina

Publicado

en

En Santiago del Estero, el “Xeneize” de Sebastián Battaglia superó 4-2 al “Patrón” tras igualar 0-0 en los 90 minutos. Juan Ramírez se retiró por una lesión en la rodilla.

Boca es el primer semifinalista de la Copa Argentina, en Santiago del Estero, el “Xeneize” de Sebastián Battaglia superó por 4-2 a Patronato por penales tras igualar 0-0 en los 90 minutos en el Estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero.

Patronato fue superior en los primeros minutos, aunque no tuvo llegadas claras, ademas tuvo un orden que lo hacía ganar en la mitad de la cancha gracias a ese 4-4-2 que propuso Iván Delfino.

Boca, por su parte, se adueñó de los siguientes 15 y tuvo tres chances: dos de Nicolás Orsini en una pecó de generoso por querer dársela a Norberto Briasco y un remate mordido del ex Huracán que pudo prometer más si es que levantaba la cabeza y lo veía entrando solo a Edwin Cardona más abajo.

Fue escaso el aporte del colombiano, apenas algunas apariciones y un remate de tiro libre que Matías Ibáñez controló en dos tiempos. También fue magro lo de Juan Ramírez, quien no encontró sociedad con los de arriba.

El “Patrón” zafó de quedarse con uno menos porque el árbitro Pablo Echavarría le perdonó la vida a Gabriel Gudiño tras dos duras entradas consecutivas. Por eso protestó todo Boca y porque su rival salió airoso.

Tuvieron un buen final los de Delfino: Nicolás Delgadillo puso a prueba los reflejos de Agustín Rossi con un remate a la carrera y luego cuando se iba solo al arco de Boca en una contra, Echavarría hizo sonar su silbato.

El segundo tiempo arrancó con algunos problemas para BocaRamírez duró menos de un minuto y pidió el cambio y después Rossi salió lejos y a destiempo para intentar descolgar un centro y Gudiño falló una chance clarisima con el arco vacío.

De ahí en más la cancha se inclinó en favor de Boca, que tuvo tres muy claritas: un remate a la corrida de Frank Fabra que alcanzó a contener Ibáñez, en dos tiempos y después casi convierten Orsini y Vázquez, quienes no alcanzaron a empujarla tras dos prometedores buscapiés.

Se consumían los minutos y Patronato se aferraba al reloj para llegar a los penales. La última quedó en la zurda de Matías Palavecino, pero mejor fue la volada de Rossi.

Entonces llegaron los penales. Patronato falló sus primeros dos remates, Sosa Sanchez rompió el travesaño, y Rossi detuvo el remate de Marín, Boca fue completamente efectivo y selló su clasificación a las semifinales de la Copa Argentina.

Seguir Leyendo

Deportes

El príncipe de Camboya busca comprar el histórico club francés Saint-Etienne para competir con el PSG

Publicado

en

El príncipe Norodom Ravichak busca comprar el AS Saint-Etienne para competir con el PSG, propiedad de la Casa Real de la petromonarquía islámica qatarí. Ravichak, de 47 años, presentó garantías bancarias por unos 100 millones de euros.

El príncipe camboyano Norodom Ravichak se crío en Francia, dónde fue a la escuela e incluso realizó sus estudios universitarios. Uno de los herederos del reino camboyano, a sus 47 años, busca comprar un club del cuál asegura que siempre fue aficionado desde su llegada al país europeo, el Saint-Etienne (ASSE).

Si bien la compra levantará al equipo francés de la ciudad homónima, su adquisición tiene un trasfondo sumamente geopolítico. La Casa Real de Camboya quiere subir su perfil público y meterse de lleno en el mundo corporativo, algo que las realezas de muchos países asiáticos han estado haciendo en los últimos años, como una forma de meterse en el sistema globalizado sin abrir las economías de sus países.

En particular, la realeza camboyana busca competir con la Casa Real de Qatar, que está financiando con sus petrodólares al también equipo francés Paris Saint-Germain (PSG), y a la Casa Real de los Emiratos Árabes, que compró hace unos años al Manchester City inglés..

Sin embargo, Ravichak tiene sus ojos puestos en Francia y quiere “devolverle su grandeza al Saint-Etienne. Esta semana, presentó garantías bancarias en forma de aval de unos 100 millones de euros para el club.

El AS Saint-Etienne es el club más grande de Francia en cuanto a historia y ligas, pero lleva décadas sin conseguir un título, siendo la última vez en la temporada 1980-1981. En la actualidad se encuentra en un mediocre estado deportivo, habiendo terminado onceavo en la pasada temporada con apenas 46 puntos, lejos de los 83 del Lille, que le logró arrebatar la liga al PSG.

“Me he ofrecido como candidato para comprar el Saint-Etienne. No vengo aquí para realizar una operación financiera. Quiero invertir a largo plazo y encargarme de cuidar al equipo”, dijo el príncipe Ravichak en una entrevista con el medio FRI.

El campo de juego del Saint-Etienne, el Estadio Geoffroy-Guichard, con capacidad para 42 mil personas.

A su vez, Ravichak asegura que sus objetivos deportivos son retomar al AS Saint-Etienne a la alta competitividad del fútbol no solo francés sino que a nivel europeo también.

También afirma que tiene ambiciosos proyectos sociales y deportivos relacionados a fortalecer la imagen del club a nivel internacional y crear academias para futbolistas juveniles a lo largo de Asia, incluyendo en su país natal, Camboya.

Actualmente, el equipo francés tiene sus acciones divididas en tres partes. Mientras que un 44% es propiedad de Cesse Foot y otro 44% de France Croissance Foot, los fans del club tienen apenas el 12% restante. Ravichak busca comprar acciones mayoritarias y hacerse cargo del club completamente.

La familia real camboyana, de religión budista theravada, está encabezada por el rey Norodom Sihamoni (68 años), quién mantiene un fuerte apoyo popular en su país y es visto como una figura unificadora. Por su parte, Ravichak es el nieto del antiguo e histórico rey Norodom Sihanouk, de derecha conservadora.

Seguir Leyendo

Deportes

San Lorenzo perdió otra vez: Central le ganó sobre la hora en Arroyito

Publicado

en

Con gol de Martínez Dupuy sobre el final del encuentro, el “Canalla” se impuso por 1-0 en el Gigante de Arroyito después de un partido duro.

Rosario Central venció este lunes por 1-0 en el Gigante de Arroyito a San Lorenzo, que vuelve a entrar en crisis después de los frustrantes empates ante Platense y Racing, por la duodécima fecha de la Liga Profesional.

Luciano Ferreyra fue el primero que puso a prueba a Sebastián Torrico, pero luego Jorge Broun tuvo trabajo ante “Uvita” Fernández. En la otra llegada clara del primer tiempo, Michael Covea intentó desde afuera pero su tiro se fue apenas desviado.

En un desarrollo magro, en el que ambos equipos reservaron su energía para el final, la acción reapareció promediando la segunda parte con una doble llegada del “Ciclón”; Broun se lo atajó a “Uvita” Marcelo Herrera disparó afuera el rebote.

Pero en el final el local logró ponerse en ventaja. Diego Zabala puso en aprietos a Torrico en el preludio del gol en el minuto 40.

El ingresado Luca Martínez Dupuy le quemó las manos a Torrico con un cabezazo, Marco Ruben quiso meterla antes de que salga, le erró al arco, increíblemente la pelota cruzo toda el área, le quedó a Zabala metió el centro atrás al medio desde la derecha y Martínez Dupuy no falló en la segunda para rematar a la red.

Los de Paolo Montero se acordaron tarde de atacar, todo quedó igual y Central se adueñó de un premio que le permite arrimarse a la pelea. San Lorenzo volverá a Buenos Aires con las manos vacías y con un plantel y cuerpo técnico cada vez mas cuestionado.

Seguir Leyendo

Trending