Conecte con nosotros

Deportes

Empate con sabor a derrota

El Barcelona igualó 2-2 con Celta de Vigo en un reductor difícil, donde no gana desde 2015. Suárez y Iago Aspas las figuras del partido.

Publicado

en

Con la meta de no dejar ni un solo punto de acá al final, el Barcelona debía visitar por esta jornada 32 de La Liga, que tiene como puntero al Real Madrid (por la diferencia de partido entre ambos -barça-real), al Celta de Vigo en el Estadio de Balaídos. Los locales no están haciendo una buena campaña y, hasta el momento, sigue con chances de descender.

En el inicio de los primeros 45 minutos, los catalanes mostraron su anunciada superioridad ante un rival que, como todos, se dedicó a esperar. La primera jugada con peligro de gol, nació en los pies de Lionel Messi desde el tiro de esquina, lanzandolo al primer palo, donde con el envión de la carrera se encontraba Gerard Pique. Éste impactó en su afán de conseguir el grito sagrado, sin embargo, el travesaño se lo negó ante la resignada mirada de Rubén Blanco, arquero del Celta. Después le prosiguieron remates, pero sin el tinte de amenaza como el primero. Del lado local, tuvo aproximaciones.

Cuando transcurrían 19 minutos, Arturo Vidal recibe una falta cercana al área, perfecta para el remate del astro argentino. Viendo esto, los de Vigo buscaron negarle ese tan ansiado gol 700, pero esencialmente que pueda abrir el marcador en el juego. Con jugadores puestos debajo del arco, el remate parecía imposible, y es por eso que Messi se ingenia algo diferente a lo que pensaban sus rivales: observando la situación, cayó en que el libre directo al arco no era lo ideal, por eso en el sector derecho del área chica vió solo a Luis Suárez, quien de cabeza la empujó a la red ante la sorpresa de la defensa celeste.

Inmediatamente, surgió un cambio de roles momentáneo en el partido: el Barcelona, dormido y desconocido, comenzó a sufrir ante un arrollador Celta, que en tan solo 2 minutos tuvo dos chances clarísimas de igualar los tantos. Fedor Smolov tardó más de lo debido y no pudo rematar, sin embargo, el peligro no se disipó, porque Brais Méndez ve un pase a Iago Aspas, que remate desde el costado complicando a Marc-André ter Stegen, que igual la sacó. Segundos más adelante, Denis Suárez con suma calidad deja solo a Brais Méndez, que lanza al arco con su zurda ante la salida del portero. Con leve desvío del alemán, la redonda se topa con el palo. No obstante, el barsa volvió a reaccionar. 

Antes de concluir la etapa, Messi casi anota el segundo del partido en una típica jugada de derecha a izquierda, aunque no disparó bien porque el balón se fue por el costado del ángulo del arco. Así, con la victoria parcial culé, finalizó el primer tiempo.

Un tanto apagado, se puso en marcha la parte complementaria. La diferencia era mínima, y en un error de Ivan Rakitic devino en el gol de los Celtistas.

Iago Aspas, con una vasta experiencia en sus hombros, apretó el triángulo como en la Play y, entre toda la defensa azulgrana, penetró la pelota dejando cara a cara con Ter Stegen a Okay Yokuslu. El turco se abrió ante la férrea marca de Piqué, pero por medio llegaba Smolov y ninguna marca se encontraba cerca. Vivo, Okay la mete al medio en el momento justo, y el ruso solo la empujó a la red a los 50′.

Con positiva reacción ante la adversidad, el Barça quiere ganar. Tras varias llegadas no muy claras, en una recuperación llega el segundo grito del visitante. Pero antes de eso, el VAR no convalidó un penal para el Barcelona, que para muchos fue clarísimo viendo el golpe que recibe Messi. Guillermo Cuadra Fernández, lo negó.

67 minutos. En una jugada sucia, le cae a Messi dentro del área grande y, rápidamente, éste se la da a su amigo, Luis Suárez. Se puede decir que lo de Messi fue un pase a la espera de la devolución, sin embargo, la viveza del uruguayo y su excelente panorama en su hábitat, dejó correr la pelota, y con un giro de 90 grados, le dio un puntazo con su zurda, enviando la redonda contra la red, pegado al palo derecho de Blanco.

Ad

Casi como costumbre en esta contienda, ulterior a un gol, el padecedor de éste reacciona positivamente. Celta, con sus limitaciones y permisos, empezó a ser superior. El barsa proseguía un tanto endeble defensivamente.

Finalmente, cuando los tres puntos estaban viajando para Barcelona, Iago Aspas sacó un conejo de la galera. 87 minutos y tiro libre para los anfritiones. El jugador susodicho, agarró la pelota y la colocó donde Ter Stegen no pensaba que podía hacerlo: por debajo y por el costado de una barrera bien colocada a la vista, se incrustó en la portería. Imposible para un normal, no así para Aspas. Golón.

Mandó a Pique de nueve, pero ni así el Barça consiguió la victoria. Al contrario, casi encuentra la derrota si no fuera por la pésima definición del ingresado Nolito debajo del arco, luego del pase de Denis Suárez, una de las figuras del cotejo.

Desde marzo del 2015 que el Barcelona no se lleva una victoria de Balaídos, y está vez no fue la excepción. Pésimo empate, a sabiendas de la cuasi imbatibilidad de su competidor, el Real Madrid. Por otra parte, agregó una valiosísima unidad en su apetencia de salvarse de caer a la segunda división. 

Por otro lado, a Messi se le suma otro partido sin poder anotar su gol 700 que está a tiro. Aunque sigue teniendo participación directa en casi todos los goles, hoy, verbigracia, otorgó dos asistencias, llegando a las 17 en La Liga.

Tabla de posiciones:

Fuente: Promiedos

        

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Deportes

River imparable: goleó a Argentinos y dio otro paso hacia el título

Publicado

en

El “Millonario” se impuso por 3-0, como local, y es más líder que nunca: le sacó ¡9 puntos! de ventaja a Talleres, su escolta hasta el momento.

River continúa a paso firme: goleó a Argentinos por 3-0, como local en el Monumental, por la fecha 18 de la Liga Profesional. El equipo de Marcelo Gallardo consiguió su octavo triunfo consecutivo y es más líder que nunca del campeonato: le sacó ¡9 puntos! de ventaja a Talleres, su escolta inmediato.

El “Millonario” dominó desde el principio: controló la posesión de la pelota y pisó más veces el área rival. Benjamín Rollheiser fue protagonista de las primeras aproximaciones del conjunto local.

El equipo de Marcelo Gallardo abrió el marcador a los 27 minutos, con un golazo de Bruno Zuculini: tras un fierrazo desde mas de 25 metros, la pelota dio en el travesaño, picó adentro y salió. Julián Álvarez la empujó, pero el tanto fue del mediocampista: 1-0.

Más adelante, la “Banda” tuvo otra chance para estirar la ventaja: un bombazo de larga distancia de Enzo Fernández que dio en el palo. Argentinos no reaccionó y prácticamente no llegó al área de Franco Armani.

River sentenció la historia en el inicio del segundo tiempo, con dos goles calcados. Eso si al principio salió dormido, Gallardo le pidió reacción y sus jugadores acataron a su pedido, a los 11 minutos, Agustín Palavecino asistió a Braian Romero, quien se la cedió a Julián Álvarez: el goleador definió en soledad para marcar el 2-0 parcial.

Apenas dos minutos después, se dio la misma situación, esta vez Palavecino robó la pelota cuando el “Bicho” salia asistió a Álvarez quien habilitó a Romero, devolución de gentilezas para el 3-0. 

El partido ya estaba liquidado: Argentinos no levantó cabeza en lo que quedó del encuentro. El local casi llega al cuarto de la mano de  Jorge Carrascal tuvo una gran jugada individual: encaró desde mitad de cancha y definió él, a pesar de que podía cedérsela a Braian Romero que esperaba el pase para definir solo. El arquero de Argentinos salvó el tanto.

Finalmente, el encuentro terminó en goleada del conjunto de Marcelo Gallardo, que consiguió su octavo triunfo consecutivo y por primera vez en este ciclo llegó a encadenar tantas victorias consecutivas, y por primera vez venció a los de la Paternal en el Monumental.

El “Millonario” aprovechó el empate de Talleres y es más líder que nunca de la Liga Profesional: llega a 42 puntos, a 9 de distancia con el conjunto cordobés, su escolta inmediato. El equipo dio otro paso hacia el título.

Seguir Leyendo

Deportes

Vélez sorprendió a Boca y se quedó con un triunfazo

Publicado

en

El “Fortín” superó por 2-0 al “Xeneize” en Liniers con goles de Mancuello y Tarragona: lo pasó en la tabla y mantiene su ilusión.

Vélez le cortó a Boca una racha de tres victorias al hilo, lo superó en la tabla estirando su invicto a 12 encuentros y mantiene su ilusión de seguir en la pelea para meterle presión a River en lo alto de la Liga Profesional: ganó por 2-0 en Liniers sacando provecho con contundencia de un encuentro apretado y sin demasiadas emociones.

El primer tiempo comenzó muy parejo en las áreas, aunque fue el equipo de Mauricio Pellegrino el que tuvo la pelota pero sin profundidad ante un oponente que optaba por replegarse y esperar para atacar de contra.

La primera mala noticia para los de Sebastián Battaglia fue la salida por una luxación de hombro de Marcelo Weigandt poco antes de la media hora de juego.

En el minuto 38 tras un rechazo en el área, la pelota le quedó en soledad por izquierda a Federico Mancuello, quien se acomodó y batió a Agustín Rossi con un remate fuerte a su ángulo izquierdo.

El segundo tiempo también se inició con un anfitrión protagonista, que podría haber aumentado con un disparo alto de Thiago Almada.

En lo que siguió, fue el local el que le dejó el dominio a la visita, pero su frustrante noche se hizo más clara: con el balón en su poder, quebrado en sus líneas, siguió sin patear al arco en todo el desarrollo.

A la media hora, el ingresado Luca Orellano tomó la lanza en un contraataque y Marcos Rojo lo frenó en el área de un manotazo que debió ser penal y expusión, pues ya estaba amonestado.

Vélez demostraba que estaba más cerca del segundo que Boca del empate. Y así fue que, a los 44, otra combinación entre los buenos ingresos dispuestos por Pellegrino derivó en la cifra final: Agustín Mulet jugo rápido para Cristian Tarragona, quien también recorrió en velocidad todo el campo “Xeneize” hasta vencer a Rossi por izquierda, con un tiro a su palo.

Entonces sí, la fiesta fue completa en Liniers. Vélez celebró con su gente mantener su fe en llegar a pelear mano a mano con River por el título. Ocho puntos parecen mucho. Siete fechas, también.

Seguir Leyendo

Deportes

Huracán se llevó puesto a San Lorenzo y se quedó con el clásico

Publicado

en

El “Globo” venció por 2-1 al “Ciclón” en Parque Patricios en un partido con bastante polémica, un insólito gol errado y un blooper.

Huracán derrotó por 2-1 a San Lorenzo en el Tomás Adolfo Ducó por la fecha 18 de la Liga Profesional. En un partido con polémica por dos posibles penales que no se cobraron, Cristaldo y Candia marcaron para la victoria del local y Di Santo anotó en la visita. 

El encuentro inició con un San Lorenzo rebelde, disputó a salir a ganar. De hecho, “Uvita” Fernández tuvo tres jugadas en las que pudo haber abierto el marcador, pero no acertó con el arco y también se vio superado ante una gran salvada de Marcos Díaz.

Por otro lado, Huracán también estuvo cerca de romper el cero, luego de una gran jugada colectiva que terminó con centro y un remate que fue tapado por la mano de Marcelo Herrera en el área.

Sin embargo, el árbitro no sancionó el penal y dejó continuar la jugada.

En el segundo período, ocurrieron una catarata de cosas que le pusieron un toque especial al encuentro: Sabella erró un gol insólito con el arco vacío de frente, Echenique volvió a no cobrar un penal, en este caso a favor del Ciclón, tras el rebote en el brazo de Grimi.

Huracán se puso en ventaja con un autentico golazo, a puro toque y con una definición excelsa de Cristaldo (le convirtió a San Lorenzo por segunda vez en el año) el “Quemero” se puso arriba en el marcador.

De golpe llegó el empate de Franco Di Santo que estuvo en el momento justo y lugar indicado, pero no iba a terminar ahí porque Torrico fue protagonista de un blooper que concluyó en amargura; Jonathan Candia aprovechó y puso el 2-1 a falta de pocos minutos para el final.

El conjunto de Monarriz y Di Leo intentó llegar el empate, pero el pitazo final sonó y Huracán sonrió en el clásico por cuarta vez consecutiva. En un estadio colmado festejó con su gente y llegó a 28 puntos y hundió aún más a San Lorenzo, que se estancó en 17 unidades y llegó a cuatro derrotas al hilo.

Seguir Leyendo

Trending