Seguinos en redes

Deportes

Messi confirma que se queda: “No iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo”

Lionel Messi finalmente se quedará en el Barcelona, a pesar de su deseo de irse. Un indeseado juicio llevó al rosarino tomar dicha decisión.

Publicado

en

El pasado 25 de agosto, por medio de filtraciones periodísticas, se había informado que Lionel Messi le había comunicado al Barcelona sus ganas de cambiar de club.

Este hecho generó una terrible conmoción en el mundo del fútbol, en especial en la ciudad de Barcelona donde los hinchas salieron a la calle a pedir la renuncia de Josep Bartomeu, presidente del Barcelona y uno de los principales responsables de que el astro argentino tome tan abrupta decisión.

Sin embargo, para la alegría culé, en las últimas horas el rosarino por medio de una nota exclusiva para Goal.com confirmó que finalmente se quedará en el club. 

Messi fundamentó su decisión de quedarse en su nula intención de ir a juicio contra el Barcelona. Está situación judicial iba a ser inevitable por las diferentes interpretaciones del contrato: por el lado del jugador decían que tenía la posibilidad de irse, en tanto el Club y la Liga indicaban que era ilegal la acción de Messi y que para irse debía abonar la cláusula de 700 millones de dólares.

“Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”, exclamó Lionel Messi en la entrevista.

“Durante todo el año venía diciéndole al presidente que me quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevas ilusiones y nuevos rumbos en mi carrera”, dijo Messi y continuó: “Él (Bartomeu) me dijo todo el tiempo: ‘Ya hablaremos, que no, que esto y lo otro’, pero nada”, se quejó más adelante sobre los manejos del presidente de la institución.

Ad

Además, contó que envío un burofax porque era la única forma de hacer oficial que se quería ir, y que no fue un error de asesoramiento de su alrededor (opinión que se escuchaba en el último tiempo).

“Si yo no mando el burofax es como que ni pasa nada, que me queda el año opcional que tenía y seguía el año. Lo que ellos dicen es que no lo dije antes del 10 de junio, pero repito, estábamos en mitad de todas las competiciones y no era el momento. Pero aparte el presidente siempre me dijo ‘cuando acabe la temporada decides si te quedas o te vas’, nunca puso fecha, y bueno, simplemente era hacerle oficial al club que no seguía, pero no para entrar en una pelea porque yo no quería pelearme con el club”, afirmó el argentino.

Cuando comunicó la decisión de irse del Barcelona a su familia, dijo Lionel que vivió un momento duro. Ni sus hijos ni su mujer querían irse de la ciudad, aunque con llanto entendieron la fuerte decisión que había tomado.

“Todo este tiempo ha sido duro para todos. Tenía claro lo que quería, lo había asumido y dicho. Mi mujer con todo el dolor del alma me apoyaba y acompañaba…”, soltó Messi.

Otras de las opiniones que rondaban por los medios de comunicación fue de que a Messi “le daba igual el Barcelona”. Más lejos que esto, Lionel comentó que le “dolió que se dudara de su barcelonismo” a sabiendas del amor y la gratitud que siente por la institución, donde vivió más de 20 años. Pero, a pesar de eso, explicó: “Estoy en todo mi derecho de tomar la decisión de irme. No tenía nada de malo en ese momento. Lo necesitaba yo, lo necesitaba el club y era bueno para todos”.

Una vez confirmado por su boca que se iba a quedar en el Barça, dijo que su actitud futbolística no va a cambiar, él siempre va a querer ganar y buscar lo mejor para el club, para él y para el vestuario. Las dudas sobre su nivel en el futuro tras estos idas y vueltas es motivo de debate.

Finalmente, la apabullante caída por 8 a 2 ante el Bayern Munich por Champions League no será el último cotejo de Lionel Messi con la camiseta del Barcelona. Todavía siguen abiertas sus estadísticas en el club, donde en 731 partidos metió 634 goles y ganó 34 títulos.

Ad

Cabe aclarar que su contrato con el club español finaliza oficialmente en junio de 2021, y su renovación dependerá exclusivamente de los cambios directivos (salida o no de Bartomeu) que se generen el año próximo.

Por su parte, Manchester City se quedará con las ganas de contar con el crack argentino en su plantilla. El equipo inglés era quien corría en punta entre los pretendientes por sumarlo. Incluso se llegó a decir que ya estaba todo arreglado para el arribo de Messi al elenco de Guardiola. 

Entrevista completa: 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Deportes

¿Qué está pasando en el vestuario de Boca? El cruce entre Benedetto y Zambrano que reabre el cabaret

Publicado

en

El zaguero peruano salió a jugar el segundo tiempo contra Racing con un golpe en la cara, que luego se confirmó que fue propinado por el delantero. Los detalles de la pelea.

Boca tuvo una noche complicada en su visita al Cilindro de Avellaneda. El equipo dirigido por Hugo Ibarra se vio sometido por la Academia en el trámite del partido y el flojo funcionamiento futbolístico durante la etapa inicial generó el enojo de los futbolistas, situación que quedó en evidencia con la charla que tuvieron al finalizar el primer tiempo y que luego terminó en una fuerte pelea entre Darío Benedetto y Carlos Zambrano.

Rodeado por Sebastián Villa, Martín Payero, Alan Varela y Carlos Zambrano, el delantero fue muy crítico y les dijo efusivamente: “Si nosotros estamos mirando la pelota cuando tiran los centros, nos van a hacer el gol, boludo. Tomen marcas”.

Hasta ese momento, Zambrano no tenía ninguna marca en la cara, pero al regresar al segundo tiempo se le vio claramente el moretón de un golpe debajo del ojo izquierdo. A su vez, al Pipa se lo vio con una marca en su cuello producto de un roce que le lastimó la piel.

¿Qué pasó en el entretiempo de Boca? La información indica que a varios de los futbolistas no les cayó bien el nuevo reclamo del Pipa ante las cámaras, entre ellos Zambrano, que lejos de quedarse callado camino al vestuario le contestó: “Cerrá el culo”.

Esto desencadenó en la reacción de Benedetto, que como se dio a conocer, le habría dado una trompada al peruano en su rostro y debieron interceder sus compañeros para separarlos. Los dos jugadores se tomaron a golpes de puño en el túnel cuando se dirigían a los vestuarios para el entretiempo.

El zaguero que reemplaza a Izquierdoz, otro jugador que tuvo problemas en los vestuarios con la dirigencia y salió expulsado del club, salió a jugar el complemento con el pómulo izquierdo hinchado, mientras que el Pipa presentó un rasguño en el cuello.

Riquelme explotó contra Benedetto y Zambrano en Boca

El vicepresidente e ídolo del club dijo que “cruzaron un límite” y dejó abierta la posibilidad de que exista una sanción. “Le faltaron el respeto al hincha. Van camino a la puteada. Esto no es boxeo. De lunes a sábado pueden hacer lo que quieran, pero los domingos tienen que ser hermanos”.

A pesar de sus palabras, desde que llegó a Boca, Riquelme ha convertido el vestuario en un verdadero cabaret. Fuentes consultadas revelan que desde 2019, esté el técnico que esté y sean los jugadores que sean, hay un constante clima de conflicto cada vez que se apagan las cámaras.

Si bien en los últimos años se pudo disimular, el “cabaret” está finalmente manchando el juego del equipo. En este torneo, Boca perdió tres partidos imposibles contra Unión (2-1), Banfield (3-0) y recientemente contra Patronato (3-0), resultados que solo pueden explicarse por un desgaste mental de los jugadores fuera de la cancha.

Seguir Leyendo

Deportes

A 41 años del Metropolitano ’81: el único título de Maradona con la camiseta de Boca

Publicado

en

Hoy es el aniversario numero 41 del recordado campeonato del Xeneize, dirigido por Silvio Marzolini, que tenía a Diego como gran figura.

Este lunes 15 de agosto se cumplen 41 años de uno de los títulos más recordados de Boca. El Xeneize, dirigido por Silvio Marzolini y con Diego Armando Maradona como gran figura, se consagró campeón del Torneo Metropolitano 1981Fue el único título del astro argentino con la camiseta azul y oro.

El elenco de Marzolini, que asumió para ese año, tenía a una incipiente promesa como Oscar Ruggeri, y otros históricos como Roberto Mouzo, Hugo Perotti y Hugo Gatti, pero rompió el mercado con las incorporaciones de Miguel Brindisi, Osvaldo Escudero, Ariel Krasouski, Marcelo Trobbiani, Carlos Morete, pero el más destacado sin dudas fue Diego Maradona, que ya había revolucionado al fútbol argentino defendiendo la camiseta de Argentinos Juniors.

Aquel equipo del Xeneize, que peleó el torneo mano a mano con Ferro hasta la última fecha, cuando empató 1-1 con Racing y logró el punto que necesitaba para consagrarse campeón con 50 puntos, por encima de los 49 que sumó el Verdolaga y lejos de Newell’s y River, los siguientes, que quedaron con 39 unidades.

La solidez de ese equipo fue otro dato relevante. De 34 partidos ganó 20 y perdió sólo cuatro, además de haber marcado 60 goles -solo River, con 63, anotó más- y recibido solo 27 -Ferro, con 20, tuvo la valla menos vencida-. Justamente ese recordado equipo del Verdolaga comandado por el recordado Carlos Timoteo Griguol, fue el verdadero escollo en el camino hacia el título y, si bien Boca obtuvo un triunfo clave ante los de Caballito a tres fechas del final -con gol de Perotti-, lo cierto es que no fue sino hasta la última jornada del torneo que se definió al campeón. 

Aquel gol quedó en la memoria de todos por la gran avalancha de gente que se produjo en la tribuna popular del conjunto de la Ribera, considerada una de las más recordadas de la historia del fútbol argentino.

Seguir Leyendo

Deportes

Racing y Boca empataron sin goles en un partido lleno de polémica

Publicado

en

La Academia, que dilapido innumerables situaciones de gol, y el Xeneize empataron 0-0 en el marco del clásico de la fecha 13. Los de Hugo Ibarra estuvieron cerca de ganarlo en el final y todo terminó en polémica.

Racing y Boca igualaron 0-0 en el clásico de la fecha 13 de la Liga Profesional de Fútbol. La Academia le perdonó la vida en reiteradas oportunidades, pero el Xeneize levantó sobre el final y estuvo cerca de ganarlo. Además, los dirigidos por Hugo Ibarra reclamaron un penal en el cierre.

El primer tiempo fue de control absoluto del equipo de Fernando Gago, Racing manejaba la pelota a placer y llegaba al area con peligro, Boca se agazapaba para intentar salir de contra, pero casi no pudo lastimar de esa manera. La falta de eficacia fue la moneda corriente del local, Racing erraba, Boca respiraba, muy de a poco el visitante se acomodó y molestando la salida del dueño de casa la robaba en ataque y generaba peligro. Se fueron empatados al entretiempo.

Sorprendió cuando terminó la primera parte como los jugadores de Boca se reunieron en el terreno de juego, Benedetto empezó a hablar con sus compañeros y fue captado por las cámaras. Luego se irían al vestuario y se dio una situación confusa.

¿Qué pasó en el vestuario de Boca? Por ahora no hay demasiados detalles. Pero mientras se espera la palabra de los protagonistas, hay algo que sí está claro y es que en el vestuario se vivieron momentos de tensión. Y hay un detalle que pasó inadvertido pero que podría ser un indicio de lo que pasó en el Cilindro, y es que Boca tardó más de la cuenta en regresar al campo de juego y Zambrano apareció con una extraña marca en la cara, el rumor es de una agresión física.

Imagen recurrente de la noche, el lamento por la falta de efectividad

Ya en el complemento, el dominio de La Academia siguió estando presente, pero con menos llegadas en cantidad. Agustín Rossi empezó a agigantar su figura con cada tapada y se convirtió en el héroe de Boca.

Sobre el cierre, el Xeneize salió del asedio y estuvo cerca de ganarlo, pero Gabriel Arias y Facundo Mura, en la línea, salvaron al local. Antes del silbatazo final, Rapallini revisó una mano de Jonathan Gómez en el área y, cuando todo apuntaba a que sancionaría penal para Boca, decidió finalizar el partido para el estallido de la polémica.

Con este resultado, Racing y Boca quedaron 6º y 11º respectivamente en la tabla de la Liga Profesional. Ahora La Academia visitará a Banfield, mientras que los comandados por Hugo Ibarra recibirán al Rosario Central de Carlos Tevez en La Bombonera.

Seguir Leyendo

Tendencias